Por Pedro Lozano

Visto en la sección de anuncios de un periódico provincial: Atención, se busca casa para ocupar, buen estado y con periodo de prueba. Absténgase casas ruinosas. Interesados manden mensaje por Whatsaap al 6362532. También había otro muy curioso en la sección de ofertas de empleo. Miren: Realizamos ocupaciones, conexión de luz, agua y gas. Servicio completo. Búsqueda de casa incluida. Sin riesgo, no pasa nada. Interesados llamen al 9266036.

Son anuncios de un periódico distópico, irreal, surrealista e imaginario, pero vete tú a saber. Bromas aparte, quería llamar su atención para informarle de que estamos asistiendo a un incremento de ocupaciones de viviendas en Manzanares que a mi modo de ver es algo preocupante ya que ha dejado de ser algo puntual o peregrino. Que yo sepa se han detectado en los últimos meses ocupaciones o intentos en viviendas de las calles Camino de Membrilla, Carrilejos, Pérez Galdós, Virgen de Gracia, Antonio Iniesta, Ernest Lluch, Vázquez de Mella, por enumerar algunas. No son pocas y ponen en evidencia que no es algo esporádico.

No quiero dramatizar ya que siempre han existido ocupaciones por incumplimiento contractual, por ejemplo, cuando se deja de pagar un alquiler, y que hasta donde yo conozco los casos de ocupación no son de viviendas habituales ya que el objetivo de los ocupas son casas vacías o que se anuncian para venta o alquiler. Me quedo más tranquilo. El conflicto entre el derecho a una vivienda digna y el derecho a la propiedad, lo dejo para otros y la demagogia también. Solamente quiero llamar la atención de algo que está pasando y a mi, disculpe mi osadía, no me parece normal.

Es cierto que son los propietarios los que deben velar por la seguridad de su vivienda reforzándola con alarmas, puertas anti ocupas, lo que sea; también lo es, que corresponde a la justicia determinar las resoluciones adecuadas, pero compartirán conmigo que existen otros ejes transversales en la lucha contra la ocupación a nivel local que se deben explotar, de hecho si se incrementaran las herramientas y recursos en materia de seguridad y presencia de Policía Local y Guardia Civil contribuiría a mejorar la seguridad. No solo es una cuestión legislativa del gobierno central, no. Insisto, a nivel local se puede hacer algo más, necesitamos saber, conocer qué pasa, más información sobre los hechos delictivos y no enterarnos por el corre ve y dile, con más información los vecinos colindantes o propietarios de casas vacías podrían adoptar medidas preventivas, subiendo y bajando persianas, por ejemplo, o encendiendo luces con algún tipo de regulador para dar una falsa imagen de habitabilidad, qué se yo, vivimos en un pueblo. Si se informara la gente podría recibir asistencia legal con carácter previo y saber que no es lo mismo denunciar que la vivienda estaba vacía a que era su vivienda habitual. No es lo mismo denunciar un delito de allanamiento que un desahucio en precario. Por último, la respuesta ciudadana podría y debería ser otra, lo digo porque en el mes de febrero Almagro fue noticia en la prensa provincial cuando una vivienda propiedad de una entidad bancaria fue ocupada. El malestar entre los vecinos fue creciendo hasta que un importante número de personas, en torno a 500 según la Subdelegación del Gobierno, se concentró frente a la casa para protestar. Se indignaron. Esa misma tarde, y ante el revuelo creado, los ocupas decidieron abandonar la vivienda y volver a Bolaños, que parece, era el pueblo de origen. Pues eso, que no te pase, cuando veas una vivienda ocupada, no preguntes por quién doblan las campanas, doblan por tu casa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *