Artículos de opinión

Demasiados locales en venta o alquiler

Diego R. Gallego Fdez.-Pacheco

          Creo no exagerar al decir que en Manzanares, hay actualmente más locales con carteles de “SE ALQUILA”, “SE TRASPASA” o “SE VENDE¨, que locales comerciales abiertos al público en los que se desarrolle una actividad.

          El problema del pequeño comercio es global y en los últimos años se ha agravado enormemente con la implantación de centros comerciales, grandes superficies y con la venta por internet. Además, en España hay que añadir lo poco que se ha cuidado a los autónomos desde los distintos gobiernos, en aspectos fiscales, administrativos y legales.

 La consecuencias que se derivan de la crisis del comercio tradicional son de una gravedad enorme. No se trata exclusivamente de la pérdida de puestos de trabajo o del cierre de pequeños o medianos negocios, que ya de por sí tienen un efecto altamente negativo en las economías de muchas familias y que repercuten de un modo muy importante en la economía local. El proceso de la desaparición de tiendas y negocios minoristas, provoca un fenómeno no suficientemente evaluado, pero que se vislumbra como muy preocupante para la vida local, la ya conocida como “desertización de los pueblos y ciudades”.

 Si todo acaba haciéndose “on line” y no hay actividad comercial en locales, si cierran las entidades financieras, las oficinas de seguros, las inmobiliarias, las agencias de viajes, habrá menos personas por las calles y plazas y cerrarán también bares y cafeterías. No es difícil imaginarse ante esa situación el futuro de los todavía activos centros de nuestros pueblos. El resultado será que el entrañable y bullicioso centro urbano se terminará convirtiendo en un área administrativa, con un horario de mañana y en un barrio residencial de calles vacías, con escasa convivencia vecinal,   “sin vida”.

 Si nada lo remedia, ese es el panorama que se nos presenta a medio plazo. Sin embargo, sabiendo las dificultades que entraña revertir esta situación, debe hacerse todo lo posible por parte de los consistorios para fomentar, mantener y facilitar la implantación de actividades capaces de resistir la desigual competencia de grandes superficies y del negocio digital.  Para mantener vivo el corazón de la ciudad .hay que plantear soluciones imaginativas que ya se están aplicando en otros lugares, actividades asociadas al turismo y al medio ambiente (artesanía, productos locales, comercialización de productos naturales y ecológicos…), tiendas que sean a su vez locales de encuentro, con actividades formativas, música, charlas, y en fin, nuevos modelos de negocio que hagan intermediaciones con la venta digital, etc.

Pero sobre todo, lo más importante es cuidar y ayudar a los ya establecidos. Por el bien y el propio interés de nuestro pueblo hay que facilitarles apoyo de todo tipo, fiscal, seguridad, asesoramiento, trámites administrativos, organización de campañas y eventos que fomenten sus ventas. Es un asunto prioritario, está en juego no solo su supervivencia, sino la calidad de vida y el ambiente ciudadano de Manzanares. Si demoramos la necesaria intervención, puede que cuando queramos hacerlo ya sea demasiado tarde

 

 

         

COMPARTE
1 Comentario
  • Fernando
    08/01/2019 en 20:00

    Si pusieran un precio al alquiler mas logico y menos requisitos por parte del Ayuntamiento , creo que se alquilarian algun local de tantos que hay

Deja un comentario

*

Artículos de opinión
NOTICIAS RELACIONADAS
El fin muy cerca está
Elegir en Libertad
La importancia de llamarse María