Artículos de opinión Opinión

Alfonso, ¡Qué día tan bueno hace!

                               Manuel Rodríguez Mazarro

Recuerdo aquéllos 5 al 7 de octubre de 2012, cuando se inició el primer “Manzanares Medieval”, jornadas histórico-turísticas con la elección de “Alcaldes Medievales”. Fue un gran proyecto, han servido para fomentar nuestra cultura e historia, siempre aporta dividendos a nuestro pueblo, sobre todo al gremio de hostelería adjunta al recorrido.

Me agrada aquella inventiva de la corporación del primer alcalde medieval Antonio López de la Manzanara, marcó su época y buscó la forma de conocer aún más a Manzanares, considero importante, la participación y colaboración de casi todas las Asociaciones Culturales de nuestro pueblo que son muchas. Somos el pueblo que puede presumir de su porte y que cada cual moldeé el ambiente a su comodidad.

Tenemos un pueblo que tiene casi de todo y nos luce irnos fuera, aunque cueste lo mismo o tal vez más caro. Me sienta muy mal cuando dicen que Manzanares no tiene ambiente.

Me repelen las personas que hablan mal de mi pueblo, lo critiquen, alaben a otros con menos calidad de vida lo suban a las nubes: –¡que ambientazo había en Gustatín! –Estos son los caricatos catastrofistas.

Terminamos las vacaciones, las Fiestas Patronales, la “gota fría”, inicio de colegios, líos, engañifas y teatro de políticos, la vendimia y el “Manzanares Medieval” y otros muchos jolgorios que cada cual se los monta. Nuestra plaza ha estado rebosante y está hermosa, Recuerdo el dicho: –¡hoy ha amanecido un día precioso, verás como viene alguien y lo jod…!

En los “papeles” ponen a un tal ajusticiado Gabriel López conocido por “chato el forastero”, natural de Villarrobledo (1811). De otro, conozco una anécdota medieval, ocurrió en el año 1712. Durante la reforma de la iglesia parroquial de La Asunción (marzo 2005) salieron unos restos pertenecientes a un ajusticiado en la plaza. (Archivo parroquial, libro defunciones Nº 3, Fº 96).

…“Alfonso Solís, natural de la villa de Daimiel y vecino de Manzanares, fue ajusticiado en la plaza pública de esta villa el día veintinueve de febrero de mil setecientos doce. –“Dispusiese tres días en la capilla donde se le administró el Santo Sacramento de la Eucaristía por viatico y se le hicieron las profesas a la fe, enterrándose en esta iglesia con toda solemnidad y no se le cobraron derechos de nada, de limosna”.

Tal como se indica, individuo de Daimiel que fue ejecutado públicamente siendo párroco el Lic. Frey Alonso de Ibarra y Rincón, así consta del tal Alfonso Solís, sin segundo apellido. Daimiel de siempre se ha dicho por aquello de las “brujas” y según datos el desafortunado vivía en la calle “Honda” y pertenecía a los monjes llamados Clericatos, los cuales realizaban conspiración contra el Tribunal de la Inquisición.

Lanzo la idea, por si en los próximos Medievales, se hiciese alguna representación, simulacro sobre ejecuciones al malo, podemos ser cualquiera, está dentro del ambiente de la época e incluso haciendo alusión al verdugo que acompaña al reo y en paseo al patíbulo le dice: — ¡magnifico día hace hoy, sol espléndido!, ¿no le parece, Alfonso?

 

                                                       

    

COMPARTE

Deja un comentario

*

Artículos de opinión Opinión

Hacer pueblo

¡Ya estamos con la eutanasia!

Veremos qué pasa en Manzanares