Empresite Temas de hoy

Centro de Fisioterapia Cervantes

 

Hablamos con los encargados de Centro de Fisioterapia Cervantes, ¿Contarnos sobre vosotros para que os conozcan nuestros lectores?

El Centro de Fisioterapia Cervantes abrió sus puertas hace casi 8 años. Después de varios años de experiencia trabajando en distintos ámbitos de la fisioterapia, decidí abrir mi propio negocio con dos objetivos claros: poder hacer los tratamientos como a mí me gustaría que me los hicieran y poder dedicar a cada paciente el tiempo necesario. Esa fue la filosofía con la que empezamos, y con la que me enorgullezco de continuar. Me gusta explicar a los pacientes sus patologías con palabras sencillas y claras (nada de tecnicismos). Partimos de la base de la terapia manual para tratar las patologías, y en caso de ser necesario, apoyamos el tratamiento con máquinas, punción seca, vendajes… No todos los pacientes salen con vendajes, ni con los mismos tratamientos realizados. A cada paciente se le ofrece el tratamiento que más se adapta a su patología.

¿Qué servicios son los que más os demandan los clientes en vuestra empresa?

Principalmente, casi todos los pacientes lo que buscan es eliminar o reducir el dolor, que puede llegar a ser muy incapacitante, y en medida de lo posible, a través de tratamientos de fisioterapia limitar la ingesta de medicamentos, mejorar su calidad de vida y evitarse una indeseada baja laboral. Y eso lo conseguimos principalmente con la terapia manual, que es lo que los clientes más demandan y lo que nos diferencia de nuestra competencia. También se demandan tratamientos neurológicos para pacientes con Parkinson o hemiplejías y tratamientos precoces postquirúrgicos o postraumáticos (ya sabemos todos cómo están las listas de espera en sanidad pública). Sobre todo, los pacientes vienen buscando una solución “rápida” a sus problemas.

¿Qué es lo que caracteriza vuestra empresa?

Ofrecemos a cada paciente un tratamiento individualizado, adaptado a sus necesidades y patología. Primero realizamos una entrevista inicial en la que intentamos entender el origen de la patología, antecedentes personales, situación psicosocial del usuario, necesidades, prioridades y perspectivas del tratamiento que se plantea. Escuchar a los pacientes y dedicar el tiempo necesario a cada persona ayuda muchísimo a realizar un diagnóstico correcto, y por lo tanto el tratamiento será el más idóneo. Somos conscientes de que no podemos saberlo ni curarlo todo, por ello, asesoramos a los pacientes en caso de que sea necesario consultar otro tipo de profesional como son podólog@s, logopedas, psicólog@s, entrenadores personales o médicos especialistas. El local está totalmente adaptado a las necesidades que puedan surgir, no hay desniveles y las puertas son de ancho especial. Disponemos de un amplio horario para que todo el que esté interesado pueda recibir nuestros tratamientos y además, si es necesario nos desplazamos a realizar el tratamiento en el domicilio del paciente.

¿Qué patologías son las que más tratáis?

Sin duda alguna, lo más demandado son tratamientos para el dolor de espalda. Debido a nuestro ritmo de vida, el sedentarismo y el estrés, es normal que las personas, en algún momento de su vida tengan una patología transitoria de cervicalgia o lumbalgias. Pero además, cada año se diagnostican más patologías crónicas, como son las hernias discales o los problemas reumatológicos, lo que implica que para poder llevar una calidad de vida buena, este tipo de pacientes necesitarán acudir al fisioterapeuta con cierta periodicidad y realizar ejercicios específicos.

Las tendinitis son muy frecuentes por movimientos repetitivos en los trabajos y en la vida diaria y en los últimos años, el creciente culto al cuerpo también ha hecho que veamos mucha patología derivada de malos gestos deportivos o incluso del sobreentrenamiento.

Cada vez hacemos más deporte, pero ¿Estamos concienciados en cuidarnos?

¡Por supuesto que sí! Afortunadamente, el deporte se ha colado en nuestras rutinas. No sólo como medio para mantenernos guapos y delgados, sino como medio para liberar el estrés y la adrenalina diaria, y por supuesto, el concepto “deporte-salud”. A mí personalmente me encanta recomendar el pilates, los hipopresivos y el yoga a muchos pacientes. Aunque no hay que desmerecer ningún deporte siempre y cuando lo hagamos de forma controlada y compensada. Por ejemplo: el running que ahora mismo está tan de moda. ¡Es un deporte fantástico!, pero claro, para usuarios “sanos” sin grandes patologías. Y por supuesto, compensándolo al menos una vez en semana con algo de gimnasio, abdominales tipo planchas, ejercicios de propiocepción… No todo es salir y correr 10 km. Si no cuidamos el resto de los aspectos físicos, así como respetar los días de descanso y cuidar la alimentación, seremos “carne de cañón” para sufrir lesiones.

¿Qué opinas sobre la situación actual de vuestro sector en la provincia y sus expectativas para los próximos años?

Hace 13 años, cuando yo acabé la universidad, en Manzanares había 2 centros de fisioterapia. Ahora mismo creo que estamos 7. Por lo tanto, es indudable, que es un sector en alza puesto que la población así lo demanda. Me congratula mucho que cada vez haya más fisioterapeutas especializados en distintas áreas de tratamiento (suelo pélvico, pilates terapéutico, neurología, deporte…) pero no debemos olvidar que actualmente somos profesionales sanitarios de primera referencia en numerosas ocasiones, y que ningún trabajo es menos digno que otro. Los fisios “de pueblo”, como muchas veces me gusta autodenominarme debemos ser “todoterrenos” y saber un poco de todo. A mí se me ha dado el caso de tratar en una misma mañana un chaval que juega al fútbol con una pubalgia, un bebé de 2 meses con tortícolis congénita y un señor de 82 años con Parkinson. Me encanta que cada día la fisioterapia ofrezca nuevos tratamientos y nuevas posibilidades, y que éstas vayan llegando a los pueblos (¡por fin!) pero dada la competencia tan brutal a la que nos exponemos en los próximos años, la formación continua y la globalidad pienso que son dos piezas fundamentales.

¿Qué propuestas o iniciativas se os ocurren para dinamizar o impulsar la actividad empresarial en Manzanares?

Siempre cuento que cuando elegí local y estaba todo preparado, tardaron 5 meses en darme la licencia municipal de obras. Actualmente, creo que se ha dinamizado toda la gestión burocrática, pero sigo pensando que debería darse muchas más facilidades a las personas que quieren montar un negocio, tanto para abrirlo, como para cerrarlo en caso de que no fuera bien. Y no me refiero a dar ayudas económicas, me refiero a la agilidad en toda la documentación, simplificar todo el proceso y relajar ciertas exigencias que a mi juicio, son incomprensibles. El centro de empresas para mí fue un gran referente, pues encontré gente muy preparada y dispuesta a ayudarte e informarte en todo lo necesario, y lo recomiendo a todos los que se planteen la idea de trabajar por cuenta propia.

La colaboración interdisciplinar entre los profesionales y comerciantes del pueblo me parece necesaria y deberíamos potenciarla más. He visto mujeres con dolor de espalda derivados de una talla incorrecta de sujetador, y las he derivado a una tienda específica para ello. Otros con lesiones derivadas de un mal calzado, a las que he podido recomendar qué tipo de deportivas necesitan y dónde pueden asesorarles correctamente, patologías cervicales relacionadas con problemas dentales…

Por otra parte, considero que el alquiler que se pide en la mayoría de los locales de Manzanares es excesivo, teniendo en cuenta la situación actual del pueblo. Y por último y más importante, animar a la población de Manzanares a que salga, compre en la localidad, se tomen una cerveza o un café en los bares del pueblo, participen de las fiestas y eventos que se organicen, porque esto es una gran cadena, y necesitamos que todos los eslabones funcionen para que el consumo en el pueblo pueda traernos prosperidad y oportunidades de crecimiento a todos.

COMPARTE

Deja un comentario

*

Empresite Temas de hoy

Obligaciones que conlleva el IVA

¿Cómo se crea el dinero?

Mundo Rótulo