El pasado sábado, 25 de enero, una delegación del Ayuntamiento de Manzanares se desplazó a FITUR para promocionar la ciudad en tan importante feria turística. Según rezan las notas de prensa, el alcalde tuvo una intervención de carácter institucional en la que propuso Manzanares como destino turístico puestos los ojos en la oferta cultural y más concretamente, en el archivo-museo “Ignacio Sánchez Mejías”. Tras el discurso tuvo lugar una performance en la que se recitaron poemas y se recordó la reunión en Sevilla promocionada por el genial torero y escritor de la que surgió luego el marbete ‘Generación del 27’.

Es probable que artística y patrimonialmente lo más valioso que tenga Manzanares sea la Iglesia parroquial de Nuestras Señora de la Asunción y más concretamente su irrepetible pórtico; sin embargo, no nos engañemos, iglesias y templos centenarios, palacios o edificios históricos, tienen todos los pueblos. Al fin y al cabo, somos Europa, y a poco que des una patada, se topa uno con nobles piedras de las que enorgullecerse por todas partes. Si uno quiere atraer visitantes (y a eso se va a FITUR) deberá ofrecer algo más, algo diferente y original que no tengan los otros pueblos.

La instalación cultural más valiosa de Manzanares es el Archivo–Museo “Sánchez Mejías” (amén del Museo de Manuel Piña). Su interés es inmenso. El valor artístico, patrimonial, cultural, literario e incluso científico de los objetos y documentos que contiene es inmenso y pocos se hacen a la idea de lo que representan y el potencial que tienen. Manzanares podría ser el lugar de estudio y honra, de admiración y recuerdo de un personaje tan singular y de tanta importancia en nuestra reciente historia cultural. Su influencia fue determinante y la amplitud de su genio, incomparable. Como depositarios de su legado nos corresponde mostrarlo a todo el que quiera conocerlo y eso tiene, sin duda un interés turístico de primer orden.

Así que estoy de acuerdo en el enfoque que el Ayuntamiento le ha dado a su visita a FITUR porque este Museo no lo tiene nadie más que nosotros. Nos diferencia del resto de pueblos de la comarca y su presencia en la Calle de las Monjas, 12 hace que merezca la pena desviarse de la ruta de la A4 o de la A43 y conocer Manzanares. Ojalá y la siembra haya caído en tierra buena y la cosecha sea beneficiosa para todo el pueblo.

Jesús Villegas Cano

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *