Artículos de opinión Opinión

Por un pacto político local

Diego R. Gallego Fdez-Pacheco

En Tomelloso, la mayoría de los portavoces  de los grupos políticos con representación municipal (PSOE, Ciudadanos, UPyD y IU), presentaron hace unos días un Pacto Político Local, con 22 puntos consensuados y que todos ellos incorporaran a sus programas para las próximas elecciones.

         

 El documento, que conjuntamente han asumido, recoge una serie de medidas, demandas, peticiones y mejoras en distintos ámbitos (agrícola, infraestructuras, justicia, educación, servicios administrativos, transporte, agua, etc), que unánimemente consideran que necesita su localidad, y que llevan demandando desde hace tiempo. Pretenden trasladarlas conjuntamente a las administraciones autonómica y estatal, defendiéndolas y exigiendo que se atiendan.

 

 La iniciativa, que deja de lado consideraciones de orden ideológico, y se centra en asuntos en los que a nivel local es muy fácil estar de acuerdo, si realmente se quiere trabajar en bien del pueblo, debería generalizarse en cualquier municipio, sobre todo en los pequeños y medianos, donde las cuestiones que afectan al gobierno municipal, en un alto porcentaje, no tienen “tinte doctrinal”.

 

Sin duda, casi todos los que den el paso de participar en la política local en un pueblo como el nuestro, estarán de acuerdo en asuntos tales como que haya  seguridad, que el tráfico esté bien ordenado, que los servicios públicos mejoren (ferrocarril y bus), con estaciones dignas, que haya el mayor número de plazas en residencias de mayores, que se amplíen especialidades y servicios en el Hospital, que existan medidas de apoyo y protección del pequeño comercio, que se intenten conseguir nuevos ciclos formativos en nuestros centros de enseñanza, que se proteja y ponga en valor el patrimonio histórico, que se promocionen  los museos y puedan crearse  otros nuevos, en que se organicen  eventos que atraigan turismo en beneficio de la hostelería y del comercio local, etc.

 

Un Pacto de esa naturaleza, sería una iniciativa positiva y aceptada por la inmensa mayoría de ciudadanos. La gente está cansada de descalificaciones, de que se lleve la contraria siempre a lo que hacen o proponen los adversarios políticos, aunque muchas veces es evidente que lo que se cuestiona y se critica es algo bueno para el pueblo. Por supuesto que tienen que haber diferentes enfoques, distintas prioridades y aspectos propios del ideario de cada formación imposibles de compartir. Pero  basta con analizar los programas de cada uno de los partidos para las elecciones locales, para contabilizar más de un 50% de propuestas comunes con escasas diferencias de matiz. Esas son las que deberían incorporarse en un documento que conformaría el Pacto por Manzanares, apoyado y defendido al unísono. La consecuencia sería que en los Plenos Municipales se podrían aprobar más de la mitad de los puntos por unanimidad, y que una gran parte de las peticiones que se hicieran ante otras administraciones, tendrían el aval de estar refrendadas por la totalidad de los grupos políticos de la localidad, aumentando las posibilidades de ser atendidas.

COMPARTE

Deja un comentario

*

Artículos de opinión Opinión
NOTICIAS RELACIONADAS
Editorial Marzo: No caer en el fatalismo.
Los andares
Editorial