LA SANIDAD PRIVADA EMPRENDE EL VUELO

ERES LA PRIMERA EN EL FEUDO DE LA LOGOPEDIA QUE SE INSTALÓ EN MANZANARES, DESDE EL AÑO PASADO CON CLÍNICA PROPIA, ¿CUÁL ES TU EXPERIENCIA DE CRECIMIENTO PROFESIONAL A LO LARGO DE LOS AÑOS?

Si no la primera, sí fue de las primeras en empezar a trabajar como logopeda en Manzanares y en establecerme aquí. Como es lógico, después de veintidós años trabajando, la experiencia es extensa. He trabajado en varios centros a lo largo de todo este tiempo y en estos días celebramos el primer aniversario de mi clínica, CRL VOCALIS (CENTRO DE REHABILITACIÓN LOGOPÉDICA).

Como todo, la logopedia ha ido cambiando con el paso del tiempo y, afortunadamente, la figura del logopeda ya es conocida y es un servicio cada vez más demandado. Cuando yo empecé éramos grandes desconocidos, nos confundían con otros profesionales o nos limitaban “a enseñar la r”. Si te sirve como anécdota incluso hubo que explicar a algún pediatra que la logopedia existía y para lo que servía. Hoy en día estamos presentes en muchos ámbitos y estaremos en muchos más.

Personalmente, considero a mi profesión muy enriquecedora, con el tiempo te ayuda a crecer profesional y personalmente. Es un trabajo de contacto directo con el paciente, les ayudas y aprendes con ellos, te exige formación continua, te da muchas alegrías  y preocupaciones, a veces los avances en los pacientes son muy lentos y exigen un trabajo arduo pero cualquier logro se valora mucho más. Además, la logopedia abarca muchas patologías y todo el rango de edad de la persona así que la experiencia es inmensa.

 

COMO SANITARIA Y EN PRIMERA LÍNEA CON TUS PACIENTES ESTA PANDEMIA, ¿CUÁLES HAN SIDO TUS SENTIMIENTOS, IMPRESIONES, PENSAMIENTOS Y EXPERIENCIAS DURANTE ESTOS MESES?

Pues creo que nadie ha visto fácil lo de trabajar en plena pandemia en contacto con otras personas y yo, desde luego, he tenido momentos de todo. Cuando el 13 de Marzo salí del que era mi anterior trabajo fue con una sensación de lo más extraña, de no saber qué iba a pasar ni cuándo volveríamos, de INCERTIDUMBRE, así con mayúsculas. Y, efectivamente, después de dos meses en casa tuve que tomar la decisión de continuar o no por mi cuenta porque el centro cerraba definitivamente. El miedo al contagio y el temor a otro confinamiento pesaba mucho para tomar cualquier iniciativa, pero tenía pacientes esperando acabar sus tratamientos y llamadas de algunos especialistas para derivar pacientes con secuelas del covid… así que, con el apoyo de toda mi gente, en cuestión de quince días conseguí que CRL VOCALIS abriera sus puertas y empezar de nuevo a trabajar. Como todo el mundo, estaba obsesionada con la desinfección y la limpieza, agobiada con pantallas y mascarillas, todo el día con el sanitol en la mano, guardando todas las medidas posibles y tomando otras por mi cuenta. Tengo que agradecer la colaboración de todos los pacientes, a todos nos interesaba cuidarnos. Reconozco que he pasado miedo y que al principio era una angustia constante porque con algunas patologías el paciente tiene que estar sin mascarilla. Había que estar pendiente de todas las normativas que iban saliendo, usar más materiales, la típica neurosis que hemos pasado todos pensando si habrás tocado algo, si esa persona no parecía que tosía mucho…en fín, la historia que hemos vivido todos los que trabajamos en contacto con la gente. Y tengo que decir también que hay que  alabar a los más pequeños porque han servido muchas veces de ejemplo a los mayores. Han demostrado con creces su capacidad de adaptación. Pero bueno, poco a poco hemos aprendido a convivir con el virus y con el miedo y ahora, con cada vez más gente vacunada, se va trabajando con la mayor normalidad posible. Al poco de abrir, empecé a compartir local con Rubén Salgado y Carlos Puche, de Fisioterapia Salgado y con los que hay una excelente relación. LO peor pasado, feliz de que todo marche bien.

 

 

CUÁLES SON EXACTAMENTE LAS COMPETENCIAS Y EL TRABAJO DE UN LOGOPEDA.

Bueno, para responderte a esta pregunta necesitamos la revista entera. Como te he comentado antes, la figura del logopeda está presente (o debería estarlo, que en ello estamos) en el ámbito sanitario, educativo y social. Trabajamos en hospitales, clínicas, centros educativos, centros de atención temprana, residencias de mayores, asociaciones… Atendemos patologías que afectan a la voz, al habla, al lenguaje en general, a la audición, a la alimentación… y nos encargamos de la detección, evaluación, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de todas esas patologías. Además,  el rango de edad de nuestros pacientes es desde neonatos hasta la tercera edad. Así que, como ves, el abanico de las competencias de un logopeda es amplísimo. Por ponerte algunos ejemplos a grandes rasgos: trabajamos con pacientes afásicos (secuelas en la comprensión y expresión del lenguaje secundarios a ictus, traumatismos craneoencefálico… ), pacientes con disfagia (dificultades en la deglución de alimentos) en pacientes con daño cerebral, tercera edad…, pacientes con alteraciones en la voz como las disfonías , pacientes con disfemia (tartamudez), pacientes con alteraciones articulatorias (trastornos de los sonidos del habla), la deglución atípica (incorrecta posición lingual durante la deglución), trabajamos con pacientes con implantes cocleares, trabajamos la estimulación cognitiva en pacientes con patologías degenerativas,  con pacientes con dificultades en la lectoescritura y en la comprensión lectora, hacemos estimulación en niños con algún tipo de retraso en el desarrollo, etc. Y todo ello en colaboración con otros especialistas y por supuesto, las familias. Ese es el boceto, a grandes rasgos,  de lo que es un logopeda.

CONSEJOS EN EL CUIDADO DE LA VOZ

QUIZÁS NO SOLEMOS REFLEXIONAR MUCHO SOBRE LA VOZ, LA SALUD DE LA VOZ, LA HIGIENE DE LA VOZ…AHORA QUE LLEGA EL VERANO ¿QUÉ ASPECTOS DEBEMOS TENER EN CUENTA CON RESPECTO A LOS RIESGOS Y A LOS CUIDADOS DE LA VOZ?

Como siempre le digo a mis pacientes, la voz no duele y sólo le prestamos atención cuando nos falla o nos falta. Vivimos en un clima seco y caluroso en verano y eso nos produce sequedad en la garganta y necesidad de refrescarnos. Acostumbramos a tomar cosas frías y a abusar del aire acondicionado así que los consejos que puedo dar para cuidarnos la voz en esta época (y en todas) es tener hidratación continua para favorecer la humedad en las cuerdas vocales y evitar la formación de mucosidad que se forma para compensar la deshidratación. Este exceso de mucosidad suele provocar tos y necesidad de carraspear lo que conlleva a la irritación de las cuerdas vocales. Hay que tener cuidado con la temperatura de alimentos y bebidas y, si somos propensos a tener problemas de garganta, intentar calentar en la boca esos helados o bebidas frías antes de tragarlos. El aire acondicionado reseca mucho también así que hay que procurar humedecer el ambiente de las habitaciones e intentar no tenerlo encendido de continuo y mucho menos colocarnos debajo de la corriente de aire frío. Y también es muy importante vigilar el uso de cloro y de productos de higiene de las piscinas porque su exceso produce irritación.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *