Noticias Pueblo

Promoción de alumnos de 7º y reválida año 1969

Vicente Trujillo Muñoz

El pasado día 22 se celebró una reunión de antiguos alumnos del Instituto Laboral conmotivo de los 50 años de la finalización de sus estudios de Bachillerato de 7º y Reválida. Fue la primera promoción de Bachillerato Superior por la modalidad Agrícola- Ganadera y especialidad Enología.

De algo más de 100 alumnos que comenzaron su andadura estudiantil en el año 1962 solo la finalizaron 33, quedándose en el camino muchos de ellos por la necesidad de su aportación económica al seno familiar. Eran años difíciles donde el poder estudiar no estaba al alcance de todos y solo el esfuerzo de las familias y la altura de miras de muchas de ellas nos permitió poder optar al conocimiento de las cosas y de las personas.

Fue un Bachillerato bastante completo pues aunaba Ciencias y Letras y también con lo que hoy llamaríamos Formación Profesional (talleres de carpintería, metal, electricidad, prácticas agrícola- ganaderas, viticultura, etc.), aunque tenía carencias importantes pues desconocimos el Latín, Griego y la Filosofía.

La reunión fue una “continuación” de la que se mantuvo en el año 1.992 por lo que han transcurrido 27 años desde entonces, llegándose al acuerdo de que la próxima sea con un intervalo menor por razones obvias, proponiéndose un espacio de tres años para un nuevo reencuentro.

A las 11 de la mañana habíamos quedado en el antiguo Instituto Laboral, hoy Conservatorio de Música, para ir “´dándonos a conocer” pues el tiempo es inexorable y hace estragos que dificultan el reconocimiento de las personas, pero con total sinceridad debo decir que el tiempo ha sido benévolo con todos y fue fácil la identificación de cada uno de nosotros.

Realizamos una visita a las instalaciones de lo que fueron nuestras antiguas aulas, surgiendo graciosos comentarios de algunos de los hechos acontecidos allí. Posteriormente se hizo una visita guiada al Museo Manuel Piña donde por aquel entonces los membrillatos, con un medio de transporte poco sofisticado, colgaban sus bicicletas en unos ganchos colocados al efecto. Posteriormente nos trasladamos a la “Farmacia de Malpica” donde se ubica el Museo del Queso y el de Sánchez Mejías, donde recibimos unas breves explicaciones pasando a recorrer las diferentes estancias.

A continuación y por amabilidad de Alfonso Monsalve, componente de uno de los “33”y copropietario de Vinícola de Castilla, que hizo de cicerón, visitamos la Bodega y Bolsos Bellido. Tuvo el detalle de ofrecer a las esposas de algunos de los compañeros un ramo de flores mientras disfrutábamos de una copa de vino espumoso. Así mismo nos regaló dos botellas de vino en la que la etiqueta de una de ellas figuraba el nombre de “Promoción 1969”.

Para rematar la faena, ya que habíamos estado en un museo taurino, fuimos a almorzar al vecino restaurante de los Desmontes, donde el buen yantar y el buen beber desató las lenguas y todos nos pusimos al día de nuestras correrías y hechos más relevantes en estos años. Para finalizar tomó la palabra Santiago Romero de Ávila, el poeta, solanero, desgranando algunos de los hechos que más nos impactaron de lo vivido juntos durante esos inolvidables siete años. A cada uno nos regaló, con una dedicatoria individualizada, el libro de poemas “Aquel temblor de gozo y de inocencia”.

Anteriormente y humildemente tomé la palabra, primero para recordar a nuestros compañeros y profesores fallecidos y luego trasladarnos en el tiempo para traer a la memoria los acontecimientos del momento: La Presidencia de Richard Nixon, la guerra de Biafra, la desaparición como grupo de los Beatles, Armstrong y Aldrin pisan la superficie lunar, Juan Carlos es designado sucesor al trono, manifestaciones masivas en contra de la guerra del Vietnam, etc., etc. También traje a colación, para mejor ubicarnos, algunos de los números 1 del Hit Parade de aquel año: Hey Jude y Get Back de Beatles, Eloise de Barry Ryan, Cuéntame de Fórmula V, In the ghetto de Elvis Presley, la Charanga de Juan Pardo, Sugar Sugar The Archies, etc. Pasé a continuación a relatar algunas experiencias con cada uno de mis profesores que sirvieron de chanza y jolgorio y aportación de otras nuevas que iban surgiendo sobre la marcha.

Quiero resaltar de la reunión dos cosas, primero la gran cordialidad y camaradería y en segundo lugar la humildad. Entre nosotros había catedráticos e investigadores de diferentes Universidades, empresarios, economistas, maestros, deportistas, entrenador de fútbol de primerísimo nivel, capitán mercante, ingenieros, etc. Nadie presumió de nada ni tan siquiera de nietos, ¡que ya es difícil!.

Por eso a todos mi gratitud y siempre estarán presentes en mis mejores recuerdos.

COMPARTE

Deja un comentario

*

Noticias Pueblo

Convenio Ayuntamiento – IES Azuer

Relevo en la dirección de EFA Moratalaz

Entrevista a Manuel del Salto – Presidente del Manzanares Fútbol Sala