El rincón de los dineros

El valor de las cosas

Javier Fernández Pacheco

Llevamos varios días de protestas de los agricultores, por los bajos que son los precios a los que se les compra su producto.

Es cierto que, si comparamos esos precios con los precios finales que vemos en el supermercado, la diferencia es abismal. Los telediarios hablan de subidas del 600% desde el precio en origen hasta el lineal del supermercado o la frutería.

Estaba hace unos días en clase de “Finanzas corporativas para la toma de decisiones” cuando se me ocurrió preguntar a mis alumnos si alguien conocía lo que era un análisis DAFO. Y me sorprendió que todos, absolutamente todos los alumnos en clase conocían esta herramienta. Lo que nos puede dar una idea del grado de implantación que tiene en la actualidad.

Para los legos en la materia, DAFO son las iniciales de Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades y se trata de realizar dos análisis.

Un primer análisis interno en el que nos centramos en los puntos fuertes y los puntos débiles que la compañía tiene a la hora de enfrentarse al mercado. Y un segundo, de carácter más externo, en el que buscamos qué oportunidades tiene la compañía delante de sí, para aprovecharlas en aras mejorar su posición, y qué amenazas existen en el entorno que puedan hacerle fracasar. Es una metodología desarrollada en los años 60 del siglo pasado y que causó una auténtica revolución en el tratamiento de la estrategia empresarial.

Por otro lado, cuando yo estaba finalizando la carrera, su uso comenzaba a estar muy extendido y por aquel entonces (primeros ’90) se empezaba a hablar de otra herramienta, ésta desarrollada por Michael Porter en su libro “Competitive Advantage: Creating and Sustaining Superior Performance”, denominada cadena de valor y que analiza el valor que aporta sobre un producto, cada una de las compañías que intervienen sobre él y como este valor se distribuye entre los distintos operadores según se apliquen cinco fuerzas.

  • Entrada de nuevos competidores
  • Amenaza de productos sustitutos
  • Poder de negociación de los clientes
  • Poder de negociación de los proveedores​
  • Rivalidad entre los competidores existentes

Durante los próximos números usaremos estas dos herramientas, el análisis DAFO y el análisis de la cadena de valor para profundizar en la situación de la agricultura, intentado dar respuesta a preguntas como ¿Por qué se encuentran los agricultores en esta situación? ¿Qué factores son los que les están anclando en esta dinámica? ¿Qué oportunidades se vislumbran en el futuro? ¿Qué fortalezas pueden usar para aprovechar esas oportunidades y defenderse de las amenazas?, ¿Qué papel juega cada uno de los actores de la cadena de producción/distribución? ¿Qué valor aporta cada uno?, ¿Qué se puede hacer para que las retribuciones se correspondan con el valor creado por cada actor?

Es un análisis que podemos utilizar para este problema, pero que se puede utilizar también para que cada uno de los afectados, o los responsables locales, analicen su propia situación en otros casos, como la crisis del pequeño comercio local… y ahí lo dejo.

COMPARTE

Deja un comentario

*

El rincón de los dineros

La quiebra del sistema público de pensiones

El tamaño SÍ importa

McDonald´s y la fortaleza del dólar