Artículos Pueblo

El final del principio.

La época del bipartidismo ha acabado y Simón auguró que en las próximas elecciones habrá “un nuevo récord” en fragmentación parlamentaria. Los gobiernos de coalición en los sistemas parlamentarios europeos son habituales y en España

El pasado 10 de mayo, en la clausura del undécimo curso de la Escuela de Ciudadanos, el politólogo Pablo Simón advirtió que el nuevo sistema de partidos supone un futuro político marcado por gobiernos de coalición en España. El multipartidismo ha llegado para quedarse en el escenario político y la fragmentación parlamentaria condicionará la gobernabilidad en un país con nuevos actores políticos.

Dispuesto a contestar la pregunta ‘¿El final del principio?’, el editor de la revista Politikon dio las claves del nuevo mapa político en España a lo largo de una intensa charla marcada por las recientes elecciones generales del 28 de abril y el comienzo de la campaña de las municipales, autonómicas y europeas del próximo 26 de mayo.

La época del bipartidismo ha acabado y Simón auguró que en las próximas elecciones habrá “un nuevo récord” en fragmentación parlamentaria. Los gobiernos de coalición en los sistemas parlamentarios europeos son habituales y en España, Simón advirtió que “tanto ciudadanos como políticos tendrán que aprender a coexistir en este nuevo entorno”. No es un terreno sin explorar en las comunidades autónomas.

En el tablero político actual, con cuatro fuerzas políticas importantes, PSOE, PP, Cs y Unidas Podemos, Pablo Simón consideró positivo que todos se impliquen en labores de gobierno. El analista dijo que es hora de pasar de la “política electoral” a hacer “políticas públicas”.

El sistema de partidos español

De la mano de gráficos, mapas, encuestas y resultados electorales, el profesor de Ciencia Política de la Universidad Carlos III de Madrid concretó algunas de las características que definen el sistema de partidos español en la actualidad: la volatilidad del voto, la resistencia del eje ideológico izquierda/derecha, la importancia de la cuestión territorial o la polarización entre partidos.

También habló de las consecuencias de la Ley D’Hondt en el reparto de escaños del Congreso y advirtió que hay que tener cuidado con el “espejismo” del 28-A. El PSOE ganó en casi todas las provincias, sin embargo, existió un “empate técnico” entre el bloque de izquierdas y de derechas, con alrededor de 11.200.000 votos a cada lado.

Así pues, Pablo Simón reconoció que en las elecciones autonómicas y municipales apenas unos votos pueden decantar la balanza y hay posibilidad de nuevos gobiernos a la andaluza donde Vox pueda condicionar la gobernabilidad. En las elecciones municipales y autonómicas lo importante no será solo ganar, sino “sumar” mayorías.

Tras quedarse a apenas 200.000 votos del Partido Popular, Cs aspira a “hegemonizar el espacio desde el centro a la derecha”, pero las elecciones autonómicas pueden dar lugar a diferentes escenarios. Simón señaló que todo dependerá de quién queda en segunda y tercera posición y no descartó que sea partido bisagra en algunas regiones.

En cambio, el pacto entre PSOE y Cs a nivel estatal queda descartado para Pablo Simón, debido a la posición de fuerza de la formación naranja. El politólogo señaló que con la composición actual del Congreso “no hay posibilidad de moción de censura”, y pronosticó un pacto de PSOE y Unidas Podemos, apoyado por PNV, Partido Regionalista Cántabro, Coalición Canaria y la abstención de Esquerra Republicana, puesto que “nadie quiere una repetición electoral”. La composición de la Mesa del Congreso puede dar pistas y Simón apostó: presidencia y 2 diputados de PSOE, 2 de Unidas Podemos, 2 de PP y 2 de Cs. Asimismo, el profesor espera que Miquel Iceta sea el presidente del Senado.

Tras las elecciones andaluzas, es imposible hablar de política sin nombrar a Vox. La formación de extrema derecha no tiene candidaturas en todos los municipios en España, pero Pablo Simón reconoció que “lo más probable es que consiga representación allí donde se presente”, y más al tener en cuenta que los sistemas autonómicos y locales “son bastante proporcionales” una vez superada la barrera de entre el 3 y el 5 por ciento.

El acto se prolongó durante algo más de dos horas con la presencia de unas 250 personas que escucharon con atención a Simón que respondió a las numerosas preguntas que le hicieron, siendo interrumpido por los aplausos del público en varias ocasiones.

COMPARTE

Deja un comentario

*

Artículos Pueblo

Manzanares se tiñó de rosa

Jornadas de animación a la lectura

En días de oración y recogimiento.