De papeleos y ventanillas Temas de hoy

Nuevo registro diario de la jornada laboral

Jesús Isidro Sánchez de la Blanca Romero Nieva

Las empresas saben que desde el 12 de mayo, ha entrado en vigor el Real Decreto 8/2019 de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo. Ha habido un revuelo entre los trabajadores y las empresas de como llevar a cabo el control de ese registro diario de la jornada laboral, ya que en la propia norma no establece como se ha de llevar a cabo, y ha sido hasta el propio Ministerio de Trabajo quien ha publicado una guía para explicar, de forma genérica el cómo llevarlo a cabo.

Vamos a intentar hacer un breve resumen de algunos de los puntos de la nueva obligación que tienen todas las empresas con todos sus trabajadores.

¿Qué objetivo tiene este registro horario?

Busca el cumplimiento de los límites del horario de trabajo y un mayor control por parte de Inspección de Trabajo.

¿Qué sanción conlleva el no tener los registros de horarios?

Puede ser considerado una infracción laboral grave con una sanción que puede llegar a los 6250 euros.

¿Debo conservar la documentación concerniente a los registros diarios de la jornada?

Si, por un periodo mínimo de 4 años.

¿A  quién se aplica el registro horario?

Con la modificación realizada en el Estatuto de los trabajadores, el registro horario se aplica a todos los trabajadores, independientemente de su categoría, de su actividad y sin tener en cuenta el tipo de empresa, tamaño u organización.

Como ha indicado el Ministerio de Trabajo recientemente, el control del registro horario están incluidos los comerciales, temporales, trabajadores a distancia y “ todos aquellos que la prestación laboral no se realiza total o parcialmente, en el centro de trabajo de la empresa”.

¿Existen excepciones a esta norma?

Si, existen algunas excepciones en cuanto a la forma de realizar este registro horario como son las relaciones laborales de carácter especial, los trabajadores que tengan un régimen específico en materia de registro de jornada, como por ejemplo los trabajadores con contrato a tiempo parcial, los llamados trabajadores móviles (transporte por carretera, marina mercante y transfronterizos de transporte ferroviario). También los casos de teletrabajo tienen un criterio específico a la hora de realizar el registro horario.

¿Cómo se puede indicar el cumplimiento del registro horario?

No existe un medio en la norma para poder llevar el registro diario de la jornada, y solo habla de forma genérica debe llevarse día a día e incluir el momento de inicio y finalización de la jornada.

Por tanto, como establece el Ministerio de Trabajo, podrá ser válido cualquier sistema o medio, telemático o en papel y que no pueda ser modificable en ningún momento posterior.

¿Las pausas del bocadillo se deben registrar?

Es uno de los puntos más polémicos de esta normativa, ya que, de forma general, las pausas conocidas por el café, cigarrillo, bocata, que signifiquen una interrupción de la jornada de trabajo, no se consideran jornada efectiva.

Es polémico este punto ya que la normativa regula las horas de entrada y salida del trabajador pero no con los periodos de descanso, que en muchos casos tienen los empleados en sus empresas.

En la propia guía del Ministerio de Trabajo, habla de pausas convencionales, y pausas voluntarias, por el que es conveniente que la empresa lleve registrado “todo aquello que forme parte de la jornada, en especial lo relativo a pausas diarias obligatorias o convencionalmente previstas o voluntarias para permitir eludir la presunción de que todo el tiempo que media entre el inicio y finalización de jornada registrada constituye tiempo de trabajo efectivo”.

Por ejemplo, la hora del bocata o la comida, si viene así establecido convencionalmente, será tiempo de trabajo. Pero un cigarro, sería pausa voluntaria y por tanto no es tiempo de trabajo.

¿Y los desplazamientos, computan como tiempo de trabajo?

Es otro tema polémico. El Estatuto de los trabajadores establece que el tiempo de trabajo se computará de modo que tanto al comienzo como al final de la jornada diaria el trabajador se encuentre en su puesto de trabajo.

COMPARTE

Deja un comentario

*

De papeleos y ventanillas Temas de hoy

Psicología y Marketing

¿Vas a vender una casa?

¡Ha llegado la primavera a Manzanares!