Artículos de opinión

¿Por qué fumar?

Federico García Alcázar

 

¿Por qué fumar y por qué fumamos?,  que respuesta mas apresurada  se nos escapa a la mayoría, yo diría que aplicamos incluso contundencia a nuestra respuesta; pero casi me atrevo a pronosticar que hasta los que fuman responderán que es un absurdo. Por qué fumamos entonces?, pues voy a intentar dar respuesta a dicha disyuntiva.

           Está claro que en tiempos de los descubrimientos de América, los Indios o los nativos de aquellas tierras utilizaban las hojas de tabaco para inhalarlas una vez enrolladas e incineradas. Sus creencias radicaban en que era una medicina poderosa que actuaba quemando los males internos de su cuerpo. Tradición que pasaron a los conquistadores, tanto Españoles,Portugueses,   Ingleses, Franceses y Holandeses. Por tanto su inicial y primitivo principio era el de considerar al tabaco como una medicina o medida terapéutica. (Que lejos de la realidad).

     

     Este hábito traspasó las fronteras del Atlántico, introduciéndose de tal manera en la aristocracia Europea, que aquel que fumaba en aquellos entonces, se consideraba pertenecer a la burguesía o a la clase alta y acomodada. Luego vinieron por tanto los intereses económicos de los industriales mas avispados, llegándose a producir  grandes plantaciones de tabaco, tanto en América como en Europa y posteriormente en el resto del mundo. Estas explotaciones demandaban un gran número de trabajadores, por lo que debido a su elevada necesidad de mano-facturación se logró considerar a estas factorías como verdaderas multinacionales. Y ya sabemos  lo que pasa hoy en día con el poder de las multinacionales…pues  hasta los gobiernos reciben beneficios de este poderoso mal endémico. Es una de las enormes incongruencias de la actualidad: “como podemos vender y recibir beneficios de algo que mata a la gente!!”. Pues ya ven ustedes…

            Al menos actualmente, en las cajetillas de tabaco, Sanidad obliga  a ilustrar con  imágenes dramáticas y con frases tales como que el tabaco mata, produce esterilidad, enfermedades degenerativas, etc, etc. Ni aún subiendo el precio de las cajetillas la gente “deja de fumar”. Porqué fumamos entonces ?…Muy sencillo, la sociedad debe saber que EL TABACO ES UNA DROGA, y de las que mas dependencia se tiene y mas adictiva es.

       Actualmente trabajo en la Consulta especializada del tabaquismo, entre otras actividades que también desarrollo en el Hospital. Mi función consiste en ayudar a quitarse a fumar a los que son pacientes y los que no lo son, es decir incluso a los que no sufren ninguna otra patología. Pues mi experiencia me dice, que la gente necesita ayuda para salir de ese mundo drogadictívo. 

      Algo que nuestra sociedad tiene a favor es que “YA NO ESTÁ DE MODA FUMAR”. Las campañas de información en colegios y centros públicos sobre el tabaco, buscan incidir de manera importante en las nuevas conductas a seguir por nuestros jóvenes. Hoy en día, de algún modo se va consiguiendo que esté mal visto fumar. Nuestro gobierno, por decreto ley, ha prohibido fumar en sitios públicos y cerrados. (Ley 42/2010 de 30 de diciembre en su articulo 7). Medida que también motiva a  la sociedad actual a proponerse  el objetivo de abandonar este  hábito. De hecho me atrevo a decir que todo el mundo antes o después se quitará… lo grave del tema es que lleguemos a tiempo, pues el tabaco mata.

        El cigarrillo consta de 4.700 productos químicos, de los cuales 200 son venenosos, y 43 son cancerígenos. Que beneficios vamos a notar si dejamos de fumar:

  • A los 20 minutos la presión y el pulso retornan a valores normales
  • A las 8 horas la nicotina y el CO en sangre se reducen a la mitad, y el O2 vuelve a valores normales.
  • A las 24 horas el CO (monóxido de carbono), ha sido eliminado de la sangre.
  • A las 48 horas ya no hay nicotina en el organismo. Mejoran el sentido del olfato y el gusto.
  • De 3 a 9 meses mejora la circulación sanguínea, desaparecen la tos y los silbidos en el pecho. Los problemas respiratorios mejoran y la función del pulmón mejora en más de un 10%.
  • Al año el riesgo de padecer un ataque cardíaco se reduce a la mitad en comparación con el riesgo de un fumador.
  • A los 10 años el riesgo de cáncer de pulmón se reduce a la mitad en comparación con el riesgo de un fumador.
  • A los 15 años el riesgo de un ataque cardíaco es igual al de un no fumador. 

         Volviendo a la pregunta inicial, ¿por qué empezamos a fumar?. Pues antiguamente, al estar de moda y estar mejor visto, todos los chavales en su fase de pubertad, querían aparentar ser mayores, y como la sociedad, en su casi toda su totalidad fumaba en casa, el espejo que ejercía la imagen del padre sobre el hijo era decisiva.  Es mas si no fumabas eras menos hombre, o al menos así se interpretaba entre los círculos varoniles de la anterior juventud. Desde hace poco mas de una década el sentido de la salud y de ejercer deporte o ejercicio físico se ha potenciado de manera sobre-dimensionada. Ahora está mas de moda, gracias a Dios, decirle a tú madre, “tenme la cena para cuando vuelva del gimnasio o para cuando vuelva de hacer footing” o running”…Porque la frase hecha y antigua de: “Niño ve a por el tabaco de padre al estanco”…ya no se usa. 

         En mi recuerdo infantil, retengo la frase de aquel querido médico, muy cercano a mi persona, que estando en consulta con algún paciente, le recomendaba dejar de fumar a la vez que le ofrecía un pitillo acompañado de la siguiente misiva: ”Toma un cigarro, pero que sea el último”.

         Busquemos el momento y la ayuda para dejar de fumar nuestro último cigarro.

COMPARTE

Deja un comentario

*

Artículos de opinión

Demasiados locales en venta o alquiler

Bilingüismo más allá de las aulas

La ilusión por aprender