Artículos de opinión Opinión

Suspensión de la actividad lectiva en los centros educativos.

María Teresa García Perales.

¡ Cuántas veces hemos deseado acabar por unos días con el estrés que desborda  nuestras vidas ¡ . De hecho, con frecuencia también nos quejamos del agobio que sufrimos a veces, y de las idas y venidas vespertinas a las que nos vemos obligados para llevar a nuestros hijos a las actividades extraescolares. Dicha situación cotidiana se ha visto interrumpida por un tiempo en que vivimos una situación excepcional, al haber sido suspendida la actividad lectiva presencial en nuestros centros educativos, como medida a causa del brote del viurs Covid-19.

Necesitamos un tiempo para adaptarnos a este cambio que supone en nuestras vidas estos días de aislamiento; de un día para otro las familias nos hemos visto en casa, viviendo una nueva situación que en principio,se prolongará quince días, los cuales nos ofrecen una valiosa oportunidad para aprender a gestionar este tiempo en casa de forma adecuada.

No estamos en vacaciones, por lo tanto, es importante que nuestros hijos sigan sus rutinas diarias, levantándose a la misma hora y llevando a cabo las tareas que les sean marcadas por sus maestros desde el centro, para así seguir con sus hábitos de estudio.

Afortunadamente, hoy en día existen plataformas educativas en cada comunidad autónoma, dependientes de las Consejerías de Educación, que permiten la comunicación directa de los docentes con las familias. En Castilla – La Mancha, la plataforma llamada Papas 2.0 facilita además la gestión administrativa de la mayoría de los procesos que son convocados regularmente a lo largo del curso: proceso de admisión, solicitud de ayudas, matriculaciones, etc…, se hacen fácilmente a través de esta vía.

En estos días, independientemente de que los maestros establezcan y marquen la actividad a realizar, los padres tendremos que marcar unas pautas básicas con nuestros hijos, manteniendo su rutina diaria: levantándose y acostándose a la misma hora y dedicando la mañana a desarrollar las tareas asignadas, intercalando momentos de descanso. De este modo, no perderán el ritmo y afrontarán la vuelta al colegio con menos dificultad.

El Gobierno ha decretado el estado de alarma, a partir del cual se limita el movimiento de las personas y la apertura de la mayoría de los establecimientos. Esto ha provocado una situación anómala en nuestras vidas, a la que no estamos acostumbrados, teniendo que quedarnos en casa, ya que es la única forma de contener la pandemia que nos asola.

Ante este gran cambio, debemos ser pacientes e intentar sacar todo lo positivo de esta experiencia. La tecnología nos ofrece la posibilidad de estar en contacto con nuestros familiares que están lejos y sacar el máximo rendimiento del tiempo con los que tenemos cerca, llevando a cabo actividades que normalmente tenemos poco tiempo para realizar, individual o conjuntamente. En estos días estamos viendo en balcones y ventanas la frase de “Todo irá bien” sobre un fondo de un arcoiris, una iniciativa que ha surgido en Italia y que los niños españoles también la están llevando a cabo.

Ojalá está situación nos fortalezca nuestra confianza y anime a sacar lo mejor de nosotros mismos. Confío en que así será.

 

COMPARTE

Deja un comentario

*

Artículos de opinión Opinión

«Los médicos no podemos acceder a las revistas ciéntificas»

COVID19 o reclusión forzada

Habitaciones dobles en hospitales y residencias de mayores.