Empresite Temas de hoy

Sebastián Miñano Salcedo, propietario de Ópticas Selu

J.I. Sánchez de la Blanca

Hoy en la sección de nuestras empresas, Empresite, hablamos con Sebastián Miñano Salcedo, actual titular de una de las empresas más longevas de nuestra localidad, y que ha sabido evolucionar a lo largo del tiempo. Hablamos de Óptica Selu.

Sebastián, ¿cuéntanos los orígenes de la empresa?

La empresa la fundó mi padre, Sebastián Miñano Martínez. Terminó la carrera de Óptico en 1971 en Madrid y estuvo varios años trabajando allí  terminando de formarse como profesional de Óptica y Optometría. Después de nacer yo,  regresaron a Manzanares e instauró una óptica en la calle Morago que inauguró en Septiembre de 1976,  coincidiendo con día de Jesús del Perdón. Por aquél entonces había pocas ópticas en los pueblos, la mayoría estaban en las capitales y en Manzanares solo estaba Antonio Enrique que vendía gafas pre-montadas y hacía lo que en aquella época se podía.

Fue pionero en este ramo de profesionales, ya que en ningún pueblo colindante había ópticas y empezaron a venir clientes de La Solana, Membrilla, Llanos, Villarta, Alhambra e incluso Ruidera. La empresa se mantenía bien y  fue prosperando gracias a su buen hacer y al de los colaboradores y ópticos que a lo largo de más de 40 años han pasado por nuestros establecimientos. Óptica Selu ha pertenecido a varias cooperativas, siendo FEDERÓPTICOS a la que pertenecemos  en la actualidad.

Ahora eres el que lleva las riendas de Óptica Selu, pero háblanos de tu trayectoria profesional hasta la actualidad.

En el ámbito académico, obtuve la Diplomatura de Óptica y Optometría en la Universidad de Alicante en 1996, realicé un Máster en Optometría y ciencias de la visión en la Universidad de Tarrasa y soy Graduado en Óptica y Optometría desde el año 2012 por la Universidad Europea de Madrid. También tengo  el Grado Superior en Audiología Protésica que cursé en Santiago de Compostela en 2011.

En el ámbito profesional, empecé mi andadura en una clínica optométrica en Las Palmas de Gran Canaria, donde trabajé un año dando mis primeros pasos dentro de la optometría, me familiaricé con los procedimientos de examen y valoración de los diferentes defectos visuales y me especialicé en la adaptación de lentes de contacto.

Posteriormente, volví a Manzanares donde seguí mi formación en nuestra óptica de la calle Morago, al lado de mi padre al que debo lo que hoy en día soy como optometrista y que me enseñó, a parte de los conocimientos optométricos que acumuló en su larga trayectoria profesional, unos valores en los que destacaba por encima de todo la ética profesional, el trato humano y la empatía  con los pacientes.

En el año 2002, abrimos un nuevo centro en el vecino pueblo de La Solana donde comencé una nueva etapa que dura hasta el día de hoy, donde compatibilizo los trabajos de óptica, optometría, contactología y audiología.

En el año 2015, coincidiendo con la jubilación de mi padre, abrimos un nuevo centro donde estamos actualmente, FEDERÓPTICOS SELU en C/ Toledo, 9, con una infraestructura más moderna y amplia, una zona especialmente pensada para la comodidad de los niños, gabinete de optometría con los últimos instrumentos de diagnóstico, gabinete de terapia visual, de contactología, un amplio surtido de gafas de sol y graduado, soluciones para baja visión y todo lo necesario para dar el mejor servicio a nuestros clientes.

¿Qué servicios son los que más os demandan los clientes de vuestra empresa?

Los servicios más demandados son los relacionados con la óptica, el examen visual, la realización de gafas graduadas, lentes de contacto y la venta de gafas de sol. 

Se aprecia una creciente demanda de servicios relacionados con la Audiología y  la adaptación de audífonos. Las personas con problemas de audición cada vez son más jóvenes y unido a la cada vez más elevada esperanza de vida se prevé que estos servicios cada vez  tengan  más relevancia.

