MSM

AMAZON, NETFLIX, HBO…. ¿cómo no rendirse ante estos conquistadores de nuestro ocio? Es un hecho que hoy en día nuestra relación con los libros se distancia cada vez más, mientras que ganan terreno otras experiencias como las que ofrece la televisión o el consumo de productos multimedia. Y es un hecho también que la lectura debe coexistir con otras ofertas culturales como los entornos informáticos, la imagen o la música.

Es difícil encontrar un momento para los libros. Pero si ese momento llega, la primera dificultad con la que nos encontramos es qué leer, porque son tantas las novedades y se nos ofrece una cantidad tan inabarcable de obras que encontrar un buen libro no es fácil.

Si hemos sido capaces de resolver este primer problema y hemos encontrado un buen libro, ahora cabe preguntarse, ¿qué nos lleva a apagar el televisor o dejar el ordenador, la tablet o el móvil?

La respuesta a esta pregunta está en descubrir que no hay mayor placer que una historia que cae en tus manos y que la devoras, palabra a palabra, con la sensación de que no puedes dejar de leer. Página tras página te metes en el relato, conoces a sus personajes, te identificas con ellos, participas en su historia, ríes, recuerdas, te emocionas…y entonces no hay competencia posible y ya no hay que encontrar tiempo, sino que el tiempo te encuentra a ti.

Y, por si esto no fuera poco, leer invita a reflexionar, amplía horizontes, aviva la memoria, las experiencias pasadas… Está comprobado también que la lectura mejora el uso del lenguaje y de la escritura, desarrolla la imaginación y la creatividad, aumenta la capacidad de concentración… ¿se puede pedir más?

Se ha demostrado que la persona que es amante de la lectura desarrollará su cerebro de tal forma que podrá llegar fácilmente a los 90 años completamente lúcida y con una gran capacidad mental e intelectual. Claro, leer no alarga la vida, pero sí la ensancha.

Por todo ello, encontremos un momento para los libros y si hay niños en casa fomentemos en ellos el placer de leer desde pequeños. En próximos números podremos ver cómo transmitir a los más jóvenes este placer por leer y pensar.

El número 4 de la Revista Raiz y Rama, Vereda de los Hombres, publicación dirigida y coordinada por Isabel Villalta Villalta, se presentó el pasado 6 de febrero en la Biblioteca Municipal Lope de Vega. La directora estuvo acompañada en el acto de presentación por Prado Zúñiga, primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Manzanares.

La revista, con un tirada de 130 ejemplares, rinde homenaje a la científica recientemente fallecida Margarita Salas, y a la Iglesia de la Asunción en su 5º Centenario. La portada de la publicación, las ilustraciones del artista Juan Sánchez y algunos de los artículos están dedicados al templo parroquial, consagrado en el año 1520.

Entre las colaboraciones de muy diversas disciplinas se cuentan las de Arqueología (María Teresa Romero), Arquitectura (Diego Gallego y Teodoro Sánchez Migallón), Arte (Manuel Gallego), Demografía (Manuel Villalta), Derecho (Pedro Nieto), Diplomacia (Resti Contreras), Etimología (Isabel Villalta), Grafística (Joaquin Barbado), Historia (Antonio Bermudez), Horticultura (Juan Carlos López), Literatura (Isabel Villalta y María José García), Matemáticas (Oscar Parada), Medioambiente (Julián Gomez-Cambronero), Música (María del Mar Patón), Pedagogía (María Camino), Tráfico (Ángel Medina) y Turismo (Elena Rojo).

En el acto de presentación intervinieron varios autores de los artículos que se incluyen en este número de la revista, comentando el contenido de sus trabajos.

Consoly León

La lectura es un entretenimiento, pero también aprendizaje

Mi entrevistada nos vuelve a sorprender con su inagotable versatilidad.

Si hace algún tiempo, África, nos hacia recomendaciones literarias, gastronómicas, y de vida sana, mediante su web y redes sociales, hoy da un paso más allá, presentando su primera novela, gracias a una trama localizada en Manzanares, y repleta de emociones.

Desde nuestra publicación, de la que forma parte, le deseo como amiga y escritora, muchos éxitos.

¿Quién es África María Crespo Mazuecos?.

Soy profesora de Lengua y Literatura, madre de dos niños, y creadora de la web literaria amacrema.com. En él recomiendo lecturas, reseño libros, doy trucos para leer más… Hoy en día es una web consolidada en la que, he incorporado lifestyle, recetas fáciles de cocina sana, decoración, maternidad o rutinas…

¿A qué te dedicas en la actualidad?, ¿cuáles son tus aficiones?.

Actualmente me encuentro en excedencia , cuidando a mis hijos, y, aprovechando para escribir en mi página y leer. A fecha de hoy, y ante los últimos acontecimientos que estamos viviendo con gran incertidumbre, diría que mi gran afición es pasear con mis niños.

¿En qué momento de tu vida sientes la necesidad de escribir?,¿Qué pretendes transmitir?,¿ A qué publico te diriges?.

Para mí escribir es mucho más que una forma de comunicarme, y lo hago desde pequeña. Me gusta crear emociones en mis lectores, quienes aprecian mi trabajo.

¿Qué beneficios te aporta la lectura?, ¿Cuánto tiempo le dedicas a leer y/o escribir? ¿En qué etapa se debería comenzar a fomentar este hábito saludable entre los más jóvenes?.

La lectura es un entretenimiento, pero también aprendizaje. Le dedico menos tiempo de lo que me gustaría, pero siempre saco tiempo para leer y escribir a diario. En mi opinión, con respecto a los niños, creo que lo mas adecuado es que estos tengan contacto con los libros desde bebés, favoreciendo así el interés, para incorporarlos en su día a día, y desde la infancia, para desarrollar un hábito divertido y educativo, aunque el verdadero reto, a mi juicio, surge a la hora de encontrar libros que les resulten atractivos, y consigan atraparlos en el maravilloso mundo que te ofrece el placer de la lectura.

¿En qué instante de tu vida decides escribir tu primera novela?. ¿Sentías la necesidad de hacerlo?. ¿Cuándo surge la idea?. ¿Ha sido complicado publicar tu primera novela?. ¿Cuánto tiempo ha estado esperando hasta ver la luz?.

Me propuse escribir esta novela como un reto personal. Hasta ese momento, tan solo había escrito relatos cortos y mi sueño era ser escritora, por lo que tuve que enfrentarme a escritos más extensos hasta obtener el resultado final.

Escribí la obra en 2014, y la guarde. Ahora tras releerla, he decidido publicarla para que los lectores puedan disfrutarla.

¿Qué vamos a descubrir en este libro?, ¿qué emociones provoca en el lector?, ¿en qué te has inspirado para escribir tu primer libro?.

En el libro vamos a revivir el Manzanares del siglo pasado, por lo que muchos lectores recuperarán con nostalgia recuerdos tanto suyos, como de sus familiares.

¿Quién es Mina, y que papel desarrolla en tu obra?, ¿ estamos ante un prototipo feminista?.

Mina es la protagonista de El silencio no me deja dormir. A través de sus vivencias, el lector recorrerá los principales acontecimientos del siglo XX, en nuestra localidad, todo ello, visto a través de los ojos de una mujer joven, analfabeta, pero con una gran astucia e inteligencia que la ayudarán a solventar los difíciles momentos de su vida.

¿Por qué decides centralizar esta historia en un Manzanares en blanco y negro?, ¿qué te ha supuesto emocionalmente introducir contenido autobiográfico, junto a las vivencias de Mina?

La historia está basada en hechos reales. Es la historia de una mujer que vivió en Manzanares durante esta época. Al recrear un personaje en primera persona, es inevitable que los sentimientos y emociones ante diversas situaciones de la vida afloren.

El Silencio No Me Deja Dormir, ¿es un alegato de reconocimiento a la mujer trabajadora de todos los tiempos?, ¿cuál está siendo la aceptación del libro en estos primeros momentos?, ¿ has tenido la oportunidad de leer alguna crítica?

Mina es el reflejo de muchas mujeres que luchan porque sus seres queridos sean felices. El libro está gustando mucho, y en consecuencia, las críticas hasta ahora son muy buenas. Los lectores en su generosidad, me han llegado a dar las gracias por escribir el libro.

¿Por qué recomendarías leer El silencio no me deja dormir?. ¿A qué público va dirigido?.

Lo recomiendo porque todas las historias merecen ser contadas. La historia de Mina es la de una mujer normal y corriente a la que le sucedieron muchos acontecimientos. El libro está gustando a hombres y mujeres de todas las edades. Los mayores reviven momentos del pasado, y los jóvenes aprenden cómo vivieron nuestros abuelos.

¿Qué te aporta tu “opera prima”?, ¿Cuánto tiempo has tardado en redactarla?, ¿Será este libro el primero de muchos?

Sin duda, felicidad y ánimo para seguir escribiendo y publicando. La redacción ha durado pocos meses, y el trabajo más laborioso vino después con la corrección. Por supuesto que este será el primero de muchos más títulos. Seguiremos escribiendo para llenar con historias los ratos de ocio de los lectores.

¿Dónde se puede adquirir?

En Manzanares, en la librería La Pecera y en la Bodeguilla. En Ciudad Real, en la librería La Madriguera, y a través de Amazon, donde la encontramos en versión papel y digital.

¿Cómo compaginas en tu vida cotidiana la maternidad, tu trabajo como docente, la casa, tus aficiones?, ¿ Es sencillo ser mujer en el 2020?, ¿opinas que existe igualdad al 100% entre mujeres y hombres en la sociedad actual?.

Me encanta ser mujer en el 2020. Disfruto de la actividad, necesito tener muchas cosas que hacer. Una de las frases de Mina era: “Agobia levantarse y tener muchas cosas que hacer, pero es peor levantarte y ver que ya lo tienes todo hecho”. Hay tiempo para todo y todo tiene su tiempo. Es cuestión de organizarse y establecer prioridades. Mi lema: “lo que no puedas hacer hoy, ya lo harás mañana”. Por fortuna, y en relación a la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, en ningún ámbito de la vida me he sentido inferior por ser mujer.


Un libro. El amor en los tiempos del cólera, de Gabriel García Márquez

Un autor. Soledad Puértolas

Realidad o Ficción. Ficción, siempre.

Un lugar. Mi casa.

Un personaje. Mina

Una frase. Té, manta y libro.

Libro tradicional o e-book. Tradicional

Un sueño. Tener lectores fieles.

Una canción. The Tennesse Waltz, Patti

Un referente: Mi madre.


 

El ritmo del coro Mansil Nahar es frenético. Siempre lo es. Y este año 2020 no podía ser menos. Y es que después de las exitosas representaciones en Manzanares y Membrilla del montaje “Mansil La Movida”, con la música más emblemática de las década de los ochenta, el coro contraataca con una de las obras cumbres de la historia de la música occidental. Nada más y nada menos que con la novena sinfonía de Beethoven, compositor del que este año celebramos el 250 aniversario de su nacimiento. El estreno será en Tomelloso, el próximo 31 de mayo, y el coro manzanareño unirá sus voces al propio coro del conservatorio de Tomelloso y al coro Laminium de Daimiel, todos ellos tras la masa instrumental de la orquesta Verum. Unos días antes, el 16 de mayo, Mansil Nahar asistirá asimismo al encuentro de coros de Tomelloso, donde ofrecerán un recital de música contemporánea con acompañamiento de piano.

Y entre las notas corales de Beethoven, Mansil Nahar debe ir sacando tiempo también para preparar el II Festival de Música Antigua “Encomienda de Manzanares”, que con tan buena aceptación de público y crítica nació el pasado año. En esta ocasión serán dos los conciertos que compondrán el festival. El día 26 de septiembre tendremos el enorme privilegio de poder escuchar en Manzanares a una de las voces más reconocidas nacional e internacionalmente en el campo de la música antigua. Se trata de la soprano Raquel Andueza, acompañada a la tiorba por Jesús Fernández Baena, dúo del grupo “La Galanía”. Un auténtico deleite, puesto que podremos escuchar una selección de obras españolas e italianas, tanto sacras como profanas, introducidas y comentadas por la propia interprete. Y una semana más tarde, el sábado 3 de octubre, será el propio coro Mansil Nahar, junto con la orquesta Mansil Nahar, la que nos ofrecerá un repertorio centrado en el barroco español e iberoameriano. Para esta ocasión, Mansil Nahar contará con la dirección de un director invitado, que preparará y dirigirá el concierto. Se trata de Nacho Rodríguez, director del grupo “Los Afectos diversos” y uno de los mayores expertos a nivel nacional en música antigua.

Y junto con Beethoven y la música antigua, aún debe quedar tiempo para preparar otras tantas actuaciones, como el acompañamiento musical en la procesión del Silencio la madrugada del Jueves Santo, la música medieval de la procesión de las antorchas en las jornadas medievales o el esperado concierto de Navidad, para el que este año prepararán una actuación conjunta los tres grupos que componen la asociación: el coro de adultos, el coro de voces blancas y la orquesta.

Efectivamente, el coro de voces blancas. Y es que tras un par de años de parón, ha vuelto con fuerza el coro juvenil de Mansil Nahar, contando ya con una treintena de voces. El pasado mes de diciembre debutaron en Basida, y ya cuentan con una actuación en Cuenca en el mes de mayo. Aunque lo que fundamentalmente están haciendo en estos primeros meses del año es lo que debe ser: formarse. Están aprendiendo a cantar, tanto con el ensayo semanal con Francisco José Román, director de Mansil Nahar, como a través de cursos de canto, como el que han realizado en Madrid el primer fin de semana de marzo con el reconocido director de coros juveniles Basilio Astúlez. Y es que la formación es fundamental en Mansil Nahar. Desde los niños hasta el propio director, que también este 2020, como todos los años, está realizando cursos de dirección para poder de esta manera avanzar y mejorar junto con el coro.

Intensa actividad y variedad de músicas. Esto es lo que nos ofrecen desde Mansil Nahar. Pues anotadas quedan las fechas que nos proponen. Sin duda serán conciertos que nos harán disfrutar una vez más.

Pablo Nieto-S. Gutiérrez

Aunque representar teatro canónico no es tan frecuente como debería, aún se llevan a los escenarios las obras magnas de multitud de autores de la historia de la literatura. Esto es positivo, pues, mutando las palabras de Gabriel Celaya, el teatro es un arma cargada de futuro: está bien tomar el canon[1] dramático y representarlo para acercar al pueblo los grandes temas y a los maestros de la literatura. Lo que no es tan agradable —más bien, me parece una aberración— es adaptarlo siguiendo tendencias que nada tuvieron que ver con las que el autor siguió en el momento de su escritura.

El resultado final es que la obra original no la reconoce ni la madre que la parió.

En las grandes ciudades de España, se aprecia una interesante oferta cultural, que incluye, por supuesto, el teatro. En la mayoría de las obras canónicas que se anuncian, bajo el título del autor, aparecía la desvergüenza: “adaptación/versión por…”. Ante esta barrabasada, se me ocurren dos comentarios: (a) Los grandes autores no necesitan adaptación, son tan universales que su mensaje ha trascendido su época y el público puede actualizarlos sin que se haya tocado una coma del texto original. Pensar lo contrario —que hace falta retocar hasta el último detalle— es propio de gente de menor valía con ínfulas de gloria al ver su nombre escrito bajo el de la celebridad. (b) ¿Qué se modifica de la obra? Desde diálogos, escenografía, personajes, vestuario, etc., hasta recortar la obra. El resultado final —como dijo Alfonso Guerra sobre España tras la victoria del PSOE en 1982— es que la obra original no la reconoce ni la madre que la parió.

Pongo un ejemplo para ilustrar esto. Hace tres años, fui al madrileño Teatro de la Comedia a ver la Compañía Nacional de Teatro Clásico representar La Dama Duende, de Calderón de la Barca. Se había alterado la época, la rima, los diálogos, los vestuarios… ¡nada en esa obra —quizás salvo el tema— podía recordar a las comedias de enredo que se representaban en un corral de comedias! Estaba todo desfigurado. Frente a esto, también está demostrado que se puede hacer una buena representación teatral fiel al canon. En Manzanares, en la presente temporada, se han llevado a las tablas dos obras de teatro de este tipo: Calígula, de Camus, y La Casa de Bernarda Alba, de García Lorca. Ambas han respetado el texto original —sin retocar o recortar inútilmente— y el resultado ha sido apreciado por el respetable.

Quiero extraer dos conclusiones con este artículo: (a) Es responsabilidad del público interpretar la obra canónica y actualizarla —si quiere—. No se debe dar todo masticado. La obra que conmueve lleva a la reflexión y a la aplicación en la vida de la gente. (b) Actualizar —o adaptar— una obra es prostituirla. Quien quiera escribir, que lo haga. Si el modelo que sigue un autor en un texto es maravilloso, nada impide hacer otro siguiéndolo —con otros personajes, diálogos, ambientación, etc.—, salvo la falta de talento literario. Lo que sí es censurable es mantener al maestro como autor, con el nombre de un cualquiera como adaptador, y representar una obra que no reconoce ni la madre que la parió.

 


 

[1] Por “canon”, en literatura, entendemos el conjunto de grandes obras que, por unos motivos u otros, han pasado a la posteridad y merecen ocupar un lugar destacado —y ser objeto de estudio— en los manuales y en las bibliotecas.

En 2020 se celebra el quinto centenario de la inauguración de la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. Coincidiendo con esta efeméride traemos a las páginas de la revista Siembra unas fotos poco conocidas del templo. Fueron tomadas entre 1927 y 1936 por el fotógrafo portugués Antonio Passaporte y pertenecen a la colección de la Casa Loty.

La Casa Loty fue fundada en Madrid en los años 20 del siglo pasado por el francés Charles Alberty. La compañía se dedicó inicialmente a la imprenta fotográfica y a la comercialización de papel fotográfico industrial. Antonio Passaporte trabajaba como comercial de Loty y empezó a realizar fotografías por toda España, aprovechando los viajes que realizaba para visitar a sus clientes. Loty comercializó como postales turísticas las fotografías tomadas por Antonio Passaporte. Ante el éxito obtenido, fundaron la empresa Archivo Fotográfico Universal S.A. (Afusa), cuyo objetivo era la realización de un banco de imágenes mundial. Esta empresa tuvo importantes clientes como General Motors, la Universidad de Harvard o el Patronato Nacional de Turismo.

La Guerra Civil supuso el cierre de la compañía. Charles Alberty regresó a Francia, donde moriría poco después, y Antonio Passaporte volvió a Portugal una vez terminado el conflicto. La colección de la Casa Loty llegó a tener unas 12.000 fotografías. El Ministerio de Cultura compró en 2002 más de siete mil fotografías de esta colección, que actualmente se conservan en el Instituto del Patrimonio Cultural de España.

Entre las fotografías compradas por el Ministerio de Cultura se encuentran siete realizadas en Manzanares. Cinco de ellas son diferentes tomas de la fachada de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y las otras dos fueron realizadas en su interior. En una de ellas aparece con todo detalle el impresionante altar mayor, con el retablo realizado a principios del siglo XVII por los hermanos Ruiz de Elvira. En las calles del retablo también se pueden apreciar los cuatro lienzos pintados por el italiano Bartolomé Carducho, que había colaborado en la decoración del monasterio de El Escorial y que llegó a ser pintor de cámara de Felipe III. En la segunda fotografía aparece la capilla de Santa Teresa, construida en 1663 bajo el patronato de la familia Salinas, regidores perpetuos de Manzanares. Estas dos últimas fotografías quizá sean las más interesantes, ya que apenas se conservan imágenes del interior del templo anteriores a su destrucción en 1936.

Jesús

Podemos ver desde finales del Siglo XV la historia de Manzanares en el AHN

Un manzanareño dirige el Archivo Histórico Nacional desde el año 2018, Doctor en Historia Medieval, Licenciado en Geografía e Historia. Juan Ramón Romero Fernández Pacheco, demuestra ama su trabajo y transmite pasión por la historia. Para Siembra ha sido un privilegio desplazarnos para charlar con él y enseñarnos los entresijos de la Institución que dirige.

Qué importancia tiene para un país conservar su memoria, ¿verdad?

Es fundamental para la identidad de un país. Una sociedad sin memoria es amnésica y por tanto manipulable. Por eso los archivos, como éste, garantizan derechos fundamentales del ciudadano. No hay derecho fundamental más importante que el recuerdo, saber de dónde vienes. Si no sabes tus orígenes, eres un huérfano de memoria y ésta lleva a la manipulación social y del individuo.

Hace pocas fechas, nos hemos enterado que en Francia habían quemado los expedientes de los republicanos exiliados durante los años 39 y 40. Es una pérdida de un episodio de nuestra historia fundamental.

El trabajo es descomunal, por los interminables trabajos que pueden caer en manos del Archivo, pero ¿cómo se hacen los filtros para que se decida que es necesario para su conservación?

El AHN tiene tres funciones. La primera es conservar, somos guardianes y conservadores de memoria documentada. Pero también extraemos la información que contienen los documentos y servirla a los ciudadanos. Esto lo hacemos de forma presencial en nuestras salas pero también a través de la web PARES.ES por el cual tenemos una proyección virtual de nuestros contenidos informativos y de esta manera cualquier persona en el mundo puede acceder a ellos.  La tercera función que tenemos es la difusión. Debemos tener en cuenta que la documentación que contiene nuestro Archivo tiene importancia a nivel global, ya que España fue potencia mundial y tenemos documentación histórica de muchísimos países.

¿Existe algún periodo de la historia reciente que se tenga dificultad en poder conseguir la conservación de documentos para el futuro, por ejemplo de la transición, Democracia…?

La época que va desde la Segunda República y el Franquismo, es un periodo que cuyas fuentes documentales que proceden de instituciones civiles o judiciales tienen garantía de conservación absoluta y de acceso totalmente libre, siempre teniendo en cuenta las circunstancias de datos personales que puedan tener alguna limitación. El problema es que para documentar este periodo es importante otro tipo de archivos que no controlamos desde aquí, por ejemplo los archivos militares. Ya que el sistema de archivos militares en España son totalmente independientes al AHN y por lo tanto eso es responsabilidad de otro organigrama y ahí, desde mi opinión no se han hecho del todo los deberes.

Es responsabilidad en primer lugar de los manzanareños y de los que gobiernan antes, ahora y en el futuro tratar de que nuestros jóvenes accedan a las informaciones básicas de nuestra historia

Hablemos de Manzanares, que tiene un papel destacado en la historia del Archivo, con usted a la cabeza pero también otra persona ilustre tuvo una gran importancia

Efectivamente, pocas instituciones que tengan 150 años en la que dos personas que procedan de un mismo pueblo lleguen a ser responsables de la trayectoria de una Institución como esta. D. Jose Antonio García Noblejas protagonizó la tercera etapa del AHN. Es el responsable de amueblar y traer los fondos documentales contemporáneos a este edificio.

¿Qué documentos de Manzanares podemos llegar a encontrar?

Los fondos de las Ordenes Militares en el AHN son inmensos. La peculiaridad de los pueblos y villas que formaban parte de los territorios de las Ordenes Militares es que la gestión de sus asuntos pasaba por una institución superior que era el Consejo de las Órdenes. Por lo tanto éstas eran la última instancia de decisión de lo gubernativo y de lo judicial. Dicho esto, es lógico pensar que la Historia de Manzanares debería haberse conservado en dos repositorios, el archivo municipal con el eclesiástico y por otro el archivo del Consejo de la Orden. Lamentablemente las circunstancias hacen que nuestro Archivo Municipal sea escaso en fondos documentales. Afortunadamente, el Archivo Eclesiástico conserva una parte importante de nuestra historia que son los registros bautismales.

El tercer núcleo, es el que está en esta Institución, que son los documentos de los Consejos de las Órdenes y los fondos son inmensos y llenan las lagunas que tenemos del Archivo Municipal. Podemos ver desde finales del Siglo XV la historia de Manzanares en el AHN. Cerca de 4000 pleitos del Consejo de las Órdenes entre el Siglo XVI y 1835 que se realizó la Desamortización.

Los fondos medievales, lamentablemente no tenemos muchos documentos. Eso se debe a que nuestra Orden Militar, en comparación con la de Santiago ellos archivaron en Uclés y lo hicieron bien pero por circunstancias nuestros archivos Orden Militar de Calatrava que debía estar en Almagro no tuvo la misma suerte y ser perdió bastante patrimonio sobre todo desde la Desamortización y no terminaron de llegar al AHN. Es por ello que siendo Manzanares fundado en 1242, el primer original que se cita la palabra “Mansanares” lo encontramos en 1422.

Por lo que se ve Manzanares, tuvo un papel muy destacado en nuestra zona en el pasado

En el Siglo XVI tiene un renacimiento tremendo como una villa de las más importantes del Campo de Calatrava. Ello tiene consecuencia directa por su posición geográfica. Estamos situados en vertical a la Cañada Real Soriana. Ésta a finales del Siglo XV ha reemplazado al otro circuito de conexión Norte-Sur que era el camino de Toledo por Calatrava la Vieja, Calatrava la Nueva, Córdoba y Sevilla, que era el circuito de conexión que tenía en Reino de Castilla. El circuito de la Soriana sustituye al anterior y eso significa que la Villa de Manzanares, que tiene unas dehesas inmensas cobra un protagonismo tremendo y es por ello que en los Siglos XVI a XVIII es además una villa de paso que entra y sale muchísima gente que va y viene, por eso hay tantos delitos, pero en esos viajes mesteños nos enriquece con ideas, pensamientos, mercancías … y todas esas gentes se aposentaban en las numerosas posadas que contaba Manzanares. Tenía una población tremendamente prospera, activa y viva.

Incluso tuvimos hasta una revuelta que no es muy conocida entre nosotros

Viene reflejado en una documento del Siglo XVIII, que ya trabajó Antonio Diaz Pintado, fue profesor mío en el Instituto al cual tengo un cariño muy especial. Y es un documento del Consejo de Castilla en donde los manzanareños menos ricos se levantaron ante la guerra de sucesión que se avecinaba. En 1705 había hecho una leva de tropas y un cura en connivencia con los más acaudalados del pueblo falsificaron el registro de nacidos para que los hijos de éstos no fueran a la guerra. El resto del pueblo se entera y más sabiendo que 25 de sus mozos iban a la guerra se levantaron, al grito de “Viva el Rey y muera el Alcalde Mayor” encerraron al corregidor y montaron una revuelta que no tiene nada que envidiar a Fuenteovejuna. Una revuelta digna de una obra de teatro porque están documentadas todas las declaraciones de testigos.

Otro hecho histórico fue el Manifiesto de Manzanares

Hablamos en una época prerepublica, y ahí un movimiento de tropas que surgen en el Sur para remover la Corona. ¿Pero por qué se hace en Manzanares? Pues porque los que firman el Manifiesto tienen una muy buena acogida. Y eso es debido que en nuestra villa ha habido una transformación social muy importante por la Desamortización de los bienes de las Órdenes Militares y de los Concejiles. Eso ha hecho que afluya una burguesía liberal integrada por profesionales y militares de alto rango de fuera, que han comprado grandes parcelas y están perfectamente asentados en Manzanares, y es un grupo proliberal y auspician con mucha alegría un movimiento de estas características.

En 1705 habían, hecho una leva de tropas se falsificó el registro de nacidos para que los hijos de algunos no fueran a la guerra. El resto del pueblo se entera se levantó, al grito de «Viva el Rey y muera el Alcalde Mayor». Encerraron al corregidor y montaron una revuelta que no tiene nada que envidiar a Fuenteovejuna

¿Sería conveniente que nuestros jóvenes conocieran la historia de Manzanares?

Es responsabilidad en primer lugar de los manzanareños y de los que gobiernan antes, ahora y en el futuro tratar de que nuestros jóvenes accedan a las informaciones básicas de nuestra historia. Contados de forma sencilla, relatos, incluso en forma de cuento si cabe pero de algún modo se debe llevar a las escuelas, foros o sedes estas pinceladas de nuestra trayectoria porque Manzanares adolece un poco de cuidar esas señas de identidad que está en esa historia tan rica y tan frondosa que tenemos desde el Siglo XIII.

Dentro de poco lo veremos en Manzanares para hablar de un edificio emblemático que cumple 500 años, como es la Parroquia de la Asunción, ¿Puede adelantarnos cuando será de que va a tratar?

Se va a realizar en Junio y vamos hablar de la estructura arquitectónica de nuestro centro en la Edad Moderna. Vamos a aportar un expediente del Archivo Histórico de Toledo que hemos descubierto no hace mucho tiempo sobre la reforma que se hace en el último tercio del Siglo XVIII. Esta perfectamente documentado y tenemos unas planimetrías que gustarán pero os emplazo a todos a esa conferencia y podáis disfrutar de esos maravillosos planos que intentaré explicaros.

María Teresa García Perales

Cristobal del río navas, de “Vaya Cirio”

Nos orgullece haber representado a Manzanares participando en actividades que promuevan la cultura de nuestro pueblo. Nos atrae y lo seguiremos haciendo, sin mirar ideologías ni intereses

El pasado día 25 de enero, el grupo de teatro “Vaya Cirio” participó en Fitur para promocionar en el stand de Castilla – La Mancha, la oferta turístico-cultural de Manzanares y en concreto, el Archivo Museo “Sánchez Mejías”, dedicado al torero que encontró la muerte, después de ser cogido en la plaza de toros de Manzanares, el 11 de agosto de 1934 y cuya figura fue una de las más populares de la cultura española de su época, dado que además de escritor, fue miembro destacado e impulsor de la “Generación del 27” .

¿Cómo surgió la iniciativa de participar en este evento?

Surgió del Ayuntamiento de Manzanares, que a través de la Concejalía de Turismo, encabezada por Gema de la Fuente, tuvieron la gentileza de acordarse de “Vaya Cirio” para representar a nuestro pueblo en FITUR 2020, concretamente para promocionar el Archivo-Museo “Sánchez Mejías”. Se lo propusimos a los miembros del Grupo, dieron el visto bueno y nos reunimos con Gema, Gloria Patón y Teresa Muñoz para escuchar sus pretensiones y cómo poderlas llevar a buen término. Conversamos, expusimos nuestras ideas y, finalmente, surgió la idea de hacer una pequeña representación teatral, de unos siete minutos de duración, en la que se ensalzaría la figura de Sánchez Mejías como uno de los catalizadores de aquellos actos de diciembre del 27 en los que nació la que todos llamaron Generación del 27. Se pretendía poner en valor la figura de Sánchez Mejías y su vinculación personal y cultural a este movimiento literario y sus componentes.

¿Cuántos actores participaron?

En este caso, como se trataba de escritores de la Generación del 27 y el maestro, elegimos a 6 actores: José Miguel Martín (Sánchez Mejías), Cándido Sevilla (Lorca), José Antonio Cano (Jorge Guillén), Chema Parada (Dámaso Alonso), Javier Doctor (Gerardo Diego) y Cristóbal Del Río (Alberti). Cierto es que nos quedaron sin representar dos personajes que estuvieron en aquel hecho fundacional, Bergamín y Chabás, pero era imposible incluirlos a todos porque se trataba de una representación teatral que debía ceñirse a siete minutos y nos hubiéramos ido en los diálogos.

¿Cómo fue vuestra intervención? ¿Cómo se desarrolló?

Pues actuamos el sábado 25 de enero, en el día dedicado a Ciudad Real, sobre las 13:30 h. FITUR estaba colapsado por el gentío que había en los distintos pabellones, y nuestro único temor era que no se nos oyera bien al actuar. Por fortuna, con ayuda de unos micrófonos, la representación salió bastante bien, el público lo disfrutó y nosotros quedamos satisfechos y orgullosos de nuestro trabajo. En cuanto al contenido de nuestro microteatro, queríamos transmitir el papel importante que jugó Sánchez Mejías para reunir en Sevilla, en un acto pro-Góngora, a esos literatos de vanguardia que cambiaron el panorama de nuestra letras. Fue el maestro el que actuó de mecenas y los llevó a la Sociedad de Amigos del País, en un acto que organizó el Ateneo sevillano.

La actuación trató, de manera humana, las anécdotas de aquellos días de diciembre, donde además de escritores, se reunieron también unos amigos que sabían disfrutar tanto de las letras como de las fiestas. De hecho, combinaban ambos aspectos muy bien. Y en todos esos actos, estuvo presente Sánchez Mejías, que incluso los alojó en su finca de Pino Montano.

Quisimos representar las almas de los poetas, hablando de forma natural y distendida del germen de la Generación del 27, relacionado con el maestro y amigo. Por encima de los poetas, se erguía la figura en rojo de Ignacio, que asistía al desarrollo de la conversación desde fuera, oyéndolos pero sin que lo vieran. Un ambiente mágico, de nostalgia y recuerdo se creó en escena.

¿Es la primera vez que desarrolláis este tipo de microteatros? ¿Cómo fue la reacción del público?

Sí, la verdad. De tan poca duración no habíamos hecho nada. Lo más corto que habíamos representado hasta el momento eran distintos “sketches” sobre otras temáticas divertidas. Pero muy contentos, porque siempre hay una primera vez, y este tipo de formato te obliga a ser muy  fino y conciso al escribir el guion para desarrollar el tema con sentido. El público aplaudió y nos felicitó al final de la actuación, y nos llegaron buenas críticas a través de redes sociales, por lo tanto muy felices porque era una apuesta arriesgada.

¿Qué es lo que más destacaríais de vuestra experiencia en FITUR?

Haber representado a Manzanares, a todos nuestros paisanos y, desde luego, participar en actividades que promuevan la cultura de nuestro pueblo. Nos atrae y lo seguiremos haciendo, sin mirar ideologías ni intereses. En un segundo plano, también nos llevamos la experiencia de estrenarnos en una feria de renombre.

¿Cuáles son vuestros proyectos futuros?

Estrenamos obra el próximo 8 y 9 de mayo en el Gran Teatro. Así que muy ilusionados y trabajando duro para dejar el pabellón bien alto. Más adelante diremos título y demás, pero de momento queremos que siga siendo una sorpresa.

 

Alfonso Enrique Ávila

El último libro de Francisco Menchén.

La humanidad necesita crear un nuevo tipo de ser humano, no podemos seguir con las mismas rutinas. Desde hace tiempo, la mayoría de los alumnos vienen sintiendo en sus vidas un desempeño vacilante, lleno de temor, inseguridad y desgana, utilizando en su desarrollo humano solo una porción muy pequeña de su capacidad para aprender.

Cómo capacitar excelentes docentes innovadores. El sistema creativo del ser humano es el último libro que Francisco Menchén ha publicado. Va acompañado de un prólogo insuperable a cargo de Jessica Cabrera, doctora en Creatividad Aplicada, profesora-investigadora en la Universidad Autónoma de Madrid.

Hoy más que nunca la sociedad está necesitada de docentes con vocación de servicio, valor, integridad y un profundo respeto a sí mismo, a sus alumnos, a la Naturaleza y al Universo. Este sugestivo texto presenta aportaciones inéditas muy singulares, entre las que sobresalen por ejemplo, análisis de una nueva generación de alumnos multitalentos que nos ha traído el siglo XXI, provistos de una capacidad suficiente para cambiar la sociedad, sentirse feliz, vivir en paz y disfrutar de los grandes placeres que nos regala la vida, la naturaleza y el cosmos.

Las claves que ha mantenido el autor manchego para transmitir vigor a las ideas originales que presenta se podrían resumir en tres: El poder interio, cuando el docente hace un viaje a su yo interior y se aísla totalmente, puede descubrir la esencia de su vida; La necesidad de despertar. Entendido no como el paso del sueño a la vigilia, sino más bien, se trata de conectar con la energía que envuelve a nuestro cuerpo, que nos hace vibrar, porque somos energía y El sentido de empoderar que consiste en sacar hacia fuera nuestro talentos naturales y crear nuestra propia vida. El camino del empoderamiento se inicia desde el corazón y no desde la razón.

A mi entender estos tres pilares son fundamentales para los docentes, que educarán a las nuevas cohortes de alumnos, si ellos deciden elaborar un proyecto holístico, integral y creativo. En el corazón de cada docente existe el pulso silencioso, el perfecto ritmo, que es absolutamente individual y único, que nos conecta con todo el universo; este acto de silencio es capaz de transformar nuestras experiencias y también el mundo a nuestro alrededor.

En síntesis, Menchén escribe un libro muy interesante desde la dedicatoria (La familia es el apoyo indiscutible del docente) hasta final transcribiendo las palabras del papa Francisco: “Un pueblo que no es educado es un pueblo que decae. Ojalá todos los gobiernos tomen conciencia de la magnitud de la labor de los docentes”. Con estos ingredientes cualquier lector podrá recrearse felizmente con su lectura.

Me alegra comprobar como su trayectoria profesional ha ido in crescendo, desde aquellos sabrosos inicios en el colegio de Don Cristóbal (q.e.p.d.), su paso por el colegio del Gran Teatro, bajo la batuta de aquel magnífico director que fue Don Carmelo (q.e.p.d.), y finalmente sus años como Maestro Alfabetizador, y profesor en aquel prestigioso Instituto Laboral que acogió a las mejores mentes de la comarca. Gracias Paco por esta aportación tan importante que haces a tu querido Manzanares.

Manuel Gallego Arroyo

He tenido el placer de visitar estas pasadas Navidades, tres exposiciones de pintura en tres espacios culturales de Manzanares. Las salas de la Casa de Malpica, que exhibían la obra de Leodegario, sus dibujos y leodegrafías, y sus ingeniosas pinturas. La sala de exposiciones de la Biblioteca Municipal Lope de Vega, que albergaba los óleos de uno de los más grandes paisajistas manchegos, el tomellosero Fermín García-Sevilla. El recibidor del Gran Teatro, donde me dejé sorprender por la minuciosidad imaginativa de Consuelo Blanco. No era cosa que desmerecer aquella oferta, de resultas, todo un privilegio. No ya porque el espectador tenga la oportunidad de disfrutar de la creación artística en diversas manifestaciones y lenguajes, en unas mismas fechas, en un corto recorrido. Tampoco porque sean de una meritoria calidad, de un interesante contenido, o sorprendente atractivo. No. Es simplemente por el hecho de que pudieran ser visitadas. Lo que a fin de cuentas redunda, bien pensado, más que en privilegio del contemplador, en un privilegio de la localidad albergadora. Al cabo, un lucimiento del pueblo, equivalente al de las festivas luces que lo decoraban. En efecto, se dibujaba de esta manera, sobre el plano de Manzanares, un corredor pictórico (Biblioteca-Museo-Gran Teatro), un modesto corredor cultural que iba de Plaza a Plaza con vértice en Calle Monjas.

Cualquier interesado podría reflexionar, al desmadeje del paseo, hasta qué extremo la vida de la Cultura no reside en los espacios que la albergan, a pesar de su necesidad, sino en el calor que dentro de ellos reconforta al aterido paseante. El calor, que es la verdad cultural, o la Cultura latiendo. Los espacios sirven nada más de excusa, de abrigo, de cuerpo. Porque, ¿qué haríamos con un cuerpo sin alma, con un abrigo sin cuerpo, con un espacio sin excusa?

A una biblioteca se le ha de exigir que ilumine, no que sea un simple féretro de las letras y las imágenes. A un Museo que vibre y aliente, que haga respirar. No que sea un oscuro albergue, gabinete de fósiles. A un Gran Teatro se le ha de pedir que se desnude, que se muestre, que abra la entraña hacia el pueblo. Las exposiciones temporales, que tienen que ser exposiciones vivas, interesantes, consiguen alentar, iluminar, abrir la cultura, echarla fuera, ponerla a la intemperie. En fin, que se la note existente. Son, en definitiva, necesarias. Manzanares, en este fervor, cumple con suficiencia.

Pero hay más. No basta con salir a la calle, con hacer el paseíllo cultural. No es suficiente con animar los espacios. Hay que darles también un sentido, el sentido que se siente en la localidad con la obra expuesta. No es pueblo aquel que no se sabe pueblo. A Manzanares, tal vez le ocurra algo parecido a este no saberse. Y hay que saberse pueblo, o eso creo. Y para ello, hay que creérselo. A los espacios vivos, por lo tanto, hay que exigirles algo más si quieren latir de veras (¡y mirad que se han hecho cosas!). Tienen que ser, también, una excusa, un abrigo, un cuerpo o albergue para los creadores manzanareños, para incentivar la creación manzanareña y para darla a conocer (esto es el sentido sentido). Que no pare el autoconocimiento ni su emanación. Los espacios están para ser vividos, para ser lugares de convivencia, o lo que es igual, de encuentro, y, en fin, para ser factorías productivas que trasciendan y que salgan allende.

Manzanares tiene que saber lo que tiene y cómo lo tiene. Y si cabe, para qué lo tiene. Manzanares ha que saberse, y después, darse a conocer, (¡esto sí que es una marca!). Y el primer paso consistiría en sacudirse el tremendo yugo provinciano de considerar que un artista local es un artista de pueblo, o del pueblo; cuando en realidad es un creador universal que esta ciudad ha tenido la suerte de ver nacer, de ver vivir o de morir en sus brazos.

A día de hoy, creo, a Manzanares le sobra el privilegio que le dan sus espacios (aunque quepan mejorías), el privilegio, muchas veces, de sus exposiciones; el privilegio, en fin, de los creadores con nombre y apellidos … Creo, eso sí, que lo que falta a estos espacios y lo que con ellos se acompaña, es la concienciación y la consideración, el reconocimiento. Acaso en este sentido, esta ciudad manchega sí tenga mucho que decir en su entorno, al cual es obligado salir. Todo pasa por creer y creerse. A duras penas es un pasito porque, lo demás, está claro, lo tenemos.