Artículos

Un café con… Javier Pintado

Ángel García-Consuegra Guijarro

«El periodismo está más vivo que nunca»

Javier Pintado Núñez nació en Manzanares el 1 de julio de 1993. Es graduado en Periodismo por la Facultad de Cuenca correspondiente a la Universidad de Castilla la Mancha. Actualmente, trabaja en Radio Azul Cadena SER desde hace cuatro años, es redactor jefe del programa SER Deportivos La Mancha y redactor también de la sección de informativos. Además, es monitor de pádel y amante de este y otros muchos deportes. Confiesa de sí mismo que es un amante de la fotografía y le dedica tiempo a ello a la mínima oportunidad que tiene.

Pregunta: ¿Cuándo empezó tu pasión por el periodismo y por qué decidiste hacer la carrera?

Respuesta: Mi pasión por el periodismo la despierto demasiado pronto. Todas las tardes de invierno que pasaba con mi hermano en casa no nos despegábamos de la radio, del Carrusel Deportivo, de la quiniela y los goles. Era lo que me gustaba, escuchar a los narradores e imaginar que era yo quien los cantaba. Ahí decidí que quería ser periodista.

P.: ¿Qué tal fue la vida en Cuenca y todo el trascurso de la carrera?

R.: Una de las mejores etapas de mi vida. Cuenca ha supuesto para mí un antes y un después en mi forma de trabajar y de relacionarme con los demás. En la universidad he conocido amigos de verdad, personas que muchos años después me siguen llamando semanalmente y dándome el empujón que siempre es necesario. Cuenca no solo fue una etapa para estudiar y disfrutar sino también para madurar, de aprender a seleccionar qué es importante y qué no lo es.

En cuanto a la carrera, muy enriquecedora. Estudiar lo que te gusta resulta apasionante y sobre todo un reto cada día. Los profesores dejan de tener precisamente ese rol de profesor y pasan a ser compañeros de redacción que te ayudan a mejorar. Recomiendo la Facultad de Periodismo de Cuenca, sin duda.

P.: ¿Tardaste mucho tiempo desde que finalizaste el grado hasta empezar a trabajar? ¿Tenías claro que te querías dedicar al mundo del deporte?

R.: No pasaron ni diez días. Termino la carrera, presento el Trabajo de Fin de Grado y al día siguiente estoy mandando mis primeros currículums. El destino, el azar o como queramos llamarlo hizo que la Cadena SER se pusiera en contacto conmigo a la semana siguiente y, tras dos entrevistas presenciales, empecé a trabajar en la radio. Cuatro años después me sigue sorprendiendo el proceso.

En cuanto a trabajar en el mundo del deporte…siempre lo he querido, es lo que más me gusta. Pero sí es cierto que en la carrera nos quitaron de la mente esa idea, nos decían que solo cinco de cien trabajaríamos en deporte, y, bueno, vamos a seguir llamándolo suerte.

P.: Cuéntanos un poco cual es tu labor diaria dentro de la radio y qué es lo que más te apasiona hacer

R.: Llego a primera hora de la mañana para hacer un boletín matinal de deporte, lo más inmediato. Durante la mañana preparo el SER Deportivos La Mancha, el programa estrella del deporte en la emisora. Llamo a los protagonistas, quedo con ellos y dejo todo listo para empezar de 15.20 a 16:00 horas. Redes sociales, página web…es un trabajo que no cuesta hacer porque estando en casa un sábado cualquiera me intereso por estos temas.

P.: ¿Cuál ha sido tu mejor experiencia como periodista? ¿Y la más anecdótica?

R.: La que recuerdo con mejor sabor fue en Sevilla, narrando un playoff de ascenso a Segunda División entre el filial sevillista y el Yugo Socuéllamos. Fue un año histórico para el ‘Socu’ y tuvimos la oportunidad de viajar con ellos para narrar desde el Viejo Nervión el partido. Casi nos echan del estadio después de cantar el gol de Javi Gómez. Finalmente ascendió el Sevilla B a Segunda División, pero fue una experiencia de 10.

¿Una anécdota? En Navarra un señor mayor se metió en nuestra cabina de narradores y decía que no se movía, que quería ver el partido desde allí. No iba a ser yo quien le negara a aquel buen hombre su asiento, pero… había que narrar el partido. Se quedó con nosotros y solo le faltó opinar de los árbitros.

P.: En este mundo de constantes cambios y de información al segundo, ¿cómo te imaginas el periodismo del futuro? ¿Estás de acuerdo con los que afirman que es una profesión que terminará desapareciendo?

R.: Para nada, el periodismo está más vivo que nunca. Tenemos la suerte de haber caído de pie en la era digital, donde abunda la información y la facilidad de conseguirla. Tantos contenidos tienen un problema, y es que no todas las informaciones se contrastan. Leemos de todo y casi siempre nos creemos todo lo que consumimos, eso es un error.

Creo que el periodismo del futuro debe ser un nexo de unión entre el periodista y el consumidor mediante el poder de contrastar la información. No quedarse solo con el titular y clicar la noticia, interesarse por el tema y buscar otras fuentes. Escuchar una emisora de radio y al día siguiente escuchar otra o ver varios informativos de televisión de distintas cadenas.

Hacer periodismo en la actualidad es tan fácil que incluso lo hacen personas que no están capacitadas. El consumidor de información tiene ese poder, de seleccionar lo que quiere y lo que no.

P.: ¿Cómo será Javier Pintado de aquí a unos años? ¿Qué objetivos tienes para el futuro?

R.: El Javier Pintado de aquí a unos años seguirá siendo igual o más inquieto que el de ahora. No soy una persona conformista, siempre estoy pensando en qué se puede mejorar y hacia donde se puede aspirar. Tengo personas a mi alrededor que saben llevarme y me aconsejan lo mejor en cada momento, mi familia y mi pareja también hacen periodismo conmigo.

No sé si radio, televisión, prensa digital o escrita, pero tengo mucho que darle aún al periodismo, y también absorber de este increíble mundo.

Además de compartir el día de nacimiento, Javier y yo somos primos y compartimos la pasión por el periodismo. Recuerdo como nos juntábamos cuando yo tendría en torno a 7 u 8 años y jugábamos a juegos de fútbol en la PlayStation 2 durante toda la mañana. A Javier siempre lo he tenido de referente y más aún cuando me contó que iba a estudiar periodismo. Fue el empujón que me hizo falta para que yo también lo hiciera. Ojalá y conseguir todo lo que él ha conseguido y en un futuro poder trabajar juntos, ya sea cubriendo un partido o haciendo algún carrusel.

COMPARTE

Deja un comentario

*

Artículos

LOS SAGASTI…de leyenda a fábula (II parte).

El Colegio y la AMPA de La Candelaria, celebran las tradiciones

Los Sagasti. De historia a leyenda.