Los descendientes de D. Julián, director y fundador de la banda en 1903, entregaron a miembros de la Junta Directiva, una parte inédita del repertorio escrito por el mismo hace bastantes años, durante la mañana del pasado sábado en la Sala de Ensayos “Daniel González Mellado”, donde esta entidad cultural tiene su sede.

Con la intención de dar salida a estas obras que aún no han sido interpretadas y de seguir el mismo recorrido de piezas que ya forman parte de la identidad cultural de Manzanares, como es el pasadoble “Gratitud”, D. José Sánchez Maroto Tortosa, antiguo director de esta formación y socio-fundador de la Asociación en 1983 acompañado de sus hijas Estefanía y Rebeca Sánchez Maroto entregaron cinco obras manuscritas al Presidente de la Asociación Cristóbal Díaz-Peñalver Carrión y a su Director Artístico Eduardo Gallego Ballesteros.  

De esta manera, el legado musical que subraya la faceta de D. Julián Sánchez Maroto también como compositor y que está en posesión de la asociación homónima, se completa con “Etayini”,  “Desfilando”, “El Progreso”, “Aires Andaluces” y “Cielo Andaluz”, que se suman a las conocidas marchas de procesión como “La Dolorosa” o “Nuestro Padre Jesús del Perdón” y a pasodobles como el anteriormente citado “Gratitud” o “Brisas de Andalucía” que ya forman parte del patrimonio cultural y musical de la localidad. Este ha sido una primera entrega de obras, habrá más, según comentaron sus familiares, para que tras este gran gesto, los siguientes pasos sean arreglar y completar las voces, en definitiva un minucioso proceso de restauración que Eduardo Gallego comenzará en breve teniendo en cuenta la plantilla actual de la formación instrumental para ser interpretadas en un futuro no muy lejano por su Banda

La Junta Directiva agradece enormemente esta donación a la familia de este músico que servirá, sin duda, para potenciar su imagen como una de las figuras y referentes culturales de la localidad manchega,  cuya herencia  artística se ve enriquecida con esta importante aportación.

El sábado 9 de Noviembre 2019, la “Asociación Avanzando, Educación Especial” celebró sus VIII Jornadas en la localidad de Manzanares, provincia de Ciudad Real.

En estas Jornadas se ha contado con la presencia de Paula Outón Oviedo, Doctora en Ciencias de la Educación por la Universidad de Santiago de Compostela y Profesora de Dificultades en el Aprendizaje en dicha Universidad. Su actividad investigadora estuvo siempre vinculada a la dislexia y a las dificultades en el lenguaje escrito, realizando diversas publicaciones sobre esta temática e impartiendo cursos de formación por distintos puntos de España. Participó en la actividad asistencial de la Unidad de Paidopsiquiatría y Pediatría Comportamental del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela desde el año 1995 hasta el 2007. Actualmente, dirige la Unidad de Investigación e Intervención en Dislexia de la Universidad de Santiago de Compostela y forma parte del Grupo de Investigación ESCULCA y de la Red de Investigación RIES.

Las Jornadas estuvieron inauguradas por Isabel Quintanilla, concejala de educación.

En ellas se habló de Dislexia, sus características, las pautas para una detección precoz de la misma, de los instrumentos necesarios para su evaluación y diagnóstico y de cómo abordar las dificultades en el lenguaje escrito tanto en el ambiente familiar como el escolar.

La dislexia influye en gran medida en el aprendizaje escolar. Muchos niños tienen problemas en el colegio por esta causa en lo que se refiere a lectura, matemáticas y a la hora de hablar. Aunque suele diagnosticarse más en niños, su prevalencia es idéntica en hombres y mujeres y se estima que hay un alumno o dos por aula con dislexia.

La Asociación Avanzando ha sido consciente de la necesidad de formación en este campo debido a la falta de información existente y desconocimiento de los posibles instrumentos o vías de intervención.  

Desde la “Asociación Avanzando” se quiere destacar la excelencia de la jornada, tanto por la formación transmitida como por la calidad de la ponente. Ha sido un placer contar con la presencia de gran número de profesionales preocupados por la dislexia.

Al igual que en otras convocatorias promovidas por la Asociación Avanzando, las Jornadas han tenido una gran aceptación entre los diferentes colectivos de nuestra región, todos ellos relacionados con la Educación Especial, logopedas, maestros/as de Pedagogía Terapéutica y/o Adición y Lenguaje, Psicólogos, Pedagogos y otros profesionales relacionados con la Educación.

 

 

En la reunión mensual de la Asociación Cultural Tertulia XV celebrada el día 11 de noviembre, intervino como ponente Santiago Altares, secretario  y alma mater de la Fundación del Consejo Regulador de la Denominación de Origen del Queso Manchego.

El conferenciante destacó la importancia del fallo del Tribunal de Justicia Europeo del 2 de mayo del 2019 y  la sentencia dictada el 18 de julio de 2019 por el Tribunal Supremo, en la demanda interpuesta por el CRDO contra una  quesería  y en la que ambos tribunales se pronunciaron a favor de los postulados defendidos por el CRDO.

Como consecuencia de esas sentencias el auténtico queso manchego queda  protegido de los abusos y la confusión al consumidor por etiquetados que ofrecen como queso manchego, en muchos casos, quesos que no lo son.

Explicó como se distingue el queso manchego y los tres elementos que lo caracterizan, la leche de oveja de raza manchega, el área geográfica delimitada donde se produce y  el proceso de elaboración, exponiendo los fraudes más comunes  que se cometen a la hora de comercializar quesos como manchegos. Los auténticos deben llevar incorporadas las dos marcas de conformidad por las que el CRDO certifica su autenticidad,  el disco de caseína en la cara opuesta del etiquetado y la contraetiqueta en la etiqueta comercial.   

 Finalizó, la charla con el habitual debate del ponente con los tertulianos e invitados y con una cata de queso manchego con sus dos tipos el elaborado con leche de oveja manchega pasteurizada (queso manchego) y el elaborado con leche cruda de oveja de raza manchega (queso manchego artesano), que se acompañó con vino blanco de la bodega Vinícola de Castilla de la cosecha  de 2019.

 

 

      

    

                                                        

                       

 

CONCEPCIÓN MOYA Y CARLOS FERNÁNDEZ-PACHECO INICIAN EL CICLO DE CONFERENCIAS EN LA CONMEMORACIÓN DEL 500 ANIVERSARIO DE LA IGLESIA PARROQUIAL DE LA ASUNCIÓN.

La Asociación Cultural EL ZAQUE, ha programado una serie de actos conmemorativos de la consagración en el año 1520 de la Iglesia Parroquial de la Asunción de Manzanares. En el primero, celebrado el día 22 de noviembre en el salón de la Biblioteca Municipal, intervinieron los historiadores Concepción Moya y Carlos Fernández-Pacheco dando una conferencia titulada “Del Templo medieval al moderno”.

En el acto, presentado por Jerónimo Romero-Nieva, con la presencia de los concejales Pablo Camacho e Isabel Quintanilla y con la asistencia de numeroso público, Camacho anunció el acuerdo entre el Ayuntamiento de Manzanares y la Parroquia de la Asunción para llevar a cabo la Restauración de las fachadas del templo, participando en los gastos de las obras al 50 %.

Carlos Fernández-Pacheco ofreció en su disertación los datos que se han podido conocer del primer templo parroquial o Iglesia de Santa María la Mayor, construida en el siglo XIII, que tuvo que estar situada próxima al castillo, en alguna parte de la calle del Carmen, muy probablemente en lo que hoy es el Convento de las Concepcionistas. Al quedar pequeña y algo desplazada del centro cívico de la población, a finales del siglo XV se tomó la decisión de construir un nuevo templo parroquial en la actual ubicación, que se consagró bajo la advocación de Ntra. Señora de Altagracia. La anterior Iglesia Vieja quedaría integrada en el Convento de los Carmelitas, que fue destruido durante la ocupación francesa en la Guerra de la Independencia.

Concepción Moya trató sobre las obras de ampliación de la nueva Iglesia, que se llevaron a cabo en la segunda mitad del siglo XVI, conforme a las trazas realizadas por Egas el Mozo. La planta del edificio que ha llegado hasta nuestros días y el pórtico de la fachada principal, se deben al maestro renacentista.

Finalmente, Jerónimo Romero-Nieva comentó que en el ciclo de conferencias se completará con otras tres a lo largo del año próximo, con la participación de Enrique Herrera Maldonado, Juan Ramón Romero y Diego Gallego.

 

 

      

    

                                                                 

                       

El pasado sábado, 25 de enero, una delegación del Ayuntamiento de Manzanares se desplazó a FITUR para promocionar la ciudad en tan importante feria turística. Según rezan las notas de prensa, el alcalde tuvo una intervención de carácter institucional en la que propuso Manzanares como destino turístico puestos los ojos en la oferta cultural y más concretamente, en el archivo-museo “Ignacio Sánchez Mejías”. Tras el discurso tuvo lugar una performance en la que se recitaron poemas y se recordó la reunión en Sevilla promocionada por el genial torero y escritor de la que surgió luego el marbete ‘Generación del 27’.

Es probable que artística y patrimonialmente lo más valioso que tenga Manzanares sea la Iglesia parroquial de Nuestras Señora de la Asunción y más concretamente su irrepetible pórtico; sin embargo, no nos engañemos, iglesias y templos centenarios, palacios o edificios históricos, tienen todos los pueblos. Al fin y al cabo, somos Europa, y a poco que des una patada, se topa uno con nobles piedras de las que enorgullecerse por todas partes. Si uno quiere atraer visitantes (y a eso se va a FITUR) deberá ofrecer algo más, algo diferente y original que no tengan los otros pueblos.

La instalación cultural más valiosa de Manzanares es el Archivo–Museo “Sánchez Mejías” (amén del Museo de Manuel Piña). Su interés es inmenso. El valor artístico, patrimonial, cultural, literario e incluso científico de los objetos y documentos que contiene es inmenso y pocos se hacen a la idea de lo que representan y el potencial que tienen. Manzanares podría ser el lugar de estudio y honra, de admiración y recuerdo de un personaje tan singular y de tanta importancia en nuestra reciente historia cultural. Su influencia fue determinante y la amplitud de su genio, incomparable. Como depositarios de su legado nos corresponde mostrarlo a todo el que quiera conocerlo y eso tiene, sin duda un interés turístico de primer orden.

Así que estoy de acuerdo en el enfoque que el Ayuntamiento le ha dado a su visita a FITUR porque este Museo no lo tiene nadie más que nosotros. Nos diferencia del resto de pueblos de la comarca y su presencia en la Calle de las Monjas, 12 hace que merezca la pena desviarse de la ruta de la A4 o de la A43 y conocer Manzanares. Ojalá y la siembra haya caído en tierra buena y la cosecha sea beneficiosa para todo el pueblo.

Jesús Villegas Cano

El día 25 de Enero hubo elecciones en la Sede de la CORAL POLIFONICA MATER ASSUMPTA situada en el Centro La Ciega, para elegir Presidente, tras dos años de mandato de Manuel Gallego.

Nuevamente ha salido elegido D. MANUEL GALLEGO CRIADO como PRESIDENTE de nuestra Asociacion para DOS años más.
 
Con esta reelección, la importante asociación cultural de Manzanares respalda la labor llevada a cabo por Manuel Gallego en los dos últimos años y es acicate para encarar los importantes proyectos que sin duda tienen por delante. 
 
 

Juan Miguel Contreras

“Canciones de cuna y de rabia”

Tema: “Quiero caer en un letargo y dejar mi destino en tus manos. No quiero saber si dejo rastro ni a dónde conducen mis pasos. Canciones de cuna y de rabia se mezclan en la madrugada… en mi cabeza rugen tormentas imaginarias”. Estos versos resonaron en mi coche mientras volvía a casa después de terminar la jornada de uno de mis últimos trabajos. No voy a decir cual; tampoco creo que importe. El otoño de 2017 se estaba volviendo demasiado frío para no haber terminado octubre. Hacía algunos meses que había terminado una novela, la historia de un hombre zarandeado por su pasado, por el momento histórico que le ha tocado vivir, por sus amigos, sus hijos, su pareja y la memoria de su relación, golpeado por un pasado sin cicatrizar, un futuro implacable y por un presente rancio y tormentoso.

Un libro en el que llevaba trabajando varios años y que en esos momentos, mientras reprimía las ganas de pisar el acelerador y poder llegar antes a casa, estaba librando su guerra particular buscando editor. Alguna respuesta había recibido, esperanzadora y que invitaba a imaginar cosas, pero ninguna fructificó. Aquellos días dilataba el momento de asumir esa nueva y conocida derrota (“colección de rechazos”) para no afrontar el hecho de que tenía un manuscrito de más de 600 páginas al que tenía que volver a enfrentarme y, de alguna manera, reescribir de nuevo. Eso en el mundo editorial se llama trabajo de edición, pero yo lo supe después, cuando Pilar Gómez y Andrés Sorel (responsables últimos de que este libro haya visto la luz) me obligaron a hacerlo, a solas, como es la escritura, sin red ni guía, como esas cosas que nadie cree que se deban enseñar pero que forman parte del proceso.

Este libro surge del convencimiento de que todos nosotros no sólo compartimos historias que nos contamos unos a otros, sino que somos historias, y que todos pasamos por las mismas cosas. Lo especial y único no existe; empezamos escribiendo buscando lo especial y descubrimos que solo merece la pena reflejar lo común, así que como escritor tenía que mojarme, tomar partido y pertrecharme con las armas debidas, las palabras.

Escribir para comprender. No hay más. Contarlo todo sin importar si la pistola de Chejov aparece en el capítulo tres y nunca se usa. Contar como Tolstoi que todas las familias felices se parecen y que las desgraciadas lo son cada una a su manera, pero ambas son algo y hay que ver por qué. La memoria como reconocimiento, como descubrimiento. Pero la memoria también es interrupción, final de proceso. Que el perdón y la reconciliación aparezcan después de todo es algo que no puedo asegurar, ni siquiera como autor.

Coda: Aquella noche, escuchando esa canción escrita por José Ignacio Lapido, me agarré a sus versos como si fuesen el timón de una barca algo cochambrosa que debía conducir hasta un amarre firme donde dejarla descansar. Encontré el título que necesitaba cuando la novela-casa estaba hecha, y descubrí que sólo escrita podía tirarla abajo y rehacerla de nuevo. Es lo menos que podía hacer por unos personajes que buscaban su lugar en un mundo que también es el mío, el nuestro.

Jesús Sánchez Migallon Sánchez Gil

 

Visitar a Giraldo, lo convierte a uno, en actor involuntario de la típica película donde al protagonista lo encuentras en su estancia, sentado de espaldas, quieto, mirando por una ventana donde a lo lejos se vislumbra el Atlántico, escuchando música clásica del compositor finlandés Sibelius y teniendo delante la maqueta de su próxima obra.

No te mira hasta que estas frente a él…… y tras el saludo protocolario y las preguntas por la salud, en mi caso más comprensibles e interesadas, se le saltan las lágrimas de unos ojos cansados de mirar arte, vidrieras, colores, esculturas… y pregunta ¿qué hay por Manzanares? Se denota un gran cariño, intensa nostalgia…… es su pregunta… ¿qué hay por Manzanares? Y tras relatarle los últimos acontecimientos…y por qué no, fallecimientos, como el de Antonio Caba que le hacen caer aún más en la tristeza y en los recuerdos.

A partir de ese momento de la conversación surgen vivencias, anécdotas de su paso por Manzanares, los vinos tomados en el bar Lucas, te pregunta por el movimiento asociativo de Manzanares, por SIEMBRA, el Círculo Cultural Taurino Sánchez   Mejías, al que en su última visita a Manzanares donó dos esplendidas obras.

Te habla lentamente de todas las personas con las que se relacionó en los años de su residencia en esta ciudad, los propietarios de la empresa MARZABU, Antonio Guerrero, mecánico, Antonio López, pintor, con el que realizo algún viaje a Paris para codearse y aprender de los mejores

Tiene en su mente grabadas las obras que aquí en Manzanares dejó, y siente gran tristeza por las que han desaparecido: “La cepa” que estaba situada en el stand de la Cooperativa en la Feria del Campo, otras demolidas como la fachada del comercio La Loma y otras bien conservadas por colecciones particulares.

Los años pasan…. Los años cambian el color del pelo, los años sacan arrugas en la cara, los años limitan la movilidad, pero los años no hacen perder la ilusión a Giraldo. Ahora se encuentra inmerso en el diseño de la maqueta de su próxima obra: Puerta al Atlántico y que, de hacerse realidad será una obra grandiosa.

Pero intuyo, que lo que más le puede ilusionar a estas alturas de su vida, es ver colocada una pequeña placa en el Molino Grande como recuerdo y reconocimiento de su donación al pueblo de Manzanares. No dejemos pasar más tiempo. Porque pasan los años…. pero se mantiene la ilusión y la nostalgia.

Mansil Nahar preparó este concierto inaugural con Nacho Rodríguez, uno de los mayores expertos de música coral renacentista y barroca del panorama actual.

Una de las principales novedades de las pasadas jornadas medievales celebradas a principios del mes del octubre ha sido el arranque de un nuevo proyecto cultural para nuestro pueblo: El festival de música antigua “Encomienda de Manzanares”. Organizada por el coro Mansil Nahar y con el patrocinio del Excmo. Ayuntamiento, esta iniciativa pretende situar a Manzanares en el selecto marco de los festivales de música antigua que se encuentran diseminados por toda la geografía española. Es un proyecto, en palabras del coro Mansil Nahar, ambicioso e ilusionante. Ambicioso porque pretende traer a nuestra localidad a los mejores grupos especializados en músicas pretéritas e ilusionante porque  resulta tremendamente satisfactorio poder comprobar como el público ha respondido a esta nueva propuesta marcada por la calidad.

Para esta primera edición del festival se han organizado dos conciertos, ofrecidos los sábados 28 de septiembre y 5 de octubre. El primero de ellos corrió a cargo del coro organizador, Mansil Nahar, y se celebró en un abarrotado patio del centro cultural “Ciega de Manzanares”. El patio, decorado, iluminado y ambientado cuidadosamente, resultó ser el marco ideal para un recital de música renacentista que abarcó más de un siglo de música europea. Una docena de obras, de los más renombrados polifonistas del siglo XVI, se fueron sucediendo entre breves explicaciones históricas y musicológicas, de modo que el público asistente pudo situar en su contexto las obras de Victoria, Palestrina, Lasso o Byrd que se fueron escuchando. Ha de destacarse la dificultad del repertorio elegido para la ocasión, con obras a seis u ocho voces, e incluso a dobles coros, adoptando el coro distintas disposiciones, como la disposición circular rodeando al público asistente para cantar el Requiem de Cristóbal de Morales o cantando desde los balcones del patio en el momento de interpretar la espectacular obra “Duo Seraphim” de J. Handl.

Conscientes de la responsabilidad y exigencia de este primer concierto del festival, Mansil Nahar preparó este concierto inaugural con uno de los mayores expertos de música coral renacentista y barroca del panorama actual: Nacho Rodríguez, director del grupo “Los afectos diversos”, especialista en clave, órgano, dirección de coro y canto.

El segundo de los conciertos, plato fuerte de esta primera edición del festival de música antigua, fue ofrecido por el que es considerado uno de los mejores grupos de canto gregoriano del panorama musical español. Se trata del coro “Schola Antiqua”, referente con gran proyección internacional, dirigido por Juan Carlos Asensio. Bajo el título de “Monodias y polifonías medievales: la tradición del canto en Occidente”, el público asistente agotó las invitaciones y disfrutó en el Castillo de Pilas Bonas de este auténtico lujo musical en plenas Jornadas Medievales. Se trató de un concierto que, sin duda, ha marcado el nivel de los grupos que irán participando en futuras ediciones de este Festival de Música Antigua “Encomienda de Manzanares”.

Juan Carlos Asensio, director del coro, fue ofreciendo introducciones de las distintas obras que interpretaron, abarcando desde el inicio del canto llano hasta las primeras polifonías. La pureza de las melodías, la exquisita afinación y el sorprendente empaste de las voces hicieron vibrar a un público con esta cuidada selección de músicas pretéritas. Público, por cierto, entre el que se encontraba un buen puñado de gente de fuera incluso de nuestra comunidad autónoma, venida expresamente para disfrutar de este concierto de lujo.

La concejala responsable de las jornadas medievales, Doña Silvia Cebrián, despidió el acto entregando un recuerdo al coro “Schola Antiqua” y expresando la disponibilidad del Ayuntamiento para apoyar iniciativas culturales que hagan crecer aún más el ya consolidado tejido cultural del que Manzanares hace gala.

Tan sólo queda desear larga vida a este recién nacido festival de música en Manzanares. Vista la respuesta del público en esta primera edición se auguran muchos años de buena música antigua en nuestra localidad.

Pablo Nieto-S. Gutiérrez

La continuación de la asociación está asegurada.

Cristóbal Díaz-Peñalver es el actual presidente de la A.M.C. “Julián Sánchez-Maroto”. Aprovechando la celebración en noviembre del XIX Encuentro de Bandas “Daniel González-Mellado”, lo entrevistamos en la sala de ensayos de la asociación para que nos hable de la gestión que lleva a cabo en la banda, de los proyectos artísticos que esta desarrolla, de su devenir y de la próxima edición del que es uno de los principales encuentros bandísticos de España.

Pregunta: ¿Quién es Cristóbal Díaz-Peñalver?

Respuesta: Es una persona que está desde muy temprana edad vinculada a Manzanares, casada y con una hija que es música. Si está aquí, es por ello. Trabaja en Alcázar de San Juan, pero está muy vinculado a Manzanares, donde lleva desde los diecisiete años trabajando en el tejido asociativo, intentando ayudar a la gente.

Pregunta: Cuéntanos brevemente cómo está siendo tu paso por la Junta Directiva de la banda. ¿Qué es lo que más valoras de tu gestión? ¿Cuál ha sido tu mejor experiencia como presidente? ¿Y la peor? ¿Cuáles son los actuales planes de la directiva, en su último año de mandato?

Respuesta: No te creas que es poco lo que preguntas… (risas). Entré en la presidencia de la banda como una “solución de emergencia” y me rodeé de un grupo de amigos. Mi sobrino Pablo me hizo una llamada pidiéndome ayuda y acepté. Vamos a hacer ocho años de mandato, seguro, llenos de ilusión. He descubierto la música desde la Junta, éramos padres que llevábamos a nuestra hija [su hija, Marina, fue entrevistada por Ángel G.ª Consuegra en el número de septiembre de esta revista, pues se encuentra haciendo estudios superiores de Trompa en Alemania] a hacer lo que le gustaba y ahora se ha convertido casi en una dedicación, tras el trabajo y mi familia es una tercera actividad muy importante. En la Junta me he intentado rodear de gente con ilusión, que aporte lo que pueda. Yo he sido presidente de la AMPA “Divina Pastora” durante ocho años, presidente y entrenador del balonmano…, al final, es igual: intentas formar a la gente, músico o jugador. Como presidente de la banda, he vivido muchas experiencias buenas, alguna regular. Creo que ninguna es mala, la música es muy gratificante. Como buen deportista, creo que los dos momentos más especiales de mi presidencia en la banda han sido las dos victorias en los certámenes en que participamos: el Certamen de Bandas de Mota del Cuervo y el Certamen de Bandas Juveniles de Moncada. Además, el Curso de la Banda es una de las actividades más señaladas de estos años. Hemos formado un gran grupo que crece cada año. La presencia de los voluntarios no tiene nombre, están dándolo todo por una actividad de la banda. Aunque el año pasado tenía la intención de marcharme de la presidencia, hechos como este hacen que quiera seguir, estoy ilusionado.

Pregunta: ¿Cuál es la actual situación de la banda en el plano artístico y personal? ¿Qué proyectos hay sobre la mesa para el próximo año? Háblanos de la Banda Juvenil. ¿Qué labor se hace en esta en su formación artística y personal? Háblanos también del cambio de director en esta.

Respuesta: Creo que la planificación del año se estructura en torno a dos eventos: el Encuentro de Bandas y el Curso de Música. No obstante, el Concierto de Primavera se está convirtiendo en un evento que merece mucho la pena. Que solistas de la talla de José Chafer, que ahora está de gira en Australia, quieran tocar con nuestra banda es una responsabilidad que tanto director como músicos deben asumir, estar acompañando a estas personalidades debe ser increíble. Este año, en ese concierto, vamos a contar con la presencia de Sergio Rey [profesor de tuba en el CSM de Madrid], quien decía que “tenía una deuda pendiente con Manzanares”, donde se siente “como en casa”, porque no había podido tocar durante el concierto de profesores del curso.

Además, hoy [esta entrevista se hizo el 5 de octubre] empezamos con la actividad de nuestra Banda Juvenil, con 15 nuevos integrantes. La agrupación crece y esto asegura una banda grande joven. Este año, ha asumido la dirección, ante motivos laborales del anterior maestro, Pablo Brazales, músico que conocimos durante el curso y que viene a formarse, ya da clases de dirección y se va a presentar al CSM de Zaragoza para continuar aprendiendo con Miquel Rodrigo, profesor de este centro y del curso.

Como acto reseñable de la temporada, además de los habituales, es necesario destacar la colaboración con la obra Calígula, programada por el Ayuntamiento, que será un nuevo reto. Meterse en el foso del teatro, trabajar con actores… va a ser una puesta en escena muy bonita.

Pregunta: Háblanos del XIX Encuentro de Bandas “Daniel González-Mellado”. ¿Qué bandas nos visitan? ¿Cómo será el concierto de nuestra banda? ¿Qué más actos hay en torno al encuentro?

Respuesta: El Encuentro cuenta, un año más, con un nivel musical excepcional, debido a las bandas que nos visitan. La banda “La Lira”, de Pozuelo de Alarcón vino hace algunos años, pero, gracias a un compromiso adquirido con un músico que también toca en nuestra banda, Jesús Márquez, hemos conseguido que nos vuelvan a visitar [su concierto será el 16 de noviembre]. Es la única banda no valenciana en ganar el Certamen Internacional de Bandas de Valencia en su categoría especial en dos ocasiones, así que, con más de cien músicos sobre el escenario, el éxito está asegurado. La otra banda que nos visitará será la “Sociedad Musical La Paz”, de Siete Aguas (Valencia), de reconocida trayectoria [su concierto será el 9 de noviembre]. Además, nuestra banda actuará el domingo 17 de noviembre. Es un concierto muy especial, con una solista de piano que interpretará la Gran Fantasía Española, de Ricardo Villa.

Paralelamente, hemos programado la VIII Gala de la Música al final de nuestro concierto. Es una manera de agradecer la labor de personas y empresas que tienen relación con la banda. Además, está programada la ya tradicional recogida de educandos, acto impulsado por D. Pedro Delegido, que en este año será una auténtica maratón, pues recorreremos prácticamente todo el pueblo. Será el 24 de noviembre y es un acto precioso, se recoge a los integrantes en su propia casa y es realmente emocionante. Organizaremos también cenas de convivencia con las bandas invitadas, en una forma de hacer familia. Cuando yo llegué, Nieves [actual vicepresidenta] me dijo que la banda debía socializarse y es lo que se ha intentado hacer, conseguir hacer de la banda una “segunda familia”.

Pregunta: Tradicionalmente, durante el concierto de nuestra banda en el encuentro se presentan los nuevos miembros de esta. ¿Quiénes son este año?

Respuesta: Son ocho los educandos que han aprobado las pruebas de acceso. Tenemos una flauta, María Sánchez-Carnerero; un oboe, Álvaro Molina; tres saxos, Iván y David Márquez y Alma del Río; un bombardino, Blanca García; un trombón, Diego Martínez; y un percusionista, Luis Barbado.

Pregunta: ¿Cómo ves el porvenir de la banda?

Respuesta: El porvenir está asegurado. Tenemos una cantera mejor que la del Madrid (risas). Yo siempre lo comparo con el deporte. Organizo cursos para los árbitros, al menos, dos al año. Salen treinta de estos y solo tres se mantienen en activo prolongadamente, por las causas que sean. En la banda, no sucede así. El que entra aquí, desde la juvenil, no suele desaparecer, al menos hasta que se va a estudiar fuera. Saben lo que les ha costado llegar a la banda y no van a abandonar poco después. La ilusión de los jóvenes te asegura que, aunque algunos se vayan a estudiar y vengan menos, tendrás recambio para bastantes años.

Actualmente, la cordial relación que mantenemos con la Escuela de Música nos facilita mucho el trabajo. Tras algunos años difíciles, la colaboración es intensa y hay coordinación en cuanto a horarios, se promocionan instrumentos necesarios en la banda… La Banda, en tres años, va a tener una media de edad de 35 años y eso le va a dar una estabilidad enorme. En esto ayuda muchísimo la Banda Juvenil, por la que seguimos apostando, a pesar de algunas dificultades que hemos tenido con la selección del director.

La continuación de la asociación está asegurada también gracias a las familias, que ponen todo de su parte, te dan su apoyo y su ayuda… es increíble.

Pregunta: ¿Algo más que quieras añadir?

Respuesta: Pediría que los socios se implicaran en la Asociación, sobre todo de cara al panorama electoral del año que viene. Queremos que colaboren, que se presenten… es muy gratificante. Si no hay gente, nos plantearemos qué hacer cuando llegue el momento. No obstante, creo que, para que un proyecto siga funcionando, es necesario un relevo, sin drama. Deberíamos invitar a cien personas todos los años a que estuvieran dentro de la banda. Se darían cuenta de que poner a setenta músicos sobre el escenario o en la calle no es solamente salir un rato a tocar. Es una dedicación, en cuestiones de tiempo, muy grande. Quiero agradecerte también que te hayas acordado de mí y de la Asociación.

Agradecemos el amable trato y la disponibilidad de Cristóbal a la hora de realizar esta entrevista. Deseamos que el Encuentro de Bandas sea un éxito que el público manzanareño disfrute en masa y que la Directiva de la Banda siga trabajando por el bien de los músicos de la Asociación y por la cultura en nuestro pueblo.