La Asociación Empresarial de Manzanares, está realizando una campaña en favor de las empresas dedicadas a peluquerías y centros de estéticas, que han sido uno de los sectores más perjudicados en la pandemia y que también están luchando con una competencia desleal feroz.

Desde Revista Siembra, se une a esta campaña a favor de las empresas locales y contra la competencia desleal y siempre poniéndonos de lado de las empresas de Manzanares que con su esfuerzo crean puestos de trabajo y generan riqueza en nuestro pueblo.

Revista Siembra, siempre al lado de los nuestros.

Por ASOCIACION DE VECINOS ZONA CENTRO DE MANZANARES

asociaciondevecinoszonacentro@gmail.com

 

Los más veteranos lectores de Siembra recordaran una canción, Allá por los 70, creo recordar que de un dúo que se llamaban Víctor y Diego, que tenían una canción que decía: “Tengo un parque allá en mi barrio, que eso no es parque ni es na…”

De ahí cogemos el titulo de esta articulo protesta, esperando que al hacerlo publico se puedan tomar medidas por parte de quien corresponda.

Les cuento la historia: Resulta que en comercios sobre todo de la zona centro, de ahí que como Asociación de Vecinos de la Zona Centro queramos elevarlo a las autoridades, lleva meses, si, leen bien, meses y meses, siendo acosados por un ladronzuelo de poca monta, pero que a veces se pone agresivo si no le das algo de dinero, aunque siempre entra en los comercios con afán de robo, mirando a un lado y a otro, y de hecho ya ha robado en muchos, en otros lo han pillado y lo han echado, si ve que no tiene nada a mano para robar te pide dinero y , ya digo, que muchas veces si no le das dinero y no te ha podido robar alguna cosa, se comienza a poner algo agresivo.

Esto está llevando a que muchos comercios le tengan miedo, con razón, otras veces molesta, espanta clientes, etc. etc.

Hay un grupo de WhatsApp creado por la policía municipal en el que se incluyen muchos comercios de Manzanares, al cual todo el mundo alaba y agradece, por ser muy buena idea y de utilidad. En este grupo se denuncia constantemente la actividad de este delincuente y se le va siguiendo a través de él, pues, con buen criterio, los comercios van pasando la voz: Ha estado en tal comercio y ahora va calle Empedrada hacia la plaza, por ejemplo, así entre los mismos comerciantes lo van controlando.

La situación es difícil, pero habrá que darle algún día una solución, la policía dice que si no hay denuncia en firme no se le puede hacer nada, si denuncias, como es hurto no le pasa absolutamente nada y así, este ladronzuelo sigue campando a sus anchas, robando a diario, molestando en el mejor de los casos.

El caso es que en la zona centro de Manzanares tenemos un ladronzuelo que se nos ha convertido en endémico, y a esto hay que darle una solución y lo antes posible, no sea que esto vaya in crescendo y al final haya algún problema grave.

No sabemos la solución, pero debe haberla Una mayor presencia policial que, además, le increpe y moleste cada vez que lo vea, una denuncia colectiva, no sabemos, pero algo se podrá hacer y corresponde a nuestras autoridades hacerlo y tomar cartas en el asunto, tanto las autoridades administrativas, como fuerzas de seguridad, desde la Asociación zona centro de Manzanares, lo denunciamos.

Seguimos exigiendo que se haga algo para controlar la velocidad a diario por las calles semi peatonales de la zona centro, y el control de que bicicletas, patines eléctricos, monopatines y coches no vayan por lo que debería ser acera de peatones, un día vamos a llegar tarde, ya lo denunciamos y nuestras autoridades siguen haciendo oídos sordos y sin poner la más mínima solución.

Lo que es dirección prohibida y calle peatonal no se cumple, mucha gente va a sus anchas igual en dirección prohibida que en la peatonal y esto es por una acusada y continua falta de control. Pedimos a las autoridades que hagan un esfuerzo para que haya una mayor presencia policial que ayude a controlar estos desmanes.

 

 

Jesús-I. Sánchez de la Blanca Romero Nieva

Manzanares tiene una población a fecha de 2020 de 17.962 habitantes según con los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística.

Pero, ¿Cuál es la evolución de los habitantes de Manzanares?

Nuestra localidad, comenzó el Siglo XX, con una población de 11.229 habitantes, llegando en la década de 1940 a los 18.451 habitantes y desde ahí comienza una bajada de población por diversas circunstancias, siendo la bajada más importante en la década de los años 60/70 que llegó a una población de 15.692 habitantes, niveles parecidos a los años 20.

Desde 1970 comenzó una subida de población que llegó hasta 1990 a los 18.325 habitantes, en concreto en los años 1994 y 1995. A partir de ahí, en esos años, el número bajó hasta los 17.216 habitantes, en concreto en el año 2000, coincidiendo con la “independencia” de Llanos del Caudillo de Manzanares.

Desde ese año, Manzanares tuvo un incremento importante que llegó al máximo de población que nuestra localidad ha tenido en el Siglo XX y en lo que llevamos del XXI. Fue en el año 2012 y llegó a los 19.237 habitantes.

A partir de ahí, Manzanares ha empezado una lenta pero constante bajada de habitantes llegando en la actualidad a la cantidad de 17.962, siendo la cifra más baja del Siglo XXI, y siendo una cifra comparable a los años 1960 y 1991.

Habitantes en Manzanares desde 1900 a 2020

Evolución de la población en el Siglo XXI

Y, ¿Cómo estamos en comparándonos con los pueblos de nuestro alrededor?

Haciendo una comparativa de la evolución de los pueblos de nuestro alrededor, en particular, Valdepeñas, La Solana y Daimiel, vemos que tenemos una evolución similar, aunque si vemos que Valdepeñas ha tenido un mayor incremento en este Siglo XXI, sobre todo impulsado por la incorporación a su población de personas de pueblos de la zona de su influencia como puede ser del Campo de Montiel.

Vemos que Daimiel, durante gran parte de los años 1900 hasta la década de 1970, tuvo una diferencia notable de población respecto a Manzanares. Pero eso dio un giro debido a un factor determinante, como fue la creación del polígono industrial que propició que se instalaran en Manzanares grandes industrias y empresas, y con ello nuevos puestos de trabajo y eso provocó hubiera un crecimiento constante que llegó hasta la década de los 90.

Es por esa razón, que es vital, la instalación de empresas en nuestro polígono de Manzanares y eso tiene una consecuencia vital en el aumento de la población, pero evidentemente eso tiene una duración y debemos seguir propiciando que sigan instalando empresas nuevas de forma constante.

Todos los pueblos, desde el año 2010, es decir una década completa, están teniendo una bajada lenta de población y debe ser tenida en cuenta para evitar uno de los grandes problemas de cara al futuro: la temida despoblación.

Comparativa de la evolución de habitantes con pueblos vecinos 1900 a 2020

Y con estos datos, ¿Cuál es la pirámide población de Manzanares a 2020?

Las 17.962 personas que a 2020 configuran la población de Manzanares, se encuentran divididos en 8.892 hombres y 9.070 mujeres. La población masculina de nuestro pueblo, tiene una edad media de 43.39 años y de las mujeres de 41.75 años.

Sí hacemos una comparativa, la edad media de los hombres en España es de 42.08 años, y en el caso de las mujeres es de 44.63 años. En Castilla La Mancha, la edad media es de 43.08 años.

Estos datos reflejan que la población tanto, nacional, como regional y por supuesto la de Manzanares, supone casi 14 años más que la edad media de los años 70 que en aquel entonces la edad media se situaba cerca de los 30 años.

Este incremento de la edad media nos sitúa al borde de un problema muy grave de cara al futuro, y del que debemos buscar soluciones de forma inmediata para que tenga efectos de aquí a una década.

Pirámide población de Manzanares 2020

En el gráfico se comprueba cómo la población con edades comprendidas entre los 40 a 55 años es la más numerosa, mientras que la población joven, la que es el futuro de nuestro pueblo, llega a niveles preocupantes y debe ser tenido en cuenta y actuar en consecuencia.

Javier Nieto-Márquez Callejas. nació en Manzanares hace 45 años y aunque le gusta viajar, conocer personas y lugares nuevos, se siente orgulloso de esta tierra y de su gente. Graduado en Trabajo Social lleva ya dieciocho años siendo Policía Local de Manzanares. Hacer deporte, leer sobre historia y economía son sus aficiones; y la mejor terapia: la música. Aprecia a las personas que, son humildes, saben pedir perdón y aceptan una disculpa.

1.- ¿Qué supone para Vd. que lo hayan seleccionado para este cargo, que es de enorme responsabilidad?

Pues supone satisfacción e ilusión, a la vez que trabajo, dedicación y un reto en el plano profesional, por ello aprovecho también la oportunidad para agradecer la confianza al Equipo de Gobierno. Modestamente, espero aportar ideas y pautas de trabajo que ayuden a mejorar la forma en que se presta el servicio, y cómo es percibido éste por la ciudadanía.

2.- ¿Tiene algunas palabras para su predecesor Santos Ruíz?

            Como es sabido, es una persona de larga trayectoria profesional en el Cuerpo de Policía, en mi caso desde que ingresé en la plantilla lo he conocido siempre como Jefe de Policía. Destacaría de su carácter la serenidad y la calma para hacer frente a situaciones diversas, rasgos sin duda apreciables en un Agente y en la Jefatura. Le deseo lo mejor ya que además dispondrá de más tiempo para disfrutar de la práctica del atletismo por lo que también es conocido.

3.- ¿Cuáles son exactamente las responsabilidades de su cargo y en qué debe coordinarse con el Equipo de Gobierno?

            En la práctica, la planificación de los Servicios diarios; qué cometidos deben llevar a cabo los Policías, tanto los habituales (regulación del tráfico en los centros de enseñanza, patrullas en diferentes zonas de la población, gestión de informes…) como las correspondientes a eventos extraordinarios (planes operativos de festividades…); la supervisión de los documentos que generan los Agentes. Tenga en cuenta que la mayoría de las intervenciones por avisos a Policía Local implican a su vez un buen número de trámites, que a su vez requieren su traslado a otros Organismos (Juzgados, Ayuntamiento…) o a los propios ciudadanos; la distribución para su resolución entre los Agentes de otros documentos ; la gestión de los recursos humanos; la comunicación con Juzgados, Guardia Civil, Protección Civil…

Tengo que decirle que existe un trato casi diario con el Concejal Delegado de Policía, al objeto de tratar los asuntos de importancia, también se planifican ciertos servicios, se evalúan las necesidades de los agentes, se atienden las solicitudes y visitas de los vecinos, etc. La comunicación además es fluida con todas las Concejalías y cuando es necesario con el propio alcalde.

4.- ¿Cuáles son las competencias y funciones de la policía local? ¿Por cuántos efectivos está compuesta la plantilla? ¿Está previsto que se aumente?

Por ejemplo, aquéllas relacionadas con el tráfico: pero no solo regular o dirigir a los vehículos, también supone ordenar y señalizar un área determinada, o en un evento concreto, implica el ocuparse de toda clase de accidentes, los que suponen delitos contra la Seguridad Vial. Otras funciones pueden ser instruir atestados por accidentes de tráfico en el casco urbano y la de Policía Judicial. Igualmente nos ocupamos de la Seguridad Ciudadana en colaboración también con Guardia Civil. Otras funciones con ramificaciones amplias sería la de Policía Administrativa, que abarcaría el cumplimiento de todo tipo de Ordenanzas Municipales; resolución de conflictos privados; vigilancia de edificios municipales y protección de autoridades. Todo ello junto a la prestación de auxilio en accidentes, catástrofes… Créame que hay turnos en los que los compañeros no se aburren.

            La plantilla de Policía Local de Manzanares cuenta en la actualidad con un total de 21 Agentes.  Para este mismo año, está previsto cubrir los puestos vacantes, hasta un total de seis plazas más.

5.- ¿Cuántos agentes de policía están de servicio en cada turno? La población echa de menos ver más agentes patrullando por el centro de Manzanares, ¿tiene alguna opinión al respecto?

            Depende de algunas variables. El número mínimo establecido en el Acuerdo Marco del personal funcionario del Ayuntamiento de Manzanares, que en la actualidad está fijado en 2 Agentes por turno, se ve incrementado de forma habitual (bien por la propia composición de los grupos de Agentes, bien por refuerzos) hasta completar 3 o 4 efectivos. Este número puede aumentar, claro está, en función de que sea necesario para atender ciertos eventos.

             En cuanto a la demanda de Agentes patrullando por la zona centro, como regla general este tipo de servicios está planificado, en diferentes horarios, en todos los turnos. En la medida de lo posible se llevan a cabo.  Ahora bien, como, el abanico de requerimientos a que debe hacer frente la dotación de Policía Local es muy amplio debe comprenderse que conlleva un notable empleo de recursos humanos, materiales, y de tiempo. Supone un trabajo que es poco conocido por el ciudadano. Por ponerle un ejemplo, tan solo instruir atestados por accidentes de circulación lleva implícito detraer a una patrulla de Policía Local de la actividad normal que tuviera previsto realizar (por ejemplo una patrulla por un barrio cualquiera de la población) el tiempo necesario para regular el tráfico en el lugar del accidente; atender a las víctimas; tomar datos de vehículos, implicados, vestigios..; realizar fotografías; verificar la retirada por la grúa; traslado a Jefatura para iniciar las Diligencias. Para el caso de hallarnos ante un delito contra la Seguridad Vial, el número de folios que como normal general componen un Atestado se acerca a la treintena. A esto súmele todas aquellas llamadas que se reciben en Dependencias de Policía Local. Considere, además, que la gran mayoría de intervenciones (individuos consumiendo bebidas alcohólicas en la vía pública, conflictos vecinales, molestias por ruidos, pequeños hurtos…) lleva aparejada la confección de un informe que deben realizar en Dependencias policiales los mismos Agentes actuantes. Vuelvo a reiterar que este trabajo, que implica “detraer a los Agentes de la calle” y que puede resultar imperceptible para la ciudadanía, es a todos los efectos necesario. No le niego, que se hace preciso trabajar en la optimización de esta actividad burocrática.

6.- Antiguamente la policía local estaba en el Ayuntamiento. Se trasladó junto al campo de fútbol por cuestiones de espacio, pero ¿considera que sería deseable y útil un destacamento fijo en el centro de Manzanares?

            Como acaba de decir, un adecuado desempeño de la labor policial y de mejora en la atención al ciudadano (oficina de denuncias en zona reservada…) y de las condiciones laborales de los propios Agentes (vestuarios, comedor, gimnasio…)  implicaba el traslado de las Dependencias. En relación al hecho de disponer de un destacamento en algún punto de la zona centro garantizaría una mayor proximidad al ciudadano, este argumento sin embargo quedaría matizado en la actualidad por la progresiva generalización entre todos los grupos de edad del acceso al teléfono móvil. En contra, habría que tener en cuenta que ello supondría disponer de un número determinado de Agentes, tanto mayor cuanto más elevado fuera el número de turnos y/o días que se considerase oportuno cubrir en un lugar adicional a nuestras Dependencias.

7.- ¿Es Manzanares un pueblo seguro? Háblenos de las tasas de delincuencia con respecto a otros municipios de nuestro entorno.

             Una buena  referencia serían las estadísticas de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. En nuestro caso, los datos de que disponemos provienen de habituales encuentros con Guardia Civil y refieren para Manzanares índices de delincuencia varios puntos por debajo de la media regional y varios puntos porcentuales inferiores a la media nacional.

            Dicho esto, nuestro objetivo, en estrecha colaboración con Guardia Civil, va a ser el de intentar no solo reducir estos niveles sino aumentar el sentimiento de seguridad entre la población.

8.- Un tema muy controvertido en los últimos tiempos ha sido el del botellón. Finalmente, por motivos de la pandemia quedó totalmente prohibido, pero, más allá de esta época de pandemia, ¿qué instrucciones tiene la policía local con respecto al botellón?

            Como es sabido este es un fenómeno muy complejo, que debiera ser abordado desde disciplinas y ámbitos diversos. En este punto, sin duda hay que estar abiertos a toda propuesta o idea que permita aportar soluciones realistas. Por otra parte, estaremos de acuerdo en que pretender solucionarlo desde un punto de vista estrictamente policial sería un error. Como también lo es, en mi opinión, el atribuir a la generalidad de adolescentes y jóvenes reunidos la comisión toda clase de actitudes incívicas. Ahora bien, por experiencia sabemos que además del propio botellón, existen diferentes actos asociados a éste que son los que generan la mayor parte de los requerimientos a Policía Local, hablo de molestias por ruido (música a volumen muy elevado, gritos,..); micciones o vómitos en las fachadas de las viviendas próximas; algún que otro lanzamiento de objetos al interior de los mismos inmuebles (vasos, botellas), restos de vidrios, desperdicios o basura en las vías públicas; conducción negligente o temeraria con vehículos, cuando no bajo la influencia de alcohol o drogas…. Lo que acabo de relatar, es bien conocido por los vecinos que residen en zonas cercanas a donde se produce el botellón, que son los verdaderos damnificados por este fenómeno. Por tanto, en la medida en que estos actos incívicos constituyen infracciones tipificadas tanto en las Ordenanzas como en el propio Código Penal nuestra labor, debe centrarse en prevenir y/o en identificar y proponer para su sanción a los autores.

9.- También se han comentado en la prensa y en redes sociales algunos casos de ocupaciones ilegales en Manzanares. Como responsable de policía local, ¿qué puede comentarnos al respecto? ¿Hay algo que se pueda hacer en materia de prevención o desalojo?

Comprendo la preocupación de la ciudadanía no solo por el delito en sí, sino también por los problemas de convivencia añadidos para los vecinos. Dicho esto, le tengo que decir que, si bien la actuación policial debe ceñirse escrupulosamente a la legislación, es cierto que se pueden seguir ciertos protocolos en materia de prevención y de intervención que van a ayudar tanto a garantizar los derechos de los propietarios y a disminuir la intranquilidad de los vecinos. La casuística es amplísima. Para tranquilidad de los propietarios, como regla general lo que conocemos como “segunda residencia” ocupada por sus titulares en determinadas épocas del año cuenta con la misma protección legal que la primera vivienda. En ambos casos se consideraría morada y caso de sufrir una ocupación ilegal, podríamos estar ante un delito de Allanamiento. No obstante, el supuesto más usual es el de la ocupación de un inmueble que no constituyan morada. Si no median otras variables (violencia o intimidación en las personas) estaríamos ante un delito de Usurpación y al ser considerado un delito leve, las consecuencias para el infractor serían más laxas. Es recomendable por lo tanto que desde el primer momento en que el legítimo propietario disponga de un inmueble lo dote de aquellos elementos (ropa de muda, papel higiénico, cepillo de dientes, algo de comida, etc.) que acrediten que estamos ante una morada y que por tanto queda protegida como tal. Si esto no es posible, deberíamos tomar medidas que disuadieran de la ocupación (rejas o tapiado de puertas y ventanas, sistemas de alarma…). En resumen, una adecuada intervención policial junto a la imprescindible colaboración ciudadana, sobre todo en los primeros momentos, son de gran ayuda.

10.- Los medios con los que cuenta la Policía local son los suficientes? ¿hay margen de mejora?

            Somos conscientes de que el normal funcionamiento de un Departamento como el de Policía Local, supone un desembolso económico importante. Todo ello es sufragado por el esfuerzo diario de los vecinos de Manzanares y por tanto es prioritario un uso eficiente. La predisposición y el esfuerzo de la Concejalía es notable.

            Es evidente que en cuanto a instalaciones y recursos nos encontramos a la vanguardia de los municipios de similar e incluso de superior población. Y a corto plazo se va a contar con dos nuevos vehículos para uso policial, en sustitución de los de mayor antigüedad. Se va a dotar a la plantilla de bastones policiales extensibles. Vamos a disponer de un equipo de detección de drogas. Uso de un cinemómetro (radar móvil) para utilización en determinadas vías, principalmente en horario nocturno los fines de semana al objeto de sancionar determinadas conductas.

Si se me permite, para finalizar quisiera felicitar a la Revisita Siembra por la admirable labor que lleva realizando desde hace más de 50 años y agradecerles la oportunidad que nos brindan de dar a conocer un poco nuestra labor como Policías.

El Colegio Don Cristóbal pone en marcha proyectos de aprendizaje a través de STEAM.

La clase de 4º de Primaria del CC Don Cristóbal de Manzanares ha realizado unas jornadas STEAM tituladas “Un paseo por la Historia”, en el que los alumnos han investigado, recabado información y luego han llevado a cabo una exposición oral en el aula de los hechos o personajes históricos que les han parecido más relevantes tras el trabajo previo realizado de estudio y recogida de datos de las diferentes edades o etapas de la Historia.

Tras esto, los alumnos expusieron ante sus compañeros el tema seleccionado por ellos y en donde el resto de compañeros pudieron conocer a personajes como Alejandro Magno, EL Cid o inventores y científicos como Edison y Einstein entre otros. Junto a esto se trataron etapas de la Prehistoria como el Paleolítico o la Edad Antigua y Edad Media.

 

APRENDER DE MANERA DIFERENTE.

Para la exposición pudieron utilizar aquellos materiales que ellos mismos habían creado, así como recrear a los personajes mediante disfraces y uso de fuentes gráficas, materiales, escritas entre otras, como murales, dibujos, atrezzos, decoración de la clase, materiales de algunas épocas, y todo esto se ha hecho contando con el apoyo de las familias y mediante el uso de materiales reciclados.

Todo este gran trabajo culminó con la realización de un vídeo de dichas exposiciones además de servir de base para hacer realizar otro Proyecto STEAM en que la Robótica es el nexo de unión (con Scratch y con las placas makey- makey) que trata las edades de la Historia mediante un juego en el que ellos son los protagonistas. Estos proyectos no se podrían haber realizado sin la experta STEAM de la plantilla del centro.

Para los alumnos y para las 2 profesoras involucradas en estas jornadas ha sido un trabajo muy satisfactorio donde ellos han podido aprender de forma activa y creativa gracias a la metodología STEAM en la que los alumnos “aprenden haciendo”.

El colegio lleva, con este, dos años inmersos en este tipo de aprendizaje de competencias STEAM que tan buen rendimiento académico está cosechando en todos los alumnos de los diferentes cursos, además de conseguir que esos aprendizajes sean realmente significativos.

COMPROMISO CON EL STEAM

STEAM es acrónimo en inglés de Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Matemáticas y Arte además de desarrollar otras competencias como la del trabajo autónomo y asunción de responsabilidades. Al mismo tiempo, gracias a la apuesta de este Centro con los Seminarios STEAM, los profesores están en continua formación con el Centro Regional de Formación del Profesorado de la JCCLM.

PARO

Han sido publicados los datos del paro en la población de Manzanares correspondiente al mes de septiembre del 2021.

En septiembre de 2021 los datos de inscritos en las oficinas del paro son 1156 personas. La bajada del paro es generalizada en todos los sectores, salvo en industria que ha subido levemente pasando de 103 a 115 parados.  Vamos a ir viendo con detalle los datos de este mes:

Por sectores:

  • Agricultura: 88 personas paradas
  • Industria: 115 personas paradas
  • Construcción: 30 personas paradas
  • Servicios: 833 personas paradas
  • Sin empleo anterior: 90 personas paradas

En comparación con el mes de agosto estaban inscritos 1234 personas, y ahora en este mes de septiembre ha habido una bajada de 78 personas inscritas en el paro en nuestra localidad.

Personas inscritas en el paro en el mes de septiembre 2021 divididos por grupos de edad:

  • Menor de 20 años: 19 personas
  • Entre 20 y 24 años: 84 personas
  • Entre 25 y 29 años: 129 personas
  • Entre 30 y 34 años: 120 personas
  • Entre 35 y 39 años: 131 personas
  • Entre 40 y 44 años: 128 personas
  • Entre 45 y 49 años: 125 personas
  • Entre 50 y 54 años: 139 personas
  • Entre 55 y 59 años: 137 personas
  • Mayor de 59 años: 144 personas

Por grupos de ocupación de las personas inscritas en el paro en el mes de septiembre 2021

  • Directores y gerentes: 3 personas
  • Técnicos/profesiones científicas o intelectuales: 97 personas
  • Técnicos, profesionales de apoyo: 53 personas
  • Empl. Contable, administrativo, otros de oficina: 103 personas
  • Trab. servicio rest. person. Prote. Vend.: 272 personas
  • Trabajadores cualificados sector agrícolas/ganadero/forestal/pesca: 15 personas
  • Artes trab. c. Indu. manufacturero, cons. min: 109 personas
  • Operarios Inst. Maqui. y montadores: 38 personas
  • Ocupaciones elementales: 466 personas
  • Ocupaciones militares: 0 personas
  • Sin asignar: 0 personas

Por sexo

  • Hombres: 418
  • Mujeres: 738

La exposición muestra retratos caracterizados por una mirada llena de intimismo y ternura.

El Museo Antonio López Torres de Tomelloso acoge estos días y hasta el 18 de abril una exposición de óleos y dibujos del manzanareño Pedro Miguel Pérez Villegas. La exposición está basada en el retrato íntimo, una de sus especialidades. Pérez Villegas, que compagina con su oficio de pintor el de docente en la Universidad Popular, es uno de los pintores con más prestigio de nuestra localidad y fuera de ella. Prueba de ello son los números galardones que ha recibido y la selección de la que ha sido objeto en numerosos certámenes de prestigio tales como ellos el de la Escuela de Artes y Oficios de Ciudad Real; el X Concurso de pintura “Blanco y Negro”, en 1988; el III Premio Castilla la Mancha de Artes Plásticas, en 1989; el Certamen de Pintura “Noventa de los 90”, de Seguros Bilbao o el I Certamen de Dibujo Gregorio Prieto, de Valdepeñas, en 1991, así como en numerosas ediciones posteriores, la última de ellas en 2009.

Entre los premios más recientes destaca el primero y segundo del concurso de pintura ‘Cerezo Moreno’ de Villalgordo (Jaén), en los años 2015 y 2014, respectivamente. En el año 1991 obtuvo el segundo premio en el Certamen de Dibujo de Tomelloso. Ha sido además premiado en varias ocasiones en los certámenes de pintura de Bolaños de Calatrava; Pedro Muñoz, Campo de Criptana y Alcázar de San Juan, así como en el Certamen de Dibujo de Daimiel. También tiene premio de los concursos de pintura de Ciudad Real, Torralba de Calatrava, Villanueva de los Infantes, Madridejos, La Solana, Argamasilla de Alba y Aldea del Rey.

Pérez Villegas ha expuesto individualmente en diferentes espacios culturales a lo largo de su trayectoria artística, entre ellos la Biblioteca Municipal Lope de Vega de Manzanares (en 1973, 1975 y 1978); en la Casa de Cultura de Tomelloso, en 1987; en la Casa de Cultura de Daimiel en 1990 y en el Gran Teatro de Manzanares, en 2003 con una exposición retrospectiva y en 2010 con una selección de pinturas de dibujos y pinturas de 2003 a 2010. Su última exposición individual fue ‘Naturalezas Muertas’.

Por Javier López

Tengo un amigo, un poco friki, que todos los días comparte en sus grupos de WhatsApp varios “epigramas”, (RAE: Dícese de la composición poética breve en que, con precisión y agudeza, se expresa un motivo por lo común festivo o satírico.) él, por su carácter y personalidad, hace una selección de los más jocosos y picantones para arrancarnos una sonrisa diaria y a la vez como acostumbra a decir, ilustrarnos y entretenernos.

Pero si los observamos con otra mirada… leemos en estas composiciones algunos vocablos que a mi parecer no son los que utilizamos a menudo en nuestras conversaciones e incluso escritos, diría que son palabras que en los tiempos que corren es como si las hubiéramos metido en el cajón de las olvidadas o moribundas, porque la gran mayoría no conocemos bien su significado y otras veces porque nos confunde el concepto de lo que quieren decir y nos desorientan.

Normalmente estas palabras describen a personas, cosas, situaciones o acciones que en nuestra vida diaria no utilizamos, por ejemplo:

Era Gilito propenso

A pensar, más de tal modo,

Que si le hablaban, a todo

Contestaba: “Pienso… pienso.”

Preguntó un quídam al tal:

¿Qué comes tú?” – “Pienso…” dijo,

Y el otro replicó: “Es fijo

Que el chico es un animal.”

W. Ayguals de Izco.

quídam’: 1.- m. coloq. Sujeto a quien se designa indeterminadamente.

2.- m. coloq. Sujeto despreciable y de poco valer, cuyo nombre se ignora o se quiere omitir.

¿Conocían el significado de ‘quídam’? ¿Cuál de las dos acepciones es la más adecuada para el epigrama en el que aparece?

Salió a tomar el sereno

Cierta noche una morena,

Y como era ya muy tarde,

La tomó el “sereno” a ella.

J. M. Villergas.

sereno’: según diccionario tiene varias acepciones, pero referentes a este caso nos encontramos dos: 1.- adj. claro (despejado sin nubes).

2.- m. encargado de rondar de noche por las calles para velar por la seguridad del vecindario, de la propiedad, etc.

En este epigrama observamos que se utilizan estas dos acepciones y además la segunda genera una doble intención en nuestra imaginación.

Desde con otra mirada… les invito a que repasen esta pequeña lista de palabras que he entresacado de los epigramas recibidos. Siento no poder mostrarles los epigramas en las que estaban incluidas cada una de ellas porque ocuparía más espacio que el permitido en los artículos de esta sección, les aseguro que ingeniosos y divertidos son.

Analicen cuantas de ellas utilizan en sus conversaciones y escritos y si realmente conocen su significado.

desasnar, tronera, costal, golilla, ternes, pepita, antiparras, proscenio, petimetre, embolismo, acendrado/da, piporro, guita, ejido, mastuerzo, guanepe, trasconejada/do”

Probablemente la mayoría las conocen, pero les invito que busquen en el diccionario la descripción de cada una de ellas, seguramente no coincida con lo que ustedes pensaban que significaban y no porque sean engañosas sino porque al no estar acostumbrados a incluirlas en nuestra habla diaria hemos olvidado hasta su significado. También desde aquí les invito a que busquen en sus bibliotecas libros de poesía por ejemplo o de epigramas ya que estamos en ello y reléanlos, verán como los autores utilizan muchas de estas palabras olvidadas o moribundas que la mayoría son sinónimos de las utilizadas en nuestra habla diaria.

Por favor, lean, lean, lean, para que estas palabras sigan vivas.

** estos epigramas aparecen en el libro Museo Epigramático.

Edelgard, diario de un sueño (1948-1953)

José Fernández Arroyo

No sabemos si está en su momento más álgido o hace ya meses o años que ha entrado en declive la moda literaria diarística y de autoficción. En literatura, los diarios íntimos siempre han sido un género enormemente prolífico: algunos de principio de siglo e incluso decimonónicos (Tolstoy, Dovstoyesky, Pessoa, Gide, Kafka o Unamuno) y otros han dado testimonio de los importantes acontecimientos históricos que han jalonado el siglo XX (Anna Frank, Margaritte Duras o Gil de Biedma). La renovación de esta tradición en el contexto es en el que debemos entender esta perla publicada por primera vez en 1991 y que, injustamente, no ha sido excesivamente conocida en Manzanares. Se trata de un diario en el que su autor reflexiona sobre el día a día de su tardía adolescencia y juventud entre Manzanares, norte de África (donde realiza el servicio militar) y Madrid. Pero lo que realmente hace de él algo mágico es la fascinante relación epistolar con Edelgar, una joven alemana que, brutalmente desalojada de su hogar por las fuerzas ruso-polacas al finalizar la II Guerra Mundial, consigue finalmente refugiarse en Flensburg junto a su padre y su hermana Sigrid. A través de las entradas de este diario y de la trascripción de las cartas que el narrador (en principio, Fernández Arroyo) y Edelgar se escriben, asistimos al surgimiento de una emocionante historia de amor al tiempo que al proceso de maduración personal en unos años trascendentales para sus vidas. Conmueve la sinceridad, transparencia e ingenuidad del relato donde podemos asistir desde un punto de vista privilegiado al surgimiento de un amor idealizado, ingenuo y netamente platónico, por no decir literario, pero también al proceso de aprendizaje a través de las experiencias vividas en la juventud y la formación de una personalidad más adulta y compleja. Por otra parte, las referencias a los 20 años vividos en Manzanares resultan deliciosas para el lector local. Edelgar. Diario de un sueño tiene su continuación en No es un sueño (1954 2006) y en ella, se ahonda en la singladura del autor manzanareño por el camino del arte y la literatura de la segunda mitad del siglo XX: las neovanguardias, el postismo, su pintura, la amistad con intelectuales de talla, etc.

Por Oscar Parada Maroto

Sevilla tiene un color especial. Es el naranja explosivo del sol vespertino reflejado en el ladrillo visto de la Plaza de España. Es el azul relajante del cielo abierto de una mañana clara de Domingo de Ramos. Es, también, el rojo apasionado de un vestido de flamenca que se retuerce en el aire al son del cante en la feria de Abril. O quizá sea el cálido amarillo del albero de la Maestranza en una tarde de gloria de las que dicen los taurinos que se le vieron a Curro Romero. Cualquiera de ellos me vale. Hasta esos marrones terrosos de las túnicas de los monjes zurbaranescos del espléndido Museo de Bellas Artes hispalense o los negros enlutados de las corbatas que se cuelgan los capillitas al salir de punta en blanco cada Viernes Santo. E incluso, si entrecierras los ojos y te dejas llevar, puede que hasta veas los blancos nacarados de las velas de aquellas carabelas colombinas que partieron del puerto sevillano con ansias de Nuevo Mundo.

Sevilla tiene un sabor especial. Es el sabor de un amontillado en una terracita viendo cómo el Guadalquivir juega con la Torre del Oro. Es el gusto del pescaíto frito que te van sirviendo al recorrer la calle trianera de San Jacinto o el deleite de esas tapas de soldaditos de pavía o de tortillitas de camarón en una barra de acero inoxidable allá por la calle Betis o en la misma plaza del Salvador. Es, cómo no, el regusto del Jerez con aceitunas en la Hostería del Laurel, aquella en la que Don Juan Tenorio relataba sus conquistas en el barrio de Santa Cruz. Es, incluso, el dulzor de la mermelada de azahar que con esmero hacen las monjitas del precioso monasterio de Santa Paula. Y puede que hasta, si saboreas el ambiente y te dejas transportar a tiempos pretéritos, llegues a degustar alguna delicia de miel y de almendras de aquel pasado almohade anterior al día en que el rey San Fernando pusiera los pies en la fidelísima Sevilla.

Sevilla tiene un aroma especial. Es el aroma de los naranjos, de los que en primavera brotan por el centro y llenan los rincones. Es la fragancia del romero que envuelve a la magnífica catedral gótica en manos de vendedoras de piropos y de augurios. Es, además, el perfume de alfajores, magdalenas y pestiños que se cuela por las rejas de un puñado de conventos. Es el incienso, el del Gran Poder o el del Cachorro, ambos igual de imponentes. Y hasta me atrevería a decir que, si uno respira concentrado y prolongadamente, llega a percibir el olor de aquella Real Fábrica de Tabaco, sin duda el edificio industrial más notable de la España dieciochesca, aquel en el que la cigarrera Carmen conoció al soldado Don José.

Sevilla tiene un tacto especial. Es el tacto rugoso de la mano que recorre la Giralda con el asombro de quien se estremece con la historia. O por contra, el tacto sedoso del terciopelo o del raso de las túnicas de los nazarenos penitentes que se agolpan en La Campana para enfilar la carrera oficial. Es la percepción de esa agua fresca que te llevas a la nuca directamente desde la fuente central del patio de la casa de Pilatos. Es, también, el tacto escurridizo de las velas derretidas, e incluso, si se alarga la mano hasta que duela, se pudiera hasta llegar a sentir el tacto sublime de los tapices bordados que vistieron las paredes del Alcázar en los tiempos de los venerados Reyes Católicos.

Sevilla tiene un sonido especial. Es el del martillo que golpea el capataz para que los costaleros ofrezcan una nueva levantá de la Esperanza Macarena. Es el murmullo incesante de la calle Sierpes una mañana cualquiera de sábado. Es el repiqueteo cadencioso del coche de caballos que acomoda al turista por los paseos arbolados del parque de María Luisa. Es, también, el soniquete de ese acentillo sevillano de dos compadres que se ponen al día mientras caminan. Es el toque de trompetas y tambores ensayando para no perder el ritmo cuando la Señora de Triana vuelva a las calles una madrugá más. Es la resonancia de la guitarra que suena justo a la salida del Patio de Banderas. Y es aún más. Pues diría que, afinando el oído, puede llegar a escucharse alguna rima salida de la boca del mismísimo Bécquer que aún sigue pendiendo en el aire.

Sevilla tiene un color especial, como bien dice la canción. Y un gusto, y un aroma, y un tacto, y también un sonido. Que aunque esto no lo diga la canción, te lo digo yo y todo el que de vez en cuando necesita perderse por Sevilla para que sus cinco sentidos se revolucionen y no haya manera de volverlos a poner en orden.