Enero, el mes en que celebramos las fiestas de los ‘Santos Viejos’ el primero de ellos es “San Antón” la imagen corresponde a su ermita.

Por Javier López Mozos

Sería más fácil y a la vez para muchos más vistoso fotografiar la fachada principal, con sus detalles artísticos. Pero la dificultad está en la parte posterior de esta ermita en la que se aprecian los tres volúmenes que forman la sacristía, el ábside y la cúpula, además de la integración de esta mole en la plazoleta.

Seguramente que en los últimos años, ha corrido mucha tinta, se ha debatido en tertulias y barras de bar, la colocación de los contenedores; pero cuando se piensa en el número de personas implicadas en la ejecución de esta obra; y se analiza la imagen con otra mirada… comenzando por el que tuvo la idea, los que decidieron de llevarla a cabo, el que diseñó el proyecto, el que lo aprobó y los que tuvieron que trabajar en su ejecución, la conclusión es que en su momento ninguno de los intervinientes levantó, aunque fuese tímidamente la mano y comentara que se estaba cometiendo una atrocidad visual, al colocar unos recipientes de residuos junto a un conjunto patrimonial, además de histórico artístico, porque seguramente el resultado hubiera sido muy distinto.

Han pasado ya varias corporaciones por el consistorio, todos defendiendo la buena situación geográfica y potenciando el patrimonio cultural y monumental de este municipio. Pero hasta el momento (que sepamos) no se ha visto ninguna acción al respecto, como por ejemplo reunir a los vecinos afectados, oposición, técnicos en urbanismo, arte y decoración, para sentarse en una mesa ver los pros y contras, recoger ideas y darle una solución cómoda y eficaz para la vecindad, que se tiene que desplazar a depositar sus residuos y de paso resolver este dislate visual.

Es difícil encontrar un ataque parecido al buen gusto en otros pueblos que estén interesados en ser visitados por el mayor número de turistas, en mostrar y poner en valor su patrimonio.

Sería maravilloso poder contemplar con otra mirada… e imaginar que todo es un error, que ha sido capricho de la cámara que impresiono esta instantánea superponiendo unos elementos extraños que en realidad no existen.

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *