Es habitual en nuestros paseos por Manzanares ver incrementarse el número de negocios cerrados y el cartel de “se alquila” o “se traspasa” en los locales comerciales de nuestra localidad. Aun las calles que pudieran resultar más concurridas, son muchos los locales que permanecen cerrados a la espera de que algún negocio pueda conferirles nueva vida. Mientras, el abandono y el deterioro se apoderan de las fachadas y los interiores dejando los locales en un estado que será cada vez más costoso adecuar. Siembra ha consultado fuentes solventes en el ámbito inmobiliario y se ha interesado por la problemática de los locales vacíos y qué salida pueden tener sus propietarios.

Actualmente el precio de los alquileres ha bajado ostensiblemente.

Depende de su estado de conservación y por supuesto de su situación y tamaño. La demanda es prácticamente nula (si bien se reconoce un ligero incremento en el último trimestre) y en la mayoría de ocasiones se llega a lo que se conoce como “acuerdo de conveniencia”: la ganancia es mínima pero los propietarios prefieren tenerlo alquilado por poco a tenerlo vacío.

Emprender en Manzanares: lento y costoso.

La adecuación del local al potencial negocio es obligación del arrendatario (que además tiene la obligación de dejar en el local las reformas realizadas en el mismo) lo que hace que muchos propietarios no inviertan en sus inmuebles por lo que el estado de muchos de ellos es de deterioro absoluto. El coste de la adecuación ha de sumarse al elevado coste (económico y burocrático) que ya tiene emprender un negocio en Manzanares y que puede demorarse años: adecuación a las diferentes normativas de cada tipo de negocio, proyecto de licencia (que ha de realizar un arquitecto), impuestos, permisos municipales… el emprendedor debe empezar a pagar mucho antes de que el negocio empiece a ser productivo lo que en más de una ocasión lo desmoraliza y persuade de no emprender.

Pero, ¿y los pagos? O mejor dicho, ¿Y los impagos? Actualmente la forma de exigir una garantía de pago es exigir al arrendatario un aval bancario por el importe de la renta a pagar en seis meses o un año, sin embargo, la ley de arrendamientos para locales fija la fianza en sólo dos mensualidades. Ante el hecho de morosidad habría que acudir al juzgado y pocos propietarios quieren meterse en un proceso que puede alargarse sine die.

En muchas localidades los locales comerciales ya están empezado a convertirse en viviendas.

Así las cosas, la tendencia en estos últimos 10 años es cada vez menos operaciones de locales, tanto de venta como de alquiler y por supuesto, los precios son mucho más económicos lo que a veces no justifica nuevas inversiones en locales y los propietarios sigen siendo los mismos que invirtieron hace muchos años o que quizá han heredado. Es sabido que antiguamente tener un local en propiedad y destinarlo al alquiler era un seguro de vida, pero esto ya ha cambiado. De hecho, muchos propietarios se plantean cambiar el uso de los locales para convertirlo en viviendas y venderlos o alquilarlos. Esta práctica que es aún embrionaria en Manzanares ya está muy extendida en otras localidades y grandes capitales. El alquiler de vivienda esta en auge y actualmente si que es un buen producto de inversión por la rentabilidad que reporta. ¿El problema? Es costoso, aparte de que debe tratarse de locales amplios y con posibilidad de cumplir la normativa para la vivienda en Manzanares que también es exigente.

 

 

El lugar de la sanidad privada.

De incuestionable carisma, de trato amable y cercano, cualquiera que se acerque a Luís Suárez se siente en una confortable atmósfera de confianza. ¿Será esa la clave para ser emprendedor? Transmitir confianza, entusiasmo, ilusión por crear algo nuevo. Su conversación siempre interesa, sus ideas motivan, su experiencia inspira. Instalado ya desde hace años en Manzanares, su clínica es el resultado exitoso de años de esfuerzo. Hoy resume a Siembra su experiencia entre nosotros.

 

¿En qué lugar situaría el rol de la sanidad privada en la sociedad en general y en Manzanares en particular?

La sanidad privada es una respuesta a la demanda asistencial de muchos pacientes además de un complemento de la sanidad pública. La sanidad pública, en mi opinión, debe ser gratuita y de calidad y el Estado debe velar para que tengamos esta sanidad y que sea sostenible en el tiempo, con lo que debe tomar una serie de decisiones orientadas a la racionalidad y la priorización. Y ahí es donde entramos los centros privados, como complemento orientado a dar una respuesta a la demanda social de determinados servicios o tiempos de respuesta. Adicionalmente damos cobertura a un número importante de pacientes que descargan la sanidad pública, y esos recursos que quedan libres, aunque sean pocos, pueden utilizarse para incrementar y asegurar la ya muy alta calidad de la salud pública.

En Manzanares en particular, atendemos a los funcionarios que ha optado por Muface en lugar de Seguridad Social, somos centro de referencia para accidentes laborales mediante las mutuas de trabajo, atendemos un horario muy amplio para los pacientes que lo necesiten y las ventajas propias de un centro más pequeño que un hospital. Todo ello como ya se ha mencionado, como complemento a la sanidad pública y en colaboración con ella cuando es preciso.

“Hemos estado atendiendo pacientes en la pandemia cuando la sanidad pública estaba suturada”

 

¿Cómo considera que ha sido el papel de la sanidad privada en la crisis de la Covid-19?

Ha sido de gran ayuda y se está aún realizando un buen trabajo en colaboración con la Dirección Provincial de Epidemiología de Sanidad. Desde los centros privados se realizan comunicaciones diarias con esta Dirección Provincial respecto a todas las incidencias Covid para ser una parte importante en la contención de la Pandemia. Adicionalmente hemos estado atendiendo pacientes en plena Pandemia e ininterrumpidamente cuando en nuestros centros de salud y hospitales públicos existía la saturación que todos conocemos, con lo que hemos puesto nuestro granito de arena sacando adelante pacientes, sus consultas y pruebas. Concretamente en Policlínicas AC hemos sido de gran utilidad para el pueblo y la comarca pese a no tener la capacidad técnica y humana de la Seguridad Social en general y del Hospital de Manzanares en particular,

 

¿En qué completa o mejora la sanidad privada el sistema nacional de salud?

En primer lugar, atendemos pacientes de forma integral y por ello no requieren (o no eligen) un centro público. Por este motivo ya complementamos el sistema nacional de salud, siendo una pieza más en el engranaje de atención sanitaria de España. En segundo lugar, en salud todo es importante, y en la línea de la priorización de la salud pública en ocasiones dejamos algunas especialidades un poco flojas, como ocurre con la odontología, la podología, la fisioterapia, la logopedia o la medicina estética y la privada complementa muy bien a la pública de forma particular y en otros casos mediante convenios con el SESCAM. En tercer lugar, la relación oferta/demanda de la clínica nos permite tener unos tiempos de espera muy cortos.

 

¿Actualmente qué servicios ofrece Policlínicas AC?

Más de 25 especialidades médicas y otras complementarias, además de pruebas diagnósticas y cuidado integral de la salud. Procuramos en todas las especialidades optimizar el tiempo que el paciente invierte; si en traumatología es necesaria una radiografía, se hace en el acto y vuelve a pasar con el traumatólogo. Si esto ocurre con una ecografía urológica se hace el acto. Si el cardiólogo requiere un electrocardiograma o ecografía cardiaca, se hace en la misma consulta. Y si el médico general prescribe una analítica y no requiere ayuno, puede dejarse la sangre extraída en ese momento.

Somos centro de referencia para atender accidentes laborales, reconocimientos de empresa, accidentes de tráfico, conductores, funcionarios y otros colectivos.

“Manzanares puede ser una ubicación perfecta para emprender”

 

Háblenos de su experiencia como emprendedor en Manzanares…

Emprender es muy difícil en España. Los primeros años son durísimos y a la vista está los pocos emprendedores que hay, y necesitamos muchísimos más.

Se eligió Manzanares fundamentalmente por tres motivos: no hay saturación de clínicas privadas como puede ocurrir en Tomelloso, tiene hospital y siempre hemos pensado en el complemento con la salud pública y el cruce de las autovías por las ventajas de comunicación para dar servicio no solo a Manzanares. En los momentos iniciales de Policlínicas AC, años 2014 y 2015, contamos con la gran ayuda del Excmo. Ayuntamiento de Manzanares, tanto desde la alcaldía como desde el área técnica municipal, y los vecinos con negocios próximos al nuestro, en la misma Carretera de La Solana, nos ayudaron desinteresadamente y desde el principio, lo cual hace que ya podamos decir que son amigos más que vecinos.

Por tanto, una experiencia muy buena, con las muchas dificultades propias de los comienzos, no atribuibles a Manzanares donde siempre nos hemos sentido y nos sentimos muy bien acogidos.

 

Sabemos que, aunque actualmente se dedica a la sanidad, su experiencia profesional es amplia y procede de otros entornos empresariales, ¿cuál es su trayectoria y por qué acabar desembarcando en Manzanares?

Soy manchego y de Ciudad Real, Ingeniero de Telecomunicación por la Politécnica de Madrid y Máster por el IESE de Barcelona y después de 6 años en Jazztel, trabajé 14 años en Telefónica. En esos años estuve trabajando mayormente fuera de España y pasado un tiempo me fue llamando la idea de emprender y CREAR algo de valor en mi tierra, cerca de casa. No sólo dejé el extranjero, dejé Madrid y aposté por Manzanares.

 

¿Cuál es su visión de nuestra localidad? ¿Hay aún un potencial mayor que descubrir? ¿Es fácil emprender en Manzanares?

Manzanares es un lugar estratégico; además del polígono y del cruce de las autovías tiene los suficientes servicios como para ser una ciudad pequeña más que un pueblo. En muchos aspectos somos la referencia para toda la comarca del Campo de Montiel y el sureste de Ciudad Real. El quinto pueblo más grande de la provincia (INE 2020) y esta ubicación privilegiada, sin duda habilita a Manzanares a crecer y ser mucho más.

Como he comentado, emprender es muy difícil y por desgracia muchos se quedan en el camino; sin embargo, cuando tienes un proyecto motivador en el que crear valor, aportar a la sociedad y a tu gente (y que te permita vivir de él), un lugar de La Mancha… como Manzanares puede ser la ubicación perfecta.

“En Fagus Editorial entendemos la literatura como un diálogo colectivo, un diálogo que construye la humanidad a través de los siglos y de los espacios, y creemos que en este diálogo hay voces que faltan: la de los niños, niñas y adolescentes, la de escritores «malditos», la de mujeres que se atreven con temas tabú”

 Me encanta cruzarme con personas que aman los libros y la literatura. Y si, además, han elegido Manzanares para llevar a cabo sus sueños la emoción es infinita. Hace varios meses me encontré, por casualidad, con una nueva editorial a través de la red social Instagram. Para mi asombro localizaba su editorial en Manzanares, Ciudad Real, Castilla La Mancha. Desde entones, mi curiosidad me hizo acercarme a estas novelas que acababa de publicar y a conocer quién estaba detrás de ese logo.
Después de varias conversaciones con ella, me pareció una gran idea presentárosla a todos vosotros, para que conozcáis su trabajo y para que veáis que, a veces, los sueños se pueden cumplir.

 

¡Hola, Silvina! Es un placer tenerte en estas páginas de nuestra revista. ¿Quieres presentarte antes de comenzar?

Mi nombre es Silvina Elías, tengo 40 años y, ante todo, soy mamá de Guadalupe y Ernesto. Estudié Letras Modernas en mi ciudad de origen, Córdoba, Argentina y Filología Hispánica en Salamanca, casi una década convirtiendo el placer de leer en mi «deber» y ahora, nuevamente, desde la labor editorial, puedo hacer de ese placer un oficio y dar salida a mi vocación.

1- ¿Cómo se te ocurrió este proyecto?

Este proyecto editorial está construido, desde dentro, por los propios textos. Un puñado de textos inéditos, increíbles, imprescindibles que, sin embargo, duermen en los cajones cuando su verdadero lugar son las estanterías de librerías y bibliotecas. Aunque algunos de sus autores ya no están entre nosotros, decidí tomar el testigo y concluir esta tarea que siento como necesaria por el aporte que significa al campo del arte y la literatura.

Y desde fuera, las condiciones objetivas que han hecho posible que me lanzara a la aventura tienen mucho que ver con Manzanares y las posibilidades que brinda al emprendimiento.

2-¿Por qué optaste por Manzanares para abrir una editorial?

Vivo en Manzanares desde hace 11 años y, como me gusta decir, este es el pueblo de mis hijos, donde han nacido y se están criando maravillosamente, tanto por la tranquilidad del entorno como por la calidez de su gente.

Unos meses antes del inicio de la pandemia, me acerqué al Vivero de Empresas para darme de alta como autónoma y así poder facturar unos trabajos de corrección que estaba realizando para otra editorial. Allí me encontré con una atención personalizada, un espacio de coworking de primer nivel y un programa para emprendedores que puso a mi alcance una cantidad de recursos humanos y materiales que me hicieron pensar: «es ahora o nunca».

3- ¿En qué consiste tu trabajo?

El editor es la parte menos visible de un libro y su trabajo consiste sobre todo en «reunir». Reunir artistas: cuando entre el escritor, escritora y quien ilustra hay sintonía y se sienten identificados, eso es mágico; reunir la idea del libro con quienes lo hacen materialmente posible: impresores y maquetadores; reunir textos entre sí y ponerlos a dialogar entre ellos… y, al fin, reunir al libro con sus lectores … esa es la mayor satisfacción.

La editorial selecciona textos de acuerdo a una propuesta cultural, los corrige y decide cómo se van a presentar al lector: un formato económico y accesible o un formato de lujo son, en definitiva, una declaración de intención sobre el lugar que creemos que tendrá el libro en la vida de los lectores y lectoras.

En Fagus Editorial entendemos la literatura como un diálogo colectivo y creemos que en este diálogo hay voces que faltan: la de los niños, niñas y adolescentes, la de escritores «malditos», la de mujeres que se atreven con temas tabú. Queremos que todas las voces resuenen en nuestros libros, tal y como suenan en la vida.

Actualmente, el mercado editorial ha tenido una gran diversificación con las posibilidades que ofrece a lectores noveles la autoedición o coedición. Este modelo tiene grandes ventajas, sobre todo, que no es necesario hacer una inversión económica fuerte y es el modelo que nos ha permitido acceder a grandes autores desconocidos.

Sin embargo, en el modelo «autor paga» hay cosas que se pierden por el camino, como la calidad y que los libros se enfrentan en solitario al universo literario, sin formar parte de una colección que los «arrope».

Por esto, asumiendo los riesgos que implica, hemos optado por un modelo editorial tradicional en el que el autor no paga para publicar sus textos, donde cada libro forma parte de una propuesta cultural más amplia y está impreso en una tirada y calidad adecuadas para que pueda ser incluido en el catálogo de todas las bibliotecas públicas.

 

4- Estamos en la era de las nuevas tecnologías y del emprendimiento. Alguno de nuestros lectores estará planteándose emprender en algún negocio que a priori podría “dar vértigo”. ¿Les animarías a llevar a cabo su proyecto? ¿Qué pasos has seguido para tener tu propia editorial?

Sí, claro que sí. Animo a emprender si se dan los dos factores que antes mencionaba: desde dentro, tener esa razón que nos empuja a emprender más allá de la necesidad crear nuestro propio empleo. Y, desde fuera, objetivamente, contar con la infraestructura y el apoyo de instituciones. Para mí tras varios años de dedicarme solo al cuidado de mis peques, lo fundamental para ponerme en marcha han sido las sinergias con los compañeros y compañeras y su talento.

 

4- ¿Qué novelas has publicado en la editorial? ¿Son escritores que ya conocías, los has buscado tú, han llegado ellos a ti…?

Curiosamente todavía no hemos sacado a la luz novela. Hemos empezado por cuento infantil, testimonios de vida y relatos cortos. En proceso de producción tenemos a punto novelas de dos grandes autores, Gregorio Echeverría y Ricardo San Esteban y otras que van llegando.

A Ricardo tuve la suerte de conocerlo personalmente hace muchos años cuando él era ya un escritor con gran trayectoria y premiado. A través de él, conocí a Gregorio Echeverría, otro gran escritor más premiado que publicado que, antes de dejarnos, me entregó uno de esos manuscritos que han empujado este proyecto. Me emociona mucho recordar cuando le hablé de mis ganas de publicar su libro y cómo en sus últimos correos me llamaba «mi editora». Otra novela inédita que empuja desde dentro, me ha acompañado toda mi vida, desde que tengo memoria: es la biografía novelada de mi abuelo, Emilio de Arriba, la historia de un pícaro nacido en la sierra de Béjar, la de un emigrante español en Argentina, la de un «analfabeto» (como decía de sí mismo) ávido lector del Quijote.

Luego, cómo se encuentran editores y manuscritos, manuscritos y editores, creo que va más allá de la lógica. Podemos llamarle destino o no, pero mientras leía El silencio no me deja dormir, no sabía quién llamaría primero a quién, pero sabía que Fagus Editorial y África Crespo íbamos a coincidir.

 

5- Estamos viviendo momentos muy complicados a causa de la situación sanitaria. Muchos empleos se están viendo perjudicados a razón de ello. ¿Cómo está afectando al mundo editorial? ¿Y al librero?

Como para casi todos, la pandemia ha supuesto un golpe fuerte para el mundo editorial. La creación de libros en 2020 tuvo un freno importante porque faltaron espacios fundamentales de encuentro entre lectores y libros: las librerías, que estuvieron mucho tiempo cerradas y aún ahora tienen sus aforos limitados, y las ferias, lo mismo. Las restricciones han empujado a que muchas editoriales y librerías tradicionales hayamos recurrido finalmente a poner los libros a la venta a través de Amazon y otras plataformas digitales y eso entra en contradicción con apostar por el comercio de cercanía.

 

6- En cuestión de presentaciones de libros, firmas, ferias, difusión en librerías y bibliotecas… ¿cómo estás consiguiendo hacerte hueco siendo una editorial que ha nacido hace poco tiempo?

Sinceramente, esta parte ha sido más difícil de lo que esperaba, no sólo por ser un proyecto nuevo en un mercado donde hay editoriales con una trayectoria impresionante, sino por las restricciones de las que hablábamos. Pero, por un lado, cuento con el apoyo de profesionales del marketing y las relaciones públicas a través de la agencia Philia y con la atención personal y cercana de Instituciones responsables de Cultura, y, por otro lado, ha sido muy curioso descubrir espacios alternativos como librerías con una propuesta cultural muy activa o la sala de ensayos Madreams.

7- Vamos a ir terminando. Imagino que en el mundo digital que vivimos podemos encontrarte en las redes sociales y alguna página web. Cuéntanos dónde pueden descubrir los lectores las novelas por las que estás apostando.

