Pueblo

Un emotivo diálogo con Jesús, el hilo conductor del pregón de María Criado

Pregón Jesús del Perdón 2019

La pregonera se abrió en canal en un texto en el que no faltaron los recuerdos, las referencias personales y su vinculación con Jesús del Perdón.

 

Como es habitual en este ya tradicional acto de apertura de las fiestas de Nuestro Padre Jesús del Perdón, una perfecta combinación entre solemnidad y emotividad se deslizó sobre el  escenario del Gran Teatro de Manzanares. El 24 de agosto se dieron cita junto a María Criado Peña, directora del IES Azuer y licenciada en Filología Hispánica y en Teoría de la Literatura, los miembros de la Junta de Gobierno de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Perdón, sacerdotes de las parroquias de Manzanares y buena parte de la corporación municipal encabezada por el alcalde Julián Nieva.

 

El acto dio comienzo puntualmente cuando subió al escenario el presentador Agustín Sánchez quien fue dando paso uno tras otro a los intervinientes. Una vez hubo concluida su presentación el pregonero del año anterior, María Criado Peña, de notable relevancia en Manzanares por su labor como directora del IES Azuer, tomó la palabra para dar cuerpo al texto de su pregón.

 

El hilo conductor del mismo fue un diálogo con Jesús en la ermita en la que la pregonera mostró mucho de sí misma, de sus recuerdos, de su memoria sentimental, de su sentimiento religioso y de su vinculación al patrón de Manzanares. Sin duda, la sinceridad y la trasparencia de sus palabras constituye la nota distintiva del pregón de este año. 

 

Comenzó ese diálogo mostrando el respeto y la responsabilidad que el mismo acto de pregonar las fiestas patronales le infundían pero enseguida se fue deslizando hacia un verdadero ejercicio de memoria sentimental cuando se decidió a desgranar los recuerdos de su niñez que le llevaban a sus abuelos, a sus padres, a sus hermanas y hacia el comienzo de la fe y la identificación con el patronazgo que pregonaba. La familia ocupó un lugar central en la alocución de Criado Peña lo que hizo conectar al auditorio con una emotividad que flotaba en el ambiente.

 

La segunda parte del pregón se centró más en la figura de Jesús haciendo mención su imagen para a continuación reflexionar sobre ello de algunos de los elementos distintivos de su imagen: la cruz, el pie y las manos. María Criado definió la cruz como símbolo del cargo que Cristo se hace de nuestros pesares y también de nuestros pecados mientras que las manos son manos fuertes que levantan pero también tiernas que sostienen y acarician. Hizo referencia la pregonera igualmente al nombre de Jesús, “del perdón”, lo que le llevó a reflexionar sobre el significado de semejante concepto en medio de las heridas del mundo.

El pregón se redondeó volviendo a la memoria sentimental y la búsqueda de la emotividad trayendo a colación imágenes como las estampas, las canciones de su niñez en el coro de las monjas, los familiares ausentes o la figura de la Virgen.

El final del pregón fue ganando en intensidad con la evocación de la procesión y la vivencia del pueblo de Manzanares de los días de las fiestas patronales donde la fe pero también la fiesta, la alegría, los reencuentros y la calle cobran protagonismo.

Después de un prolongado aplauso, el Hermano Mayor de la Hermandad, Rafael Ángel Huéscar le hizo entrega de un recuerdo a la pregonara y el presentador dio paso a la actuación musical del quinteto de viento “Airén” que puso el broche artístico al pregón 2019.

Terminado el acto, María Criado Peña recibió las felicitaciones de los allí congregados comenzando por su familia y seguida los miembros de las cofradías y las parroquias y el alcalde quien no escatimó elogios hacia la intervención de la directora del IES Azuer.

 

COMPARTE

Deja un comentario

*

Pueblo

Entrevista a Manuel Sánchez-Migallón López de la Rica

La Guardia Civil se incauta de 500 kilos de hachís en la A-4

Noche de San Juan y defensa del Torreón de Morataláz por el Zaque