Han pasado veinticinco-treinta años… Eso influye necesariamente en mi modo de ser y estar ante la vida, ante la realidad, ante las personas… La connotación del reencuentro con amigos, con la gente de Iglesia…

El pasado 15 de septiembre tomaba posesión D. Benito Huertas Sánchez, junto con D. Secundino Martínez Rubio y D. José Felipe Fernández López, como Párroco in solidum y Moderador de la Unidad de Acción Pastoral de Manzanares, encargándose preferentemente de la cura pastoral de la Parroquia La Asunción de Nuestra Señora, después de la jubilación de D. Luis Gallego Villena.

Se da la circunstancia, no muy frecuente en nuestra Diócesis, de que D. Benito ya estuvo en Manzanares durante cinco años de (1989 a 1994 si la memoria no nos falla), en la Parroquia de Altagracia. Después de 12 años en Argamasilla de Alba y 13 en Bolaños de Calatrava, vuelve nuevamente a estar entre nosotros.

 ¿Cómo afrontas la vuelta a Manzanares?

Con ilusión, con esperanza, con confianza. Ya dije que, a veces, te asalta la tentación de la comodidad, de instalarte… Espero responder, estar consciente de la realidad y de la misión… Conociendo mis debilidades, mis limitaciones… Sabiendo que el Pastor es Él, el Señor. Nosotros somos colaboradores.

Me gusta el trabajo en equipo, la coordinación, la comunión. Y eso me lo ofrece la Unidad Pastoral.

 

 ¿Tiene alguna connotación especial en el ámbito personal?

 Con cierto temblor, con temor. Han pasado veinticinco-treinta años… Es distinto. Eso influye necesariamente en mi modo de ser y estar ante la vida, ante la realidad, ante las personas… Espero acercarme un poco a “su estilo”, al del Señor, y compensar…

La connotación del reencuentro. Con amigos, con gente de iglesia, enganchados a la misión, dando la vida por el evangelio, esté quien esté de sacerdote. Reencuentro con Jerónimo. Fuimos compañeros corresponsables durante cinco años.

 

Imaginamos que uno de vuestros primeros objetivos será la organización, estructuración y puesta en funcionamiento de la Unidad de Acción Pastoral de Manzanares. Posiblemente nuestras ideas no están muy claras al respecto.

 ¿Qué es una Unidad de Acción Pastoral?

Creo que ya se ha dicho bastante. Desde la parroquia de Alta Gracia se lanzó un folleto muy claro, diciendo lo que es. El Vicario de Pastoral, en la celebración de la toma de posesión, también incidió bastante.

El nombre (Unidad de Acción Pastoral) es significativo y explicativo.

Yo resalto dos cosas: Trabajo en Equipo (Sacerdotes Religiosas, laicos) y Trabajo con un Proyecto Pastoral. Por supuesto Comunión, fraternidad sacerdotal y parroquial, comisiones de trabajo, Consejo de pastoral, participación, corresponsabilidad….

Casi todo esto, o todo,  debe darse en cualquier parroquia y comunidad cristiana.

 

¿Cómo se compagina con los criterios de territorialidad, e independencia que acompañan a nuestro concepto de parroquia?

Lo jurídico, lo económico, lo administrativo, son necesarios. Pero no tienen por qué dominarlo todo. Ahí están constituidas dos parroquias, administrativamente y jurídicamente.

Pero la vida diaria, el funcionamiento, la actividad pastoral, que es lo importante (La evangelización), serán en común, en comunidad, en equipo, solidariamente. El territorio común es Manzanares, las personas que viven y que intentan ser felices.

Además creo que no sabemos del todo a qué nos llevará esta estructura. Ojalá y el espíritu llene la estructura y la desborde y la llene de vida y de comunión.

 ¿Qué ventajas y dificultades ves?

Para mí, todo son ventajas. Creo que a lo largo de esta entrevista están saliendo.

Las dificultades son las propias de la vida, de las personas, de la convivencia, de las relaciones… Trabajar en equipo es lo mejor, pero puede tener dificultades por parte de las personas: Sacerdotes, religiosas, laicos…

En el nombramiento apareces como moderador de la Unidad de Acción Pastoral

¿Cómo es la figura el moderador y cuales sus funciones?

Si esta entrevista fuera en directo, a través de la radio por ejemplo, hubiese dicho a bote pronto: Lo que se le pide al moderador es que sea moderado…

No tiene autoridad, ni manda, ni es más que los demás…  Que se preocupe de animar al equipo, de facilitar la comunión, de estar al tanto de la fraternidad.

Que coordine, que convoque, que revisemos, que animemos la acción pastoral, que dialoguemos….

Tareas propias de cualquier sacerdote, es este caso una responsabilidad en el equipo sacerdotal…

Quizás no hayas tenido tiempo aún de reunirte con los miembros del equipo de sacerdotes y la pregunta sea prematura, pero

 ¿Cómo será el proceso de la puesta en marcha de la UAP? ¿Será largo y complicado?

Pues poco a poco. (Partido a partido, que diría alguno). El obispo habla del defecto del parroquialismo…  La mentalidad de la Unidad de acción tiene que ir calando, empapándonos. No se puede hacer todo de golpe. Yo no veo muchas dificultades…

¿Quieres hacer algún llamamiento a las comunidades parroquiales de Manzanares?

 “El grupo de los creyentes tenía un solo corazón y una sola alma”. (Del libro de los Hechos de laos Apóstoles)

Ojala y caminemos por esta senda. Es lo eclesial y lo evangélico.

Gracias por la acogida.

Desde Siembra queremos darte nuestra más sincera bienvenida y las gracias por haber hecho un paréntesis en tus ocupaciones para atendernos. Nos gustaría contar con tu presencia y tus aportaciones en la revista cuando lo creas oportuno.

 

María Teresa García Perales

TIEMPO DE CELEBRACIÓN

Hace unas semanas que comenzó el curso con sus novedades y desafíos, lo cual ha hecho que poco a poco la rutina se estanque en nuestras vidas, para volver a los quehaceres cotidianos después del tiempo vacacional. Sin embargo, estas fechas van cargadas de nuevas oportunidades, multitud de propósitos por intentar y retos variados por alcanzar.

En este pasado reciente hemos disfrutado de momentos que dejan una honda huella en el alma, a nivel personal o familiar y dentro de un contexto cristiano. De hecho, para los creyentes la celebración es doble si hacemos a Dios partícipe de ella. Y así lo sintieron la familia García Díaz-Pintado, cuando el día 8 de septiembre se encontraron en la Parroquia Altagracia para celebrar las Bodas de Diamante de sus padres: Miguel y Pepita.

También hace unos días pudimos disfrutar de nuestras fiestas patronales en honor a Ntro. Padre Jesús del Perdón, en un clima festivo y de fervor . De todo ello quiero señalar varios momentos que para mí han sido cruciales en los eventos religiosos de estos días:

En principio me quedo con el emotivo traslado de Jesús hasta la Parroquia de la Asunción, el ver las inmediaciones de la plaza y ésta misma, repletas de manzanareños esperándolo, con la música de fondo y las miradas de todos los presentes buscando la suya, especialmente en el lado hacia donde mira la imagen.

Destaco la esmerada preparación de cada uno de los días de la Novena, la asistencia de multitud de fieles, la implicación de los distintos grupos y coros que han ido participando cada día y las homilías predicadas por D. José Felipe invitándonos a la reflexión, desde el análisis de la anatomía de un Cristo que se arrodilla bajo el peso de la cruz, nuestro Jesús, como cariñosamente le llamamos.

Y como colofón a todos los actos religiosos, quiero centrarme en el día 14, un día nublado y lluvioso que no impidió que el templo se abarrotase durante la Función, acompañados por el Coro y Orquesta Mansil Nahar que empezó la celebración con una impresionante interpretación del conocido Himno “Majestad” de Jack Willians Hayford, y que se incluyó en 2011 dentro de la Misa compuesta para la Jornada Mundial de la Juventud. Además, también estrenaron el arreglo para orquesta del Himno de Jesús del Perdón, realizado por su Director, Don Francisco José Román, que fue interpretado después de que Don Luis Gallego Villena se despidiera de los fieles después de doce años como párroco, agradeciendo al Señor y a la comunidad parroquial los años que gozosamente han pasado juntos. Previamente a esta despedida, el día 1 de septiembre tuvo lugar una Misa de Acción de Gracias por tantos dones recibidos a lo largo de los 12 años que ha estado entre nosotros.

Por la tarde y tras horas de incertidumbre por la situación climatológica, Jesús pudo salir a la calle a encontrarse con sus hijos, siendo acompañando en su recorrido por autoridades religiosas y civiles, miembros de todas las hermandades locales, mujeres ataviadas con la clásica mantilla española, un gran número de manzanareños que abría y cerraba el desfile, así como la banda de música de la Asociación Músico Cultural ‘Julián Sánchez Maroto’ y la Agrupación Musical ‘Santa Verónica’ de Membrilla

En Manzanares es frecuente escuchar que una vez pasada la Fiesta de Jesús del Perdón, viene un tiempo más triste, quizás porque el verano llegó a su fin y el hecho de que los días sean más cortos y con menos luz solar, influye sobremanera en nuestro estado de ánimo. Sin embargo, no puedo dejar de mencionar lo que nos quedaba por vivir al día siguiente de la Función, la Toma de Posesión de los nuevos Párrocos para la Unidad de Acción Pastoral de Manzanares, con un templo totalmente lleno de nuevo, para darles la bienvenida, acompañados también por muchos sacerdotes entre los cuales estaban algunos presbíteros hijos de Manzanares, el Arcipreste del Arciprestazgo Mancha-Sur y el Vicario de Pastoral,  Don Jesús Navarro Ortiz en representación de nuestro Obispo  – que presidió las distintas partes del Rito de Toma de Posesión de Don Secundino, Don José Felipe y Don Benito, los cuales ahora, van a atender las parroquias de forma “solidaria”, pasando las mismas a constituirse como una “agrupación estable, manteniendo su actual condición jurídica y administrativa. Este último dirigió unas palabras a los presentes expresando entre otras cosas, su sentimiento de sorpresa cuando fue propuesto para volver a Manzanares, donde tiempo atrás había estado durante 5 años.

Desde aquí le damos la bienvenida a nuestro pueblo y a su nueva casa. Que Dios le bendiga y acompañe.