Entradas

Pedro Villarroel

Hablamos en la anterior entrega de la posibilidad que la muralla de Manzanares no hubiera quedado terminada, o que hubiese dejado de construirse al poco de comenzar sus trabajos, comentando las posibles razones de ese abandono, y concluyendo que esa hipotesis de muralla inconclusa, es algo posible e, incluso, probable… Pero también supimos que hubo un proyecto escrito, en donde se habla de las características que esa muralla debía tener, y hay evidencias concretas de que Manzanares tuvo muralla, por los vestigios encontrados de su construcción de tapiales en varios puntos de lo que fue su trayecto. En todo caso, es innegable que, desde hace siglos, no queda en Manzanares nada de la muralla majestuosa que anunciaba su proyecto constructivo, y de eso, del ¿por que no quedó nada de la muralla?, versará esta última entrega acerca de la historia de la muralla de Manzanares.

Hemos de suponer, que la muralla de Manzanares, fuese cual fuese el tamaño que alcanzó, desapareció por completo en menos de dos siglos, por lo que dijeron algunos notables de Manzanares a Felipe II, en las Relaciones acerca de las características que tenía esta villa, allá por 1579”…cuando, contestando al tema de las murallas, adujeron lo siguiente:

Que se sabía haberlas tenido el pueblo, pero en aquellos años ya no se consideraban tales”…

Ademas de este contundente aserto, lo cierto es que no hay escrito ni documento alguno, de los que se han conservado en los Archivos de la Orden Calatrava, donde los visitadores que, regularmente, auditaban el Lugar de Manzanares, citen una muralla en los Siglos XIV y XV, antes de esas Relaciones hechas a Felipe II…No sabemos que llevó a esa situación, aunque ya reflexionamos sobre posibles causas en el anterior capítulo de esta serie. Como comentamos, quiza no se pudo construir, dada la magnitud de un proyecto a realizar por los menos de mil habitantes que tenía, entonces, Manzanares…Quiza la caida en desgracia de Frey Juan Nuñez de Prado, en 1352, principal instigador de su construcción, llevara a la suspensión de las obras un año después de su comienzo, pero tampoco sabemos si fue así. No hubo noticias..ni de grandes batallas, ni de catástrofes naturales en la época, por lo que a ninguna de esas razones parece imputable la desaparición de la muralla…Quiza todo eso influyó… pero, en todo caso, la más probable y fundada de las explicaciones para esa desaparición, es que: la razón por la que se construyó, terminó mostrándose poco consistente, ya que el Lugar no fue atacado por nadie, y los vecinos empezaron a ver a la muralla como algo innecesario, que impedía el crecimiento y la expansión de un Lugar tan prospero como era Manzanares por entonces. El amplio desarrollo de la ganaderia, como fundamento del crecimiento de Manzanares en su primer siglo de existencia, tenia lugar y asiento en las afueras del Lugar, en los pastos cercanos a las cañadas reales y en cuevas, próximas al Azuer, en los aledaños del Torreon de Moratalaz donde existían, además, pozos muy ricos en agua, que se utilizaban como refugio de ganado y pastores tranhumantes y como abrevaderos. El Lugar de Manzanares se nutría económicamente de los impuestos que imponia La Mesta a los dueños de esos ganados, por la utilización de nuestro agua y pastos, pero muchos de estos ganaderos no vivían en el Lugar…Los aldeanos de Manzanares, aun eran escasos en número, y podían tener sus viviendas por dentro del perímetro de las murallas. Sin embargo, ya justo por la época en que se construyó la muralla, comenzó a crecer la actividad agropecuaria en Manzanares, ante las enormes posibilidades de las tierras de su encomienda, por la riqueza en agua de su subsuelo. No solo era muy rica y feraz la vega del Azuer, famosa por sus huertas en toda la región, incluso antes del nacimiento de Manzanares… es que todos los terrenos existentes, dentro de las lindes de la encomienda, tambien eran muy ricos.. De forma y manera, que Manzanares, en pocos años, cambió la actividad ganadera por la agropecuaria, como primera fuente de vida e ingresos. Mucha gente forastera resultó atraida por estas riquezas naturales, y comenzaron a asentarse en el Lugar, incrementando su vecindario, que ya no tenía cabida por dentro del perimetro de la muralla. Asi la cuestión, las casas comenzaron a crecer por fuera de la misma, certificando su defunción, ya que el cercado, o lo que hubiera de él, quedó engullido en el interior del Lugar, perdiendo, de ese modo, la utilidad defensiva que se le quiso dar en origen… Los nuevos aldeanos del Lugar, fueron derribando la muralla, poco a poco, reutilizando sus tapiales y piedras en las nuevas construcciones que expandíeron el área urbana.

…De esa manera, puede decirse, que los descendientes de aquellos que construyeron la muralla, decidieron derruirla… y acabaron con ella y con su historia en Manzanares.

 

Pedro Villarroel

Manzanares se convirtió, al primer siglo de su existencia, en un emporio económico de Calatrava. Ciertamente, su defensa justificó la idea de amurallar el poblado, algo de lo que hablamos en la primera entrega de esta serie.. En esta segunda, hablaremos de cuando, y en cuanto tiempo, se debía construir y cual era su recorrido, estructura, configuración y aspecto exterior….Y de lo que sabemos, porque quedó escrito en el documento de 1352, firmado por el Comendador Nuñez de Prado y nuestro Concejo…junto a lo investigado por relevantes paisanos, como Jose Antonio García Noblejas, Jeronimo Lozano García-Pozuelo, Antonio Bermúdez García Moreno y Diego Gallego Fernández Pacheco, tenemos suficientes datos para hablar de lo pretendido en esta crónica…

En el proyecto de muralla pactado en el histórico documento de 1352, se especificó que el cercado habría de terminarse en cinco años, y que debía construirlo la propia gente de Manzanares. A cambio, y en compensación, la encomienda eximía a los aldeanos de una serie de “pechas” (impuestos). Lo primero que se hizo, fue medir el perímetro de lo que entonces era el Lugar de Manzanares, y sabemos que fue de unos 1.000 a 1.100 metros, . La muralla, en ese perímetro, y con ese metraje, estaba ubicada, y seguía el curso de las actuales calles:, Virgen de la Esperanza, Iglesia, Hoz, Antonio Iniesta, Plaza de Santa Cruz y calle Pizarro,.. al término de está, la muralla cortaba la calle del Carmen, se continuaba por lo que era jaraiz de la casa de Jonte, y terminaba, cerrando su contorno, en la calle Virgen de la Esperanza.. Estas calles por donde iba la muralla eran conocidas con el único nombre de “callejuelas de la hoz”, por el similar aspecto del cercado con esa herramienta.. El mango de la hoz, único tramo recto de la muralla, era, precisamente, el primer tramo de la callejuela que hoy conocemos como “calle de la hoz”, que va de la calle de Nuestro Padre Jesús del Perdón, hasta la mitad de dicha callejuela, luego se iniciaba el curvado continuo que caracteriza la hoja de una hoz, siguiendo el recorrido citado anteriormente.. El cercado se diseñó a base de tapiales sucesivos, de unos dos metros de largo (530 en total), y de anchura similar (unos 2 metros) a la de las paredes del Castillo, donde, como hemos visto, se iniciaba,y concluía el amurallamiento… dejando, en su interior, el “casco histórico” de Manzanares.. Los cimientos de la muralla, de cal y canto, debían tener dos metros de anchura, y estar acabados en 1353…Cada año posterior, tendría que levantarse un metro de cerca, para tenerla completada, en toda su altura, en cinco años. El último año, además de la tapia correspondiente, se debía construir el antepecho del cercado, con almenas, saeteras y un suelo de cal y arena, para facilitar la eliminación del agua en caso de lluvia. Por último, en el diseño del cercado, se contemplaban tres puertas de acceso al poblado; una, llamada “puerta de saliente”, situada junto al castillo, en un edificio conocido en tiempos recientes como “El Pajarón”, otra, conocida como “puerta del norte” , situada en la calle Iglesia, en lo que es hoy la entrada al “callejón del ejército”, que une la citada calle Iglesia con Reyes Católicos; y otra, la “puerta de poniente”, que estaba situada en el tramo de muralla que cercaba la Plaza de Santa Cruz.

Quedan sin embargo, en la historia de esta historia de la muralla de Manzanares, algunas cuestiones a responder, que ofrecen dudas, y que serán objeto de las siguientes entregas de esta serie …¿se completó?…¿porque no quedó casi ningún rastro de ella a los dos siglos de su construcción?….De todo ello, intentaré dar cuenta en siguientes entregas…y para terminar esta; por su curiosidad y valor histórico, aquí van los párrafos del documento histórico de 1352, en donde se comentan, al lenguaje de la época, todos estos aspectos de cómo y de que manera, en tiempo y forma, habría de hacerse la muralla:

que seáis obligados de cercar el dicho lugar de Manzanares en estos dichos cinco años que nos vos facemos esta merced la cual cerca habéis de facer en derredor del dicho lugar por el lugar que nos el dicho Maestre e vos los dichos procuradores e concejo lo […] e medimos que fallamos por la dicha medida que montan quinientos e treinta tapias el primer cerco en derredor del dicho lugar e habéis de hacer la dicha cerca en esta manera, el primero año que será en la era de XCI años que fagades el cimiento en derredor del logar que sea fecho de cal e de piedra de una tapia en alto e en los otros cuatro años primeros siguientes que fagades en derredor del dicho lugar el adarve de cuatro tapias en alto de buena tapia gruesa de tierra e otra tapia angosta encima que sea antepecho e encima sus almenas en que los dichos cuatros años que fagades cada año una tapia en derredor del dicho lugar e el postrimero año que fagades el dicho antepecho e almenas e que fagades encima del dicho adarve todo en derredor el suelo de cal e de arena fasta dos palmos en alto e le fagades el ala de losas por do vierta el agua fuera del dicho adarve e la marca del cimiento e de las tapias gruesas que sean tan anchas como el adarve del castiello del dicho lugar e que aya cada tapia en alto cinco palmos e otrosí que fagades las saeteras de las tapias que […] fueren de cal e de arena e que fagades tres puertas en la dicha cerca por do entren e salgan al lugar do entendieren que más complieran en guisa que todas estas labores e cada una de ellas sean bien fechas e acabadas de cada uno de los dichos cinco años”. por su sazon a bien vista de maestros e sinon por cada favor que falledieredes o alguna lavor non dieredes e non ficieredes como dicho es que nos pechedes diez mil maravedíes en pena dela moneda que agora corre que facen diez dineros el maravedie por postura cierta e sosegada que ponedes con nusco e la pena pagada o non pagada que seades tenidos a facer la dicha cerca e las dichas labores que le pertenecen según dicho es; salvo si las dichas labores o alguna dellas fincare de se dar e facer en alguno de los dichos años por grandes .aguas o por fuertes tiempos en manera que las non podades dar e facer et quanto por tales embargos como estos o por cualquier dellos forzare de se facer las dichas labores o alguna de ellas que vos los dichos Procuradores o el dicho Concejo o vros. subsesores o qualquier de vos o de ellos seades tenudos de facer las dichas labores que asi fincaren en el año primero que se seguira de mas de las dichas otras labores a las que hovieredes facer por qualquier manera o razón que pechedes a nos e a nros. sucesores 50. M. mrs. en pena de la dicha moneda por pena e por postura contra que conusco ponedes la pena pagada e non pagada que seades tenudos de facer e complir todo lo que dicho es. E non el dicho Mtre. por nos e por la dicha nra. Orden e por nros. sucesores otorgamos que vos no podamos pasar ni ir contra esta mrd. e bien que vos facemos ni contra parte dello en todo este dicho tiempo delos dichos cinco años e si contra ello fueramos o contra parde ello nos o otros por nos en el tiempo de suso dicho por alguna razón o dro. que por ayamos en qual manera quor maguer quisiéremos decir que fuésemos en ello engañados e…vos que lo non podamos facer ca de todo nos partimos e renunciamos expresamente en esta carta en nos los suso dichos procuradores por nos e por el Concejo de Manzanares nos obligamos”.