Por Manuel Rodríguez Mazarro

Me gusta pasear, observar las modificaciones de mi pueblo, algunas me hacen pensar y otras me cabrean. Últimamente ha habido una que me ha sorprendido y esa tengo que decirla, “es muy difícil saber hablar, pero lo es más saber callar”.

En la fachada del “Centro de Mayores” el cambio de ser mayores por “Día” o sea, hoy es “Centro de Día”, yo que tengo los años precisos y honradamente ganados, presumo de ello. Ir a un lugar donde no encontrarse incómodo y todos ser de mi añada, pues lo han calificado “Centro de Día”.

Recurrí a la bacinada del Sr. Google para asegurarme y dice: “¿Centro de Día para personas mayores? Son equipamientos de atención sociosanitaria donde las personas mayores con algún grado de deterioro físico o alzhéimer, discapacidad sensorial y de movilidad, reciben atención especializada con una finalidad preventiva y rehabilitadora”.

Recuerdo el inicio del casinillo “Hogar del Productor” o “Jubilado”, más o menos sería por los años 1960, en la C/ Cárcel nº 8, salones conocidos por “Monterrey”, donde solían reunirse y ver pasar el tiempo, tomándose un café jugando una partida de algo y mucha TV en blanco y negro como la vida misma. Regentado por Jerónimo Magdaleno y José Villegas el presidente.

El 6 de septiembre de 1970 fue cuando se inauguró el actual “Hogar del Pensionista”, (esquina Jesús del Perdón con Cruces y José Larra) por el entonces Ministro del Trabajo D. Licinio de la Fuente, D. Blas Tello, D. Pedro Capilla (alcalde) y autoridades del momento, época de oro en todos los sentidos para Manzanares. El segundo que se inauguró en España. Edificio que fueron escuelas “Corral del Concejo” adaptadas en estancias de ocio para mayores jubilados.

Se llegó a celebrar el XXX aniversario de tal acontecimiento, interviniendo el Sr. Pozas (alcalde), D. Pedro Capilla y D. Santiago Alonso, delegado provincial de la Consejería de Bienestar Social (7-9-2.000), quien se comprometió a realizar ampliación del Hogar. Han transcurrido años de aquello y el Centro de Mayores ahí está como la “Puerta de Alcalá”.

Me fastidia que se creen estancias como puedan ser “Casa de la Juventud”, “Centro de la Mujer”, “Museos”, Asociaciones Culturales, estancias para gestiones municipales e incluso una  nueva “guardería para perros” con superficie de 1.300 metros, aparte de otro ya existente. Y para los mayores, jubilados que aún estén medio mal, no se tenga un lugar cómodo para esa tertulia amena con el amigo, tomarse el café con sacarina o un vino.

Han transcurrido cincuenta y un años de aquél primitivo “Hogar del Pensionista”. Llegando a ser Centro de Mayores. Sorprende su bautizo de placa actual “Centro de Día”.  Siempre queda el poder rectificar que dicen ser de sabios. Confieso tener mi carnet de socio nº 55.750, gracias a Dios y aún no me considero anciano de soledad. En todo caso “Cumbre vieja”.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *