Entradas

Es habitual en nuestros paseos por Manzanares ver incrementarse el número de negocios cerrados y el cartel de “se alquila” o “se traspasa” en los locales comerciales de nuestra localidad. Aun las calles que pudieran resultar más concurridas, son muchos los locales que permanecen cerrados a la espera de que algún negocio pueda conferirles nueva vida. Mientras, el abandono y el deterioro se apoderan de las fachadas y los interiores dejando los locales en un estado que será cada vez más costoso adecuar. Siembra ha consultado fuentes solventes en el ámbito inmobiliario y se ha interesado por la problemática de los locales vacíos y qué salida pueden tener sus propietarios.

Actualmente el precio de los alquileres ha bajado ostensiblemente.

Depende de su estado de conservación y por supuesto de su situación y tamaño. La demanda es prácticamente nula (si bien se reconoce un ligero incremento en el último trimestre) y en la mayoría de ocasiones se llega a lo que se conoce como “acuerdo de conveniencia”: la ganancia es mínima pero los propietarios prefieren tenerlo alquilado por poco a tenerlo vacío.

Emprender en Manzanares: lento y costoso.

La adecuación del local al potencial negocio es obligación del arrendatario (que además tiene la obligación de dejar en el local las reformas realizadas en el mismo) lo que hace que muchos propietarios no inviertan en sus inmuebles por lo que el estado de muchos de ellos es de deterioro absoluto. El coste de la adecuación ha de sumarse al elevado coste (económico y burocrático) que ya tiene emprender un negocio en Manzanares y que puede demorarse años: adecuación a las diferentes normativas de cada tipo de negocio, proyecto de licencia (que ha de realizar un arquitecto), impuestos, permisos municipales… el emprendedor debe empezar a pagar mucho antes de que el negocio empiece a ser productivo lo que en más de una ocasión lo desmoraliza y persuade de no emprender.

Pero, ¿y los pagos? O mejor dicho, ¿Y los impagos? Actualmente la forma de exigir una garantía de pago es exigir al arrendatario un aval bancario por el importe de la renta a pagar en seis meses o un año, sin embargo, la ley de arrendamientos para locales fija la fianza en sólo dos mensualidades. Ante el hecho de morosidad habría que acudir al juzgado y pocos propietarios quieren meterse en un proceso que puede alargarse sine die.

En muchas localidades los locales comerciales ya están empezado a convertirse en viviendas.

Así las cosas, la tendencia en estos últimos 10 años es cada vez menos operaciones de locales, tanto de venta como de alquiler y por supuesto, los precios son mucho más económicos lo que a veces no justifica nuevas inversiones en locales y los propietarios sigen siendo los mismos que invirtieron hace muchos años o que quizá han heredado. Es sabido que antiguamente tener un local en propiedad y destinarlo al alquiler era un seguro de vida, pero esto ya ha cambiado. De hecho, muchos propietarios se plantean cambiar el uso de los locales para convertirlo en viviendas y venderlos o alquilarlos. Esta práctica que es aún embrionaria en Manzanares ya está muy extendida en otras localidades y grandes capitales. El alquiler de vivienda esta en auge y actualmente si que es un buen producto de inversión por la rentabilidad que reporta. ¿El problema? Es costoso, aparte de que debe tratarse de locales amplios y con posibilidad de cumplir la normativa para la vivienda en Manzanares que también es exigente.

 

 

El lugar de la sanidad privada.

De incuestionable carisma, de trato amable y cercano, cualquiera que se acerque a Luís Suárez se siente en una confortable atmósfera de confianza. ¿Será esa la clave para ser emprendedor? Transmitir confianza, entusiasmo, ilusión por crear algo nuevo. Su conversación siempre interesa, sus ideas motivan, su experiencia inspira. Instalado ya desde hace años en Manzanares, su clínica es el resultado exitoso de años de esfuerzo. Hoy resume a Siembra su experiencia entre nosotros.

 

¿En qué lugar situaría el rol de la sanidad privada en la sociedad en general y en Manzanares en particular?

La sanidad privada es una respuesta a la demanda asistencial de muchos pacientes además de un complemento de la sanidad pública. La sanidad pública, en mi opinión, debe ser gratuita y de calidad y el Estado debe velar para que tengamos esta sanidad y que sea sostenible en el tiempo, con lo que debe tomar una serie de decisiones orientadas a la racionalidad y la priorización. Y ahí es donde entramos los centros privados, como complemento orientado a dar una respuesta a la demanda social de determinados servicios o tiempos de respuesta. Adicionalmente damos cobertura a un número importante de pacientes que descargan la sanidad pública, y esos recursos que quedan libres, aunque sean pocos, pueden utilizarse para incrementar y asegurar la ya muy alta calidad de la salud pública.

En Manzanares en particular, atendemos a los funcionarios que ha optado por Muface en lugar de Seguridad Social, somos centro de referencia para accidentes laborales mediante las mutuas de trabajo, atendemos un horario muy amplio para los pacientes que lo necesiten y las ventajas propias de un centro más pequeño que un hospital. Todo ello como ya se ha mencionado, como complemento a la sanidad pública y en colaboración con ella cuando es preciso.

“Hemos estado atendiendo pacientes en la pandemia cuando la sanidad pública estaba suturada”

 

¿Cómo considera que ha sido el papel de la sanidad privada en la crisis de la Covid-19?

Ha sido de gran ayuda y se está aún realizando un buen trabajo en colaboración con la Dirección Provincial de Epidemiología de Sanidad. Desde los centros privados se realizan comunicaciones diarias con esta Dirección Provincial respecto a todas las incidencias Covid para ser una parte importante en la contención de la Pandemia. Adicionalmente hemos estado atendiendo pacientes en plena Pandemia e ininterrumpidamente cuando en nuestros centros de salud y hospitales públicos existía la saturación que todos conocemos, con lo que hemos puesto nuestro granito de arena sacando adelante pacientes, sus consultas y pruebas. Concretamente en Policlínicas AC hemos sido de gran utilidad para el pueblo y la comarca pese a no tener la capacidad técnica y humana de la Seguridad Social en general y del Hospital de Manzanares en particular,

 

¿En qué completa o mejora la sanidad privada el sistema nacional de salud?

En primer lugar, atendemos pacientes de forma integral y por ello no requieren (o no eligen) un centro público. Por este motivo ya complementamos el sistema nacional de salud, siendo una pieza más en el engranaje de atención sanitaria de España. En segundo lugar, en salud todo es importante, y en la línea de la priorización de la salud pública en ocasiones dejamos algunas especialidades un poco flojas, como ocurre con la odontología, la podología, la fisioterapia, la logopedia o la medicina estética y la privada complementa muy bien a la pública de forma particular y en otros casos mediante convenios con el SESCAM. En tercer lugar, la relación oferta/demanda de la clínica nos permite tener unos tiempos de espera muy cortos.

 

¿Actualmente qué servicios ofrece Policlínicas AC?

Más de 25 especialidades médicas y otras complementarias, además de pruebas diagnósticas y cuidado integral de la salud. Procuramos en todas las especialidades optimizar el tiempo que el paciente invierte; si en traumatología es necesaria una radiografía, se hace en el acto y vuelve a pasar con el traumatólogo. Si esto ocurre con una ecografía urológica se hace el acto. Si el cardiólogo requiere un electrocardiograma o ecografía cardiaca, se hace en la misma consulta. Y si el médico general prescribe una analítica y no requiere ayuno, puede dejarse la sangre extraída en ese momento.

Somos centro de referencia para atender accidentes laborales, reconocimientos de empresa, accidentes de tráfico, conductores, funcionarios y otros colectivos.

“Manzanares puede ser una ubicación perfecta para emprender”

 

Háblenos de su experiencia como emprendedor en Manzanares…

Emprender es muy difícil en España. Los primeros años son durísimos y a la vista está los pocos emprendedores que hay, y necesitamos muchísimos más.

Se eligió Manzanares fundamentalmente por tres motivos: no hay saturación de clínicas privadas como puede ocurrir en Tomelloso, tiene hospital y siempre hemos pensado en el complemento con la salud pública y el cruce de las autovías por las ventajas de comunicación para dar servicio no solo a Manzanares. En los momentos iniciales de Policlínicas AC, años 2014 y 2015, contamos con la gran ayuda del Excmo. Ayuntamiento de Manzanares, tanto desde la alcaldía como desde el área técnica municipal, y los vecinos con negocios próximos al nuestro, en la misma Carretera de La Solana, nos ayudaron desinteresadamente y desde el principio, lo cual hace que ya podamos decir que son amigos más que vecinos.

Por tanto, una experiencia muy buena, con las muchas dificultades propias de los comienzos, no atribuibles a Manzanares donde siempre nos hemos sentido y nos sentimos muy bien acogidos.

 

Sabemos que, aunque actualmente se dedica a la sanidad, su experiencia profesional es amplia y procede de otros entornos empresariales, ¿cuál es su trayectoria y por qué acabar desembarcando en Manzanares?

Soy manchego y de Ciudad Real, Ingeniero de Telecomunicación por la Politécnica de Madrid y Máster por el IESE de Barcelona y después de 6 años en Jazztel, trabajé 14 años en Telefónica. En esos años estuve trabajando mayormente fuera de España y pasado un tiempo me fue llamando la idea de emprender y CREAR algo de valor en mi tierra, cerca de casa. No sólo dejé el extranjero, dejé Madrid y aposté por Manzanares.

 

¿Cuál es su visión de nuestra localidad? ¿Hay aún un potencial mayor que descubrir? ¿Es fácil emprender en Manzanares?

Manzanares es un lugar estratégico; además del polígono y del cruce de las autovías tiene los suficientes servicios como para ser una ciudad pequeña más que un pueblo. En muchos aspectos somos la referencia para toda la comarca del Campo de Montiel y el sureste de Ciudad Real. El quinto pueblo más grande de la provincia (INE 2020) y esta ubicación privilegiada, sin duda habilita a Manzanares a crecer y ser mucho más.

Como he comentado, emprender es muy difícil y por desgracia muchos se quedan en el camino; sin embargo, cuando tienes un proyecto motivador en el que crear valor, aportar a la sociedad y a tu gente (y que te permita vivir de él), un lugar de La Mancha… como Manzanares puede ser la ubicación perfecta.

Juan Ramón Morales

Hoy, quisiera, a propósito de algo que me ocurrió hace unos días, comentar una anécdota ocurrida hace muchos años: Un sábado cualquiera, paseando por la que todavía era la Plaza de Las Palomas y viendo que la Parroquia se encontraba, inusualmente abierta, pasé y me senté en el primer banco a la entrada del templo. Entonces advertí que me encontraba absolutamente solo (eso creía yo) en la Iglesia de La Asunción, cuando empezó a sonar el órgano, lo tocaba el capuchino Padre Esteban de Cegoñal, que muy a menudo venía para mantener el órgano, (al final os haré una breve reseña suya) que también ignoraba mi presencia en el templo y se dedicaba a interpretar la Tocata y Fuga en re menor de Bach, para su propia satisfacción (eso creía él, ya que también lo hacía para la mía). Os puedo asegurar que fueron unos minutos, para mí, inolvidables (todavía, cuando escucho esta obra o, simplemente recuerdo aquellos momentos, se me ponen los pelos de punta).­­­­­­ Tras terminar, me presenté a él y estuvimos un buen rato departiendo mientras paseábamos. Coincidimos otras cuantas veces más, siempre por mediación del Padre Cristino (él conocía la relación de amistad que me unía a este último) y siempre nos contábamos algo de lo que había ocurrido en nuestras vidas, de esta forma cada uno sabía algo más de quién era el otro). Tras la marcha de los capuchinos no volví a saber de él hasta finales de enero de 2002 cuando, por casualidad, me enteré de su reciente fallecimiento. Ahora todavía, cuando la oigo, me sigue emocionando y lo sigo recordando.

Os paso unos breves datos de su muy dilatada vida: Nace en Cegoñal (León). Cursa sus estudios musicales en el Real Conservatorio de Madrid, y los de órgano con el maestro Guridi, terminando su carrera con premio extraordinario, concedido por unanimidad por el tribunal; perfecciona en París la técnica de la registración y orientación moderna del órgano. Destacan sus intervenciones para No-Do, Radio Nacional, Congreso Nacional de Música, Congreso Internacional de Organeros, Catedral de León, Congresos Internacionales de Pueri Cantores, de los que es organista oficial; conciertos en América, La Habana, Roma, Oxford, así como, por toda la geografía española. Ha sido organista de la iglesia del Real Palacio del Pardo, San Antonio de Cuatro Caminos, y hasta su fallecimiento de la Basílica Jesús de Medinaceli. Es compositor y acreditado director de coros, fundando dos escolanías: San Antonio y Jesús de Medinaceli. La crítica nacional y extranjera destacan su profunda sabiduría en la interpretación, unida a una depurada técnica, limpieza y exquisita sensibilidad. (Fue quien educó la voz de Raphael, que estuvo en la escolanía que él dirigía y supongo que esto, más que todo lo demás fue lo que lo llevaría a la historia).

Su nombre figura en el Diccionario de la Música y los músicos y en Recursos Musicales de España del Ministerio de Cultura. En 1992 recibe un homenaje por “toda una vida dedicada a la evangelización a través de la música religiosa”. Fallece en Madrid el 16 de enero de 2002, a los 88 años de edad, 73 de vida religiosa y 64 de sacerdote. La Diputación Provincial de León, en su primera entrega de fichas biográficas “Quién es quién entre los leoneses” o figuras relevantes leonesas, incluye al P. Esteban de Cegoñal.

Yo también lo llevaré en el recuerdo.

 

                               Manuel Rodríguez Mazarro

La fregona fue un invento español (Manuel Jalón, 1957). Aquel artefacto ha dado la vuelta al mundo y nos marcó la imagen de “igualdad de género” y espíritu de suelos limpios. Palo largo con final de flecos absorbentes, forma parte de la casa y es una institución.

La comparo con aquella figura recientemente desaparecida del conjunto histórico callejero de Manzanares. Llevaba casi 10 años en tal lugar y posición. He visto grupos, visitas turísticas que se hospedaban en “El Menano” y el punto de encuentro para la guía era este, en el  señor de la meada. ¡cuántas fotografías, miradas y sonrisas habrá presenciado!

Era arte en negro, tamaño natural, plasmado en un tapial, por el nº 18 de la c/ La Paz. Personaje que recordaba la “Guerra de las Galaxias”. Pues, tal institución estatuaria ha desaparecido con todo su porte de incontinencia y sin empapador.

Tal desaparición me desilusionó y me sentí nostálgico, falta algo en aquél tramo de calle, con efecto placebo, biológicamente inactiva. Con sensación de intimidad del “botecillo” para el análisis, orina primera del día.

Me enteré por “decreto municipal” que pintadas y grafitis en las paredes de solares del pueblo fuesen eliminadas.

Aplaudo dicha atención, hay muchos animales sueltos, no comprendo ni entiendo que esos seres que se dedican a colocar sus anagramas en lugares ajenos, ensuciando paredes, veo el estado de su habitación en casa.

Eso es diferente a este Sr. Spock, lo considero técnicamente hibrido, sin efectos secundarios, ni hacía daño, ni mojaba, ni corroía farolas, ni asco daba. Era como una fuente decorativa sin agua, una figura dedicada al riñón, urea, creatinina, ácido úrico. Mi opinión: se debía haber indultado del brochazo blanco. El personaje en tal “status”, era institución de Manzanares.

Pasaba por aquél lugar, sentía tal confort ver al señor representando el proceso fisiológico natural que en ocasiones me hacía aliviar el paso. Recordé otras desapariciones que de ellas nunca jamás se supo, la figura de “la maestra”, la fuente del “Manifiesto” y… tantas otras instituciones locales ¡donde andarán!

Institución fueron las dos figuras porta-lámparas que había en la subida de escaleras del Ayuntamiento, regalo, agradecimiento del conde de Sert (presidente de Federación Sociedad Protectora de Animales) a Manzanares por ayuda y favor que hizo a los animales del abandonado Circo Alemán (1954). Figuras que fueron color caoba y después de oro viejo. No sé, pero han desaparecido de las escaleras. Mi abuela decía: “Quítate tú para ponerme yo”.

 

  Diego R. Gallego Fernández-Pacheco

En las últimas semanas, los medios de comunicación se han hecho eco de la iniciativa de un jubilado que ha recogido más de 600.000 firmas para exigir que la banca atienda presencialmente a las personas mayores que encuentran dificultad para acceder a los servicios bancarios “on line” o a los cajeros automáticos.

Es un planteamiento justo y equilibrado con una generación analógica, que no ha tenido posibilidad o ha encontrado dificultades para engancharse a la tecnología digital.

Siendo una acción que hay que valorar muy positivamente, se le puede también reconvenir que no la haya hecho extensiva a un ámbito más general. Que los bancos dan cada vez peor servicio optando por reducir personal y oficinas (en Manzanares quedan 6 sucursales, hace 5 años había el doble), para que los clientes o usuarios operemos por vía digital es una realidad que subleva a la mayoría, a lo que además, se añaden comisiones desorbitadas Pero las administraciones públicas, las operadoras telefónicas o las empresas eléctricas se comportan de modo parecido.

La administración electrónica, que sin duda es un paso adelante en los trámites ante las instituciones públicas, sin embargo, crea un gran problema para las personas mayores y para la población que ha tenido más dificultad para acceder a los medios digitales.

En el informe Foessa* 2022, recientemente publicado, se pone de manifiesto que la brecha digital es un nuevo elemento generador de desigualdad y exclusión social. Se considera que se encuentran en esa situación las personas que carecen de conexión por wifi, que no disponen de dispositivos con conexión a internet, y que en su hogar no cuentan con alguna persona con habilidades informáticas para realizar los trámites administrativos por la red.

Según ese informe en Castilla la Mancha la brecha digital alcanza nada menos que al 45,2 % de los hogares. La desigualdad de oportunidades se hace patente entre quienes tienen medios y habilidades para operar por internet, y quien no los tienen.

En el tiempo de confinamiento, ha habido una situación muy especial que ha dado un impulso espectacular a la comunicación y relación a todos los niveles por vía digital, pero recuperada la normalidad es imprescindible compaginarla con la atención presencial, con el objetivo de que la desigualdad social no alcance cotas insostenibles.

*Fundación FOESSA (Fundamento de Estudios Sociales y de Sociología Aplicada). Vinculada a Cáritas Española.

En el momento de redactarse este editorial la incidencia acumulada en lo que respecta a la pandemia de Covid 19 baja asombrosamente y nos hemos quitado las mascarillas por las calles a la espera de poder hacerlo ya definitivamente. El cielo nos ha regalado con algunos días de cierto veranillo o, cuando menos, tentativa de primavera y se respira un cierto optimismo a la espera del carnaval, la Semana Santa y la llegada del buen tiempo. Se espera que la agenda municipal se anime poco a poco y a un año visto de las próximas elecciones no sería extraño que este largo invierno de dos años que hemos vivido se caldee definitivamente con profusión de anuncios, actos e inauguraciones. Una de las más esperadas es la inauguración del pórtico de la Parroquia de la Asunción de Ntra. Sra. Sin embargo, ya hemos podido ver el resultado espléndido de los trabajos que se han llevado a cabo bajo la frágil red que la protege de las palomas (¿para cuando la esperada solución al gravísimo problema de las ratas del aire?) y el resultado no puede ser más alentador. Es de justicia felicitar (una vez más) la iniciativa de la Parroquia y por supuesto del Ayuntamiento que ha desplegado en esta ocasión una política cultural de altura, que no piensa en réditos cortoplacistas, sino que dejará una huella en la historia y que ha supuesto una acción política de altos vuelos.  A un alcalde no se es fácil que se le recuerde por tal o cual acto o ni siquiera por haber licitado la implantación de una empresa, por importante que eso sea, pero sí por el que arreglo el pórtico e hizo de puente entre el pasado y el futuro soldando su humilde eslabón en la cadena.

Lo que tienen las calamidades es que cuando éstas pasan nos dan la oportunidad de respirar un aire como de recién amanecido. Todos tenemos la impresión de que llega un tiempo nuevo, de acuerdos, de encuentros, de entendimiento, de colaboración. Crucemos los dedos y ojalá esa expectativa de futuro no quede frustrada.

Últimamente parece que la vida política municipal se ha crispado y que volvemos a revivir los plenos de los años 80-90, ¿Qué ha pasado?¿La vida política tiene que ser así?¿No hay otra forma de hacerlo o es una fórmula de éxito?

Creo que la palabra que mejor define el sentimiento del Grupo Municipal Popular es la indignación al comprobar cada pleno cómo la falsedad y la mentira se han instalado, impunemente, en los discursos del Equipo de Gobierno, como única herramienta para defender su gestión, al más puro estilo Sanchista.

Nuestra lealtad a la Institución que representamos ha quedado más que demostrada con nuestro apoyo a todas las propuestas que pueden mejorar las condiciones de vida de nuestros vecinos independientemente de quien las proponga, para eso hemos venido a la política municipal, pero además tenemos la obligación de velar por la transparencia y por la legalidad en las actuaciones del Equipo de Gobierno y es ahí donde se nos impide ejercer libremente nuestra función de oposición.

Desde el momento en que decidimos dar el paso para representar al Partido Popular en el Ayuntamiento de Manzanares, todo han sido dificultades. En mi caso, una verdadera persecución dirigida contra mi familia durante años que se ha visto traducida en más de cinco sentencias judiciales condenando al Ayuntamiento de Manzanares por despidos improcedentes, manipulación de las bolsas de trabajo e incluso llegando a anular una oposición por constituirse con un tribunal ilegal.

Mis compañeros también han tenido que acudir a los Juzgados para defenderse de las pretensión del Sr. Nieva, que pasará a la historia por ser el alcalde más condenado por vulneración de Derechos Fundamentales en todos los cargos públicos que ha ostentando. Hoy nos gobierna un alcalde que fue nombrado ilegalmente por su partido como Asesor de Compras en la Diputación, al que los jueces pusieron en la calle, pero que estuvo cobrando durante un año del dinero de los contribuyentes.

Nieva cumula sentencias condenatorias como presidente del consorcio de bomberos por su talante antidemocrático y sectario, comportamiento que reproduce en los plenos del Ayuntamiento y en su actitud hacia la oposición por la que también fue condenado en los juzgados al negarnos el derecho a votar en un pleno del Ayuntamiento.

Recientemente, también hemos tenido que defendernos de la campaña de acoso y derribo contra Alfonso López Villalta orquestada por el Sr. Nieva que incluso ha tratado de manipular un informe jurídico del Secretario. Una auténtica caza de brujas, tremendamente injusta, para tapar la más que dudosa contratación de la hija del Alcalde como Asesora Jurídica en nuestro Ayuntamiento, sin realizar un solo examen, sin contar con ninguna experiencia para este puesto, un enorme agravio para tantos y tantos jóvenes de Manzanares que tienen que dejar nuestra ciudad para buscar trabajo.

Ese ha sido el detonante, ese ha sido nuestro “pecado”, defender nuestras ideas con libertad a pesar de las advertencias del Sr. Nieva para intentar ponernos la mordaza en el salón de plenos. Un comportamiento a todas luces impropio de un alcalde que obedece a su desesperación por acallar las críticas por esta contratación e intentando que los vecinos se “distraigan” con otras cosas, poniendo el foco en la oposición cueste lo que cueste y caiga quien caiga, sirviéndose de los medios de comunicación municipales para la difusión de noticias falsas sin ningún tipo de rubor. Si a todo esto le añadimos las continuadas faltas de respeto del Sr. Nieva a las portavoces de la oposición, la situación se hace insostenible. No obstante, nuestro compromiso con los vecinos de Manzanares está intacto y nuestra fuerza para luchar contra todo esto radica precisamente, en la libertad del que no le debe nada a la política ni hace de ella su medio de vida.

Rebeca, usted ha gobernado, ¿Qué es más difícil estar en la Oposición o en el Equipo de Gobierno? Si usted volviera a gobernar ¿Qué cosas que hizo el Partido Popular no haría? y ¿Qué repetiría?

 Gobernar es una gran responsabilidad y la cosa se complica significativamente si como ocurrió en nuestro caso, te encuentras ante el reto de dirigir una ciudad como la nuestra, con un Ayuntamiento totalmente endeudado, fruto de la nefasta gestión  económica de los socialistas que nos dejaron como herencia, facturas sin pagar y telarañas en los cajones después de malgastar el dinero de los manzanareños en rotondas, en lugar de acometer obras importantes como la renovación de la red de abastecimiento de agua, por citar alguna.

Durante nuestra legislatura, tuve el inmenso honor de ser Concejal de Servicios Sociales, dedicándome a esa labor con humildad aportando lo mejor de mí misma al servicio de los colectivos más sensibles y vulnerables, lo que me dio la oportunidad de aprender y crecer como persona. Poner en marcha el Centro de Atención Temprana o el Grupo de Ayuda Mutuo para Personas con enfermedades mentales, fueron proyectos ilusionantes aunque todo hubiera sido diferente si la situación económica hubiera sido más amable.

Desafortunadamente no fuimos capaces de renovar la confianza que los vecinos habían depositado en nosotros. Pero la autocrítica está hecha y toca mirar hacia el futuro. En palabras de nuestro presidente regional Paco Nuñez: “unas veces se gana y otras veces se aprende”, y sin duda alguna, nosotros hemos aprendido de nuestros errores y puedo asegurar con rotundidad, que nos encontramos en condiciones de poder decirles a los vecinos de Manzanares, que estamos preparados para ser una opción de gobierno que no les defraudará, dispuestos a trabajar por el futuro de Manzanares anteponiendo siempre sus intereses por encima de cualquier otro.

 En la oposición el trabajo es difícil por las trabas que se nos ponen para el acceso a la documentación del Ayuntamiento. Hemos pasado de pagar por cada fotocopia como se hacía en el gobierno de Pozas a directamente no tener derecho a ellas ni pagando. Se nos obliga a ir a mirar la documentación en nuestro horario de trabajo y a tomar notas a mano de los expedientes en presencia de los funcionarios.

El Sr. Nieva parece haber olvidado que cuando él estaba en la oposición, la documentación que solicitaba se la remitíamos por correo electrónico para facilitarle su labor. Cuando la gestión es trasparente no se tienen reparos al control de la oposición.

¿Piensa ya en las próximas elecciones y/o en formar la candidatura?¿Se presentará?

 Desde el 27 de mayo de 2019 nos pusimos a trabajar en nuestro nuevo proyecto. Tenemos grandes planes para Manzanares, para que nuestra ciudad sea más dinámica, más limpia, más segura, para que los jóvenes tengan oportunidades de trabajo y también de ocio, para apoyar el emprendimiento con ayudas al comercio, a los autónomos a los empresarios, para que Manzanares tenga más y mejores servicios.

Tenemos grandes planes para el futuro, para despertar a Manzanares de su letargo y que crezca cómo lo hacen otras ciudades de nuestro entorno, para devolver la vida a sus calles, para quitar los carteles de “se alquila” y “se vende”.

Estamos trabajando en un proyecto que suma, que une, en el que cabemos todos y por eso cada día somos más los que pensamos que existe otra forma de hacer las cosas. Si el Partido Popular, confía en mí para liderar este proyecto o formar parte de él, asumiré esa responsabilidad con orgullo y compromiso para servir a mis vecinos.

 

¿Y qué me dice de UCIN, Ciudadanos y VOX? ¿Es posible que se unan en una única candidatura de centro derecha?

 En nuestro proyecto cabe todo aquel que apueste por el cambio de gobierno, Manzanares necesita abrir un nuevo ciclo y el Partido Popular está preparado para liderar ese cambio.

Necesitamos abandonar las políticas socialistas que nos condenan a la mediocridad, que impiden crecer a nuestro pueblo para seguir manteniéndolo “bajo control”, que se limitan a dejar el tiempo pasar para ponerse a repintar, asfaltar e iniciar todo tipo de obras el año de elecciones.

Los socialistas que gobiernan hoy en Manzanares, son los mismos que pactan con los independentistas y los amigos de ETA en Madrid. Son los mismos que nos han abandonado durante la pandemia, los que han faltado el respeto a las víctimas del Covid falseando datos, a las personas mayores de las residencias diciendo que eran personas no válidas, los que han dicho que los profesores se querían ir de vacaciones, los  que no querían reducir el precio de las mascarillas, los responsables de la subida de la luz, de los carburantes, de la cesta de la compra, los que quieren hacernos pagar por utilizar las autovías…y durante todo este tiempo, jamás he escuchado a nuestro Alcalde ni a sus Concejales condenar estas políticas. Quienes quieran formar parte del cambio, tendrán su sitio entre nosotros.

 

Cuesta encontrar al Partido Popular en redes sociales o periódicos pronunciándose sobre problemas locales como la ocupación de viviendas, la seguridad, botellón, venta de droga, la transparencia informativa en los medios de comunicación local. Hace años convocaban debates, proponían actividades y ahora no se les ve ¿Es una realidad o una percepción?

Creo que ha habido un paréntesis obligado en nuestra actividad a consecuencia de la pandemia, aunque a pesar de ella fuimos pioneros en la propuesta de innumerables medidas fiscales y sociales para ayudar a los sectores más perjudicados cuando el Equipo de Gobierno andaba desaparecido: reparto de mascarillas, donaciones económicas y de material de protección, propuestas de reducciones y exenciones de tasas e impuestos municipales, ayudas económicas directas al comercio, a los autónomos y a la hotelería… y un largo etcétera que no se materializó, por el simple hecho de ser propuestas por el Partido Popular.

Yo creo que somos activos en RRSS aunque los medios de comunicación no nos proporcionan la cobertura que nos gustaría tener, de hecho la televisión municipal que pagamos todos, solo nos concede 14 minutos al mes y jamás acude a cubrir actos organizados por el Partido Popular ni a las ruedas de prensa que damos como concejales, ni cuando hemos recogido firmas en contra de la Ley Celaá o en apoyo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, ni cuando nos han visitado personalidades de la política regional o nacional. Recordemos por poner un ejemplo, que la televisión municipal de manera incomprensible tampoco cubrió el debate electoral organizado por Siembra las pasadas elecciones. Nosotros no eludimos los debates sobre temas importantes, como muestra de ello, hemos puesto muchas veces sobre la mesa el problema del botellón.

Respecto a los problemas de ocupación de viviendas, las solución se llama ley antiocupación del Partido Popular, 12 horas para devolver su hogar a la familia que lo ha perdido recuperando las penas de cárcel, pero que ha sido rechazada en el Congreso por el PSOE y sus socios de gobierno.

Vivimos el apagón informativo al que el Sr. Alcalde nos tiene castigados, propio de las políticas en blanco y negro de antaño y de quienes no dejan que libremente cada vecino se forme su propia opinión.

A un año y medio de una nuevas elecciones locales en Manzanares podría hacer un diagnóstico general de los problemas del pueblo.

Asistimos al abandono inmerecido de una ciudad llena de posibilidades y todos los vecinos, salvo el Equipo de Gobierno somos conscientes de que esto sucede, a menos de que por alguna razón esto sea lo que a ellos les interesa.

Alma del vino, Las Jornadas Medievales, La Feria Nacional del Queso, La Feria de la Tapa, las Jornadas EMPLAZA que se celebraban en el Mercado de Abastos…. Fueron algunas de las iniciativas que pusimos en marcha en la legislatura del Partido Popular y que llenaban de vida las calles de nuestro querido Manzanares a la vez que repercutía económicamente en nuestra hostelería, nuestro comercio, nuestras empresas…iniciativas exitosas algunas de ellas abandonadas y otras en decadencia por la falta de trabajo de quienes hoy nos gobiernan.

El ayuntamiento de una ciudad tiene que impulsar la actividad económica para su desarrollo, prestando asesoramiento y agilidad, sobre todo agilidad a la hora de poner en marcha un negocio, en lugar de asfixiar y desilusionar con una cantidad ingente de trámites, requisitos y reparos que llevan al emprendedor a desistir e incluso a llevarse su idea a otra parte donde se les acoja con más facilidades.

Manzanares necesita un impulso que incomprensiblemente no está recibiendo.

 

En el casco histórico hay muchas casas antiguas sin habitar y en estado precario lo que permite que muchas de ellas sean ocupadas ¿Proponéis algún tipo de solución desde un punto de vista de urbanismo? ¿Y de seguridad?¿Es posible frenar la ocupación?¿Es Manzanares un pueblo seguro?

Estamos trabajando sobre algunas propuestas que se incluirán en nuestro programa electoral para la rehabilitación de las casas ubicadas en el casco antiguo que pasan por la concesión de ayudas económicas directas y ventajas fiscales para quienes adquieran esas viviendas y su mantenimiento y conservación, donde tendría también un papel importante la fijación de población más joven con ayudas específicas para ellos.

Esto indudablemente frenaría la ocupación, daría mayor seguridad a nuestras calles y contribuiría al mantenimiento de nuestro patrimonio.

El Alcalde de Manzanares cifró en julio de este año en más de 200 millones de euros la repercusión económica que tendrán en la localidad durante cuatro décadas el conjunto de plantas fotovoltaicas que se están instalando en el municipio y que obligaban a la actual y a futuras corporaciones a tener definida una estrategia como ciudad ¿Existe esa estrategia?¿Ustedes la tienen?

Ese dinero ya se está recibiendo en el Ayuntamiento de Manzanares, por lo que no podemos comprender cómo es posible que aún no se hayan iniciado las obras de la ampliación de la Residencia de Mayores los Jardines, una obra que debería acometer la Junta de Comunidades pero que la vamos a pagar los vecinos para luego regalársela a la Junta y en la que no tendremos preferencia para ocupar una plaza.

Para cuando la construcción del nuevo Pabellón Polideportivo, el desarrollo de la Ciudad del Deporte ubicada en los antiguos Silos, el arreglo tan urgente y necesario del estanque del Parque del Polígono que tiene condenada a las aves acuáticas a la sequía durante meses y a los niños sin parque infantil.

Aún tenemos en la memoria el auténtico desastre del arreglo de las calles San Marcos y Lope de Vega, retrasos injustificados molestias innecesarias a los vecinos un resultado pésimo. Basta un paseo para descubrir el mal estado de las aceras y las inundaciones que se producen en la calzada los días de lluvia.

Si el problema no son los fondos, que los hay, será entonces la falta de competencia de quien los gestiona. En el Partido Popular tenemos una estrategia para Manzanares, para que nuestros vecinos desarrollen su proyecto de vida con calidad en nuestra ciudad y lo pondremos en marcha si nos dan la oportunidad de materializarlo en las próximas elecciones municipales. Del enchufismo y del socialismo, se sale.

 

Por Pedro Lozano Martín Buro

Acción, reacción, repercusión, nunca una ley fue tan simple y clara. El pasado 22 de noviembre se inauguró el nuevo Mercadona al lado del cuartel de la Guardia Civil. Es un 2×1 en toda regla ya que el nuevo supermercado abrirá al mismo tiempo que cierran los locales existentes en la calle Jesús del Perdón y Empredada. Este coloso nacional destaca por su comodidad, precio, variedad y facilidades de acceso, un claro ejemplo del capitalismo moderno que va camuflado y con careta. Como el tiempo que nadie lo ve y pasa sin hacer ruido, estos centros comerciales se van implantando poco a poco creando esas islas de la uniformidad que decía el sociólogo Zygmunt Bauman. Hoy, aquí y allá, todo es idéntico, todo se confunde, nada es distinto, mismo colorido, misma estructura, mismos productos, igual el Mercadona aquí, que en Valdepeñas, Lisboa, Martorell o Castelldefels, solo cambiamos los consumidores.  El nuevo Mercadona con su fachada imponente que brilla con fulgor, es otro “no lugar”, esos sitios en los que no podemos encontrar un sentido de pertenencia, otro sitio sin alma, espacios del anonimato donde el individuo se siente como espectador, sin arte ni parte, nada que ver con la naturalidad de los mercados de toda la vida, las tiendas de ultramarinos o de barrio que habitarán en el fondo del olvido. Lo significativo de estos nuevos centros es su fuerza de atracción, inversamente proporcional a la vinculación territorial, al menos, eso sí, el personal es de Manzanares y en muchos casos, ni eso.

El 2×1 traerá cambios en el pueblo, ni mejor, ni peor, acción, reacción, repercusión. Lo notaremos en la facilidad de aparcamiento, sin zona azul, de momento; en un incremento del tráfico rodado en la carretera de La Solana y las inmediaciones de la rotonda de la gasolinera y de los institutos; en la facilidad de entrada y salida de consumidores de pueblos vecinos; también, en la mayor y mejor prestación de servicios y productos; en una oferta adicional de comidas preparadas y seguro que en el arrendamiento de locales próximos a este centro.

Este cambio de pareja, quid pro quo, por un local más joven después de tantos años, afectará en mayor medida a la celosa calle Empedrada que se ha quedado compuesta y sin novio. Al principio la veremos triste, dolida y abandonada como si estuviera despechada pero quizá esos celos puedan ser una oportunidad para reinventarla y sacar lo mejor de sí misma.

Dada la interrelación entre los espacios y la conducta humana quienes los diseñan, conceden licencias y modifican planes de urbanismo deben promover y generar oportunidades futuras donde no las hay, explotando lo mejor que tiene, su mejor partido, la ausencia de tráfico. Acción, reacción, repercusión.

Remar a contracorriente cansa mucho, pero quien lo hace sabe que está vivo. El 2×1 es tentador y seguro que me arrastrará su fuerza, pero al menos, seré fiel a mi carnicero, a mi charcutero y a mi frutera de siempre, como dice el Papa Francisco «comprar puede ser un acto moral, y no sólo económico». Consumismo con ética y con sentido social, esa es la clave. Acción, reacción, repercusión.

 

Por Manuel Rodríguez Mazarro

Me gusta pasear, observar las modificaciones de mi pueblo, algunas me hacen pensar y otras me cabrean. Últimamente ha habido una que me ha sorprendido y esa tengo que decirla, “es muy difícil saber hablar, pero lo es más saber callar”.

En la fachada del “Centro de Mayores” el cambio de ser mayores por “Día” o sea, hoy es “Centro de Día”, yo que tengo los años precisos y honradamente ganados, presumo de ello. Ir a un lugar donde no encontrarse incómodo y todos ser de mi añada, pues lo han calificado “Centro de Día”.

Recurrí a la bacinada del Sr. Google para asegurarme y dice: “¿Centro de Día para personas mayores? Son equipamientos de atención sociosanitaria donde las personas mayores con algún grado de deterioro físico o alzhéimer, discapacidad sensorial y de movilidad, reciben atención especializada con una finalidad preventiva y rehabilitadora”.

Recuerdo el inicio del casinillo “Hogar del Productor” o “Jubilado”, más o menos sería por los años 1960, en la C/ Cárcel nº 8, salones conocidos por “Monterrey”, donde solían reunirse y ver pasar el tiempo, tomándose un café jugando una partida de algo y mucha TV en blanco y negro como la vida misma. Regentado por Jerónimo Magdaleno y José Villegas el presidente.

El 6 de septiembre de 1970 fue cuando se inauguró el actual “Hogar del Pensionista”, (esquina Jesús del Perdón con Cruces y José Larra) por el entonces Ministro del Trabajo D. Licinio de la Fuente, D. Blas Tello, D. Pedro Capilla (alcalde) y autoridades del momento, época de oro en todos los sentidos para Manzanares. El segundo que se inauguró en España. Edificio que fueron escuelas “Corral del Concejo” adaptadas en estancias de ocio para mayores jubilados.

Se llegó a celebrar el XXX aniversario de tal acontecimiento, interviniendo el Sr. Pozas (alcalde), D. Pedro Capilla y D. Santiago Alonso, delegado provincial de la Consejería de Bienestar Social (7-9-2.000), quien se comprometió a realizar ampliación del Hogar. Han transcurrido años de aquello y el Centro de Mayores ahí está como la “Puerta de Alcalá”.

Me fastidia que se creen estancias como puedan ser “Casa de la Juventud”, “Centro de la Mujer”, “Museos”, Asociaciones Culturales, estancias para gestiones municipales e incluso una  nueva “guardería para perros” con superficie de 1.300 metros, aparte de otro ya existente. Y para los mayores, jubilados que aún estén medio mal, no se tenga un lugar cómodo para esa tertulia amena con el amigo, tomarse el café con sacarina o un vino.

Han transcurrido cincuenta y un años de aquél primitivo “Hogar del Pensionista”. Llegando a ser Centro de Mayores. Sorprende su bautizo de placa actual “Centro de Día”.  Siempre queda el poder rectificar que dicen ser de sabios. Confieso tener mi carnet de socio nº 55.750, gracias a Dios y aún no me considero anciano de soledad. En todo caso “Cumbre vieja”.

 

Por Diego Gallego Fernández-Pacheco

Los programas electorales de los partidos que se presentan a las elecciones municipales aportan con frecuencia ideas novedosas, aunque la mayoría quedan en saco roto, porque solo el partido que gobierna adquiere de algún modo el compromiso de llevar sus propuestas a cabo. Sin embargo, sería bastante razonable  asumir iniciativas de partidos opositores que fueran de interés y aceptables ideológicamente por el partido ganador.

Releyendo los programas, encuentro una propuesta de Izquierda Unida, partido que no obtuvo representación en la actual corporación, que no recoge ninguna de las otras cuatro formaciones que concurrieron a las pasadas elecciones de 2019. La incluyen en un apartado de Educación y Cultura y textualmente dice lo siguiente: “Apoyar la realización de un Proyecto de Estudio Arqueológico en zona del Torreón de Moratalaz, e incluirlo en circuitos de Yacimientos de la provincia”

Es una iniciativa muy importante, digna de tomarse en consideración, con independencia de quien la formule. El sitio de Moratalaz, fue un asentamiento anterior al origen de Manzanares, pertenece a nuestro término municipal y está ubicado muy próximo al exitoso yacimiento arqueológico de la Motilla del Azuer.

Un yacimiento con hallazgos medievales o más antiguos en el entorno de la Motilla, podría llegar a conformar un Parque Arqueológico del Azuer, colaborando con el Ayuntamiento de Daimiel y organizándose visitas conjuntas que enriquecieran el desplazamiento de los visitantes.

Actualmente, solo quedan restos del Torreón, que sin ninguna tarea de consolidación está en un estado muy precario y puede desaparecer en pocos años. El lugar es de propiedad privada, y quizás la primera operación para intervenir en el torreón y su ámbito, sería que el consistorio adquiriese los terrenos necesarios. Después habría que actuar conforme a las previsiones de la Ley de Patrimonio Cultural de Castilla la Mancha, en lo relativo a intervenciones sobre el Patrimonio Arqueológico.

El proceso es complejo y sin duda, prolongado en el tiempo, pero quizás sea este el momento indicado para iniciarlo. En varios municipios de nuestra provincia se está trabajando sobre yacimientos, algunos con muchas campañas en su trayectoria, pero otros muy recientes, como el localizado en El Peral (términos de Valdepeñas y Membrilla). Merece la pena apostar por una intervención en Moratalaz, con la finalidad de descubrir, documentar, investigar o proteger los bienes que allí puedan existir. Los retrasos y la inacción conllevan deterioro de los bienes y expolios.