Reportajes

María Criado (Educación)

maria-criado-educacion

Ellas mandan en Manzanares: María Criado

Tengo la suerte de que en mi sector en concreto, en el de la Enseñanza no Universitaria, no he tenido que enfrentarme a barreras internas y externas para llegar a un puesto de responsabilidad, y al estar al Servicio de la Administración pública no tengo que sufrir la discriminación salarial.

Como alumna siempre me he sentido valorada y he recibido una educación basada en la igualdad de oportunidades y ahora como docente busco formar a mis alumnas y alumnos en valores como la igualdad, la autonomía personal, la confianza para participar sin miedo en la vida social y cultural y que se conviertan en mujeres y hombres fuertes capaces de luchar por sus derechos. Fomentar en ellos el pensamiento crítico para que no basen sus relaciones en la dependencia ni sean personas vulnerables. Tienen que estar convencidos de que el secreto del éxito es el trabajo y el esfuerzo.

Voy incluso más allá, las personas que me han inspirado profesionalmente y que me han servido de guía e inspiración han sido mujeres, mis profesoras en el Instituto y en la Universidad que con su personalidad y trabajo han sido un ejemplo para mí.

 

¿Existe una impronta femenina…?

Sobre los tipos de liderazgo, estoy convencida de que el hombre y la mujer tienen cualidades diferentes, pero precisamente la aceptación de esas diferencias nos hace complementarios, las diferencias suman.

Por lo que hay que trabajar es por conseguir eliminar las connotaciones negativas de los talentos femeninos: la intuición, la empatía, el trabajo en equipo o la sensibilidad. El mundo necesita del talento femenino.

Aunque en principio parezca algo contradictorio, las referencias femeninas de mi entorno han sido y son mi madre, mis abuelas y mis tías, que han tenido un contexto cultural más desfavorable que el actual.

En ellas veo a mujeres fuertes y valientes que lideran con decisión sus familias. Ellas son mis mujeres luchadoras e inspiradoras.

El tesón y el éxito de las mujeres es cierto, pero todavía persisten desigualdades y muchos obstáculos como los estereotipos, los roles y las normas tradicionales de género. Debemos trabajar en medidas concretas como por ejemplo:

Aumentar la presencia de las mujeres en los consejos de administración de las grandes empresas, en el espacio del poder político o del poder judicial.
Eliminar la carga mental que padecen todavía muchas mujeres y que hace que se sientan responsables de la organización y planificación de las tareas del hogar y de la familia.
Que las mujeres no se sientan culpables por querer ser ambiciosas o perseguir sus sueños. Despertar en ellas mayor confianza en sus propios méritos y capacidades para ocupar cargos de responsabilidad

COMPARTE

Deja un comentario

*

Reportajes

El trazo sugerido: Jesús Mozos, artista.

Un café con… Manuel Palacios

8º Salón del automóvil, en el Pabellón de FERCAM