Iglesia asuncion

Crónicas desde la Asunción – Abril 2019

CRÓNICAS DESDE LA ASUNCIÓN

 

24 DE MARZO – RITO DE ADMISIÓN

Tal como vinimos anunciando en semanas anteriores, en el Seminario Diocesano, ante el Obispo de Ciudad Real, Don Gerardo Melgar Viciosa, tuvo lugar el citado rito, por el que los seminaristas, actualmente en 3º de Teología, a dos años de su ordenación, Ángel García Moreno, de Tomelloso, Pascual García Martínez, de Villahermosa y, Martín Tebar Hernando, manifestaron públicamente su decisión de ser sacerdotes.

Allí estuvo nuestro Párroco, don Luis, familiares, amigos, formadores y sacerdotes del presbiterio diocesano, que acompañaron a Ángel, Pascual y Martín en este momento tan importante para ellos y para nuestra Diócesis y Parroquias.

Demos gracias a Dios y la enhorabuena a Ángel, Pascual y Martín.

30 DE MARZO – CELEBRACIÓN DE LAS BODAS DE ORO SACERDOTALES DE DON LUIS GALLEGO VILLENA

“Agradecer y celebrar el inmenso don de los sacerdotes en y para nuestra comunidad parroquial”

Lo de la tarde-noche del 30 de marzo, lo que ocurrió en nuestro templo parroquial de la Asunción de Nuestra Señora, fue todo un gozo y alegría para los allí presentes, que llenaban la iglesia. Toda una muestra de cariño, respeto y un montón de cosas más, hacía el pastor de almas, el sacerdote que alentó y promovió esas vocaciones, el párroco, el amigo, el hombre que ha gastado su vida al servicio de Dios y de las comunidades por las que ha pasado, presentes en la celebración de estas bodas de oro de nuestro Párroco, que estuvo acompañado por quince sacerdotes, un diácono, los cinco seminaristas y el sexto en ciernes, el coro parroquial, sus familiares, amigos, religiosos y religiosas y un incontable número de fieles de Manzanares, que quisimos estar con él y gozar junto a él de una misa muy especial, en la que tuvo oportunidad de abrirnos su corazón en una homilía desde el corazón.

Entre los sacerdotes, se encontraban, don Manuel Pérez Tendero, don Miguel-Ángel, don Secundino, don Jerónimo, don Lorenzo, don Amos, don Emilio, don Rafael Melgar, don Luis Valero, don Manuel-Pablo, don Alfredo, don Pío, don Juan Carlos Alemany Vicens, don Pablo Cea Perea y don Vicente Gómez Zamora y un diácono, de Villanueva de los Infantes, José-Manuel Vellón Valverde, que será ordenado sacerdote el próximo 6 de julio.

En el ofertorio, un representante de la Asociación Belenista, le entregó un Nacimiento, otro feligrés, anónimo por el momento, le regaló para la Parroquia un Jesús Niño de mucha antigüedad, la Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Perdón y María Santísima de la Esperanza, le entregó un recuerdo enmarcado, de manos de su Hermano Mayor y su Mayordoma; representantes de la Comisión Permanente y catequistas, le regalaron un cáliz, una patena, corporales y vinajeras, con los que llevó a cabo la consagración y sabemos que hay más, pero que ha sido privadamente.

Cuatro mujeres, entre ellas la madre Marisa, de las Hnas. de la Misericordia de Sees, llevaron a cabo la oración de los fieles y, tras la comunión, una religiosa de Infantes, de las Hijas de la Caridad, tuvo unas palabras de elogio, agradecimiento y buen recuerdo para él. Después fue el turno de don Manuel Pérez Tendero, quien, teniendo en cuenta que Manzanares es el pueblo que más seminaristas envía a nuestro Seminario, actualmente, tuvo palabras que giraban en torno a la vocación. Agustín Sánchez, cabeza visible de todos los seglares que trabajan en esta Parroquia, tuvo unas entrañables palabras para el homenajeado, dando gracias a Dios, de corazón, por tantas cosas, que tenemos que agradecer a este “cura” que, va para doce años, nos encomendó el Señor. Terminó, pidiendo abiertamente un caluroso aplauso para don Luis. El calor y el sonido fueron in crescendo, cuando don Luis tomó la poca palabra que le quedaba en la garganta y dio gracias de corazón, manifestando que “si supierais la mitad de lo que sabe el Señor de mí, quizás no me aplaudierais tanto”.

Después la bendición y, al pie del altar, todos, cantamos el himno a la Virgen del Encuentro. Los sacerdotes, diacono y seminaristas se retiraron, pero don Luis se quedó, repartiendo besos, abrazos y estampas, como recuerdo de este acontecimiento que, muchos, tardaremos tiempo en olvidar. Enhorabuena don Luís.

10 AL 12 DE ABRIL – TRIDUO Y LXXV ANIVERSARIO DE LA VIRGEN DE LOS DOLORES.

Si estas piedras hablaran – Iglesia acogedora.

Estas celebraciones de la Hermandad de la Santísima Virgen de los Dolores, que han lucido en lo religioso y en lo mundano. Culminaron el Viernes de Dolores, con una función solemne, en la que el templo parroquial lucía como en las grandes ocasiones. Los manzanareños, quisieron volcarse, en la Iglesia y en la calle, con una Virgen, cuya advocación es de las más antiguas y queridas en Manzanares.

A la función solemne del día 12, asistieron nuestras autoridades municipales, presididas por el Alcalde, los miembros de la Junta de Cofradías, Juntas de Gobierno y cofrades de las distintas hermandades y cofradías de Manzanares, así como representantes de las asociaciones y agrupaciones manzanareñas. La música, como siempre que se les requiere, de nuestro Coro Parroquial de la Asunción. La Virgen, en contra de lo que viene siendo habitual desde hace muchos años, estaba ya instalada en su bella carroza, preparada para una procesión extraordinaria en el Viernes de Dolores.

Asistieron un buen número de mujeres, ataviadas con mantillas negras. Miembros de la Hermandad, llevaron a cabo lecturas, moniciones, preces y ofrendas, dentro de una celebración en la que, sobre todo, primaba la oración y el canto de alabanza a Dios Nuestro Señor y a su Santísima Madre de Dolores.

Don Luis, predicó una homilía eminentemente mariana y centrada en la Cruz de Cristo y los Dolores de la Virgen al pie de la Cruz, deteniéndose en la historia de la llegada, hace 75 años de esta imagen tan querida. Finalizó con una preciosa oración de San Bernardo, uno de los santos que más amó a María, Nuestra Madre.

Tras la bendición, todas las cofradías con su estandarte al frente, desfilaron delante de la carroza, deteniéndose esta en la Ermita de la Vera Cruz, en donde le fue ofrecido un ramo de flores y una placa de recuerdo, dedicándole el Coro Mansil Nahar unos cantos sacros; siguiendo el itinerario que les llevaría a la calle Trabajo, donde está su guardapasos, al llegar frente a la Ermita de la Virgen de la Paz, junto al Centro de Mayores, la esperaban nuestro mayores, representados por su coro y rondalla, dedicándole nuevos cantos.

14 AL 21 DE ABRIL – SEMANA SANTA

Domingo de Ramos – Día radiante de sol, bendiciéndose los ramos y palmas en la Ermita de San Antón, para marchar a celebrar la Santa Misa a la Parroquia, en procesión. Tras ésta, tuvo lugar la Procesión del Domingo de Ramos, con la imagen de la Entrada de Jesús en Jerusalén y la novedad de un buen número de niños, vestidos con túnicas que facilitó la Asociación de Cofradías, para rescatar antiguas tradiciones.

Miércoles Santo – Vía Crucis penitencial bajo el techo de la Parroquia de la Asunción. Porque Parroquia es y somos cuando nos juntamos para orar y dar gracias, recordando la Pasión de Cristo. La lluvia nos siguió juntando como hermanos.

Jueves Santo Eucarístico de la Cena del Señor – Las procesiones de la tarde quedaron en el templo a causa de la lluvia. Gran afluencia a la Misa Vespertina de la Cena del Señor. Por la noche hubo celebración de Hora Santa y Vigilia de la Adoración Nocturna.

Viernes Santo de Pasión y Muerte – La Procesión del Silencio, disfrutó de una tregua en la climatología adversa y, a la una de la madrugada, Jesús del Perdón traspasaba el dintel de la Ermita y se iniciaba la Procesión del Silencio, que se desarrolló sin incidencias, para concluir, de una preciosa manera, con el Coro de Cámara Mansil Nahar, a las tres y media de la madrugada, cantando un entrañable Salve Regina, con una silencio impresionante entre los cientos de personas que asistían al epílogo procesional, mientras la imagen de la Virgen de la Esperanza, iba descendiendo, lentamente, en su carroza y enfilaba la entrada de la Ermita para, poco a poco, desaparecer de nuestra vista, despacio, al encuentro con su Hijo.

El resto de procesiones, tras una impresionante celebración de la Pasión del Señor en nuestro templo parroquial, con los bancos totalmente ocupados y prácticamente la totalidad de las personas recibiendo la comunión de la reserva eucarística del Jueves Santo, no pudieron salir a la calle, a causa de la lluvia, si bien, hubo rezos y celebraciones en el interior del templo y en los guardapasos.

Vigilia Pascual – Renacidos por el agua y el Espíritu – Bautizados con la Pascua de Cristo.

A las 21:30 horas, tuvo lugar la gran Vigilia Pascual, con una gran asistencia de fieles. Se regaló a los asistentes un frasco con agua recién bendecida.

Domingo de Pascua – Verdaderamente ha resucitado – Aleluya.

Se suspendió, también, la procesión con la imagen de Jesús Resucitado, ante las inclemencias del tiempo. Igual que lo hicimos anoche, nos unimos en oración al Papa Francisco que, en su mensaje pascual, ha recordado especialmente a todos los países asolados por la guerra o la miseria y ha condenado los atentados a los cristianos de Sri Lanka y, este cronista se unía, especialmente, a los cristianos de Irán, en donde ayer celebró la Pascua, junto a una comunidad católica, cuyo templo le fue difícil de encontrar, mi hermana.

FINAL – Por tantos. –  En estos días en que estamos realizando nuestras declaraciones de la Renta 2018, hay un apartado para destinar parte de nuestros impuestos, sin un mayor coste para nosotros, a fines de interés social y otra para ayuda de las necesidades de la Iglesia Católica. Con un simple gesto, como marcar las casillas con una cruz, podemos ayudar a sufragar tantas necesidades que no imaginamos y sin costarnos ninguna cantidad adicional. No lo olvidemos, son dos “equis” muy importantes con las que ganamos todos.

Hasta una próxima ocasión. Feliz Pascua del Señor.

no images were found

COMPARTE

Deja un comentario

*

Iglesia asuncion

Adiós a don Óscar

Fran Alises

Entrevista a don Óscar-Argenis Olivares Pino