Artículos de opinión Opinión

Irrelevancia del Medio Ambiente en la campaña electoral

Diego R. Gallego Fdez.-Pacheco

Las referencias al medio ambiente en los programas de los partidos que se presentan a las municipales, pasa completamente desapercibida. En el debate organizado por Siembra no se tocaron cuestiones como el estado de las Veredas, o que hacer para proteger realmente la sierra de Siles.

   

 El mero detalle de incluir lo relativo a medio ambiente en apartados o epígrafes conjuntos con urbanismo o agricultura, o la ausencia de propuestas relevantes de carácter medioambiental, indica la escasa importancia que los grupos políticos otorgan a este tema, al menos, cara a las elecciones municipales.  

 La enorme importancia de la lucha contra el cambio climático, compete no solo a los organismos internacionales, al Gobierno de España (que acertadamente ha creado un ministerio denominado de Transición Ecológica), y al Gobierno Autonómico (la Consejería que trata estos asuntos es la de Agricultura, que también se encarga de Medio Ambiente y Desarrollo Rural, donde es evidente el mayor peso de Agricultura, en muchos casos con planteamientos contrarios a los puramente medioambientales). También los Ayuntamientos, como administración más próxima a los ciudadanos tienen una gran responsabilidad y no deben hacer dejación de sus obligaciones en este ámbito.

¿Qué hacer para mantener en óptimo estado la Dehesa de Siles e impedir que se siga roturando la sierra?, ¿Cómo hay que recuperar los tramos de veredas ocupados por particulares?, ¿Cómo se debe preservar el cauce del Azuer, mejorar la vegetación de ribera y crear senderos en sus márgenes?

 

Aspectos generales que competen a un Ayuntamiento como el nuestro en esta materia son entre otros: formar en la toma de conciencia de la problemática medioambiental, fomentar buenas prácticas en el reciclaje de todo tipo de residuos, escrupuloso control de vertidos a la red, implantación de energías renovables, evitar la contaminación atmosférica y electromagnética, la reforestación del término, la prevención de posibles incendios en las zonas de sierra, la prohibición del uso de productos fitosanitarios perjudiciales para la salud, la prohibición de implantación de macrogranjas porcinas, la prohibición de actividades mineras a cielo abierto y naturalmente, el trabajo por conservar los parajes naturales, cauces del rio y veredas.

Se podrá argumentar que algunas cosas se dicen en los programas y otras se hacen, o ya están legisladas, pero una cuestión de tanta trascendencia no puede obviarse y pasar desapercibida en los programas electorales, que no son sino compromisos de gobierno municipal para cuatro años.

¿Qué hacer para mantener en óptimo estado la Dehesa de Siles e impedir que se siga roturando la sierra?, ¿Cómo hay que recuperar los tramos de veredas ocupados por particulares?, ¿Cómo se debe preservar el cauce del Azuer, mejorar la vegetación de ribera y crear senderos en sus márgenes? Son algunas de las preguntas que nos hacemos los ciudadanos y en los programas no aparecen respuestas. No obstante, hay que confiar que quien tenga que gobernar la próxima legislatura intente acometer asuntos tan importantes 

 

 

COMPARTE

Deja un comentario

*

Artículos de opinión Opinión

STOP Botellones

Despoblación e iniciativa empresarial

El regalillo