Entradas

Por Pedro María Castellano

Hay quienes, a los nacidos en Manzanares, nos llaman manzagatos. Incluso quien lo hace en tono despectivo. Sin embargo, yo creo que es todo lo contrario. Dicen de los gatos que son fuertes, astutos y habilidosos, no en vano se cree que tienen siete vidas y que cuando caen, lo hacen siempre de pie. Y así es el carácter de los que hemos nacido en Manzanares. Hemos demostrado en multitud de ocasiones que somos una sociedad fuerte y que las veces que las circunstancias nos han intentado derribar, hemos sabido caer de pie.

Son muchísimos los actos heroicos de gente cotidiana que nos encontramos a diario. Multitud de gestos de cariño hacia los que, día tras día, se enfrentan a esta pesadilla. Innumerables los voluntarios de nuestra localidad, que dedican su tiempo a fabricar mascarillas e ingenian EPI para ayudar a quienes intentan combatir esta pandemia. Y hemos de estar orgullosos como sociedad, porque ese tiempo y esos actos de cariño, van dirigidos a todos nosotros, ya que, de una forma u otra, todos nos enfrentamos al maldito virus, ya sea de forma pasiva, quedándonos en nuestras casas para no contagiarnos ni contagiar a nuestros vecinos, o de forma activa, en el hospital, centros de salud, residencias de ancianos, policías y cuerpos de seguridad o limpiando nuestras calles y recogiendo nuestra basura.

Los pequeños comercios de Manzanares, han demostrado ser mucho más grandes que cualquier gran superficie.

Las pymes de nuestra localidad, han sabido adaptarse a esta situación y se han apresurado a facilitar sus teléfonos para atendernos y hacernos llegar todo aquello que necesitamos, sin necesidad de salir de nuestras casas y exponernos al contagio. Nuestros agricultores y ganaderos son gigantes que cada día, se enfrentan a los molinos del miedo armados con su empeño de hacernos servir los alimentos que necesitamos.

La crisis del coronavirus que estamos sufriendo, es dura, muy dura. E incluso esta realidad que vivimos, se vuelve aterradora cuando por desgracia, podemos poner nombres y caras a las cifras que escuchamos de afectados y fallecidos. Cuando nos toca de cerca. Pero lo superaremos, porque somos manzagatos, y por muy hondo que parezca el pozo del covid19, vamos a caer de pie. Y no importa si por momentos nos falta el aliento, porque tenemos siete vidas, hemos sido bautizados con vino blanco y a nosotros, los manzagatos, nada ni nadie nos puede vencer.

 

Jesús Isidro Sánchez de la Blanca

Hablamos con Germán Molina Prados, otro emprendedor de Manzanares, que lucha por hacer lo que más le gusta, en este caso la fotografía. Queremos conocer sus proyectos, su andadura profesional y como no, sus inquitudes.

Cuéntanos un poco sobre ti.

Desde pequeño siempre me ha llamado la atención el mundo del arte en general y el de la fotografía en particular. Me acuerdo de que me encantaba mirar aquellas fotos en blanco y negro que mi padre había hecho en el campo con su pequeña cámara Mamiya. Más tarde empecé a experimentar con una cámara que me regalaron y así acabé estudiando fotografía en la Escuela Superior de Diseño ‘Antonio López’. Después empecé a trabajar en la televisión local de Manzanares detrás de las cámaras, algo por lo que seguro mucha gente me reconocerá. Al mismo tiempo no dejaba de lado la fotografía, aunque fue después de salir de la televisión cuando volví a estudiar más cosas sobre fotografía. Sobre todo orientado al mundo de la fotografía de bodas, porque me di cuenta de que había cambiado mucho ese mundo y me producía curiosidad poder fotografiar parejas, captar su amor, su complicidad… Y en eso es en lo que estoy, en poder atrapar con mi cámara esos momentos mágicos que son las bodas.

¿Cómo surge la idea de tu negocio?

Después de acabar de trabajar en la televisión debo confesar que al principio andaba un poco perdido, sin saber bien hacia dónde ir, pero pronto me di cuenta de que era el momento de reiniciar y dedicarme a lo que realmente me gustaba: la fotografía. Me fui a Madrid a hacer el curso internacional de Fotografía de Bodas en EFTI (Centro Internacional de Fotografía y Cine), guiado por grandes artistas del mundo de la fotografía de bodas como Ed Peers o Andrea Corsi y conociendo a compañeras y compañeros increíbles. Me fui enganchando cada vez más, haciendo un portfolio que me enamoraba a pasos agigantados. Me decidí entonces a enrolarme en el mundo del autónomo y montar mi propio negocio de fotografía: Germán Molina fotografía. Nada mejor que tu propio nombre para que tu marca tenga fuerza y personalidad. Seguí haciendo más cursos (flash de mano o redes sociales -tan importantes para mi negocio-) a la vez que iba trabajando. No tengo estudio físico porque soy un enamorado de la luz natural, así que trabajo en exteriores y en casas; y, por supuesto, en los escenarios que cualquier enlace me ofrece.

¿Qué necesidades trata de cubrir tu empresa?

Trato de dar lo mejor de mí a las parejas que me eligen para que cuente sus historias. Porque eso es lo que más me gusta hacer: contar historias, las historias de sus vidas, de su amor, del día más importante del cual me hacen partícipe. Y yo doy el 100 % para que todo quede de lujo. Hago los reportajes de boda completos y me gusta ser yo quien los hace porque mi manera de contar las historias es algo personal. Por eso soy yo mismo el que se ocupa de todo y por eso no hago más de una boda el mismo día, para poder dedicarme por completo a mis parejas. Mi fotografía es fresca y natural, con un toque de fotoperiodismo cuando toca, procurando que no se me escape ningún detalle como las lágrimas en el momento de las lecturas, las sonrisas en los abrazos… No me gusta hacer que la gente pose mucho. Quiero que todo sea muy natural y me encanta descubrir nuevos sitios donde hacer fotos. La naturaleza me encanta y me encanta que mis parejas se pierdan entre plantas, árboles, agua… Trato que mis reportajes sean únicos porque considero que cada pareja es única, con sus vivencias, sus experiencias, su propia ceremonia y por eso me gusta que se vea reflejado que cada historia es diferente.

¿Cuál es el mayor reto al que se enfrenta tu empresa?

Puedo decir que hay mucha competencia y, además, muy buena, pero creo que el mayor reto tanto para mí como para mis compañeras y compañeros de profesión es que el mundo de las imágenes está muy saturado hoy en día. Mucha gente tiene cámaras con las que hace sus fotos (o incluso con sus móviles), y creo que tenemos que marcar la diferencia entre una fotografía bien hecha y una que no lo está. Debemos reivindicar nuestra profesión, hacer valer nuestro trabajo y que la gente sepa apreciarlo. A la vez, hacerse un hueco en internet también es complicado. Hay muchas imágenes y hay que destacar, pero creo que para eso el trabajo bueno y constante hace que llegues donde quieres estar. Tengo mi propia página web (www.germanmolinafotografia.com) y también dos cuentas de Instagram (@germanmolinafotografia para bodas y @germanmolinaportraits para un trabajo de retratos más personal).

¿Qué propuestas o iniciativas se te ocurren para dinamizar o impulsar la actividad empresarial en Manzanares?

Creo que, sin duda alguna, desde el Vivero de Empresas de Manzanares se trabaja a diario para que la actividad empresarial de la localidad no pare de crecer y mejorar. Pienso que es primordial que se nos informe de todo lo que necesitamos para evolucionar, que se organicen cursos y, sobre todo, que se nos ayude a movernos en el mundo digital, ya que creo que ahora mismo es el presente y el futuro de cualquier negocio.

¿Es Manzanares buena plaza para emprender?

Puedo decir sin temor a equivocarme que disponemos de un buen tejido empresarial y que, además, estamos muy bien conectados. Por no decir que hoy en día a través de internet podemos llegar a cualquier rincón, lo cual es mi pretensión: expandirme y poder hacer bodas en cualquier lugar de la geografía española o mundial.

Tenemos la ocasión de hablar con Miguel Caparrós Zubieta, un almeriense que se estableció en Manzanares y del que decidió emprender en nuestra localidad.

¿Cuéntanos sobre ti para que te conozcan nuestros lectores?

Nací en Almería pero hace la friolera de veintidós años que me viene a vivir a esta tierra manchega generosa que es Manzanares. Aquí he hecho muchos y buenos amigos, he formado mi familia, han nacido mis hijas y he desarrollado mi vida laboral.

En el año  1998 mi mujer y yo abrimos la tienda de lencería, Modimel-la, en la calle Virgen de la Paz y en 2004 nos cambiamos a la calle Jesús del Perdón 46. Posteriormente, en 2008, pasamos a llamarnos “Soloisa Corseteria” y ahí seguimos resistiendo estos tiempos difíciles que nos ha tocado vivir

En lo personal soy sencillo, me gusta la vida de pueblo, la gente que va de frente, la educación, los hombres que tiene palabra, la honradez, los principios y me molestan las injusticias y los ventajistas, imagino que como a casi todo el mundo

A principios de 2017 y por azares de la vida empecé a trabajar para una empresa relacionada con la instalación de fibra óptica como gestor de permisos, durante el despliegue físico del tendido de fibra en Manzanares y Membrilla estuve como enlace con la instaladora y posteriormente pasé a ser comercial vendiendo los productos de MASMOVIL y las empresas del grupo.

Es en septiembre de 2018 cuando empiezo mi andadura en solitario como distribuidor autorizado de Másmovil

¿Qué servicios son los que más os demandan los clientes en vuestra empresa?

Las no hace tanto tiempo llamadas “nuevas tecnologías” son ahora nuestro pan de cada día y la mayoría de los hogares y negocios no entienden su día a día sin un teléfono móvil y acceso a internet. Estos son los productos que ofrece Másmovil. Tenemos distintas tarifas de líneas móviles dirigidas a la variedad de necesidades que tiene el cliente aunque las más demandadas son las tarifas con llamadas ilimitadas mientras que entre los más jóvenes lo que prima son los gigas de datos, cuantos más mejor.  En las instalaciones en casa y negocios el producto más demandado es la fibra óptica en sus variantes de 50 MB y 300 MB por su rendimiento y por su precio ajustado.

¿Qué es lo que caracteriza tu empresa?

Masmovil es un grupo muy competitivo en el sector de la telefonía como lo demuestra las más de 900.000 líneas captadas sólo durante el año 2018 y es, a día de hoy, una de las operadoras más potentes en España.

Mi enfoque empresarial como distribuidor autorizado de Masmóvil, se caracteriza por el trato personal y la atención al cliente. Desde mi mesa escucho al cliente las necesidades que precisa cubrir y le ofrezco el producto que mejor se adapta con el precio más ajustado, es decir, no trato de vender un camión al que necesita una moto.

Otra cosa que distingue mi servicio, y los clientes que han contratado conmigo lo saben, es que después de contratar sigo estando ahí, tanto si me quieren pasar a saludar como si me necesitan porque tengan un problema de cualquier tipo con la compañía y que les voy a atender con la misma solicitud que cuando contrataron. Así, les asisto desde la instalación a la que me desplazo si hay algún problema y durante todo el tiempo que estén con el operador. Dicho en tono jocoso, “yo por mis clientes muerdo”, pero no todos los clientes de Masmovil son mis clientes por desgracia.

Este es mi valor diferencial frente a otros vendedores de Masmovil que contratan por teléfono o por internet, yo doy la cara en todo momento y mi garantía es personal y hacia mis clientes que siempre me van a encontrar en mi tienda de Manzanares.

Con cualquier operadora, no solo Masmovil, cuando contratas por telefono o internet todo son facilidades y atenciones pero una vez contratado la señorita o el caballero que te atendió desaparece y si tienes algún problema empiezas un peregrinaje de interminables esperas a la operadora  a través de los servicios de atención al cliente

Lo que más me animó a establecerme por mi cuenta fue pensar que se podían hacer las cosas de otra manera, me explico, creo que se puede trabajar ofreciendo al cliente el producto que más se ajusta a sus necesidades sin intentar venderle cosas que no ha pedido, que no necesita y que le van costar más caras sólo por el hecho sacar más beneficio.

Así me establecí, con la premisa de que se pueden hacer las cosas con principios.

¿Cómo es el cliente de Manzanares a la hora de solicitar los servicios de internet y fibra?

En general está bastante bien informado de las distintas tecnologías disponibles y en muchos casos vienen con un empacho de ofertas telefónicas y online y hartos de que les timen con datos a medias y otras “sorpresas”.

¿Qué opinas sobre la situación actual de tu sector en la provincia y sus expectativas para los próximos años?

El crecimiento de las telecomunicaciones en los últimos tiempos es manifiesto, evolucionamos hacia un mundo hiperconectado. En Ciudad Real tenemos una tasa de municipios con acceso a internet de alta velocidad aceptable en comparación con otras regiones pero también es verdad que existe un déficit en muchas localidades pequeñas que aún no tiene este servicio y lo previsible es que en los próximos años les llegue a todos. Las velocidades de conexión seguirán aumentando y tendremos más servicios añadidos.

Es necesario convocar una gran mesa multisectorial que analice la situación actual del mercado y de la que salgan directrices para afrontar el futuro con éxito y avanzar con firmeza

¿Qué propuestas o iniciativas se te ocurren para dinamizar o impulsar la actividad empresarial en Manzanares?

Las costumbres de compra de los consumidores han cambiado y eso ya no es discutible. Podemos quejarnos  y no hacer nada o reflexionar sinceramente entre todos para buscar salidas. Creo que es necesario convocar una gran mesa multisectorial que analice la situación actual del mercado y de la que salgan directrices para afrontar el futuro con éxito y avanzar con firmeza

J.I. Sánchez de la Blanca

Hoy en la sección de nuestras empresas, Empresite, hablamos con Sebastián Miñano Salcedo, actual titular de una de las empresas más longevas de nuestra localidad, y que ha sabido evolucionar a lo largo del tiempo. Hablamos de Óptica Selu.

Sebastián, ¿cuéntanos los orígenes de la empresa?

La empresa la fundó mi padre, Sebastián Miñano Martínez. Terminó la carrera de Óptico en 1971 en Madrid y estuvo varios años trabajando allí  terminando de formarse como profesional de Óptica y Optometría. Después de nacer yo,  regresaron a Manzanares e instauró una óptica en la calle Morago que inauguró en Septiembre de 1976,  coincidiendo con día de Jesús del Perdón. Por aquél entonces había pocas ópticas en los pueblos, la mayoría estaban en las capitales y en Manzanares solo estaba Antonio Enrique que vendía gafas pre-montadas y hacía lo que en aquella época se podía.

Fue pionero en este ramo de profesionales, ya que en ningún pueblo colindante había ópticas y empezaron a venir clientes de La Solana, Membrilla, Llanos, Villarta, Alhambra e incluso Ruidera. La empresa se mantenía bien y  fue prosperando gracias a su buen hacer y al de los colaboradores y ópticos que a lo largo de más de 40 años han pasado por nuestros establecimientos. Óptica Selu ha pertenecido a varias cooperativas, siendo FEDERÓPTICOS a la que pertenecemos  en la actualidad.

Ahora eres el que lleva las riendas de Óptica Selu, pero háblanos de tu trayectoria profesional hasta la actualidad.

En el ámbito académico, obtuve la Diplomatura de Óptica y Optometría en la Universidad de Alicante en 1996, realicé un Máster en Optometría y ciencias de la visión en la Universidad de Tarrasa y soy Graduado en Óptica y Optometría desde el año 2012 por la Universidad Europea de Madrid. También tengo  el Grado Superior en Audiología Protésica que cursé en Santiago de Compostela en 2011.

En el ámbito profesional, empecé mi andadura en una clínica optométrica en Las Palmas de Gran Canaria, donde trabajé un año dando mis primeros pasos dentro de la optometría, me familiaricé con los procedimientos de examen y valoración de los diferentes defectos visuales y me especialicé en la adaptación de lentes de contacto.

Posteriormente, volví a Manzanares donde seguí mi formación en nuestra óptica de la calle Morago, al lado de mi padre al que debo lo que hoy en día soy como optometrista y que me enseñó, a parte de los conocimientos optométricos que acumuló en su larga trayectoria profesional, unos valores en los que destacaba por encima de todo la ética profesional, el trato humano y la empatía  con los pacientes.

En el año 2002, abrimos un nuevo centro en el vecino pueblo de La Solana donde comencé una nueva etapa que dura hasta el día de hoy, donde compatibilizo los trabajos de óptica, optometría, contactología y audiología.

En el año 2015, coincidiendo con la jubilación de mi padre, abrimos un nuevo centro donde estamos actualmente, FEDERÓPTICOS SELU en C/ Toledo, 9, con una infraestructura más moderna y amplia, una zona especialmente pensada para la comodidad de los niños, gabinete de optometría con los últimos instrumentos de diagnóstico, gabinete de terapia visual, de contactología, un amplio surtido de gafas de sol y graduado, soluciones para baja visión y todo lo necesario para dar el mejor servicio a nuestros clientes.

¿Qué servicios son los que más os demandan los clientes de vuestra empresa?

Los servicios más demandados son los relacionados con la óptica, el examen visual, la realización de gafas graduadas, lentes de contacto y la venta de gafas de sol. 

Se aprecia una creciente demanda de servicios relacionados con la Audiología y  la adaptación de audífonos. Las personas con problemas de audición cada vez son más jóvenes y unido a la cada vez más elevada esperanza de vida se prevé que estos servicios cada vez  tengan  más relevancia.

¿Qué patologías son las que más tratáis?

Somos profesionales sanitarios de atención primaria que nos encargamos de evaluar el sistema visual, prevenir, detectar y proponer soluciones a los problemas visuales, con el objetivo de conseguir el máximo rendimiento visual con la mínima fatiga. Cuando detectamos alguna posible patología, la remitimos al médico de familia o al servicio de oftalmología.

Los defectos visuales que más tratamos son la presbicia (vista cansada), la hipertropía, el astigmatismo y sobre todo la miopía, cada vez  presente en más población y más joven.

¿Estamos concienciados en cuidarnos la vista?

Yo pienso que sí, cada vez  se da más importancia al cuidado de la visión y a la prevención de futuros problemas visuales, pero los profesionales de la visión debemos seguir haciendo mucho trabajo de información sobre los nuevos problemas visuales que van surgiendo. Vivimos en una sociedad cada vez más digital. Hoy en día todo el mundo dispone de Tv, ordenador, tablet o móvil, todos dispositivos digitales con pantallas la mayoría de luz LED que es muy energética y potencialmente dañina para la retina. Los  posibles daños ocasionados en la retina por la exposición continuada a este tipo de luz son acumulativos e irreversibles y es fundamental prevenirlos, reduciendo la exposición de los ojos a esta radiación en la medida de lo posible y mediante filtros especialmente diseñados para reducir la luz nociva.

Hay que tener especial precaución con los niños, puesto que los ojos de los niños son mucho más sensibles.  Por ejemplo, el ojo de un niño deja pasar 7,5 veces más radiación UV que el de un adulto, pero siguen usando en proporción mucho más las gafas de sol los adultos que los niños.

Otro dato importante a tener muy en cuenta, es el aumento exponencial de la miopía que tenemos en la actualidad y que está considerada como “la pandemia del siglo XXI” por la OMS. Esto tiene una explicación muy sencilla, nuestros ojos no fueron diseñados para trabajar mucho en visión próxima y tienen que hacer un esfuerzo para mirar de cerca, para adaptarse con menos esfuerzo se hacen miopes. Hoy en día pasamos mucho más tiempo mirando de cerca y cada vez desde una edad más temprana, con lo que la aparición de la miopía en la población cada vez es mayor y en pacientes más jóvenes.

¿Qué opinas sobe la situación actual en tu sector en la provincia y sus expectativas para los próximos años?

El nuestro es un sector muy especializado, al frente del que debe de haber un director técnico que se encargue de la supervisión de los productos que comercializamos, tanto ópticos como audiológicos, asegurando una calidad y unos servicios al cliente final. Por eso pienso que nuestros establecimientos están muy bien valorados por  la población en general ya que somos muy accesibles y solucionamos problemas muy cotidianos como son los visuales. Esta es, para mí, la razón de que nuestro sector en general goce de buena salud y las perspectivas para los próximos años sean muy positivas.

¿Qué propuestas o iniciativas se te ocurren para dinamizar o impulsar la actividad empresarial en Manzanares?

Habría que potenciar una Estrategia de Desarrollo Local, conocer las fortalezas de la economía local y definir las líneas de acción para incentivar el desarrollo empresarial y generar empleo. Disponemos de una ubicación privilegiada, con una red de comunicaciones inmejorable y un polígono industrial que crece. Habría que hacer atractiva para las empresas la opción de establecerse en Manzanares.

El pequeño comercio está pasando por unos momentos complicados, sobre todo con la aparición del comercio por internet. La atención personalizada y la inmediatez a la hora de dar soluciones a los clientes son los aspectos fuertes que debemos potenciar para convencer a los clientes de que somos la mejor opción.

Pienso que en tiempos de escasez de recursos hay que potenciar la imaginación y la creatividad y desarrollar iniciativas y proyectos para dar respuesta a las necesidades de nuestros  vecinos.

 

J.I. Sánchez de la Blanca

Lleva poco tiempo abierto pero tenemos con nosotros otra alma emprendedora que ha decidido dar un giro en su vida y dejarse llevar por su pasión que ha tenido presente en toda su vida y lanzarse a la aventura empresarial, invirtiendo su tiempo y su dinero para crear su propio negocio. Es otro ejemplo de querer superarse. Leer más

J.I. Sánchez de la Blanca

Seguimos conociendo a nuestro mundo empresarial que tan importante trabajo realizan para generar riqueza en nuestra población. En esta ocasión contamos con una persona que es Diplomado en Relaciones Laborales, ha desarrollado, entre otras actividades, labores de secretario en la Delegación de Empresarios de Manzanares, en la Asociación Provincial de Industrias Vitivinícolas de Ciudad Real, Responsable de formación bonificada de la CEOE-CEPYME de Ciudad Real y Asesor externo de ASEPEM.

Hablamos con Pedro González Fernández Pacheco, que actualmente es el Director Comercial de la empresa Oportunidades y Estrategias S.L., pero ¿Quién es?

Bueno un profesional hecho a sí mismo, con una especial habilidad para trabajar en equipo y dirigir personas. Muy flexible y con un especial talento para adaptarse al cambio.

Una persona sencilla a la que siempre le ha gustado mucho el deporte, aunque cada vez práctico menos por falta de tiempo.

Una persona al que le gusta disfrutar de los amigos, intento cuidarlos todo lo que puedo ya que para mí son un motor muy importante en mi vida.

Y sobre todo, considero que la familia es vital para el devenir del día a día, orgulloso especialmente de mi mujer, excelente y una magnifica amiga. Dos hijos espléndidos y especiales, Ana y Pablo, en definitiva, un marco especialmente cariñoso cuya disposición extraordinaria me permite disfrutar de mi trabajo.

En definitiva, una persona sencilla.

¿Cómo surgió la idea de esta empresa?

Bueno, surgió por un proceso de cambio de una mercantil que llevaba operando en España desde 1992, por la necesidad de instalarse y expandirse a un mercado nacional.

Tratáis temas tan importantes para la evolución de una empresa como es la implantación de procesos, racionalización de recursos, también abordáis temas de formación, cuéntanos más sobre vuestras actividades.

Si, tratamos gran cantidad de vertientes dentro del ámbito empresarial.

En Oportunidades y Estrategias, bajo su marca OyE, basamos nuestra actividad en servicios para la empresa a través de cuatro pilares fundamentales: formación, consultoría, ponencias y conferencias de alto valor, así como organización de eventos.

Los profesionales que conforman nuestro equipo, acumulamos más de treinta años de experiencia en los diferentes campos que abarcan nuestros servicios, pero, sobre todo, una visión diferente de cómo deben ofrecerse y desarrollarse los mismos.

Desde OyE acompañamos a nuestros clientes en la mejora continua de su empresa, tanto en las divisiones de alta dirección y mandos intermedios, como de equipos y departamentos: comercial/ventas, logística, calidad, compras, RR.HH. o control de gestión, entre otros.

Paralelamente a la formación, en los últimos años, OyE ha adquirido especial relevancia, a través de la Consultoría, en multitud de sectores empresariales, siendo numerosos los clientes los que siguen confiando en nuestros servicios para seguir innovando en su trayectoria empresarial, gracias a herramientas profesionales que les ayudan en la toma de decisiones críticas.

Hemos visto, que desarrolláis un punto de vital importancia en nuestros días, que es el estar actualizado en un mercado tan competitivo como el actual. ¿Qué importancia tiene la formación para las empresas?

Vital, para nosotros es muy importante el Capital Humano como diferenciación de la competitividad de las empresas.

Desde OyE centramos nuestros esfuerzos formativos en la transmisión de habilidades, tanto directivas como de equipos departamentales, encaminadas siempre a las necesidades de cada empresa-cliente, mediante la realización de cursos y jornadas ejecutivas enfocadas a las Habilidades para el desempeño profesional acorde a las demandas del mercado. Por destacarte alguna de ellas:

  • Gestión del tiempo.
  • Trabajo en equipo.
  • Liderazgo y
  • Gestión del conflicto.
  • Motivación para la mejora del desempeño profesional.
  • Desarrollo de habilidades de comunicación.
  • Técnicas de venta y posventa.
  • Organización de reuniones.
  • Atención y experiencia cliente.

¿En qué lugares se centra más vuestra actividad?

Tenemos clientes distribuidos por todo el territorio español, Gijón, Madrid, Soria, Málaga, Pontevedra, Valencia, toda Cataluña, etc., bueno la verdad es que en este sentido no tenemos problemas.

“El mercado está cambiando a pasos agigantados, cada día más no vendemos o transaccionamos por nuestros productos, sino por las personas que median en estos procesos de venta y estoy hay que trabajarlo mucho en Manzanares”

¿Qué opinas sobre la situación actual de tu sector en la provincia y sus expectativas para los próximos años?

En líneas generales, nuestro sector no debe ser localista, aunque muchas empresas se están incorporando a la idea de que la formación no significa un gasto sino una inversión, muchas de ellas aún no han comprendido lo que significa invertir en recursos humanos por lo que el desarrollo de nuestro sector es muy lento.

Empresas como la nuestra crecerán en el futuro no sin antes hacer un esfuerzo en la sensibilización hacia la mejora del desempeño de sus plantillas.

Se debe impulsar “fomento del corporativismo empresarial, las empresas de Manzanares deberían estar más unidos e ir de la mano, las sinergias empresariales son imprescindibles hoy en día en el mercado actual.

¿Qué propuestas o iniciativas se te ocurren para dinamizar o impulsar la actividad empresarial en Manzanares?

Básicamente en el fomento del corporativismo empresarial, las empresas de Manzanares deberían estar más unidos e ir de la mano, las sinergias empresariales son imprescindibles hoy en día en el mercado actual.

También se debería abrir la mente empresarial a otros mercados, no solo al mercado local y diversificar aún más, tenemos la oportunidad de salir al comercio exterior y muchas empresas locales lo están desaprovechando, para ello hay que estar preparados y hoy en día hay herramientas, programas, entidades que te ayudan en estos procesos, etc. especiales para ello.

Muy importante también, es pensar en los recursos humanos que cada empresa dispone, hay que pensar en ellos y trabajar con ellos. El mercado está cambiando a pasos agigantados, cada día más no vendemos o transaccionamos por nuestros productos, sino por las personas que median en estos procesos de venta y estoy hay que trabajarlo mucho en Manzanares, con la potenciación de habilidades personales, técnicas y con estrategias de comunicación idónea.

J.I. Sánchez de la Blanca

Nace una nueva sección en la Revista Siembra, Empresite. Desde aquí vamos acercar al gran público, el valor de nuestras empresas, de nuestros emprendedores, y de nuestros jóvenes que luchan con tesón por sacar adelante sus negocios, sus proyectos y plasmar sus ideas.

Queremos ser su altavoz, el “sitio de las empresas” para dar a conocer y reconocer el valor de la marca Manzanares, de como nuestro tejido empresarial, con sus recursos y su capacidad humana intentan llevar a buen fin sus ilusiones, sus ganas de trabajar, que nos cuenten sus propuestas y porque no… sus quejas. Siembra va a contar con todos, tanto los que se encuentran en nuestra localidad, como los que se han tenido que ir por diversas circunstancias, porque al fin y al cabo, también forman parte de MANZANARES.

Dijo Albert Einstein, “Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad, y la energía atómica: LA VOLUNTAD”, y  día a día es lo que tienen muchos hombres y mujeres de Manzanares, en silencio, sin que la mayoría sepa el esfuerzo personal y económico que conlleva, pero aun así se lanzan a intentar cumplir las metas, creando sus empresas, esforzándose para mantenerlas, innovando, sin dejar de formarse en ningún momento, endeudándose, creando puestos de trabajo, todo para que sus sueños se hagan realidad pero que en definitiva, también, para que se cumplan un deseo de todos: Que Manzanares siga teniendo futuro.

Por eso, desde esta sección vamos a conocer un poco más a nuestras empresas grandes o pequeñas, a nuestros emprendedores y, como no, a nuestros jóvenes que quieren entrar en el mercado empresarial, que a buen seguro tienen mucho que contar y que Manzanares ha de sentirse orgulloso de todas ellas. Leer más