El rincón de los dineros Temas de hoy

Una semana en Territorio Comanche

Javier Fernández-Pacheco

“Territorio Comanche” es una novela de Arturo Pérez Reverte publicada en 1.994 y ambientada en las guerras Yugoslavas de la primera mitad de los años 90.

Cuenta las vicisitudes que en ellas pasan dos corresponsales de guerra. Y escribiendo sobre lo que ha pasado esta última semana en Barcelona, podría uno sentirse como si de un corresponsal de guerra se tratara.

Lunes 14-10

Salgo del médico a media mañana en la calle Provença (1) y subo a la moto par acudir a una visita con un cliente en el Club Natación Barcelona del que ambos somos socios.

De repente el tráfico se para y quedamos atrapados. No podemos avanzar ni retroceder.

Gracias a circular en moto, puedo subirme a la acera y continuar caminando. Esa tarde, los Comités de Defensa de la República (CDR), acaban en el aeropuerto.

Martes 15-10

Dejo la moto en casa y decido moverme en metro. Es más difícil cortarlo. Pero claro, los 20’ de trayecto hasta la oficina, se transforman en casi una hora. Es molesto, pero no es nada dramático.

Esa noche se producen los primeros altercados verdaderamente violentos. Los CDR se ceban con Paseo de Gracia (2)

Miércoles 16-10

Cinco columnas de manifestantes marchan sobre Barcelona. Aprovecho que están entretenidos con los parlamentos, para ir a buscar a los niños al cole (3).

El decano nos escribe a los profesores para comunicarnos que se cancelan las clases en el campus de Ronda Sant Pere (4)

Por la noche, los CDR destrozarán los alrededores de la Consejería de interior (5) y hasta lanzan un cohete de feria a un helicóptero de los Mossos.

Jueves 17-10

Cuando al día siguiente llevo a los niños al colegio (3), la cosa está más o menos tranquila. Pero sigo yendo en metro. No confío en que me corten cualquier calle.

Por la noche salgo a correr a un parque que hay cerca de casa. Por el camino veo un grupo de CDRs que han cortado la Avenida Meridiana a la altura de Fabra i Puig.

Deben ser por lo menos cien y no debe haber menos de treinta o cuarenta policías municipales. Que digo yo, que no debería ser tan difícil dispersarlos.

Viernes 18-10

Día de huelga general. Decido quedarme trabajando desde casa por si acaso. Me paso el día hablando con clientes y preparando las clases de la semana siguiente.

Por la noche, la gran batalla de Urquinaona. Los CDR intentan asaltar la jefatura de la policía de Vía Laietana (6), pero son repelidos y retroceden hasta la Plaza de Urquinaona (7) donde se producen enfrentamientos durante nueve largas horas.

A Dios gracias, no estamos en guerra y las imágenes, a pesar de la aparatosidad, no reflejan un verdadero conflicto armado. Al menos por ahora.

COMPARTE

Deja un comentario

*

El rincón de los dineros Temas de hoy

¿Comemos suficiente Omega-3 en Manzanares?

María Teresa Jiménez Arias, propietaria de «Sabores en tu casa»

McDonald´s y la fortaleza del dólar