Por Javier López

Tengo un amigo, un poco friki, que todos los días comparte en sus grupos de WhatsApp varios “epigramas”, (RAE: Dícese de la composición poética breve en que, con precisión y agudeza, se expresa un motivo por lo común festivo o satírico.) él, por su carácter y personalidad, hace una selección de los más jocosos y picantones para arrancarnos una sonrisa diaria y a la vez como acostumbra a decir, ilustrarnos y entretenernos.

Pero si los observamos con otra mirada… leemos en estas composiciones algunos vocablos que a mi parecer no son los que utilizamos a menudo en nuestras conversaciones e incluso escritos, diría que son palabras que en los tiempos que corren es como si las hubiéramos metido en el cajón de las olvidadas o moribundas, porque la gran mayoría no conocemos bien su significado y otras veces porque nos confunde el concepto de lo que quieren decir y nos desorientan.

Normalmente estas palabras describen a personas, cosas, situaciones o acciones que en nuestra vida diaria no utilizamos, por ejemplo:

Era Gilito propenso

A pensar, más de tal modo,

Que si le hablaban, a todo

Contestaba: “Pienso… pienso.”

Preguntó un quídam al tal:

¿Qué comes tú?” – “Pienso…” dijo,

Y el otro replicó: “Es fijo

Que el chico es un animal.”

W. Ayguals de Izco.

quídam’: 1.- m. coloq. Sujeto a quien se designa indeterminadamente.

2.- m. coloq. Sujeto despreciable y de poco valer, cuyo nombre se ignora o se quiere omitir.

¿Conocían el significado de ‘quídam’? ¿Cuál de las dos acepciones es la más adecuada para el epigrama en el que aparece?

Salió a tomar el sereno

Cierta noche una morena,

Y como era ya muy tarde,

La tomó el “sereno” a ella.

J. M. Villergas.

sereno’: según diccionario tiene varias acepciones, pero referentes a este caso nos encontramos dos: 1.- adj. claro (despejado sin nubes).

2.- m. encargado de rondar de noche por las calles para velar por la seguridad del vecindario, de la propiedad, etc.

En este epigrama observamos que se utilizan estas dos acepciones y además la segunda genera una doble intención en nuestra imaginación.

Desde con otra mirada… les invito a que repasen esta pequeña lista de palabras que he entresacado de los epigramas recibidos. Siento no poder mostrarles los epigramas en las que estaban incluidas cada una de ellas porque ocuparía más espacio que el permitido en los artículos de esta sección, les aseguro que ingeniosos y divertidos son.

Analicen cuantas de ellas utilizan en sus conversaciones y escritos y si realmente conocen su significado.

desasnar, tronera, costal, golilla, ternes, pepita, antiparras, proscenio, petimetre, embolismo, acendrado/da, piporro, guita, ejido, mastuerzo, guanepe, trasconejada/do”

Probablemente la mayoría las conocen, pero les invito que busquen en el diccionario la descripción de cada una de ellas, seguramente no coincida con lo que ustedes pensaban que significaban y no porque sean engañosas sino porque al no estar acostumbrados a incluirlas en nuestra habla diaria hemos olvidado hasta su significado. También desde aquí les invito a que busquen en sus bibliotecas libros de poesía por ejemplo o de epigramas ya que estamos en ello y reléanlos, verán como los autores utilizan muchas de estas palabras olvidadas o moribundas que la mayoría son sinónimos de las utilizadas en nuestra habla diaria.

Por favor, lean, lean, lean, para que estas palabras sigan vivas.

** estos epigramas aparecen en el libro Museo Epigramático.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *