Iglesia altagracia

Manoli Romero de Ávila

Gente de la parroquia

Manoli Romero de Ávila

         Emaus Altagracia

En todas las parroquias contamos con un número de personas que dan su tiempo y su vida entera a la comunidad, realizando labores continuas que comparten con la de sus propias familias y sus hogares. Un ejemplo de este tipo de personas es Manoli Romero de Ávila, por su apellido delata fielmente que procede de La Solana, vino a Manzanares de la mano de su marido Gabriel y aquí en nuestra comunidad formaron una gran familia, con sus hijos Gabriel y Ángel. La encontramos repasando el vestuario de los actores de Entregado, limpios perfectos para una próxima representación y amablemente nos ha respondido a este breve cuestionario:

¿Desde cuándo estas colaborando en la parroquia?

 Como 20 años en principio recibiendo catequesis o formación que aún continúo. De catequista aproximadamente 14 años.

 

¿Cuáles son tus tareas como voluntaria en la comunidad?

Como catequista con dos grupos de niños pequeños y de adolescentes. También formo parte del coro de Altagracia, para lo que me necesiten en cualquier evento y responsable de vestuario y puesta en escena junto a mis compañeras en Entregado.

¿Con cuál te sientes más a gusto?

No sabría decirte, porque lo hago con mucho cariño, quizá enseñar a los chicos a conocer a Jesús, es lo más enriquecedor.

¿Se tiene tiempo cuando se quiere?

Si quieres siempre se puede, si realmente te importa.

Se necesita más personas entregadas ¿qué es lo que falta para dar ese paso?

Involucrarse, ganas de trabajar y sobre todo haciéndolo con mucho amor.

¿No crees que somos instrumentos del Señor?

Sí, totalmente, ya que a través de nosotros nos ayuda a transmitirlo a los demás.

 

¿Cada uno ocupamos un lugar, un espacio en la iglesia?

Si, cada uno tenemos unos talentos a los que le sacamos provecho con diversas tareas, pero con humildad nos tratamos todos por igual como la familia que somos

Para terminar ¿tienes la sensación de que la iglesia somos todos?

Si, ya que está formada por todos y cada uno de nosotros.

 A Manoli se le puede ver por la parroquia siempre hacendosa, de un lado a otro, dispuesta a colaborar y ayudar, no queremos entretenerla más que tiene que coger el mando del cañón proyector, la misa va a comenzar y el coro espera. “Hay personas que pasan la vida pensando en aquello que les gustaría hacer, pero no se dan cuenta que así lo único que consiguen es perder el tiempo. Por ello si sueñas con algo deja de pensarlo, y comienza a hacerlo realidad, solo así te sentirás realmente orgulloso de todo lo que hagas”.

                                                                                                                  

COMPARTE

Deja un comentario

*

Iglesia altagracia

Verano…Tiempo para encontrarse con Dios.

Crónicas de Altagracia – Septiembre 2019.

En torno al Monumento