¿Qué patologías son las que más tratáis?

Somos profesionales sanitarios de atención primaria que nos encargamos de evaluar el sistema visual, prevenir, detectar y proponer soluciones a los problemas visuales, con el objetivo de conseguir el máximo rendimiento visual con la mínima fatiga. Cuando detectamos alguna posible patología, la remitimos al médico de familia o al servicio de oftalmología.

Los defectos visuales que más tratamos son la presbicia (vista cansada), la hipertropía, el astigmatismo y sobre todo la miopía, cada vez  presente en más población y más joven.

¿Estamos concienciados en cuidarnos la vista?

Yo pienso que sí, cada vez  se da más importancia al cuidado de la visión y a la prevención de futuros problemas visuales, pero los profesionales de la visión debemos seguir haciendo mucho trabajo de información sobre los nuevos problemas visuales que van surgiendo. Vivimos en una sociedad cada vez más digital. Hoy en día todo el mundo dispone de Tv, ordenador, tablet o móvil, todos dispositivos digitales con pantallas la mayoría de luz LED que es muy energética y potencialmente dañina para la retina. Los  posibles daños ocasionados en la retina por la exposición continuada a este tipo de luz son acumulativos e irreversibles y es fundamental prevenirlos, reduciendo la exposición de los ojos a esta radiación en la medida de lo posible y mediante filtros especialmente diseñados para reducir la luz nociva.

Hay que tener especial precaución con los niños, puesto que los ojos de los niños son mucho más sensibles.  Por ejemplo, el ojo de un niño deja pasar 7,5 veces más radiación UV que el de un adulto, pero siguen usando en proporción mucho más las gafas de sol los adultos que los niños.

Otro dato importante a tener muy en cuenta, es el aumento exponencial de la miopía que tenemos en la actualidad y que está considerada como “la pandemia del siglo XXI” por la OMS. Esto tiene una explicación muy sencilla, nuestros ojos no fueron diseñados para trabajar mucho en visión próxima y tienen que hacer un esfuerzo para mirar de cerca, para adaptarse con menos esfuerzo se hacen miopes. Hoy en día pasamos mucho más tiempo mirando de cerca y cada vez desde una edad más temprana, con lo que la aparición de la miopía en la población cada vez es mayor y en pacientes más jóvenes.

¿Qué opinas sobe la situación actual en tu sector en la provincia y sus expectativas para los próximos años?

El nuestro es un sector muy especializado, al frente del que debe de haber un director técnico que se encargue de la supervisión de los productos que comercializamos, tanto ópticos como audiológicos, asegurando una calidad y unos servicios al cliente final. Por eso pienso que nuestros establecimientos están muy bien valorados por  la población en general ya que somos muy accesibles y solucionamos problemas muy cotidianos como son los visuales. Esta es, para mí, la razón de que nuestro sector en general goce de buena salud y las perspectivas para los próximos años sean muy positivas.

¿Qué propuestas o iniciativas se te ocurren para dinamizar o impulsar la actividad empresarial en Manzanares?

Habría que potenciar una Estrategia de Desarrollo Local, conocer las fortalezas de la economía local y definir las líneas de acción para incentivar el desarrollo empresarial y generar empleo. Disponemos de una ubicación privilegiada, con una red de comunicaciones inmejorable y un polígono industrial que crece. Habría que hacer atractiva para las empresas la opción de establecerse en Manzanares.

El pequeño comercio está pasando por unos momentos complicados, sobre todo con la aparición del comercio por internet. La atención personalizada y la inmediatez a la hora de dar soluciones a los clientes son los aspectos fuertes que debemos potenciar para convencer a los clientes de que somos la mejor opción.

Pienso que en tiempos de escasez de recursos hay que potenciar la imaginación y la creatividad y desarrollar iniciativas y proyectos para dar respuesta a las necesidades de nuestros  vecinos.

 

COMPARTE

Deja un comentario

*

Empresite Temas de hoy

Educar la voluntad

Dirección Electrónica Vial (DEV):Las multas en papel se acaban

¡Ha llegado la primavera a Manzanares!