Jesús Isidro Sánchez de la Blanca

Afectados por la crisis económica del Covid-19, nos cuentan sus inquietudes.

Poco a poco España y Manzanares se desperezan, abriendo los ojos de lo que parece un mal sueño. Pero no, no ha sido un mal sueño. Como diría Monterroso, cuando nos hemos despertado, “el dinosaurio todavía estaba ahí”. El dinosaurio de una parálisis económica sin precedente. La persiana echada, los clientes no entran en el comercio, no suena la campanilla de la puerta. Pasa un mes y otro y los ingresos no vuelven, pero los gastos permanecen. ¿Qué hacer? ¿A quien acudir?

Hemos pedido a nuestros comerciantes que nos ofrezcan una perspectiva del problema: sus miedos o esperanzas, cómo afrontan el futuro, qué se vislumbra en el horizonte o cómo creen que podemos salir del paso.

 

 

Borja Navarro Sánchez Migallón – BNA GESTIÓN & AXA SEGUROS

Nuestra empresa pertenece fundamentalmente al sector asegurador, por lo que nos afecta cualquier tipo de crisis (sanitaria, económica, política, etc.) ya que nuestros clientes van desde grandes empresas, pymes y pequeños autónomos hasta el particular que quiere asegurar sus bienes, su vida, etc. Pero también somos un servicio necesario en cualquier momento del ciclo económico.

Es cierto que las perspectivas no son positivas. La pandemia del COVID-19, dejando a un lado el tremendo drama de los afectados por el virus, va a dejar un segundo nivel de perjudicados como son los autónomos y pequeñas empresas que quizás no inmediatamente, pero si poco a poco, irán cayendo ante la imposibilidad de mantenerse en pie. A estos colectivos es a los que más habrá que ayudar puesto que forman el sostén de nuestra economía y son los que en un pueblo como Manzanares hacen que este se mantenga vivo.

Dicho lo cual nuestra empresa quiere salir reforzada de esta crisis al demostrar adaptabilidad y transformación ante cualquier escenario.

TALLER HISPANO

La situación actual al principio era preocupante pero tranquilizadora a la vez, iban a ser sólo 15 días de confinamiento de Estado de Alarma por Covid-19.

La cantidad de promesas hechas por el Gobierno Central, hacía pensar que todo iba a ser rápido, ágil y corto, pero a día de hoy 13/05/2020, muchas informaciones contrastadas apuntan que los trabajadores que se encuentran en situación de ERTE no han recibido sus ingresos, así como tampoco muchas de las empresas que para su continuidad nos hemos visto obligadas a solicitar más préstamos y créditos con garantía del Instituto de Crédito Oficial.

En conclusión, si la situación actual no es reconducida, el público no tiene permiso para poder desplazarse y además no tiene liquidez, el horizonte pinta oscuro, ya no sólo para los que nos dedicamos a este sector, sino para todos en general.

CRISTINA SANCHEZ CARNERERO – FLORISTERIA EL PARAISO

Una nueva forma de vivir.

Volver a entrar en nuestro local, después de 50 días sin trabajar y no tener fuerzas para estar el primer día  mas de media hora, ….y lloras.

Es un periodo de reflexión y también es un tiempo para reordenar metas y proyectos después de una etapa tan complicada como esta, no es posible que el mundo funcione de la misma manera. Las prioridades de las personas se transformarán y esto generará un impacto en diferentes sectores. Puede que sea positivo o negativo para nuestras empresas, ya NO solo depende de nosotros.

En los pocos días que llevamos trabajando, ya hemos notado el, cambio el 80% del trabajo se está realizado por teléfono, redes sociales y web. Ya no hay quien lo pare.

Sin comuniones, sin Semana Santa, sin día del padre, sin bodas, este año será difícil, perdidas como en todos los sectores, nuestra previsión era muy buena, muchas  bodas dentro y fuera de Manzanares, proyecto de un trabajador más, y ahora qué?

Nuestra esperanza está en el apoyo social de la nuestra comunidad.

ISABEL LOPEZ GONZALEZ – SOLOISA CORSETERIA

Cuando reabrí fue con cita previa, me sentía como si estrenara tienda. Nerviosa, me faltaba el aire con la mascarilla, ya estaba todo a punto. Clientas concienciadas y respetuosas con las normas de seguridad. No tocaban por no molestar. Comentaban que “se emocionaban al ver que volvíamos a reabrir comercios, que estos meses se habían dado cuenta qué sería de Manzanares si desapareciéramos y que había que comprar en el pueblo”. Hay que seguir trabajando para transmitir confianza, seguridad y cercanía al cliente, reconquistarlo. Importante preguntar y escuchar para analizar y adaptar nuestros stocks a sus verdaderas necesidades. Se hace además imprescindible el asociacionismo empresarial en Manzanares y fomentar y crear ayudas para la creación de industria y fábricas de la que nos quedamos huérfanos debido a la externalización y globalización. Clientes, empresas y administración juntos bajo un lema: yo te cuido, tú me cuidas.

JOSE A. ROMERO DE AVILA NIETO – RELAX ZENTER

La situación económica, creo que será una oportunidad para hacer ver a los vecinos, incluso a los propietarios de negocios y comercios de Manzanares, que tenemos que potenciar el consumo de proximidad, en nuestras pequeñas y medianas empresas para salir más rápidamente de la crisis económica que se avecina, fomentando la confianza que nos dan los comerciantes que conocemos de toda la vida.

Los empresarios intentaremos mantener nuestras plantillas de empleados, solo a cambio de al menos cubrir los gastos fijos, aunque nuestros beneficios se vean mermados y eso sólo será posible si la gran mayoría de los manzangatos invertimos nuestro dinero en los negocios de nuestro pueblo.

Además tenemos que volver a hacer atractivo nuestros comercios a los pueblos vecinos, recuperando su confianza que años atrás nos depositaban cuando tenían un evento importante y no dudaban en venir a nuestra casa, porque confían en  nuestro buen hacer.

RAFAEL PARRADO – SILESKM13

LA VIDA SOBRE RUEDAS ES VIDA

Los que amamos el deporte al aire libre nos llevamos un palo el día que nos dijeron que cerraban las puertas del campo. A las pocas horas de una primavera que llevábamos esperando desde el pasado verano y pintaba perfecta en el ámbito deportivo, un virus más pequeño que una mota de polen nos truncaba todos los planes.

Nuestra tienda, SILESKm13, llena de bicicletas de colores como las flores, cerró. Y allí dentro se quedaron todas esas ruedas llorando… 50 días después, el 4 de mayo, nos permiten reabrir adoptando unas medidas excepcionales: mascarilla obligatoria, hidrogel en la entrada del local, clientes con cita previa, solo uno… Y por suerte todo ha ido bien. Todos los clientes han sido respetuosos y han tenido una paciencia infinita si tenían que esperar su turno en la calle, la afluencia de público ha sido muy grande, demostrando el apoyo a nuestro comercio, confiando en nuestros consejos y criterios para adquirir una bicicleta nueva o para reparar la suya en nuestro taller.

El teléfono no ha parado de sonar y lo primero que nos preguntan es: ¿Cómo estáis? ¿Ya estáis trabajando? Y seguidamente: ¿Cuándo podemos ir a llevarte la bici? Gracias por ayudarnos a resurgir después del gran parón provocado por la crisis sanitaria del Covid19. Entre todos tenemos que fomentar el comercio local, comprar en el pueblo, a nuestros vecinos…

Esto hará que la economía fluya, que nuestra localidad sea atractiva e invite a abrir más actividades empresariales de todo ámbito.

Tenemos que seguir mirando al futuro con la cabeza bien alta.

PEDRO ROMAN – DUO HOMBRE

En  DUO y Lola Román estamos, como todas las empresas del sector, en una situación muy complicada, ya que nadie sabe a ciencia cierta el alcance de la crisis que atravesamos. . Todo depende del desarrollo de un tratamiento eficaz, de la elaboración de una vacuna contra el COVI 19 y del nuevo escenario social y económico.

En nuestras cinco  tiendas tenemos prácticamente el total de la mercancía comprada para esta temporada. Además,  la incertidumbre de cómo reaccionaran nuestros clientes una vez pasemos a la fase 1 hace que no sepamos aún cómo tengamos que actuar a la hora de hacer nuestras ofertas. Eso nos obliga a ser ágiles y dinámicos a la hora de tomar decisiones, ya que los gastos son enormes y esta situación obligará a muchas empresas a solicitar créditos para poder seguir adelante.

Aun así, somos optimistas y estamos convencidos de que el pequeño comercio será imprescindible, ya que cuenta con una completísima oferta de productos, un excelente trato profesional y personal y el encanto de ir de compras por tu ciudad. Además, la cercanía y confianza de nuestros clientes hace que éstos puedan comprobar in situ  las garantías de higiene y seguridad que la venta on line no puede ofrecer, ya que, en muchísimos casos, el producto comprado por este canal viene directa o indirectamente de países asiáticos, donde lamentablemente las condiciones de trabajo, seguridad e higiene dejan mucho que desear.

Enri García Chaparro – Centro de Estudios CENESMEM

Mientras que el comercio podrá irse habituando a una forma de negocio distinta, nosotros nos encontramos ante un problema como son las clases presenciales.

Los alumnos nos están demostrando ser unos verdaderos campeones y los padres aun más. No se estaba preparado para esta situación.  A pesar de las nuevas tecnologías esta situación ha llegado sobrevenida.

Desde los estamentos gubernamentales se van dando alternativas, muchas casi imposibles de llevar a cabo.

Las aulas en los centros públicos están masificadas. En las academias se trabaja con grupos reducidos. Pero el problema es el mismo que en los centros públicos o concertados.

Si realmente se plantean desde las instituciones desmasificar las aulas e incluso impartir la formación on-line como hasta ahora, creo que los centros de enseñanza no reglada podemos ser un gran apoyo para esos fines.

En Manzanares hay varias academias dedicadas al apoyo y refuerzo escolar, así como varias impartiendo idiomas en particular. O nos ayudamos entre todos de una manera generalizada o empezarán a resurgir nuevamente, aunque nunca lo han dejado, la economía sumergida, pues todos sabemos que hay mucha gente dando clases de manera particular, en sus casas, sin pagar impuestos y sin licencias para ello

Mayte Portales – Fogones Portales

Que como nos sentimos? tristes, preocupados, vulnerables, inseguros…pero de lo que sí podemos estar seguros es de que es un momento histórico, siendo nuestra labor asumir responsabilidad que, hasta el momento, consiste mantener las distancias y limpieza.

El 14 de marzo de 2020 el país se paraliza y una servidora junto a Claudia Rodrigo, hacemos que la cocina de Fogones Portales siga funcionando a todo gas.

Desde 2003 realizamos servicios de comidas a domicilio para personas mayores, el colectivo más vulnerable de esta pandemia. Ahora no podíamos fallarles.

Habían escuchado que toda la hostelería estaba cerrada y no sabían si ese día iríamos o no. Su alegría al abrir la puerta y ver a Claudia con la comida fue emocionante. Le daban las gracias por ir, por asegurarles que iríamos cada día… Cuánto tenemos que aprender de ellos…

Las mañanas en cocina eran muy estresantes. Trabajar con dobles guantes, mascarilla, gorros, delantales… Desinfectar suelos, superficies, menaje, envases… Han pasado 60 días y hemos normalizado trabajar así.

Gracias a Dios todos nuestros mayores siguen bien, abriendo a diario sus puertas a Fogones Portales. Ahora la vida vuelve a nuestras calles… Hay que seguir protegiendo a los que nos rodean, a los que más queremos…

Quiero dar las gracias a los sanitarios, a los chicos de verde y sus tréboles… a nuestros proveedores y a los que han hecho que todo fuese un poco más fácil.

 

También estoy orgullosa de pertenecer a una nueva familia formada por costureras y cortadoras de plásticos voluntarias de Manzanares y Membrilla que confeccionamos protecciones para el personal sanitario y que hemos demostrado que uniendo nuestras fuerzas y nuestros corazones, sin color político ni religioso, se consiguen ganar las batallas más difíciles…

Gracias también a todos los comercios y particulares que han donado lo que han podido y a los Ayuntamientos de poblaciones cercanas que se han volcado en esta gran labor.

Tal vez los de arriba podían aprender del pueblo llano…

Vender sueños

María Carmen Cordero, viajes Nautalia

Hace sólo unos meses pensábamos que el Covid19 era algo muy lejano y que nosotros estábamos a salvo. Sin embargo, en poco tiempo contemplamos atónitos cómo nuestro modelo de vida daba un giro difícil de asumir. Vimos cómo muchas familias perdían un ser querido sin poder siquiera despedirse y cómo otras tenían que estar separadas…

Todos confinados…. Muchas personas perdieron su trabajo, y con ello su medio de vida.  Pero somos fuertes y solidarios, y lo superaremos juntos.

Siempre he considerado mi trabajo de los más gratificantes, porque vendemos sueños, ilusiones…Lamentablemente en las últimas semanas he sido testigo de cómo esos sueños se desmoronaban. Personas que llevaban mucho tiempo planeando su futuro,

se veían obligadas a cancelar sus planes… Por mi parte, he tratado siempre de buscarles alternativas, dentro de mis limitaciones. A nivel personal, observaba con impotencia, cómo el trabajo de meses caía por tierra irremediablemente, cancelación tras cancelación….

El sector turístico es uno de los más castigados, pero se ha involucrado desde el principio comprometiéndose a las máximas garantías sanitarias para la tranquilidad y confianza tanto de clientes como de trabajadores. No podemos rendirnos. Debemos continuar vendiendo sueños. Ahora más que nunca se necesitan, y nosotros estaremos siempre ahí, dispuestos a preparar una nueva aventura, y si surgiera un problema, a afrontarlo con nuestros clientes.

Nuestro lema desde hace algún tiempo es que “las vueltas dan mucha vida”, y “volveremos a dar vueltas”. Eso seguro.

 Mucho ánimo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *