El alcalde ha desgranado en el tradicional desayuno navideño ofrecido a la prensa el presupuesto claramente expansivo que se propone aprobar en pleno y que ascenderá en 2022 a más de 22 millones de euros.

 

Después de felicitar la Navidad a los más de veinte medios de comunicación acreditados, el alcalde comenzó su intervención en la que ponderó por encima de todo la “gestión” que, en política, según él, es más importante que los discursos. Sustentó la base del suyo en la pujanza empresarial de Manzanares por la que, siempre según sus palabras, su equipo de gobierno apostó desde el principio. Es por ello que esta legislatura la ha ocupado, además de las intervenciones en pro de la instalación de las plantas fotovoltaicas (a las que, en rigor, hizo poca referencia esta vez), a desarrollar el sector 5 del polígono y a, como ya viene siendo coletilla habitual, “recuperar la ciudad”.

En relación con lo anterior, sacó pecho por las recientes ampliaciones de las plantas Brahms, Rivulis o Pippex y de cómo Manzanares es fuente de empleo para la comarca aunque muchos de esos trabajadores no vivan en nuestra localidad lo cual él “no siente como un problema”. Por lo demás, dejando aparte la promoción empresarial, para lo que él llamo “paro estructural” anunció que seguiría con su política de planes de empleo regionales, provinciales y municipales porque eso garantizaba, según él, la “paz social”.

REGULACIÓN DEL MERCADO INMOBILIARIO

Acto seguido, el alcalde se refirió a su plan (si bien no concretó en qué consistiría) en actuar sobre el precio del suelo industrial pero también sobre los alquileres urbanos “porque la Constitución así lo exige”. Más adelante, y ante las preguntas de los medios,  insinúo que la manera de hacerlo es poniendo a disposición de las promotoras suelo residencial después de unos años sin hacerlo. Para todo esto le gustaría contar con el apoyo de la oposición aunque ese apoyo no es su principal preocupación.

SANIDAD, ASUNTOS SOCIALES Y EDUCACIÓN.

En lo referente a sanidad, asuntos sociales y educación hizo referencia, una vez más, a la rehabilitación de la “Casa Josito” como sede de los servicios sociales y a la puesta en marcha del Centro Cívico de la barriada del parque. En materia de sanidad volvió a mencionar la prometida resonancia magnética y en educación la inminente inauguración de la Escuela de Música en la Plaza Miguel Ángel Blanco. Se echó en falta alguna alusión al varias veces anunciado con anterioridad nuevo Centro de Salud que se iba a construir en las inmediaciones del Centro de la Mujer, así como tampoco se mencionaron las partidas que se piensan invertir en la zona de los silos, donde se había prometido una centro deportivo aunque sí se comentó el estado de licitación del nuevo pabellón que será una realidad en poco más de doce meses. Sin embargo, lo que más llamó la atención es que no se hiciera ninguna referencia a la ampliación de la residencia de Los Jardines cuyo proyecto se presentó muy detalladamente al final de la anterior legislatura y de la que no hemos vuelto a oír hablar hasta el momento.

Ante las preguntas de los periodistas de si es posible asumir un presupuesto tan expansivo, el alcalde declaró que “la realidad económica de la ciudad es fuerte y por eso tenemos recursos para acometer obras”

LOS IMPUESTOS SE MANTIENEN.

Con respecto a la realidad impositiva de nuestra localidad, Julián Nieva considera que está en un rango bajo, sobre todo si nos comparamos con pueblos de nuestro entorno y características por lo que no ve necesario que se eleven aunque tampoco habló de bajarlos, eso pese a que se refirió a nuestro pueblo en varias ocasiones como de “una fortaleza imparable”.

“QUE YO ME PRESENTE ES LO MEJOR PARA EL PSOE Y PARA MANZANARES”

En clave política, la noticia más relevante es que de momento el alcalde cuenta con volver a presentar su candidatura si bien advirtió de la necesidad de respetar los tiempos y los procedimientos internos del partido pero declaró que, a día de hoy, él piensa que lo mejor para el pueblo y para el propio partido es que él siga siendo alcalde.

Después de un corolario de otros temas que se trataron con menos profundidad como la seguridad ciudadana (de la que volvió presumir) o de la excelencia del deporte manzanareño, la vida cultural o de proyectos aún sin concretar para la Fábrica de Harinas, la intervención acabó como empezó con buen clima y exquisitas formas, heraldo ya, sin duda, de las próximas fiestas navideñas.

  Teodoro Sánchez-Migallón Jiménez. Arquitecto

Muestra de veintiún detalles a gran formato del pórtico del templo parroquial de la Asunción. Un tributo y un homenaje a nuestro primer monumento y a sus autores, dentro de los actos programados para los 500 años de la inauguración del templo. Lapis, piedra en latín y vestibulum, atrio, portal cubierto, umbral, algo más que una simple puerta, quizás el elemento más significativo de un edificio.

Este portal, es una transición donde se catequiza, con un panegírico pétreo sobre la coronación de la Virgen y su elevación a los cielos.

Un acercamiento real, una aproximación visual para descubrir la magnitud de esta manifestación escultórico-arquitectónica, que nos dejó el espléndido siglo XVI. Y que como manzanareño estoy obligado a conocer y divulgar.

Las imágenes esperan despertar los sentidos y desde la inteligencia emocional se puedan descubrir aspectos que difícilmente explicables. Por tanto es un ejercicio íntimo en el que afloran recuerdos, texturas, olores y sonidos de la infancia. En un viaje aproximativo para conocer los relieves y formas de las piedras que enmarcan este vestíbulo, entrada o tránsito desde lo mundano a lo divino.

Entre la intensidad volumétrica de los esclavos de Miguel Ángel y el sutil cincelado de Bernini, se encuentran estos relieves en rocas areniscas.

La iglesia es Bien de Interés Cultural, categoría monumento desde 1991, y su portada sur está considerada como la mejor obra plateresca de la provincia, realizada por la logia de canteros vascos a la orden del maestro Alonso Galdón, encargada por el comendador y el arzobispado de Toledo, y ejecutada entre 1547 y 1560. Quizás no se remató con una arquería renacentista de cuatro o cinco arcos en vez de un gran arco rebajado.

Los trabajos relacionados con la piedra eran ejecutados por grupos de hombres libres e independientes que se asociaban en logias (los gremios actuales), organizados en equipos de seis a quince personas, formados con el maestro, los tallistas, entalladores, canteros y cayuqueros, ataviados con antiguas herramientas y una sabiduría conocida y transmitida entre estas logias, denominada arte de montear o estereotomía de la piedra.

Durante ocho años, asentados en la plaza labrarían y colocarían, piedras areniscas y calizas, traídas de canteras cercanas.

Estas imágenes recuerdan el trabajo de detalle del picoteo, abujardado, de las licencias, de los gestos, personajes, alegorías, marcas y restos, en los que el tiempo ha dejado huella, y que se espera que limpia, accesible y visible luzca como referente artístico en la región.

El pasado 6 de Agosto, tuvo lugar el acto organizado por el Círculo Cultural Taurino Ignacio Sánchez Mejías bajo el título “PASADO, PRESENTE Y FUTURO DE LOS TOROS EN CIUDAD REAL”.

En un marco incomparable, con el magnífico aspecto que presenta nuestra Plaza de toros y con el duende especial que tiene el ruedo le dimos vida con el evento, moderado por el periodista y escritor castellano-manchego Julio César Sánchez y encarnando las distintas etapas del toreo en nuestra provincia Aníbal Ruiz, matador de toros de Alcázar de San Juan, Carlos Aranda novillero con caballos de Daimiel firme promesa del toreo y Adrián Reinosa de Ruidera, novillero sin caballos este que tiene encandilada a la afición de nuestra provincia.

Antes de nada agradecer la predisposición de nuestro Ayuntamiento y de estos cuatro fenómenos que desde que nos pusimos en contacto con ellos mostraron su voluntad de ayudarnos a llevar a cabo este acto.

Durante hora y media, Julio César Sánchez fue desgranando preguntas a los demás ponentes para dar a conocer a todos los asistentes los variados aspectos que acontecen a los toreros en las distintas etapas por las que pasan hasta su doctorado en Tauromaquia, además de las diferencia entre el “ayer y hoy” de estas etapas. Todo ello aderezado por un fenomenal documento gráfico con el que nos obsequió Julio César Sánchez.

Sin duda fue una tertulia amena y enriquecedora para todos los que allí nos encontrábamos colmando con creces el aforo previsto demostrando que la Tauromaquia SI interesa.

El acto finalizó dando voz al público para preguntar a los intervinientes las dudas y curiosidades que creyeron oportunas.

Un acto cultural más que este año quisimos enmarcar en el 87 aniversario de la fatal cogida de Ignacio Sánchez Mejías y con el  que mostramos nuestro firme compromiso de seguir acercando la Cultura por la vía de la Tauromaquia manteniendo viva su llama en nuestra ciudad.

¿Qué es exactamente AEMPOMAN? ¿Cómo y para qué nació?

AEMPOMAN, Asociación de Empresas Polígono Manzanares, se gesta y nace en el verano de 1995, al agruparse y unirse algunos empresarios del Polígono. Es en el año 2000, cuando obtiene su CIF y registra sus primeros estatutos. En este mismo año, logran poner en marcha el servicio de seguridad y vigilancia privado mancomunado, que es el objetivo y el interés principal de los miembros de la asociación, que querían contar en Manzanares con un polígono industrial vigilado en el que las empresas instaladas pudieran desarrollar su actividad de forma tranquila y segura. A día de hoy, es el único polígono industrial de la provincia de Ciudad Real que cuenta con seguridad privada y es uno de los parques industriales más seguros de la región. Más de 21 años de servicio de seguridad y vigilancia continuados e ininterrumpidos, gracias al sostén económico de la mayoría de empresas del Polígono y al Ayuntamiento de Manzanares que desde su inicio tiene un convenio de apoyo económico en el que aporta una importante cantidad y por supuesto, gracias también a la dedicación y gestión realizada por las distintas directivas que han pasado, me permito recordar por orden cronológico el nombre de todos los presidentes que ha tenido AEMPOMAN, todos ellos grandes empresarios e Industriales de nuestra localidad: Pedro Martín-Buro Martín (Zamarbú), Antonio Sánchez Ocaña (ya fallecido, antigua Grucasa), Antonio Moreno Moreno (antigua Disman), Vicente Navas Carrero  (Navas Fría Industrial) y Eduardo Rodriguez Ruiz (Eurodego). Y lógicamente me gustaría citar a la actual junta directiva, excelentes empresarios y grandes  compañeros:

Presidente: D. Eduardo Rodríguez Ruiz de la empresa EURODEGO.

Secretario: D. Ramón López-Peláez Borja de la empresa MERCOMANCHA.

Tesorero: D. Vicente Navas Carrero de la empresa NAVAS, FRÍO INDUSTRIAL.

Vocales: Dña. Alfonsa Martín Cano  de la empresa MARZASA.

  1. Bernardo Sánchez-Elipe Menchén de la empresa PAQUETERIA Y LOGISTICA MANCHEGA.
  2. Faustino Gutiérrez Lucendo de la empresa METALPINO.
  3. Esteban Beltrán Navarro de la empresa BELMO MUEBLES Y HOGAR.

Gerente: D. Abraham López Pozas

AEMPOMAN en la actualidad, no es solo la gestión de la seguridad privada, es mucho más, estamos creciendo cada año en utilidad y servicios para las industrias y empresas del Polígono, por citar los principales: defensa y representación, convenios, dinamización, formación, promover la inversión, información de utilidad, atención al asociado, canalizar recursos, etc. se puede seguir el día a día de la asociación en nuestra web: https://aempoman.com también en redes sociales: https://www.facebook.com/AEMPOMAN/ y de manera más directa llamando al teléfono 630 98 66 75, que atiende nuestro Gerente. Todo esto es posible, gracias al apoyo económico y participación tanto de los asociados como del Ayuntamiento de Manzanares, que en este año 2021 ha suscrito otro convenio económico con AEMPOMAN para apoyar su actividad.

Lo primero que le puede interesar a los manzanareños es saber cuál es el estado de salud del polígono de Manzanares: ¿está en plena forma o tiene algunos achaques? ¿Está aún en crecimiento o se le va notando ya la edad?

Es un polígono que tiene 48 años de edad, bien consolidado, diversificado y maduro, goza de buena salud, pero por su madurez todo esfuerzo en mantenerse mejor, modernizarse y crecer es necesario. En esa dirección trabaja AEMPOMAN con el Ayuntamiento. En estos últimos 3-4 años está en notable crecimiento Por citar alguna de las últimas incorporaciones Cda. Logistics (Algabatir), Automocion rubio y Rodrigo (Man), Grupo Talauto (Reanult Trucks), Damaceite, etc. las ampliaciones de Alumnios Cortizo, Nazan, Rivulis, Braham Corp (la antigua Santana-Suzuki), las inversión continuada de Yuntero (Cooperativa Nuestro Padre Jesús del Perdón), las mejoras y remodelaciones de Exide technologies (Tudor), etc.

Imagino que para que un polígono se desarrolle y resulte atractivo lo primero que necesita es espacio y suelo, ¿cómo vamos de suelo industrial en Manzanares? ¿Los costes de instalación en Manzanares para una empresa resultan ventajosos con respecto a otros polígonos, por ejemplo, Daimiel?

Efectivamente, así es, además Manzanares tiene copado prácticamente el 100% de su suelo industrial, por ello, hay previstas y planificadas 2 ampliaciones, una de 400.000 m2 que ya está en ejecución, en los terrenos anexos al polígono industrial y al camino del cementerio y otra de 1.100.000 m2 para los próximos años, que se situará en los terrenos que hay frente a Tudor en la parte trasera donde se ubica el punto limpio, para de esta forma duplicar prácticamente la superficie industrial de Manzanares y expandir y dar continuidad urbanística a la zona industrial del municipio. En cuanto a la segunda pregunta, decir que, el precio del suelo es una parte importante del coste de instalación. Manzanares ofrece suelo industrial a un precio muy atractivo y competitivo, y además, rebajas y bonificaciones en la tributación municipal (por ejemplo, el ICIO está bonificado al 95%), una zona industrial concentrada y bien urbanizada (amplitud en calles y accesos), bien dotada en suministros (electricidad, agua, saneamiento, fibra, iluminación, etc.) y servicios (limpieza viaria, recogida selectiva de residuos, punto limpio, etc.) y un servicio de seguridad y vigilancia privado mancomunado para el polígono industrial, todo esto favorece que comparativamente, los costes de instalación en Manzanares sean menores y más ventajosos a otras muchas zonas industriales de Castilla la Mancha.

¿Está previsto que crezca el polígono y que se instalen nuevas empresas? ¿Tendrá repercusión en el empleo?

Si, seguro que sí, y entre todos, Ayuntamiento, empresarios, comunidad educativa, etc. tenemos que intentar poner nuestro mejor esfuerzo en que sea el mayor número de empleos y que en su mayoría se ocupen con personas empadronadas en Manzanares.

Se que prefieres llamarlos “retos”… retos o problemas, ¿qué dificultades debe afrontar la industria de nuestra localidad?

Manzanares tienes la capacidad y la posibilidad de ser una importante ciudad industrial, ya los es, pero puede ser aún más. Es una gran oportunidad que los Manzanareños no podemos dejar escapar, es el camino para ver crecer nuestra ciudad. Además, tenemos la ocasión de que ese crecimiento económico y empresarial sea de la mano de industrias más modernas y más verdes.

Más de la mitad de las personas que trabajan en el polígono diariamente no viven en Manzanares, ¿cómo podríamos lograr entre todos fijar población en nuestra localidad?

Es una pregunta fácil de plantear y difícil de resolver, dado que es un reto que depende de varios factores. Una cosa es clara, Manzanares como otras muchas ciudades de España, tiene un decrecimiento demográfico muy acusado y sostenido en el tiempo, fruto principalmente de tener cada año menos nacimientos y más fallecimientos, y más personas que salen a vivir fuera de Manzanares que las que entran a vivir en nuestra ciudad, esto por obvio que pueda parecer, requiere como primer paso el realizar un riguroso estudio social y demográfico que nos ayude a detectar “nuestras propias claves” para poder cambiar la tendencia negativa demográfica de Manzanares, haciendo un símil con la salud, “necesitamos un diagnostico lo más certero posible”, que encuentre las distintas causas y su grado de importancia de cara a saber que está pasando y poder tomar medidas para mejorar. Otro paso importante sería reconocer y afrontar que tenemos delante un gran obstáculo, que no nos permite avanzar como queremos y marcarlo como el objetivo número uno de nuestra ciudad, y el primer gran hito sería conjurarnos todos para lograr llegar, por fin, a los tan ansiados 20.000 habitantes que nuca llegan, y por tanto, dirigir nuestra acción a ello. Nuestra acción individual es tanto o más importe que la acción colectiva o de terceros, me explico, individualmente todos podemos hacer mucho por la consecución de este objetivo, por ejemplo, siendo cada uno de nosotros los mejores embajadores de nuestra ciudad, siendo también sus mejores consumidores, con nuestro leguaje diario nombrando a Manzanares como ciudad, que lo es, en lugar de nombrarla como pueblo como hacemos muchas veces, etc. todo esto genera un clic en nuestro cerebro, en nuestra forma de ver, valorar, sentir y promover nuestra ciudad, es un cambio de paradigma, que ayuda a iniciar el cambio en la tendencia demográfica, que deseamos, y que nos alinea a todos. También, nuestra acción colectiva es muy importante, por supuesto, para poder fijar población, Manzanares, como cualquier otra ciudad que tenga por objetivo crecer en número de habitantes, tiene que ofrecer un plan de vida atractivo, en primer lugar para nuestros chicos y chicas, y también, claro está, para la personas que puedan venir de fuera de Manzanares.

Te tomo la palabra, “Un plan de vida atractivo”, ¿qué puede o debe tener?

Oportunidades profesionales y laborales, empleo estable y de calidad, favorecer la emancipación y el acceso a la vivienda, facilitar las relaciones personales, el ocio, la cultura, el deporte y la vida social, servicios que apoyen y faciliten la conciliación laboral-familiar-personal, reforzar y ampliar la oferta educativa y formativa en especial el campo de la formación profesional, etc.

¿Te animas a aportar alguna reflexión más?

Sí, entre compañeros empresarios, muchas veces hemos comentado, que más economía, más riqueza, deriva siempre en más población, por ello, realizar más consumo local, es decir, todos nosotros debemos consumir más de Manzanares y menos de fuera, también generar más economía circular, de proximidad y/o doméstica, es decir, que cada euro que entra en nuestra ciudad circule muchas veces en Manzanares y permanezca el mayor tiempo posible antes de que salga fuera de nuestra ciudad, intentar estimular, promover y favorecer la inversión interna, que son las decisiones económicas de larga duración que hacemos la gente de Manzanares y que permanecen por largo tiempo en nuestra ciudad e intentar atraer y captar la inversión externa, que son las decisiones económicas de larga duración que gente que vive fuera de nuestra ciudad realizan y quedan en Manzanares. Otras ideas y propuestas que alguna vez he escuchado en alguna reunión de amigos hablando sobre este tema, sería un plan decidido, innovador con medidas y servicios para intentar que gente que salió de Manzanares, de cualquier edad, vea el regresar a Manzanares como una oportunidad atractiva y una posibilidad bonita, de calidad y de bienestar de regreso a sus raíces y orígenes, el arraigo es un sentimiento humano muy fuerte, y rara vez desaparece de la mente de la persona, hay que intentar ser creativos y aprovechar ese sentimiento, contrario a lo que puede parecer, gran parte de las decisiones vitales de una persona son decisiones emocionales y no racionales, los seres humanos normalmente decidimos emocionalmente y después intentamos justificar racionalmente las decisiones tomadas. Para apostillar y finalizar, nos tenemos que gustar a nosotros mismos para poder gustar a otros, en este sentido hay una población en nuestra provincia que sabe hacer esto muy bien y me permito nombrarla, esa población es Tomelloso, cuyos habitantes presumen y llevan a gala ser tomelloseros, para nosotros los manzanareños podría ser una buena referencia en ese sentido.

Imaginamos que la proyección industrial de Manzanares y a su vez los nichos de empleo van muy ligados al ámbito educativo ¿podría hacernos una reflexión sobre ello? ¿Qué se puede hacer desde las administraciones para coordinar formación y empleabilidad en Manzanares?

Comunicación, coordinación y trabajo ágil y continuado entre empresarios, administración, formadores y las personas que se están formando o se van a formar laboralmente, puede ser una buena fórmula para que un mercado laboral tan cambiante y que se mueve tan rápido, se pueda cubrir mejor la oferta laboral que se genera en Manzanares con personas en lo posible de nuestra ciudad o que vivan aquí.

¿Cómo ve el futuro a medio plazo?

Soy una persona realista, sé que poder optar a un buen presente y a un mejor futuro no es gratis, requiere mucho esfuerzo, trabajo y tenacidad. Soy optimista porque observo mucho nuestra ciudad, y veo en ella, grandes personas, mucho talento y capacidad, y no debemos perder de vista nunca, que la riqueza y porvenir de un lugar lo hacen sus gentes. No nos podemos permitir ser pesimistas, en la vida es la actitud que rinde menos beneficio, con ánimo positivo y alegre afrontemos el reto y trabajemos todos juntos por el futuro de Manzanares.

 

A las 5,45 .am. levanta la ventanilla el kiosko de Baldomero en la plaza del Gran Teatro. Le preguntamos que por qué tan pronto. “A las 6,00 entra el primer turno de Cortizo y paran a por tabaco, chuches, la prensa…; a las 7 sale el turno de noche de Tudor; a las 7,30 entran los de Santana-Brahm…” El sol sale en Manzanares por el noroeste. Comienza a latir un corazón que debe hacerlo durante todo el día para irrigar de vida toda la ciudad. Todos los días del año, todos los años de nuestra vida. Es el motor económico de Manzanares. Avanza la mañana: los camiones salen y entran de los centros logísticos, los trabajadores van fichando en Bellido, la Cooperativa, Nazan… Cientos de administrativos encienden sus ordenadores en los centros de distribución. Llegan los pedidos, se cargan y descargan los camiones. Comienzan las reuniones: planes estratégicos, problemas en las ventas, aumento de la producción. Miles de industriosas hormiguitas se mueven por las calles del polígono dándole vida. No hay empresa pequeña. Hasta el último taller, el almacén más modesto tiene su espacio y es necesario. ¿Alguna vez nos preguntamos qué sería de Manzanares si hubiese emprendido la construcción y desarrollo del polígono?

El polígono Industrial de Manzanares está localizado en un enclave estratégico, con acceso directo al cruce de dos autovías principales como son la A4 (Norte-Sur, Madrid-Andalucía) y la A43 (Este-Oeste, Valencia-Extremadura). En él trabajan más de 4.000 empleados diariamente, si bien es verdad que buena parte de ellos no reside en nuestra localidad. 140 empresas (de todo tamaño y condición) aproximadamente desarrollan su actividad en sus más de 1.600.000 m2 de suelo industrial ocupado.

Es un polígono principalmente industrial, con escaso sector servicios o sector terciario. Se ubica en él una gran variedad de actividad manufacturera y empresarial que abarca diferentes sectores, desde el agroalimentario hasta la fabricación mecánica: fabricación de vino, queso, baterías, aluminio y pvc para sistemas de construcción, mecanizado de piezas de precisión, cinturones y complementos en piel, camisería, muebles, preparación y venta de productos agrícolas, fabricación de snacks, aperitivos y frutos secos, procesado aceite oliva, talleres, concesionarios automoción, vehículo agrícola y vehículo industrial, fabricación de carrozados, venta y reparación vehículo industrial, empresas de transporte y logística, empresas de venta de materiales de construcción, prefabricados de hormigón, suministro de hierro, ferretería y suministro industrial, distribución alimentaria, alquiler de maquinaria y grúas, etc.

 

La cooperativa del campo Nuestro Padre Jesús del Perdón se funda en 1954 y en 1955 se inaugura la bodega, es por tanto la primera industria situada en los terrenos que hoy conocemos como el polígono industrial.

En el año 1973 se inician las obras de parcelación y urbanización del polígono industrial. Las primeras industrias que se instalan son Bellido, Marzabú, Santana-Suzuki, Tudor, Turruchel, ya extinta, porque las empresas nacen y mueren y la industria es un ecosistema frágil que hay que saber cuidar. La historia del polígono tiene sus luces y sus sombras. Si bien el balance es positivo quién sabe cuánto podría haber crecido (y con él, Manzanares) si la falta de ambición política de aquellos años no hubiese propiciado que Vestas o Don Simón acabaran en Daimiel.

En 2021, tras un triste historial de desavenencias administrativas y choque de intereses y manipulaciones políticas comienzan las obras de acondicionamiento del Sector V en el que se espera que se sigan instalando empresas y se pueda crear empleo de calidad en nuestra ciudad.

LA SANIDAD PRIVADA EMPRENDE EL VUELO

ERES LA PRIMERA EN EL FEUDO DE LA LOGOPEDIA QUE SE INSTALÓ EN MANZANARES, DESDE EL AÑO PASADO CON CLÍNICA PROPIA, ¿CUÁL ES TU EXPERIENCIA DE CRECIMIENTO PROFESIONAL A LO LARGO DE LOS AÑOS?

Si no la primera, sí fue de las primeras en empezar a trabajar como logopeda en Manzanares y en establecerme aquí. Como es lógico, después de veintidós años trabajando, la experiencia es extensa. He trabajado en varios centros a lo largo de todo este tiempo y en estos días celebramos el primer aniversario de mi clínica, CRL VOCALIS (CENTRO DE REHABILITACIÓN LOGOPÉDICA).

Como todo, la logopedia ha ido cambiando con el paso del tiempo y, afortunadamente, la figura del logopeda ya es conocida y es un servicio cada vez más demandado. Cuando yo empecé éramos grandes desconocidos, nos confundían con otros profesionales o nos limitaban “a enseñar la r”. Si te sirve como anécdota incluso hubo que explicar a algún pediatra que la logopedia existía y para lo que servía. Hoy en día estamos presentes en muchos ámbitos y estaremos en muchos más.

Personalmente, considero a mi profesión muy enriquecedora, con el tiempo te ayuda a crecer profesional y personalmente. Es un trabajo de contacto directo con el paciente, les ayudas y aprendes con ellos, te exige formación continua, te da muchas alegrías  y preocupaciones, a veces los avances en los pacientes son muy lentos y exigen un trabajo arduo pero cualquier logro se valora mucho más. Además, la logopedia abarca muchas patologías y todo el rango de edad de la persona así que la experiencia es inmensa.

 

COMO SANITARIA Y EN PRIMERA LÍNEA CON TUS PACIENTES ESTA PANDEMIA, ¿CUÁLES HAN SIDO TUS SENTIMIENTOS, IMPRESIONES, PENSAMIENTOS Y EXPERIENCIAS DURANTE ESTOS MESES?

Pues creo que nadie ha visto fácil lo de trabajar en plena pandemia en contacto con otras personas y yo, desde luego, he tenido momentos de todo. Cuando el 13 de Marzo salí del que era mi anterior trabajo fue con una sensación de lo más extraña, de no saber qué iba a pasar ni cuándo volveríamos, de INCERTIDUMBRE, así con mayúsculas. Y, efectivamente, después de dos meses en casa tuve que tomar la decisión de continuar o no por mi cuenta porque el centro cerraba definitivamente. El miedo al contagio y el temor a otro confinamiento pesaba mucho para tomar cualquier iniciativa, pero tenía pacientes esperando acabar sus tratamientos y llamadas de algunos especialistas para derivar pacientes con secuelas del covid… así que, con el apoyo de toda mi gente, en cuestión de quince días conseguí que CRL VOCALIS abriera sus puertas y empezar de nuevo a trabajar. Como todo el mundo, estaba obsesionada con la desinfección y la limpieza, agobiada con pantallas y mascarillas, todo el día con el sanitol en la mano, guardando todas las medidas posibles y tomando otras por mi cuenta. Tengo que agradecer la colaboración de todos los pacientes, a todos nos interesaba cuidarnos. Reconozco que he pasado miedo y que al principio era una angustia constante porque con algunas patologías el paciente tiene que estar sin mascarilla. Había que estar pendiente de todas las normativas que iban saliendo, usar más materiales, la típica neurosis que hemos pasado todos pensando si habrás tocado algo, si esa persona no parecía que tosía mucho…en fín, la historia que hemos vivido todos los que trabajamos en contacto con la gente. Y tengo que decir también que hay que  alabar a los más pequeños porque han servido muchas veces de ejemplo a los mayores. Han demostrado con creces su capacidad de adaptación. Pero bueno, poco a poco hemos aprendido a convivir con el virus y con el miedo y ahora, con cada vez más gente vacunada, se va trabajando con la mayor normalidad posible. Al poco de abrir, empecé a compartir local con Rubén Salgado y Carlos Puche, de Fisioterapia Salgado y con los que hay una excelente relación. LO peor pasado, feliz de que todo marche bien.

 

 

CUÁLES SON EXACTAMENTE LAS COMPETENCIAS Y EL TRABAJO DE UN LOGOPEDA.

Bueno, para responderte a esta pregunta necesitamos la revista entera. Como te he comentado antes, la figura del logopeda está presente (o debería estarlo, que en ello estamos) en el ámbito sanitario, educativo y social. Trabajamos en hospitales, clínicas, centros educativos, centros de atención temprana, residencias de mayores, asociaciones… Atendemos patologías que afectan a la voz, al habla, al lenguaje en general, a la audición, a la alimentación… y nos encargamos de la detección, evaluación, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de todas esas patologías. Además,  el rango de edad de nuestros pacientes es desde neonatos hasta la tercera edad. Así que, como ves, el abanico de las competencias de un logopeda es amplísimo. Por ponerte algunos ejemplos a grandes rasgos: trabajamos con pacientes afásicos (secuelas en la comprensión y expresión del lenguaje secundarios a ictus, traumatismos craneoencefálico… ), pacientes con disfagia (dificultades en la deglución de alimentos) en pacientes con daño cerebral, tercera edad…, pacientes con alteraciones en la voz como las disfonías , pacientes con disfemia (tartamudez), pacientes con alteraciones articulatorias (trastornos de los sonidos del habla), la deglución atípica (incorrecta posición lingual durante la deglución), trabajamos con pacientes con implantes cocleares, trabajamos la estimulación cognitiva en pacientes con patologías degenerativas,  con pacientes con dificultades en la lectoescritura y en la comprensión lectora, hacemos estimulación en niños con algún tipo de retraso en el desarrollo, etc. Y todo ello en colaboración con otros especialistas y por supuesto, las familias. Ese es el boceto, a grandes rasgos,  de lo que es un logopeda.

CONSEJOS EN EL CUIDADO DE LA VOZ

QUIZÁS NO SOLEMOS REFLEXIONAR MUCHO SOBRE LA VOZ, LA SALUD DE LA VOZ, LA HIGIENE DE LA VOZ…AHORA QUE LLEGA EL VERANO ¿QUÉ ASPECTOS DEBEMOS TENER EN CUENTA CON RESPECTO A LOS RIESGOS Y A LOS CUIDADOS DE LA VOZ?

Como siempre le digo a mis pacientes, la voz no duele y sólo le prestamos atención cuando nos falla o nos falta. Vivimos en un clima seco y caluroso en verano y eso nos produce sequedad en la garganta y necesidad de refrescarnos. Acostumbramos a tomar cosas frías y a abusar del aire acondicionado así que los consejos que puedo dar para cuidarnos la voz en esta época (y en todas) es tener hidratación continua para favorecer la humedad en las cuerdas vocales y evitar la formación de mucosidad que se forma para compensar la deshidratación. Este exceso de mucosidad suele provocar tos y necesidad de carraspear lo que conlleva a la irritación de las cuerdas vocales. Hay que tener cuidado con la temperatura de alimentos y bebidas y, si somos propensos a tener problemas de garganta, intentar calentar en la boca esos helados o bebidas frías antes de tragarlos. El aire acondicionado reseca mucho también así que hay que procurar humedecer el ambiente de las habitaciones e intentar no tenerlo encendido de continuo y mucho menos colocarnos debajo de la corriente de aire frío. Y también es muy importante vigilar el uso de cloro y de productos de higiene de las piscinas porque su exceso produce irritación.

 

Cada vez que vuelvo de la capital, a ver a la familia, a las amistades, a ver mi pueblo, mi tierra, se repite una situación que me ha empezado a preocupar. Siempre se inicia este regreso con el típico ¿Qué tal por Madrid? Mi respuesta intenta acercar lo que conozco en la ciudad, al pueblo. Pero cuando devuelvo la pregunta ¿Qué tal por aquí? las respuestas son el título de esta redacción: “Bien… lo de siempre”, “Sin más…” ,“Ya sabes… aquí hay poco que hacer”, “El pueblo está muerto”…

A veces pienso que el motivo de esto es la comparación. Es cierto que no se puede, ni se debe comparar, Manzanares con Madrid, cada una tiene sus cosas, pero no se trata de ir buscando qué es más, sino de ver y honrar las bondades que se tienen, aprender a disfrutarlas y seguir creciendo como sociedad.

Antes de marcharme a estudiar, mi opinión era similar a las anteriores: una tierra bonita para ver amaneceres y atardeceres, pero en la que no había mucho más allá, sin más… Posteriormente, buscando información sobre la Fábrica de Harinas de Ayala y Juan, en la sección local de la biblioteca, di con el libro de Julián Granados sobre María Francisca Díaz-Carralero Rodelgo, La Ciega de Manzanares. El poema de la contraportada me emocionó y conocer este emblema local, cambió mi visión del pueblo, se empezó a colorear.

De modo que, la forma de mirar, tiene relación con lo que conoces, con lo vivido, con la memoria. Cuando tienes una experiencia en un lugar, generas un recuerdo que tiene como núcleo la emoción que hayas sentido. Al volver a ese lugar, retomas ese recuerdo, revives esa emoción y tu mirada se ve influenciada. Por ello hay lugares de mi infancia, la casa de mis abuelos, que veo como conocidos y con encanto; pero si otra persona los ve, podría parecerle feo e incluso preguntarse cómo jugué ahí. De modo que “la belleza está en los ojos de quien mira”. Yo añado, que se debe a lo que sabes del lugar, a lo vivido y a las emociones que generadas. Así que cuando miro a Manzanares, para contárselo a otra persona ajena, veo a La Ciega, a Piña… veo todas esas historias que conozco, y se rellena el pueblo.

El patrimonio arquitectónico hace de reactivador de esta memoria colectiva. Sin embargo sigue ocurriendo que nuestros espacios se olvidan, se deterioran y luego se les mete sin la pala sin ningún pudor, esa ha sido la historia de nuestro pueblo y la de tantos otros. Con esa destrucción de nuestro pasado se pierde el enlace con ese tiempo, se pierde la energía que depositaron nuestros antepasados, la memoria de ese lugar, su significado, su #IDENTIDAD. Es así como se llega a la España Vaciada, tema tan actual en este momento. Con ello, no me refiero a los pueblitos antiguos abandonados, sino que me refiero al vaciado de cultura y de historia. Entonces es cuando no ves nada en tu pueblo, más que un conjunto de casas nuevas y coches, sin fuste ninguno, por tanto, no sientes arraigo, y consecuentemente, te vas sin haberle dado oportunidad.

¿Por qué los padres guardan joyas para que las hereden sus hijos, pero permitimos que estas otras joyas, como el Casino de Manzanares, desaparezcan? ¿Qué ocurría si destruye  la casa donde se redactó el Manifiesto de Manzanares? ¿Cómo se lo transmites a alguien? Sería más difícil activar ese recuerdo al no tener la huella física. Y transmitirlo sería un ejercicio de imaginación más intenso, puesto que tendrías que imaginarte ese espacio y luego la historia.

Cuantos llantos y críticas he visto por lo del Casino. Pero hay que dejar de llorar por lo hecho en el pasado, porque poco se puede hacer ya. Hay que llorar por lo que podemos estar a punto de perder. Siento decirlo, pero he leído muchas más críticas feroces desde sofás, que  ejemplos de acción comprometida, porque nadie quiere ser el “tonto” que da más, o que da el primer paso en soledad, también porque creemos que no podemos hacer nada. Pero siempre se puede hacer o aportar. Si una cosa te importa: dilo, sácale fotos, compártelo con otras personas, propón e imagina, actúa a favor de esa causa y sé ejemplo de ello.

Aunque algunas de estas huellas físicas se hayan derrumbado o desaparecido, siguen estando presentes gracias a la cultura que tenemos. Muchas veces veo que se trata lo cultural como ocio prescindible, con afán de ser negocio que produzca turismo para ser útil, y sólo comprensible para determinadas élites.  Otras veces, se trata como algo antiguo que creemos saber y estamos aburridos de ver. Y al ser en su mayoría gratuito, causa menor interés “porque puedo ir si surge y si no pues nada”, no duele perdérselo. Y además, esto afecta a otras acciones culturales que tienen un precio, y nos parecen caras por haber asumido todo lo anterior.

Se define cultura como: Conjunto de conocimientos, ideas, tradiciones y costumbres que caracterizan a un pueblo, a una clase social, a una época, etc. Yo lo considero una base necesaria para saber quiénes somos, de dónde venimos, qué tenemos; es nuestra identidad. Gracias a ello podemos mirar hacia dónde vamos. Por ello insisto, que hay que valorar más las acciones culturales y a quienes las hacen.

En este ámbito las cosas verdaderamente mueren, primero, cuando desaparece esa huella física, cuando se derrumba un edificio singular o una casa típica manchega, para construir una “moderna”, también cuando se quema una foto, o se tira a la basura “porque ya no se pueden acumular más trastos”. Finalmente les llega la muerte total cuando se olvidan de manera irreparable.

Quiero que se piense ahora, en todas las historias que han muerto verdaderamente debido al fallecimiento de tantas personas por covid… Fotos y rincones que ya no podremos leer sin estas personas, conocimiento local, de todo tipo, que cae en el olvido. Historias que ya no heredaremos y que nos empobrecemos al perderlas.

Por ello, es tan importante la cultura, porque que recuerda pasados, reinterpreta presentes y nos hace imaginar futuros. Es la manera que tenemos de preservar nuestra identidad y de desarrollarnos como sociedad, para seguir evolucionando.

¿Cómo va a venir  nadie a tu tienda, a tu hostal, a tu bar, a tu pueblo, a tu tierra, si “no hay ná”?

 El alcalde de Manzanares hace balance de lo que va de legislatura.

Julián Nieva, junto con todo su equipo de gobierno, han comparecido ante los medios en un desayuno informativo donde ha hecho balance de los dos años que han transcurrido la legislatura y ha desgranado los proyectos que han de desarrollarse los próximos dos años. De entre todos los asuntos que se han tratado, la instalación de las plantas fotovoltaicas han copado todo el protagonismo. 

El alcalde de Manzanares ha cifrado en más de 200 millones de euros la repercusión económica que tendrán en la localidad durante cuatro décadas el conjunto de plantas fotovoltaicas que se están instalando en el municipio. Según Julián Nieva, estos ingresos obligan a la actual y a futuras corporaciones a tener definida una estrategia como ciudad.

“Estos ingresos en cuatro décadas obligan a plantear una estrategia de ciudad”

A pesar de la crisis por la pandemia, contra cuyas consecuencias se han centrado los esfuerzos municipales, los datos reflejan que Manzanares está en una situación privilegiada y es el municipio de la región de más de 10.000 habitantes con menor tasa de desempleo. Tras el quinto mes consecutivo de descenso del paro, el desempleo interanual ha bajado un 14% y deja a la ciudad con 1.421 parados, 800 menos que cuando Nieva tomó las riendas del gobierno municipal. La fortaleza del tejido empresarial y las políticas de empleo municipales son la clave, según el primer edil, para quien la mejor política social y de apoyo al comercio es la del empleo.

Con el más de un millón de euros invertidos en renovación de redes de agua se está trabajando para futuras generaciones con el objetivo de mejorar la presión y de evitar la pérdida del 40% del agua. Es una muestra de la estrategia a futuro que, a juicio de Nieva, debe tener la ciudad teniendo en cuenta el impacto económico que tendrán en Manzanares todas sus plantas fotovoltaicas que, además de generar empleo en su construcción, producirán energía limpia para un millón y medio de personas y aportarán al municipio, vía impuestos, más de 200 millones de euros en 40 años.

Mientras tanto, y con Manzanares en el punto de mira de importantes proyectos empresariales, incluso a nivel europeo, el primer edil ha anunciado que probablemente este mismo año se licitarán la segunda y, tal vez, la tercera y última fase de construcción del polígono del Sector 5 ante la necesidad de parcelas pequeñas y medianas; que hay otro proyecto de desarrollo industrial privado; y que en el otoño estará el proyecto ‘Manzanares Ampliación’ de Sepes para desarrollar otros 264.000 metros cuadrados de suelo industrial. Aunque ha dejado entrever que hay importantes proyectos empresariales en vistas, no ha concretado en cómo se materializarán estos proyectos. En este sentido, el alcalde ha declarado que su equipo de gobierno no trabaja a dos años vistas sino “para los que aún no han nacido”.

Protagonismo de los planes de empleo.

Julián Nieva ha dedicado un importante capítulo de su comparecencia al plano social de su gobierno. Con planes de empleo pioneros como el de 25 jóvenes cualificados en empresas, o los programas que se hacen en Servicios Sociales. El de ayuda a domicilio se completará con fisioterapia y el novedoso ‘Manzanares Acompaña’ contra la soledad no deseada ya tiene sesenta personas interesadas. En educación de calle, ha destacado el alto porcentaje de personas que han abandonado las drogas.

Los recursos sociales se han incrementado con el nuevo Centro Cívico Social de la Avenida del Parque y en poco tiempo estarán listos los servicios sociales centrales en el edificio de la Casa Josito, donde se ha invertido otro millón de euros y ha permitido recuperar el patrimonio, aspecto en el que ha subrayado el esfuerzo municipal de 300.000 euros en la actual rehabilitación de la fachada de la iglesia de la Asunción.

El Manzanares FS en 1ª división. 

Por último, ha dicho que el nuevo pabellón polideportivo que necesita la ciudad y el Manzanares FS será para 1.500 espectadores, ampliables a 2.200, con una inversión cercana a tres millones, y que el ascenso del equipo de fútbol sala es otro escaparate para la ciudad ya que la hinchada de los equipos visitantes podrán visitar nuestro pueblo al tiempo que tendrá presencia en los medios. También ha hablado de los dos millones a invertir en mejora y eficiencia energética, en la recuperación de la actividad cultural y turística.

Por Manuel Rodríguez Mazarro.

Sigue a su aire la pandemia del “miedo” después del año, la vacuna que…, los días se alargan, alboroto de gallineros políticos, día de la “mujer”, del padre San José, estamos en prima-Vera, complejo cambio de hora, pasó la Semana Santa sin pena ni gloria, Ilusión de juntarse las familias ausentes, la Pascua florida, tradiciones de nuestros pueblos, limpieza general, armarios, ropas de entretiempo, preparativos de cochura, –“priorillos” caseros realizados por nuestras madres y abuelas, esta es la vispera de la Pasión.

Me gusta rebobinar, relatar nuestros recuerdos en aquellas cocinas de fogón, trabajo exagerado, jabón casero, asperón, estropajo, cachivaches, cacharros, utensilios a manejar, fregoteo en el dornillo, quedaban como los “chorros del oro”. Eventos de “cochura vasta”, complejo mundo de este mes.

Cajón de la cómoda o del baúl, con olor a naftalina o alcanfor, salía de año en año envuelto en periódicos el farol, la túnica, el capirucho y todo lo concerniente, incluso el cuaderno de recetas escritas a lápiz.

—Las casas olían a canela, miel y fritos; de niños, sentados como felinos en la silla baja, ojos fijos, observando las manos que batían huevos, harina, manteca, azúcar, aceite, anís, “litines El Vesubio”, paños blancos tapando la masa y los mimbres.

Minuciosa limpieza. Cada ama de casa tenía su especialidad, rosquillos, mantecados, pastas, torrijas, flores,…magdalenas en candilejas de hojalata que al pasar por el horno daban aquél subidón de “moño” endulzado.–El mantecado de picos, se triplicaba en volumen, mordida que se llenaba la boca de hojaldre.

Rosquillos de carrete o gargantas, —buen alfarero para ir moldeando la bola de masa y todos salir melgos. La sartén de aceite hirviendo, vueltas y vueltas con una varita especial, ¡oh aquél movimiento de vals de Strauss!, cuidando el dorado, el baño en almíbar y azúcar.

Las flores, nombre de dulzura, color, encanto al paladar. Receta de conventos Calatravos, con enseña de su cruz. Fogones organizados, cuidando los arropes, mistelas, hervidos, anisados y otros destilados de esencias y jarabes que hacían subir mágicamente al cielo.

En este caminar de antesala de la Pasión no podía faltar la típica rosca de nuégados.  Decían ser la corona de Cristo y los piñones o nuégados con miel, representaban las gotas de sangre. –Curiosidad de llamarle rosca Utrera (pueblo de Andalucía). Posiblemente sea receta de Despeñaperros para abajo y llegó a Manzanares en la época que se transportaba en carros nuestros vinos en pellejos, costales de trigo, queso y derivados del cerdo (Vda. Cendal). Cambio que se hacía por aceite, miel y salazones.

Cestas de mimbre, escriños, fuentes y bandejas con elementos para endulzar la vida terrenal, recorrían las mesas en estos días de liturgia, fecha indicada en nuestros pueblos de compaginar el luto de Pasión con el bienestar corporal, de ahí el: “a nadie le amarga un dulce”.

Las denominadas carrozas, se desempolvaban después de un año guardadas, los preparativos de la cofradía, los acuerdos de los hermanos para que su Imagen fuese más vistosa y para ello, cuando terminaban un año, ya empezaban con la antesala del próximo.

El jueves y viernes Santo se oía el silencio en las calles, se respetaba incluso la voz. No había cines, cerraban el casino, bares, panaderías, los novios no entraban a las casas de las novias tenían acotado todo movimiento estelar, días de paralización total, incluso algunas labores caseras.

El recorrido procesional del Cristo Yacente o Santo Entierro de siempre ha causado respeto, carroza custodiada por la Guardia Civil con uniforme de gala y mosquetón a la funerala, tras la imagen las jerarquías cumpliendo el mandato oficial (bastón de mando), acompañamiento de señoras con mantillas, velos, crespones. Impone el desfile de nazarenos de negro riguroso.

He recordado aquella antesala de la Pasión, cuando ni pensábamos en este mal nacido “covid” que nos está haciendo la “puñeta”.

Pies de fotos:

Foto 1: Inauguración del Cristo de la Columna ( patio colegio D. Cristobal 1971)

Foto 2: Pasacalles de Virgen del Traspaso, C/ Toledo (1957)

Foto 3: Recordando a D. Jesús y D. Fernando Palop en plena actividad (2002).

Foto 4: Representación viviente en Domingo de Ramos de 1960

Foto 5: 23 de Marzo de 1985 Bendición nueva imagen “El Descendimiento”.

Foto 6: Ntra. Banda en procesión (José F.-Hidalgo) abril de 1963.

Foto 7: Tradicional paseo en el Domingo de Ramos (1995).

Foto 8: Nuestra Señora del Traspaso, año 1968.

Foto 9: Primitivo San Juan por la C/ Reyes Católicos de 1956.

Foto 10: Desfile Procesional por la calle virgen de Gracia (1960).

Foto 11: Antiguo conjunto de Jesús atado a la columna (1965)

La pandemia del Covid 19, ha modificado sustancialmente las formas y contenidos en las celebraciones litúrgicas que se celebran en los templos de nuestras parroquias. La seguridad es muy importante con el fin de evitar los posibles contagios, para esta tarea se han organizado grupos que ayudan para que las medidas sanitarias se cumplan. En este número de Siembra traemos a entrevista a una de las personas que coordinan este trabajo en la parroquia de Altagracia.

 

  • ¿Cómo surgió este grupo y cuantas personas lo componen?

Este grupo surgió ante la necesidad de cumplir una serie de normas de aforo y de desinfección una vez que se permitió el culto religioso tras salir del confinamiento. Lo primero fue que los sacerdotes junto a un grupo de sanitarios se reunieron para concretar estas normas y hacerlas visibles para los fieles.

Bajo el lema “protege tu Iglesia” aparte de publicitar las normas y preparar todo se invitó a un grupo de personas a que controlaran el aforo, ayudaran a los fieles a situarse en el templo y desinfectar la Iglesia una vez terminada la celebración

A mí –personalmente- me llamó Silvia Muñoz para preparar la vuelta a la Iglesia. Yo simplemente me ofrecí para ayudar.

Cuando yo acudí a la Iglesia ya estaba todo preparado: la pancarta explicativa, las bandejas para limpiarse los pies, las mesas para dejar el gel hidroalcohólico, las cestas de la colecta, los líquidos desinfectantes para los pies y para las superficies.

Empezamos cuatro. Este grupo ha ido aumentando porque los feligreses se quedaban a ayudarnos a limpiar, así fue como poco a poco fue creciendo este grupo. Ahora estamos más de veinte.

La organización es muy sencilla. Tenemos un grupo de WhatsApp, ahí comunico las celebraciones que hay y pido voluntarios. Después solo hay que cuadrar personas disponibles y actos litúrgicos.

El grupo no es cerrado, toda persona que quiera colaborar es muy bien recibida.

 

  • ¿Estáis presentes en todas las celebraciones litúrgicas?

Estamos presentes en los actos litúrgicos.

De la catequesis y de La Liturgia de la Palabra se encargan los catequistas. Como en nuestro grupo también hay catequistas se consigue uniformidad.

El horario de las celebraciones los sabemos todos, y de las especiales nos avisa d. Secundino.

Tengo que decir que a entierros viene gente que no es de venir a la Iglesia. Aquí si tenemos que pedir que se sienten en los bancos en los cuadrados señalados, que mantengan la distancia de seguridad o que no se bajen la mascarilla.

En los bautizos también estamos. Aquí solo pedimos que cada familia se siente en una zona, para no mezclar familias.

Por regla general no hay incidentes que reseñar…

  • Desde que llegáis ¿cuál es el protocolo?

Solemos llegar media hora antes de cada celebración. Lo primero que hacemos es echar líquido desinfectante a la alfombra y abrir la puerta.

Conforme van llegando doy las buenas tardes, les pongo el gel desinfectante en las manos, y les pido que se limpien los pies en la alfombra y que se sienten donde haya una pegatina. Normalmente no se cambian de sitio, a no ser que pasen a confesar. Después nos ven con la bayeta y por regla general se disculpan.

Normalmente todos acuden con mascarilla, pero siempre hay algún despistado al que hemos tenido que proporcionársela.

Allá por el mes de mayo si pedía que se guardase la distancia de seguridad al acercarse a comulgar, y que no se quitasen la mascarilla y comulgasen en la mano. Ya no lo hago. Creo que no es necesario. La comunión se reparte con bastante orden.

 

  • Cuando termináis ¿hay personas ajenas al grupo que os ayudan en la desinfección del templo?

Antes os he comentado que “el grupo fue engordando” de esta manera. En un cuadrante semanal distribuyo quien se encarga de cada celebración, y después si alguno más del grupo va pues ayuda. Por ejemplo, ayer, después de un entierro dos personas me pidieron una bayeta y liquido para limpiar los bancos. Hasta los sacerdotes han ayudado en la limpieza. Y todas las tardes puedes ver a Juani y Angelines con la fregona limpiando los reposapiés

 

  • Los feligreses ¿acatan vuestra orientación?

Por regla general sí. Cierto que se me han acercado para darme las gracias por el trabajo que realizamos hasta para decirme que mi trabajo no va a parar el virus.

Alguno también se ha enfadado al encontrarse la puerta cerrada, o no dejarle sentarse al lado de su mujer o de su madre. En ese caso siempre con una sonrisa le pedimos que acate las normas sanitarias de la parroquia.

 

  • ¿Tenéis la sensación de que, si no estuviese este grupo, posiblemente habría habido más

contagios?

Eso sí que no lo sé. Tampoco sé que índice de contagios ha habido en las iglesias de toda España. Me imagino que bajo, porque si no habría salido de noticia de portada en los telediarios.

En cada sitio se hace lo que se puede. Se intenta que las celebraciones y las iglesias sean espacios seguros. También hay que entender que cada Iglesia es diferente: en tamaño, aforo, … Creo que se está trabajando mucho y bien

  • ¿Ha disminuido la afluencia de personas a los actos litúrgicos?

A simple vista mucho. No te sabría dar números.

Yo antes de la pandemia iba a misa a La Milagrosa, ahora por la tarde veo a personas que iban allí pero no todas.

Los domingos estoy en La Divina Pastora, antes la ermita se llenaba. Ahora su aforo son 43 personas.

 

  • Cuando se comparte la finalización de un acto litúrgico en el pasillo de limpieza del templo, no es raro oír la risa contagiosa de Mercedes y después de tanto tiempo preguntamos ¿estáis cansados?

Personalmente estoy cansada del COVID, de oír hablar de él, del cambio en la rutina al que nos ha obligado… Pero no estoy cansada de mi labor en la Iglesia. Siempre –desde pequeñita y en mi pueblo- he colaborado en lo que se me ha pedido. Desde leer una lectura hasta barrer el arroz de una boda.

Conociendo una necesidad siempre puedo adaptar mi horario para intentar cubrirla.

Quiero terminar dando las gracias a todos los miembros del grupo, por su disponibilidad. Entre nosotros también ha habido enfermedad, confinamiento, pero siempre ha habido alguien en la puerta para ayudar.

Gracias Mercedes a ti y tantas personas anónimas que dedican su tiempo y trabajo por el bien de los demás. Haciendo Parroquia, construyendo la Iglesia.