Nos encantaría que nos visiten en nuestra web www.faguseditorial.com creada por Philia y encontrarnos en redes sociales para hablar de libros y literatura, Instagram y Facebook: @faguseditorial y para los más jóvenes Tik Tok, un espacio donde estamos presente gracias sobre todo a la ayuda de mis peques.

 

8- Vamos a hablar de planes de futuro, aunque ahora haya que andar con tiento en esto de los planes. ¿Qué proyectos tienes a corto plazo? ¿Y a largo plazo? ¿Hasta dónde te gustaría llegar? ¿Cuál es tu sueño por alcanzar?

Aunque a veces se demoren, los proyectos finalmente salen y de alguna manera encuentran su camino hasta las manos que los necesitan.

En imprenta, ya a punto de salir, tenemos un trabajo 100% local, el cuento infantil Cochinilla y Caracol de Pilar Sánchez Miranda ilustrado por Virginia Caro, creado en Manzanares. La de Pilar es una de las voces más emotivas y profundas que he escuchado últimamente y de Virginia ya conocemos su enorme talento artístico.

En la misma colección, una colección pensada para los más peques, para nuestras Criaturitas, María Márquez, vecina de Bolaños de Calatrava, autora de El Chubasquero de Aurora y Poecuentos está preparando junto a Cristina Pozo un cuento muy especial y a la vez educativo sobre ese elemento tan curioso que es el tiempo:  Pídele tiempo a la luna.

También para los peques, apostamos fuerte por escuchar sus propias voces y por eso hemos creado la I Convocatoria de cuentos Peque Artistas, que estará abierta hasta el 3 de octubre. La propuesta es crear una antología de cuentos escritos e ilustrados por niños y niñas (entre 6 y 12 años) de todo el territorio español. Además, se trata de un proyecto solidario que donará los derechos de autor a la Fundación Aladina. En fin, hay muchas cositas: el debut de una voz adolescente con Cómo sobrevivimos a una pandemia mundial; Delirios de un sátiro enajenado de Beni Domínguez; un trabajo sobre pliegos de cordel de Pipo Contreras; y para novela tenemos, como te decía, propuestas internacionales que llegan desde mi tierra natal y propuestas locales. Por un lado, Capiangos. Rasgaduras en el espacio tiempo, de Ricardo San Esteban y el Libro negro de Gregorio Echerverría, una obra de realismo mágico (uno de los géneros más amados por los lectores) y, la otra, muy surrealista. Por otro lado, África Crespo tiene una sorpresa para sus lectores y se atreve con un género de novela muy diferente a El silencio no me deja dormir.

Para el futuro espero que Fagus Editorial pueda ser un referente de literatura disruptiva, donde el lector sepa que va a encontrar voces que no suenan en otros espacios, libros hechos con mimo, con personalidad, en definitiva, obras de arte totales.

 

 

Un lugar donde esperarte.

Si la literatura manzanareña tuviera un canon de clásicos sin duda uno de ellos sería Federico Gallego Ripoll. Para dar una idea global de su poética hemos querido recuperar una antología de su poesía. Leer Un lugar donde esperarte (Antología Poética 1981 -2007) es una buena manera de hacerse a la idea del mundo poético de Gallego ya que incluye poemas de quince libros a lo largo de 25 años. En Gallego Ripoll podríamos hacer más verdadero que nunca aquella aparente tautología de Mallarmé respondiendo a Degas: “No es con las ideas, mi querido Degas, con lo que se hacen los versos. Es con las palabras”, ya que en él la palabra es todo. La palabra adánica, primordial, exenta, autónoma. En cierto sentido pura. La referencia es secundaria. Las ataduras del sentimiento o del espacio, accesorias. Gallego sigue el principio de dar el protagonismo casi absoluto a la contemplación de la palabra (“¿soy tu palabra o tú mi lengua?”) que no es herramienta para trasmitir el mundo sino cimiento mismo para vivir en él y comprenderlo (“el bisturí de la palabra”)

Un mundo, que, ahora sí, evoca diferentes experiencias tales que la paradoja vital (“tan lejos de ti estoy que podría encerrarte en mi puño”), la ausencia, lo irracional (“cuando comprendan que el unicornio…”), el tiempo perdido, la esperanza (en sustancia de Luz) o el amor. Y también, como no, la imprescindible evocación manchega de la niñez: el azúcar tostado, la siesta, la feria, las alcobas, la ropa blanca puesta al sol…

Pero si con algo hay que quedarse, es con el empeño del poeta de hacer de su poética un constante oficio de depuración como él mismo expresa en “El Poema” de Escrito en no (1986): “punto y como, tris tras, ya la navaja / sobre el papel rasura los signos insurrectos, / recorta las patillas, equilibra el bigote / y con llaves de alcohol cierra los lacios poros. / Se mira en el espejo como quien no, el poema.”

Por Revista Siembra.
Julián Nieva considera que los allí enterrados dieron su vida por defender la libertad y la democracia

El 17 de Mayo la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) inició la exhumación de dos fosas comunes en el cementerio de Manzanares. Objetivo:  dignificar e identificar a una treintena de víctimas de la represión franquista asesinadas entre mayo de 1939 y noviembre de 1940.

 El portavoz de la ARMH, Bonifacio Sánchez aseguró que no sabían lo que iban a encontrar. Tampoco se puede hacer una previsión sobre la duración de los trabajos porque todo ha de depender de lo que los operarios se vayan encontrando.

Julián Nieva, de cuyas palabras se desprendió que está muy a favor de la Ley de memoria Histórica considera este acontecimiento un acto de reparación y transmitió que todos los restos hallados e identificados se entregarán a las familias para que puedan darles digna sepultura. Considera el alcalde que este acontecimiento es digno de una sociedad avanzada y que esta ley “dignifica a todos”

REGRESO DE FAMILIARES

Esta exhumación ha atraído a familiares de algunas de las víctimas que se esperan localizar. Algunos son manzanareños que tuvieron que irse a Cataluña y Francia. Según Memoria Histórica Manzanares, en el conjunto de las fosas comunes del cementerio hay 140 personas de Manzanares, 40 de Membrilla, 30 de La Solana y otras de poblaciones cercanas e incluso de otras provincias españolas. La mayoría tenían afiliación política o sindical o alguna responsabilidad en colectividades. Sus restos serán individualizados e identificarán mediante pruebas genéticas y análisis de ADN que se ha obtenido por adelantado de descendientes directos.

En el cementerio de Manzanares hay enterradas 288 víctimas asesinadas entre 1939 y 1947, según la ARMH. La mayoría, 255, están en fosas comunes intramuros. Hay otras 30, las que ahora se exhuman, que están en dos fosas situadas extramuros, en la zona considerada como no católica durante el régimen franquista y que estuvo aislada del resto hasta que, con la democracia, se integró en el recinto.

MEMORIA HISTÓRICA MANZANARES

En este proceso que se realiza con voluntariado de la asociación y está sufragado con recursos de la misma, también colabora el colectivo Memoria Histórica Manzanares, que en 2016 se constituyó con el objetivo de conseguir este acto que, mediante su identificación e individualización, pretende dignificar a las víctimas de la represión franquista. “Estamos contentos por lo que este acto puede implicar, por contactar con más familias, por abrir el debate social, por la implicación de diferentes instituciones y por romper tantos años de silencio”, ha afirmado José Luis de Gracia, de Memoria Histórica Manzanares.

Conforme los familiares del resto de víctimas que se encuentran en las otras fosas vayan reclamando su exhumación, el Ayuntamiento autorizará los procesos, según el alcalde, que ha anunciado la intención municipal de rendir homenaje a las víctimas, una vez identificadas e individualizadas, dedicándoles un panteón o mausoleo en este espacio.

Han sido publicados los datos del paro en la población de Manzanares correspondiente al mes de noviembre del 2021.

En noviembre de 2021 los datos de inscritos en las oficinas del paro son 1203 personas. El paro ha subido en los sectores de industria y construcción. Vamos a ir viendo con detalle los datos de este mes:

Por sectores:

  • Agricultura: 90 personas paradas
  • Industria: 141 personas paradas
  • Construcción: 36 personas paradas
  • Servicios: 846 personas paradas
  • Sin empleo anterior: 90 personas paradas

En comparación con el mes de octubre estaban inscritos 1229 personas, y ahora en este mes de noviembre ha habido una bajada de de 26 personas inscritas en el paro en nuestra localidad.

Por grupos de ocupación de las personas inscritas en el paro en el mes de octubre 2021

  • Directores y gerentes: 4 personas
  • Técnicos/profesiones científicas o intelectuales: 82 personas
  • Técnicos, profesionales de apoyo: 50 personas
  • Empl. Contable, administrativo, otros de oficina: 113 personas
  • Trab. servicio rest. person. Prote. Vend.: 309 personas
  • Trabajadores cualificados sector agrícolas/ganadero/forestal/pesca: 16 personas
  • Artes trab. c. Indu. manufacturero, cons. min: 99 personas
  • Operarios Inst. Maqui. y montadores: 49 personas
  • Ocupaciones elementales: 481 personas
  • Ocupaciones militares: 0 personas
  • Sin asignar: 0 personas

Por sexo

  • Hombres: 452
  • Mujeres: 751

La Asociación Empresarial de Manzanares, está realizando una campaña en favor de las empresas dedicadas a peluquerías y centros de estéticas, que han sido uno de los sectores más perjudicados en la pandemia y que también están luchando con una competencia desleal feroz.

Desde Revista Siembra, se une a esta campaña a favor de las empresas locales y contra la competencia desleal y siempre poniéndonos de lado de las empresas de Manzanares que con su esfuerzo crean puestos de trabajo y generan riqueza en nuestro pueblo.

Revista Siembra, siempre al lado de los nuestros.

Jesús-I. Sánchez de la Blanca Romero Nieva

Manzanares tiene una población a fecha de 2020 de 17.962 habitantes según con los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística.

Pero, ¿Cuál es la evolución de los habitantes de Manzanares?

Nuestra localidad, comenzó el Siglo XX, con una población de 11.229 habitantes, llegando en la década de 1940 a los 18.451 habitantes y desde ahí comienza una bajada de población por diversas circunstancias, siendo la bajada más importante en la década de los años 60/70 que llegó a una población de 15.692 habitantes, niveles parecidos a los años 20.

Desde 1970 comenzó una subida de población que llegó hasta 1990 a los 18.325 habitantes, en concreto en los años 1994 y 1995. A partir de ahí, en esos años, el número bajó hasta los 17.216 habitantes, en concreto en el año 2000, coincidiendo con la “independencia” de Llanos del Caudillo de Manzanares.

Desde ese año, Manzanares tuvo un incremento importante que llegó al máximo de población que nuestra localidad ha tenido en el Siglo XX y en lo que llevamos del XXI. Fue en el año 2012 y llegó a los 19.237 habitantes.

A partir de ahí, Manzanares ha empezado una lenta pero constante bajada de habitantes llegando en la actualidad a la cantidad de 17.962, siendo la cifra más baja del Siglo XXI, y siendo una cifra comparable a los años 1960 y 1991.

Habitantes en Manzanares desde 1900 a 2020

Evolución de la población en el Siglo XXI

Y, ¿Cómo estamos en comparándonos con los pueblos de nuestro alrededor?

Haciendo una comparativa de la evolución de los pueblos de nuestro alrededor, en particular, Valdepeñas, La Solana y Daimiel, vemos que tenemos una evolución similar, aunque si vemos que Valdepeñas ha tenido un mayor incremento en este Siglo XXI, sobre todo impulsado por la incorporación a su población de personas de pueblos de la zona de su influencia como puede ser del Campo de Montiel.

Vemos que Daimiel, durante gran parte de los años 1900 hasta la década de 1970, tuvo una diferencia notable de población respecto a Manzanares. Pero eso dio un giro debido a un factor determinante, como fue la creación del polígono industrial que propició que se instalaran en Manzanares grandes industrias y empresas, y con ello nuevos puestos de trabajo y eso provocó hubiera un crecimiento constante que llegó hasta la década de los 90.

Es por esa razón, que es vital, la instalación de empresas en nuestro polígono de Manzanares y eso tiene una consecuencia vital en el aumento de la población, pero evidentemente eso tiene una duración y debemos seguir propiciando que sigan instalando empresas nuevas de forma constante.

Todos los pueblos, desde el año 2010, es decir una década completa, están teniendo una bajada lenta de población y debe ser tenida en cuenta para evitar uno de los grandes problemas de cara al futuro: la temida despoblación.

Comparativa de la evolución de habitantes con pueblos vecinos 1900 a 2020

Y con estos datos, ¿Cuál es la pirámide población de Manzanares a 2020?

Las 17.962 personas que a 2020 configuran la población de Manzanares, se encuentran divididos en 8.892 hombres y 9.070 mujeres. La población masculina de nuestro pueblo, tiene una edad media de 43.39 años y de las mujeres de 41.75 años.

Sí hacemos una comparativa, la edad media de los hombres en España es de 42.08 años, y en el caso de las mujeres es de 44.63 años. En Castilla La Mancha, la edad media es de 43.08 años.

Estos datos reflejan que la población tanto, nacional, como regional y por supuesto la de Manzanares, supone casi 14 años más que la edad media de los años 70 que en aquel entonces la edad media se situaba cerca de los 30 años.

Este incremento de la edad media nos sitúa al borde de un problema muy grave de cara al futuro, y del que debemos buscar soluciones de forma inmediata para que tenga efectos de aquí a una década.

Pirámide población de Manzanares 2020

En el gráfico se comprueba cómo la población con edades comprendidas entre los 40 a 55 años es la más numerosa, mientras que la población joven, la que es el futuro de nuestro pueblo, llega a niveles preocupantes y debe ser tenido en cuenta y actuar en consecuencia.

“Grafiando el virus”

En sus cuadros hay crítica, ironía, esperanza y humor en técnicas mixtas, pero todas centradas en la pandemia.

Desde el día 17 de diciembre hasta el 15 de enero de 2021, se podrá visitar la exposición patrocinada por Cáritas Interparroquial de Manzanares, sobre dibujos del artista cubano Fabián Sotolongo, en la sala de exposiciones de la Biblioteca Municipal Lope de Vega.

En el acto de presentación/inauguración, a puerta cerrada por la situación de limitación de aforos como consecuencia de la pandemia, el Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Manzanares,

Candi Sevilla, destacó el curriculum de Fabián, “artista creador polifacético, diseñador gráfico, ilustrador, que ha hecho tiras de comic para periódicos nacionales e internacionales, exponiendo en Cuba, Argentina, Bélgica y Francia, y siendo esta su primera exposición en España”.

Diego Gallego, director de Cáritas Interparroquial de Manzanares, explicó que el objetivo de la organización de la exposición es el de promocionar a Fabián, afincado con su familia en esta localidad desde hace año y medio, y participante en el Taller de Reciclaje e Inserción Sociolaboral. Se le ha estado acompañando en su itinerario de inserción y se consideró que lo más eficaz, dada su profesión de diseñador gráfico, era promover una exposición para darle publicidad y conseguir que pueda trabajar en este campo.

Comentó que esta iniciativa es un ejemplo de que la acción social de Cáritas no se limita exclusivamente a prestar ayudas asistenciales (alimentos, ropa, suministros…) a las personas y familias más vulnerables, sino que tiene fijado como objetivo prioritario la promoción y el desarrollo integral de las personas a través del acompañamiento en itinerarios de inclusión.

Precisamente la Campaña de Navidad de este año, que ha tenido como lema como lema “Esta Navidad más cerca que nunca. Tú decides como ayudar”, ha tartado de que se haga visible ese otro tipo de ayudas, formativas y encaminadas a la inclusión socio laboral, que sin duda, contribuyen de un modo más eficaz al cambio social y a la dignificación de las personas.

Fabián indicó que los dibujos expuestos son inspiración surgida en el periodo de confinamiento. En sus cuadros hay crítica, ironía, esperanza y humor en técnicas mixtas, pero todas centradas en la pandemia. Sin embargo, añadió que este no es el único tema sobre el que habitualmente pinta, y hace trabajos y caricaturas por encargo.

Han sido publicados los datos del paro en la población de Manzanares correspondiente al mes de febrero del 2021.

En esta ocasión, se encuentran registrados 1659 personas inscritas en el paro, siendo por sectores los siguientes:

  • Agricultura: 163 personas paradas
  • Industria: 136 personas paradas
  • Construcción: 50 personas paradas
  • Servicios: 1168 personas paradas
  • Sin empleo anterior: 142 personas paradas

En comparación con el mes de enero estaban inscritos 1663 personas, y ahora en este mes de febrero ha habido una bajada de 4 personas inscritas en el paro en nuestra localidad.

Para conocer a fondo la situación del paro en Manzanares, vamos a desglosarlos en distintos grupos, para así conocer y humanizar con mayor detenimiento los datos oficiales publicados por la Administración

Personas inscritas en el paro en el mes de febrero 2021 divididos por grupos de edad:

  • Menor de 20 años: 35 personas
  • Entre 20 y 24 años: 140 personas
  • Entre 25 y 29 años: 183 personas
  • Entre 30 y 34 años: 165 personas
  • Entre 35 y 39 años: 197 personas
  • Entre 40 y 44 años: 191 personas
  • Entre 45 y 49 años: 199 personas
  • Entre 50 y 54 años: 216 personas
  • Entre 55 y 59 años: 168 personas
  • Mayor de 59 años: 165 personas

Por segmentos, nivel de estudios de las 1659 personas inscritas en el paro en el mes de febrero:

  • Sin estudios: 79 personas
  • Educación primaria: 152 personas
  • Programas FP sin titulación: 8 personas
  • Primera etapa de secundaria: 921 personas
  • Programas FP con titulación 1ª Etapa: 0 personas
  • 2ª etapa educación secundaria: 235 personas
  • Programas FP con titulación 2ª etapa: 0 personas
  • FP superior: 118 personas
  • Otras enseñanzas con bachiller: 0 personas
  • Enseñanza universitaria: 80 personas
  • Especialización profesional: 0 personas
  • Enseñanza universitaria tercer ciclo: 2 personas
  • Sin asignar: 64 personas

Por grupos de ocupación de las personas inscritas en el paro en el mes de febrero 2021

  • Directores y gerentes: 4 personas
  • Técnicos/profesiones científicas o intelectuales: 114 personas
  • Técnicos, profesionales de apoyo: 73 personas
  • Empl. Contable, administrativo, otros de oficina: 164 personas
  • Trab. servicio rest. person. Prote. Vend.: 401 personas
  • Trabajadores cualificados sector agrícolas/ganadero/forestal/pesca: 25 personas
  • Artes trab. c. Indu. manufacturero, cons. min: 169 personas
  • Operarios Inst. Maqui. y montadores: 68 personas
  • Ocupaciones elementales: 641 personas
  • Ocupaciones militares: 0 personas
  • Sin asignar: 0 personas

Por sexo

  • Hombres: 620
  • Mujeres: 1039