Artículos de opinión Opinión

Consejos a principio de curso

María Teresa García Perales

Ha comenzado un nuevo curso, que según el calendario escolar de las enseñanzas no universitarias para el curso académico 2019/2020, tendrá una actividad lectiva que llegará a su fin el próximo día 18 de junio.

Ni que decir tiene que los padres quieren lo mejor para sus hijos y por eso intentan educar de la mejor manera posible, tarea un tanto difícil que exige una implicación importante y una gran dosis de paciencia, porque en la mayoría de los casos andamos excesivamente ocupados y sin dedicar a nuestros hijos el tiempo que necesitan. Se hace estrictamente necesario, supervisar sus tareas a nivel escolar y en casa (no haciéndoselas), establecer normas y límites, como ayudar en casa o poner un horario por ejemplo en el uso desmedido de internet, dado que los niños en su mayoría malgastan su tiempo en el visionado de videos de youtubers a los que consideran sus ídolos. De hecho, si preguntamos a los niños qué quieren ser de mayores, muchos apostarán por esta profesión.

Definitivamente, los hijos son nuestra responsabilidad y ante todo debemos ser padres. La mayoría de las veces nos gustaría tener un manual de instrucciones para poder dar respuesta a sus múltiples demandas  para que así puedan en un futuro llegar a ser adultos responsables.

No podemos olvidar tampoco la relación necesaria entre la familia y el colegio, lugar este último donde pasan gran parte de su tiempo. Es muy necesario que exista una conexión entre padres y maestros para asegurar el éxito académico, así como un respeto hacia los que fuera de casa son los responsables de la formación de sus alumnos.

Un buen paso dentro del hogar, sería fijar unas rutinas como proporcionarle un lugar adecuado y un horario para el estudio, así como establecer una hora concreta para ir a la cama, etc…, de manera que la repetición de éstas lleve al establecimiento de hábitos que le hagan mejorar.

Debemos evitar también el saturar a nuestros niños con actividades extraescolares por las tardes, ya que aunque a veces sean necesarias para favorecer su rendimiento escolar y sus competencias sociales, otras veces pueden crear en ellos tal sensación de agobio, que haga que no puedan superar lo obligatorio, que no es más que las distintas asignaturas del colegio. Para evitar esto, como padres hemos de ayudarles a organizar su tiempo de acuerdo a sus capacidades y aptitudes, prestándoles la ayuda necesaria y siendo un ejemplo continuo para ellos. No podemos exigirles más de lo que pueden rendir en orden a su edad y desarrollo evolutivo. Sobre todo, debemos ser un ejemplo para ellos y transmitirles el valor del esfuerzo y la constancia, pilares para obtener éxito en la vida y sin los cuales no conseguiríamos nuestras metas más codiciadas.

FELIZ Y EXITOSO NUEVO CURSO PARA TODOS.

COMPARTE

Deja un comentario

*

Artículos de opinión Opinión

La ilusión por aprender

Acortar los plazos de concesión de licencias de obra y actividad.

Septiembre en Manzanares