Consoly León Arias

Hacia la Semana Santa

“La gran labor social  que ejerce la Iglesia en la actualidad es indudable, es algo que no se debe cuestionar. Son muchos los recursos que la Iglesia destina a las acciones sociales, y de ayuda de los más desfavorecidos”

 

“Familia, esa es la palabra con la que puedo definir la experiencia que he tenido en las Hermandades en las que he colaborado hasta el día de hoy. Una Hermandad funciona exactamente como una gran familia, en la que todos cuidamos de todos”

Francisco Manuel es el manzanareño hace de cada una de sus palabras un elogio mariano, y lo transmite de igual modo, a cuantos desean escucharlo y abrir las puertas de sus sentimientos a los albores de la Semana de Pasión.
Desde su juventud, nuestro protagonista, sabe que la Virgen, guía con cariño de Madre, sus pasos, y así lo expresa con entusiasmo en una Casa de Cultura, dispuesta a dar el pistoletazo de salida, a las emociones encontradas y los sentimientos más sinceros, que afloran en estas fechas, en los corazones cofrades.

 

¿Quién es Francisco Manuel Arrebola López de Pablo?

     

 Soy un cofrade, de corazón mariano, y un joven apasionado del mundo cofrade y todo lo que incluye: actos, procesiones, montajes, amistades, jornadas de convivencia etc…

Aunque estudié Magisterio de Educación Primaria, en la especialidad de Educación Física, trabajo en la empresa familiar de Perforaciones y Sondeos Hijos de Manuel López de Pablo, donde formo parte de la cuarta generación de mi familia.

¿Qué significa ser Exaltador Cofrade de la Hermandad del Santo Entierro? ¿Desde qué momento se realiza la Exaltación Cofrade en Manzanares?, ¿cuál es su principal pretensión?

En una palabra: orgullo. Creo que no hay mayor satisfacción que dar a conocer los sentimientos y vivencias que te surgen cuando estás tan cerca de tu Virgen o tu Cristo. Dar a conocer esas historias que nos hacen creer y vivir nuestro día a día en torno a la fe, supone una gran experiencia.

La Exaltación Cofrade se lleva organizando desde el año 2002. El objetivo en este acto es dar a conocer desde el punto de vista de la fe y la religiosidad, tus vivencias y experiencias  en el seno de tu Hermandad.

 

 

¿Qué cualidades debe tener a tu juicio un buen exaltador cofrade? ¿Qué tiene de especial tu exaltación cofrade?, ¿Qué es lo que más te agrada de ella? Coméntanos brevemente los puntos principales en torno a los que gira tu exaltación cofrade. 

 

Ganas de expresar sus vivencias religiosas.  En este tipo de actos, debes sincerarte con el público, por lo que tienes que sacar a la luz, todas experiencias en torno a tus Imágenes. En mi exaltación, hay una mezcla de cosas de todas las hermandades y situaciones, donde se evoca el más puro sentimiento.

En mi exaltación hablo fundamentalmente de mis vivencias cofrades en las diferentes Hermandades de Manzanares y Sevilla, a través de infinidad de sentimientos, ideas, pensamientos, etc.

 

 

¿Qué es para ti la fe?, ¿Cómo la vives? ¿Te ayuda en tu vida cotidiana sentir la presencia de Dios?

 

En mi vida, la fe tiene un papel fundamental, pues sin ella, todo carecería de sentido. La fe es confianza, es creer en todo lo que Dios nos ofrece y nos revela sobre Sí, aportándonos un conocimiento más íntimo sobre su Palabra.     

Mi forma de vida la fe se orienta, además, en torno a la religiosidad popular. 

 

¿En qué momento decidiste pertenecer a una hermandad? ¿cuál fue la elegida?, ¿A cuántas perteneces en la actualidad?, ¿Cuántos años llevas dentro de este mundo?

 

Además de pertenecer varios años a la Banda de Cornetas y Tambores “El Traspaso”, decidí ser parte  de este mundo cofrade, hace unos quince años, tras encontrarme frente a frente con la Señora de la Soledad de Manzanares; siendo la Hermandad del Santo Entierro la primera en la que decidí inscribirme. En la actualidad pertenezco a cuatro Hermandades; tres de Manzanares y una de Sevilla.

 

¿Qué experiencias has vivido en el seno de las diferentes hermandades de las que eres hermano? ¿Qué te aporta la “vida cofrade”?

 Familia, esa es la palabra con la que puedo definir la experiencia que he tenido en las Hermandades en las que he colaborado hasta el día de hoy. Una Hermandad funciona exactamente como una gran familia, en la que todos cuidamos de todos.

Particularmente, la vida cofrade me aporta esa chispa diaria de energía, para seguir adelante con numerosos proyectos, ilusiones e ideas.

 

¿Por qué La Soledad, La Dolorosa, El Traspaso, La Salud?

Soledad, porque siempre ha sido “la niña de mis ojos”; la que siempre ha estado en mi cabeza, desde el día que la conocí.       
La Dolorosa, en forma de promesa cumplida.

La Virgen del Traspaso, es la Virgen que siempre he asociado al amor maternal, desde que hace muchos años empezase  acompañándola con la corneta. Me ha aportado muchas cosas, muchos sentimientos, muchas buenas amistades.

Y Salud…La Esperanza salvadora, la salud de los enfermos; la eterna fuente de salud inagotable. Cada vez que voy a Sevilla tengo esa “obligación” de ir a verla. Es como renovar esa promesa que hice con ella hace unos años, y espero dentro de poco hacer estación de penitencia junto a Ella.

 

 ¿Qué papel desarrollas dentro de las cofradías? ¿Cómo y en qué participas?

 En pocas palabras, colaboración. Eso es algo que hago en todas las Hermandades en las que participo. Como caso singular, dentro de la Hermandad del Santo Entierro donde ocupo el cargo de Albacea de Casa de Hermandad, realizo diversos montajes, reformas, preparo los cambios de terno de María Santísima, etc. 

 

¿Opinas que las hermandades/cofradías realizan una importante labor social en nuestros días, especialmente con los jóvenes?

Estas acciones vienen reflejadas en los Estatutos, en la Normativa Diocesana para la Diócesis de Ciudad Real, y en el Código de Derecho Canónico. De las diferentes obras que se pueden llevar a cabo podemos encontrar desde recogida de alimentos y material escolar, cooperación con Cáritas, aportaciones económicas a  ONG y misiones evangelizadoras, etc.

Dentro de la Hermandad  del Santo Entierro, contamos con el proyecto de apadrinamiento de niños sudamericanos durante su etapa de escolarización.

Con respecto a los jóvenes, ya sea desde las Hermandades o desde otro tipo de asociación, debemos concienciarles de la necesidad de colaborar con los más desfavorecidos.

 

¿Cómo trasladarías a los más jóvenes la satisfacción que aporta vivir la fe desde las hermandades?

 Invitaría  a los jóvenes a participar en la vida de hermandad, puesto que ser cofrade, es  formar parte de un mundo que te acoge como una gran familia, donde estamos muy unidos y contribuimos a mantener nuestras más valiosas y preciadas tradiciones, como la Semana Santa.        
Además, realizamos actos de culto y también más lúdicos como las excursiones y viajes organizados, la colaboración con las mismas hermandades para organizar la verbena de feria o de las Fiestas Patronales etc…

 

¿Piensas que el Mensaje de Cristo es  “actual”?. ¿Qué opinión te merece el papel que ejerce la Iglesia en la sociedad en que vivimos?.

 En mi opinión, el Mensaje de Cristo, es el que es, pero quizás debería ser más sencillo de entender para los jóvenes.. Los  catequistas deberían de abordar en este sentido, hacer atractiva “la Palabra” para los pequeños y los jóvenes.

La gran labor social  que ejerce la Iglesia en la actualidad es indudable, es algo que no se debe cuestionar. Son muchos los recursos que la Iglesia destina a las acciones sociales, y de ayuda de los más desfavorecidos.

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *