Explora el mundo de las relaciones tóxicas en su primera novela

Si algo hay que agradecer al aciago 2020, es que ha sido realmente prolífico en tanto en cuanto a lo que a la publicación de libros y estudios de diversa índole se refiere. Siguiendo esta línea, en el mes de noviembre vio la luz “La madrugada del espejo roto”, siendo dicha novela, la ópera prima de la manzanareña Pilar Gómez-Pastrana.
La trama, marcada por una narrativa tan fresca como envolvente, es capaz de dar sentido a una historia, cuyos personajes viven de algún modo el grave problema de la violencia de género, como lacra pertinaz y cruel que atenaza nuestra sociedad, y que lejos de erradicarse, se hace presente entre algunos adolescentes, de ambos sexos, que sirviéndose de herramientas ligadas a la comunicación, manipulan y controlan emocionalmente a otras personas, causándoles un terrible daño psicológico, poniendo una vez más sobre la mesa, el debate relativo a las relaciones tóxicas, la violencia y sus secuelas, o la insuficiencia y escasa eficacia, de las medidas destinadas a frenar tan dolorosa situación.
Agradeciéndole su dedicación, le planteo esta entrevista sobre su primer libro en el mercado y el interés que suscitan los puntos tratados.

1.- Este es tu primer libro publicado pero, ¿desde cuándo escribes?

Siempre me ha gustado escribir, pero llevo unos diez años haciéndolo de manera habitual. Esta es mi segunda novela y cuento con un extenso puñado de relatos. La mayoría gracias a mi paso por el taller de escritura on line “Móntame una escena”, donde aprendí muchísimo.

2. ¿Para cuándo el próximo?

Sinceramente, creo que me llevará algún año más… Tengo título, trama y personajes, pero no demasiado tiempo libre, ya que ahora también estudio música. Todo es empezar y dejar fluir la imaginación.

3. Por último, ¿dónde podemos adquirir tu novela?

De momento, solo en Amazon, en papel y en ebook. Sé que hay muchos detractores de esta plataforma pero a su favor diré que otorga una gran oportunidad a escritores noveles o aficionados como yo, y además, la inversión es mínima. Aún así, me encantaría comercializarla en las librerías de la zona.

4.- ¿Cómo describirías tu obra en pocas palabras?
Para ser objetiva, resumiré los comentarios que me envían los lectores: trepidante, ágil, inquietante, muy emotiva, inteligente y que engancha desde el principio.

5.- ¿Cómo surge esta novela? ¿Cuál es su finalidad?, ¿a qué público está dirigida? ¿Qué ofrece al lector?

Por desgracia, se habla mucho sobre la violencia física y casi nada de los maltratos psicológicos que hay detrás. Nadie comienza una relación pegando a su pareja… En cambio se va tejiendo una sutil telaraña de censuras, humillaciones y chantajes que anulan la personalidad de la víctima hasta hacerla sentir culpable y avergonzada de su situación que las frena a pedir ayuda. Me pareció importante indagar en esa antesala y me puse manos a la obra.
Yo no me dedico a esto profesionalmente, por lo que empecé sin objetivo, sin presión, sin saber si sería capaz de acabarla. Al principio, eran solo unas notas y unas escenas sueltas, pero a medida que iba documentándome sobre el tema y planificando la historia, fui involucrándome con los protagonistas y sus vidas. Comprendí entonces la importancia de llegar al final para concienciar de que esta violencia invisible, genera lamentablemente, lo que acaba siendo noticia en los telediarios.
Yo la recomiendo a los adolescentes a partir de diecisiete años, por contener algunas escenas de adultos, a padres con hijos menores y, obviamente, a quien quiera leerla
.
Son dos historias unidas por un hecho casual que se alternan cronológicamente, capítulo a capítulo. Se basa en una investigación a manos de la Guardia Civil que se lee fácilmente, cuenta con buenos diálogos y tensión narrativa desde el principio. Además de estar ambientada en lugares muy conocidos.

Los padres tenemos la obligación de educar en igualdad: de dar ejemplo corrigiendo conductas machistas y hablando con nuestros hijos e hijas, pero sin caer en el feminismo radical que, a mi parecer, no aporta nada”

6.- ¿Qué mensaje quieres transmitir a la sociedad?

Que hay que educar al respecto. Las leyes son necesarias, y es muy valiosa la colaboración de instituciones como el Centro de la Mujer de Manzanares o la Guardia Civil con sus charlas en los centros educativos, pero el verdadero trabajo hay que realizarlo en casa. Los padres tenemos la obligación de educar en igualdad y respeto entre géneros; de dar ejemplo corrigiendo conductas machistas y hablando con nuestros hijos e hijas, pero sin caer en el feminismo radical que, a mi parecer, no aporta nada. También quiero transmitir que el amor romántico no tiene por que ser tóxico, es decir, pueden haber discrepancias o puntos de vista diferentes sin que exista control ni manipulación emocional.

7.- ¿De qué modo afecta esta problemática a nuestra sociedad en general, y a los adolescentes en concreto?
Creo que está claro, no hay más que escuchar las noticias… Como ya he dicho antes, detrás de la primera bofetada hay una larga cadena de maltratos psicológicos. Y ahí es donde tenemos que poner el foco de prevención para que los adolescentes ni repitan ni permitan esas conductas. Y en cualquier caso, sepan pedir ayuda para romper con esa relación tóxica.

8.- ¿Opinas que las redes sociales y las diversas plataformas de comunicación fomentan en cierta medida las relaciones tóxicas?
Sí. Al estar permanentemente conectados es más fácil que nos controlen: cuándo hemos leído un mensaje, por qué tardamos tanto en contestar, qué comentarios hemos hecho, qué foto hemos colgado… Aunque también pienso que cada vez tenemos más cuidado con lo que subimos o enviamos porque sabemos que perdemos la posesión de esas imágenes y que es prácticamente imposible borrarlas de Internet. En cuanto a compartir fotos íntimas, es mucho más peligroso ya que pueden utilizarse como chantaje en caso de una ruptura.

9.- ¿De qué manera se hace presente el tema de la violencia de género en los personajes?
Se trata de una forma de violencia pasiva. En ningún caso es física.

10.- ¿Qué papel juegan en el libro y en la realidad el valor de la amistad, el compañerismo, la empatía, la solidaridad, el coraje para decir “no”, la fortaleza, y la inteligencia emocional ante la adversidad?

Hay personajes que están muy bloqueados, aunque no lo quieran admitir. Cada uno de ellos tiene una piedra en su camino que termina por convertirse en un muro Pero siempre aparecerá una mano amiga que les ayude a rodearlo y a ver las cosas desde otra perspectiva. En la realidad ocurre igual: los problemas se llevan mejor si admitimos que los tenemos y nos dejamos ayudar por amigos y familiares.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *