Iglesia altagracia

Reencuentro para empezar de nuevo: Benito Huertas.

Han pasado veinticinco-treinta años… Eso influye necesariamente en mi modo de ser y estar ante la vida, ante la realidad, ante las personas… La connotación del reencuentro con amigos, con la gente de Iglesia…

El pasado 15 de septiembre tomaba posesión D. Benito Huertas Sánchez, junto con D. Secundino Martínez Rubio y D. José Felipe Fernández López, como Párroco in solidum y Moderador de la Unidad de Acción Pastoral de Manzanares, encargándose preferentemente de la cura pastoral de la Parroquia La Asunción de Nuestra Señora, después de la jubilación de D. Luis Gallego Villena.

Se da la circunstancia, no muy frecuente en nuestra Diócesis, de que D. Benito ya estuvo en Manzanares durante cinco años de (1989 a 1994 si la memoria no nos falla), en la Parroquia de Altagracia. Después de 12 años en Argamasilla de Alba y 13 en Bolaños de Calatrava, vuelve nuevamente a estar entre nosotros.

 ¿Cómo afrontas la vuelta a Manzanares?

Con ilusión, con esperanza, con confianza. Ya dije que, a veces, te asalta la tentación de la comodidad, de instalarte… Espero responder, estar consciente de la realidad y de la misión… Conociendo mis debilidades, mis limitaciones… Sabiendo que el Pastor es Él, el Señor. Nosotros somos colaboradores.

Me gusta el trabajo en equipo, la coordinación, la comunión. Y eso me lo ofrece la Unidad Pastoral.

 

 ¿Tiene alguna connotación especial en el ámbito personal?

 Con cierto temblor, con temor. Han pasado veinticinco-treinta años… Es distinto. Eso influye necesariamente en mi modo de ser y estar ante la vida, ante la realidad, ante las personas… Espero acercarme un poco a “su estilo”, al del Señor, y compensar…

La connotación del reencuentro. Con amigos, con gente de iglesia, enganchados a la misión, dando la vida por el evangelio, esté quien esté de sacerdote. Reencuentro con Jerónimo. Fuimos compañeros corresponsables durante cinco años.

 

Imaginamos que uno de vuestros primeros objetivos será la organización, estructuración y puesta en funcionamiento de la Unidad de Acción Pastoral de Manzanares. Posiblemente nuestras ideas no están muy claras al respecto.

 ¿Qué es una Unidad de Acción Pastoral?

Creo que ya se ha dicho bastante. Desde la parroquia de Alta Gracia se lanzó un folleto muy claro, diciendo lo que es. El Vicario de Pastoral, en la celebración de la toma de posesión, también incidió bastante.

El nombre (Unidad de Acción Pastoral) es significativo y explicativo.

Yo resalto dos cosas: Trabajo en Equipo (Sacerdotes Religiosas, laicos) y Trabajo con un Proyecto Pastoral. Por supuesto Comunión, fraternidad sacerdotal y parroquial, comisiones de trabajo, Consejo de pastoral, participación, corresponsabilidad….

Casi todo esto, o todo,  debe darse en cualquier parroquia y comunidad cristiana.

 

¿Cómo se compagina con los criterios de territorialidad, e independencia que acompañan a nuestro concepto de parroquia?

Lo jurídico, lo económico, lo administrativo, son necesarios. Pero no tienen por qué dominarlo todo. Ahí están constituidas dos parroquias, administrativamente y jurídicamente.

Pero la vida diaria, el funcionamiento, la actividad pastoral, que es lo importante (La evangelización), serán en común, en comunidad, en equipo, solidariamente. El territorio común es Manzanares, las personas que viven y que intentan ser felices.

Además creo que no sabemos del todo a qué nos llevará esta estructura. Ojalá y el espíritu llene la estructura y la desborde y la llene de vida y de comunión.

 ¿Qué ventajas y dificultades ves?

Para mí, todo son ventajas. Creo que a lo largo de esta entrevista están saliendo.

Las dificultades son las propias de la vida, de las personas, de la convivencia, de las relaciones… Trabajar en equipo es lo mejor, pero puede tener dificultades por parte de las personas: Sacerdotes, religiosas, laicos…

En el nombramiento apareces como moderador de la Unidad de Acción Pastoral

¿Cómo es la figura el moderador y cuales sus funciones?

Si esta entrevista fuera en directo, a través de la radio por ejemplo, hubiese dicho a bote pronto: Lo que se le pide al moderador es que sea moderado…

No tiene autoridad, ni manda, ni es más que los demás…  Que se preocupe de animar al equipo, de facilitar la comunión, de estar al tanto de la fraternidad.

Que coordine, que convoque, que revisemos, que animemos la acción pastoral, que dialoguemos….

Tareas propias de cualquier sacerdote, es este caso una responsabilidad en el equipo sacerdotal…

Quizás no hayas tenido tiempo aún de reunirte con los miembros del equipo de sacerdotes y la pregunta sea prematura, pero

 ¿Cómo será el proceso de la puesta en marcha de la UAP? ¿Será largo y complicado?

Pues poco a poco. (Partido a partido, que diría alguno). El obispo habla del defecto del parroquialismo…  La mentalidad de la Unidad de acción tiene que ir calando, empapándonos. No se puede hacer todo de golpe. Yo no veo muchas dificultades…

¿Quieres hacer algún llamamiento a las comunidades parroquiales de Manzanares?

 “El grupo de los creyentes tenía un solo corazón y una sola alma”. (Del libro de los Hechos de laos Apóstoles)

Ojala y caminemos por esta senda. Es lo eclesial y lo evangélico.

Gracias por la acogida.

Desde Siembra queremos darte nuestra más sincera bienvenida y las gracias por haber hecho un paréntesis en tus ocupaciones para atendernos. Nos gustaría contar con tu presencia y tus aportaciones en la revista cuando lo creas oportuno.

 

COMPARTE

Deja un comentario

*

Iglesia altagracia

Unidad Pastoral de Manzanares – Octubre 2019

Verano…Tiempo para encontrarse con Dios.

En torno al Monumento