Iglesia altagracia

Entregado

Entregado  “El Verbo se hizo carne “

Mercedes Camacho Aldavero

En esta segunda parte “El verbo se hizo carne…” volvemos a meditar desde la creación hasta la encarnación con ayuda de diapositivas; después con la palabra de Isaías y más tarde con el teatro con las escenas del tiempo de Navidad. Porque Entregado es una catequesis que te entra por los ojos y por el oído y que se transforma en oración de agradecimiento cuando te llega al corazón.

Durante la representación estuve sentada en la mesa de dirección, pendiente de la iluminación –cada escena tiene un haz de luces diferente- y eso hace que yo no sea una espectadora, soy un poco “artífice” apagando y encendiendo. Así que los nervios son dobles: por el grupo y por mí.

Sí, soy observadora del público. De su silencio, de sus miradas, del abrir de ojos o la boca cuando algo les sorprende. Y después al terminar, con los aplausos sabemos que os ha gustado. Que todos los ensayos, la preparación y el tiempo gastado han sido bien empleados.

 “Lo mejor-pero por decir algo- la cara de la Virgen María. ¿Por qué? Porque su cara te transmitía alegría y paz. No llegaba a sonreír, pero que serenidad me dejaba a mí.

Después de la representación se me acercaba el público para que les transmitiera a los protagonistas su enhorabuena, lo mucho que le había gustado y que no nos cansemos de hacerlo. Lo bonito que es tener la iglesia llena de gente, y el silencio que había. Que el Evangelio- que ya se saben- ahora se ve con otros ojos.

Poco más tengo que contar; salvo reconocer que me equivoqué con las luces. Lo bueno: que los espectadores no se dieron cuenta, y lo malo: que se pudo subsanar rápido.

Y dentro-entre bambalinas-hay muchas horas de estar juntos. De cómo los integrantes de Entregado de ser simples conocidos-o de no haberlos visto nunca- pasan a ser tus amigos. De cómo los niños te van tratando con familiaridad, y los más jóvenes te cuentan tus líos. Una Iglesia que se mueve que está viva.

Desde estas líneas sólo puedo agradecer las muestras de cariño recibidas. GRACIAS.

                                                                   

COMPARTE

Deja un comentario

*

Iglesia altagracia

Entregados a la “Vida de María “.

María, madre de la Iglesia.

IV Semana de Cine Espiritual en Manzanares