Noticias Pueblo

Gala de Manos Unidas

Gala de Manos Unidas

FGNG

Además del espectáculo musical “Vendedores de coplas” y el sorteo de un cuadro de Francisco Noblejas Díaz, tuvo lugar un sencillo homenaje a dos de las fundadoras de Manos Unidas en Manzanares.

La Gala de Manos Unidas de este año, en un Gran Teatro lleno a rebosar, por ese público fiel que siempre acude en ayuda de las convocatorias benéficas, fue presentada y conducida por la manzanareña y profesora de la Universidad Complutense de Madrid, María del Mar Camacho Miñano, quien compareció, en un principio, vestida con el tradicional shari, traje típico de las mujeres de la India y un punto rojo en la frente, como señal de bienvenida a los asistentes, aclarándonos que no era un disfraz, sino un ponerse en la piel de las mujeres indias y solidarizarse con ellas y con todas las mujeres que luchan para sacar adelante a sus familias.

Manos Unidas, celebra su sesenta aniversario, con el lema “La mujer del siglo XXI, ni independiente, ni segura, ni con voz” y recuerda a aquel grupo de hombres y mujeres, pioneros, provenientes de Acción Católica, que pretendieron y pretenden la promoción de los derechos humanos y la lucha contra el hambre, a la par que la búsqueda del desarrollo de las personas que viven en la miseria y la pobreza.

Este año, la recaudación de la Gala, irá destinada a la India, en la región norte de Gujara, para un programa de erradicación de la desnutrición infantil.

La presentadora, confirmó la gran necesidad de recursos, en aquel país de tantas capas sociales, donde el 10% de la población acapara el 60% de la riqueza y en el que, cuanto más se ayuda, más se aleja el horizonte de la normalidad para esa incontable multitud de personas pobres, que se hunden en la miseria. Mientras unos pocos se enriquecen y acaparan recursos necesarios para la mayoría, incrementando la desigualdad de clases.

Tras su intervención, tuvo lugar el sorteo de un óleo donado por la viuda del pintor Francisco Noblejas Díaz y dio comienzo el espectáculo musical, dirigido por Eduardo Gallego, actuando una Ensamble u orquesta de percusión y metales, de la AMC Julián Sánchez Maroto, al más puro estilo de las grandes celebraciones, que interpretó un gran número de partituras de música española, alternando con las canciones que interpretaron los cantantes Elena Fernández Córdoba, y Sergio Camacho Sarrión.

A su término, subieron al escenario del Gran Teatro, el Alcalde y el delegado diocesano de Manos Unidas, que hicieron entrega de unas placas de cerámica a las “veteranas almas” de Manos Unidas en Manzanares, Pilar Rodríguez Mazarro e Isabel Enrique Muñoz y fueron homenajeadas por sus compañeras de la actual junta directiva de la ONGD manzanareña.

Fotos de Carlos Caba

COMPARTE
Deja un comentario
*

Noticias Pueblo

Concierto – homenaje a José Fernández-Pacheco Campuzano

Noches en la piscina: «Raiz y rama»

Encuentro en Manzanares del grupo de profesores católicos del arciprestazgo Mancha Sur.