Salud Temas de hoy

¡Ha llegado la primavera a Manzanares!

Jesús Sánchez-Migallón Sánchez-Gil

Y con ella las alergias.

Los días son más largos, más cálidos, con más luz, se sale más a la calle, la sabia fluye, las plantas vuelven a vivir, y nos deleitan con su verdor y sus flores, los corazones laten, las hormonas se revolucionan. Es difícil no amar a la primavera.

Pero esas mismas razones hacen que determinadas personas estén deseando que la primavera pase cuanto antes: Los alérgicos al polen. Para ellos, primavera en sinónimo de estornudos, goteo, congestión y obstrucción nasal, picor en la nariz y la garganta, tos, acompañado de lagrimeo, picor y enrojecimiento de los ojos, nada agradable que disfrutar.

El polen son unos pequeñísimos granos (más pequeños que la punta de un alfiler, invisible al ojo humano), producidos por el aparato reproductor masculino de las plantas y que trasportan las células espermáticas hasta el aparato reproductor femenino de otras plantas para fecundarlas y producir los frutos. Es ese polvillo amarillo que vemos por encima de las flores. Una sola planta puede producir miles y miles de granos de polen.

Es lógico que los días de viento es cuando la sintomatología alérgica se hace más acusada, mejorando los días de lluvia, porque se lava la atmosfera y los granos de polen se depositan en el suelo por el peso de la lluvia.

Casi todas las plantas polinizan en primavera y verano, en diferentes semanas, por ello la sintomatología es diferente dependiendo a que polen se es alérgico.

La alergia es una respuesta defensiva del sistema inmunológico frente a una sustancia (el polen en este caso) que normalmente no produce ninguna reacción en las demás personas.

Y como no, el cambio climático, el calentamiento global del planeta modifica y alarga el periodo de polinización aumentando su intensidad más allá incluso de la primavera. Un dato que nos debe hacer pensar, las enfermedades por hipersensibilidad van en aumento en los países desarrollados, llegando a duplicarse en los últimos 15 años y son prácticamente inexistentes en los subdesarrollados. ¿que estamos haciendo mal en nuestro cuerpo y en nuestro entorno? Inicialmente se consideró una enfermedad de ricos, de la aristocracia, pero con el tiempo se ha convertido en la enfermedad inmunológica más frecuente de los humanos.

Cuando este artículo se está cocinando, en plena Semana Santa, en Manzanares era esperable altas concentraciones de polen de gramíneas, olivo y plátano de sombra. pero debido a las lluvias, seguro que ningún manzanareño tendrá síntomas.

¿Cómo podemos evitar o prevenir los síntomas de alergia?

Procurar mantener las ventanas de casa, así como las del coche cerradas para que el polen no entre. Sobre todo, a primeras horas de la mañana y ultimas de la tarde

Ducharse y cambiarse de ropa al llegar a casa.

Restringir las actividades en la calle entre las 5 y las 10 a.m.

Intentar utilizar gafas de sol para proteger los ojos del polen.

No cortar el césped ni ponerse cerca, ya que esta actividad agita los pólenes.

No secar la ropa al aire libre, el polen puede acumularse en ella. Evitar los barrer las terrazas,

Y si usted puede, márchese a la playa los días de máxima polinización

Los cuadros catarrales virales a veces pueden confundirse con alergia ya que ambos producen estornudos, picores en la nariz y ojos, lagrimeo, congestión y abundante mucosidad nasal, tos y fatiga, diferenciándose, en que la alergia nunca produce fiebre, la afectación de los ojos es más acusada y la tos es seca con “pitos “en el pecho al respirar.

Si por una u otra causa usted estornuda, Además de decirle …. Jeeeesus!!!! se le agradecería que lo hiciera sobre un pañuelo o sobre su brazo para en caso de que sea un proceso viral no contagiar a su entorno.

Por cierto. Sabían que la tradición dice, que la costumbre de responder con el nombre de Jesús tras un estornudo procede de una epidemia de peste en el 591 en Italia. Dicha enfermedad se manifestaba en sus comienzos con estornudos. Sabedores del mortal futuro que le esperaba al “estornudante”, se comenzó a replicar: Dios te bendiga, con el tiempo, se acorto el término a los actuales ¡JESUS! o ¡SALUD!

COMPARTE

Deja un comentario

*

Salud Temas de hoy

La familia hace a la persona

Las novedades para los autónomos en el 2019

Sebastián Miñano Salcedo, propietario de Ópticas Selu