Entradas

Juan Ramón Morales

Hoy, quisiera, a propósito de algo que me ocurrió hace unos días, comentar una anécdota ocurrida hace muchos años: Un sábado cualquiera, paseando por la que todavía era la Plaza de Las Palomas y viendo que la Parroquia se encontraba, inusualmente abierta, pasé y me senté en el primer banco a la entrada del templo. Entonces advertí que me encontraba absolutamente solo (eso creía yo) en la Iglesia de La Asunción, cuando empezó a sonar el órgano, lo tocaba el capuchino Padre Esteban de Cegoñal, que muy a menudo venía para mantener el órgano, (al final os haré una breve reseña suya) que también ignoraba mi presencia en el templo y se dedicaba a interpretar la Tocata y Fuga en re menor de Bach, para su propia satisfacción (eso creía él, ya que también lo hacía para la mía). Os puedo asegurar que fueron unos minutos, para mí, inolvidables (todavía, cuando escucho esta obra o, simplemente recuerdo aquellos momentos, se me ponen los pelos de punta).­­­­­­ Tras terminar, me presenté a él y estuvimos un buen rato departiendo mientras paseábamos. Coincidimos otras cuantas veces más, siempre por mediación del Padre Cristino (él conocía la relación de amistad que me unía a este último) y siempre nos contábamos algo de lo que había ocurrido en nuestras vidas, de esta forma cada uno sabía algo más de quién era el otro). Tras la marcha de los capuchinos no volví a saber de él hasta finales de enero de 2002 cuando, por casualidad, me enteré de su reciente fallecimiento. Ahora todavía, cuando la oigo, me sigue emocionando y lo sigo recordando.

Os paso unos breves datos de su muy dilatada vida: Nace en Cegoñal (León). Cursa sus estudios musicales en el Real Conservatorio de Madrid, y los de órgano con el maestro Guridi, terminando su carrera con premio extraordinario, concedido por unanimidad por el tribunal; perfecciona en París la técnica de la registración y orientación moderna del órgano. Destacan sus intervenciones para No-Do, Radio Nacional, Congreso Nacional de Música, Congreso Internacional de Organeros, Catedral de León, Congresos Internacionales de Pueri Cantores, de los que es organista oficial; conciertos en América, La Habana, Roma, Oxford, así como, por toda la geografía española. Ha sido organista de la iglesia del Real Palacio del Pardo, San Antonio de Cuatro Caminos, y hasta su fallecimiento de la Basílica Jesús de Medinaceli. Es compositor y acreditado director de coros, fundando dos escolanías: San Antonio y Jesús de Medinaceli. La crítica nacional y extranjera destacan su profunda sabiduría en la interpretación, unida a una depurada técnica, limpieza y exquisita sensibilidad. (Fue quien educó la voz de Raphael, que estuvo en la escolanía que él dirigía y supongo que esto, más que todo lo demás fue lo que lo llevaría a la historia).

Su nombre figura en el Diccionario de la Música y los músicos y en Recursos Musicales de España del Ministerio de Cultura. En 1992 recibe un homenaje por “toda una vida dedicada a la evangelización a través de la música religiosa”. Fallece en Madrid el 16 de enero de 2002, a los 88 años de edad, 73 de vida religiosa y 64 de sacerdote. La Diputación Provincial de León, en su primera entrega de fichas biográficas “Quién es quién entre los leoneses” o figuras relevantes leonesas, incluye al P. Esteban de Cegoñal.

Yo también lo llevaré en el recuerdo.