Entradas

“En Fagus Editorial entendemos la literatura como un diálogo colectivo, un diálogo que construye la humanidad a través de los siglos y de los espacios, y creemos que en este diálogo hay voces que faltan: la de los niños, niñas y adolescentes, la de escritores «malditos», la de mujeres que se atreven con temas tabú”

 Me encanta cruzarme con personas que aman los libros y la literatura. Y si, además, han elegido Manzanares para llevar a cabo sus sueños la emoción es infinita. Hace varios meses me encontré, por casualidad, con una nueva editorial a través de la red social Instagram. Para mi asombro localizaba su editorial en Manzanares, Ciudad Real, Castilla La Mancha. Desde entones, mi curiosidad me hizo acercarme a estas novelas que acababa de publicar y a conocer quién estaba detrás de ese logo.
Después de varias conversaciones con ella, me pareció una gran idea presentárosla a todos vosotros, para que conozcáis su trabajo y para que veáis que, a veces, los sueños se pueden cumplir.

 

¡Hola, Silvina! Es un placer tenerte en estas páginas de nuestra revista. ¿Quieres presentarte antes de comenzar?

Mi nombre es Silvina Elías, tengo 40 años y, ante todo, soy mamá de Guadalupe y Ernesto. Estudié Letras Modernas en mi ciudad de origen, Córdoba, Argentina y Filología Hispánica en Salamanca, casi una década convirtiendo el placer de leer en mi «deber» y ahora, nuevamente, desde la labor editorial, puedo hacer de ese placer un oficio y dar salida a mi vocación.

1- ¿Cómo se te ocurrió este proyecto?

Este proyecto editorial está construido, desde dentro, por los propios textos. Un puñado de textos inéditos, increíbles, imprescindibles que, sin embargo, duermen en los cajones cuando su verdadero lugar son las estanterías de librerías y bibliotecas. Aunque algunos de sus autores ya no están entre nosotros, decidí tomar el testigo y concluir esta tarea que siento como necesaria por el aporte que significa al campo del arte y la literatura.

Y desde fuera, las condiciones objetivas que han hecho posible que me lanzara a la aventura tienen mucho que ver con Manzanares y las posibilidades que brinda al emprendimiento.

2-¿Por qué optaste por Manzanares para abrir una editorial?

Vivo en Manzanares desde hace 11 años y, como me gusta decir, este es el pueblo de mis hijos, donde han nacido y se están criando maravillosamente, tanto por la tranquilidad del entorno como por la calidez de su gente.

Unos meses antes del inicio de la pandemia, me acerqué al Vivero de Empresas para darme de alta como autónoma y así poder facturar unos trabajos de corrección que estaba realizando para otra editorial. Allí me encontré con una atención personalizada, un espacio de coworking de primer nivel y un programa para emprendedores que puso a mi alcance una cantidad de recursos humanos y materiales que me hicieron pensar: «es ahora o nunca».

3- ¿En qué consiste tu trabajo?

El editor es la parte menos visible de un libro y su trabajo consiste sobre todo en «reunir». Reunir artistas: cuando entre el escritor, escritora y quien ilustra hay sintonía y se sienten identificados, eso es mágico; reunir la idea del libro con quienes lo hacen materialmente posible: impresores y maquetadores; reunir textos entre sí y ponerlos a dialogar entre ellos… y, al fin, reunir al libro con sus lectores … esa es la mayor satisfacción.

La editorial selecciona textos de acuerdo a una propuesta cultural, los corrige y decide cómo se van a presentar al lector: un formato económico y accesible o un formato de lujo son, en definitiva, una declaración de intención sobre el lugar que creemos que tendrá el libro en la vida de los lectores y lectoras.

En Fagus Editorial entendemos la literatura como un diálogo colectivo y creemos que en este diálogo hay voces que faltan: la de los niños, niñas y adolescentes, la de escritores «malditos», la de mujeres que se atreven con temas tabú. Queremos que todas las voces resuenen en nuestros libros, tal y como suenan en la vida.

Actualmente, el mercado editorial ha tenido una gran diversificación con las posibilidades que ofrece a lectores noveles la autoedición o coedición. Este modelo tiene grandes ventajas, sobre todo, que no es necesario hacer una inversión económica fuerte y es el modelo que nos ha permitido acceder a grandes autores desconocidos.

Sin embargo, en el modelo «autor paga» hay cosas que se pierden por el camino, como la calidad y que los libros se enfrentan en solitario al universo literario, sin formar parte de una colección que los «arrope».

Por esto, asumiendo los riesgos que implica, hemos optado por un modelo editorial tradicional en el que el autor no paga para publicar sus textos, donde cada libro forma parte de una propuesta cultural más amplia y está impreso en una tirada y calidad adecuadas para que pueda ser incluido en el catálogo de todas las bibliotecas públicas.

 

4- Estamos en la era de las nuevas tecnologías y del emprendimiento. Alguno de nuestros lectores estará planteándose emprender en algún negocio que a priori podría “dar vértigo”. ¿Les animarías a llevar a cabo su proyecto? ¿Qué pasos has seguido para tener tu propia editorial?

Sí, claro que sí. Animo a emprender si se dan los dos factores que antes mencionaba: desde dentro, tener esa razón que nos empuja a emprender más allá de la necesidad crear nuestro propio empleo. Y, desde fuera, objetivamente, contar con la infraestructura y el apoyo de instituciones. Para mí tras varios años de dedicarme solo al cuidado de mis peques, lo fundamental para ponerme en marcha han sido las sinergias con los compañeros y compañeras y su talento.

 

4- ¿Qué novelas has publicado en la editorial? ¿Son escritores que ya conocías, los has buscado tú, han llegado ellos a ti…?

Curiosamente todavía no hemos sacado a la luz novela. Hemos empezado por cuento infantil, testimonios de vida y relatos cortos. En proceso de producción tenemos a punto novelas de dos grandes autores, Gregorio Echeverría y Ricardo San Esteban y otras que van llegando.

A Ricardo tuve la suerte de conocerlo personalmente hace muchos años cuando él era ya un escritor con gran trayectoria y premiado. A través de él, conocí a Gregorio Echeverría, otro gran escritor más premiado que publicado que, antes de dejarnos, me entregó uno de esos manuscritos que han empujado este proyecto. Me emociona mucho recordar cuando le hablé de mis ganas de publicar su libro y cómo en sus últimos correos me llamaba «mi editora». Otra novela inédita que empuja desde dentro, me ha acompañado toda mi vida, desde que tengo memoria: es la biografía novelada de mi abuelo, Emilio de Arriba, la historia de un pícaro nacido en la sierra de Béjar, la de un emigrante español en Argentina, la de un «analfabeto» (como decía de sí mismo) ávido lector del Quijote.

Luego, cómo se encuentran editores y manuscritos, manuscritos y editores, creo que va más allá de la lógica. Podemos llamarle destino o no, pero mientras leía El silencio no me deja dormir, no sabía quién llamaría primero a quién, pero sabía que Fagus Editorial y África Crespo íbamos a coincidir.

 

5- Estamos viviendo momentos muy complicados a causa de la situación sanitaria. Muchos empleos se están viendo perjudicados a razón de ello. ¿Cómo está afectando al mundo editorial? ¿Y al librero?

Como para casi todos, la pandemia ha supuesto un golpe fuerte para el mundo editorial. La creación de libros en 2020 tuvo un freno importante porque faltaron espacios fundamentales de encuentro entre lectores y libros: las librerías, que estuvieron mucho tiempo cerradas y aún ahora tienen sus aforos limitados, y las ferias, lo mismo. Las restricciones han empujado a que muchas editoriales y librerías tradicionales hayamos recurrido finalmente a poner los libros a la venta a través de Amazon y otras plataformas digitales y eso entra en contradicción con apostar por el comercio de cercanía.

 

6- En cuestión de presentaciones de libros, firmas, ferias, difusión en librerías y bibliotecas… ¿cómo estás consiguiendo hacerte hueco siendo una editorial que ha nacido hace poco tiempo?

Sinceramente, esta parte ha sido más difícil de lo que esperaba, no sólo por ser un proyecto nuevo en un mercado donde hay editoriales con una trayectoria impresionante, sino por las restricciones de las que hablábamos. Pero, por un lado, cuento con el apoyo de profesionales del marketing y las relaciones públicas a través de la agencia Philia y con la atención personal y cercana de Instituciones responsables de Cultura, y, por otro lado, ha sido muy curioso descubrir espacios alternativos como librerías con una propuesta cultural muy activa o la sala de ensayos Madreams.

7- Vamos a ir terminando. Imagino que en el mundo digital que vivimos podemos encontrarte en las redes sociales y alguna página web. Cuéntanos dónde pueden descubrir los lectores las novelas por las que estás apostando.

Nos encantaría que nos visiten en nuestra web www.faguseditorial.com creada por Philia y encontrarnos en redes sociales para hablar de libros y literatura, Instagram y Facebook: @faguseditorial y para los más jóvenes Tik Tok, un espacio donde estamos presente gracias sobre todo a la ayuda de mis peques.

 

8- Vamos a hablar de planes de futuro, aunque ahora haya que andar con tiento en esto de los planes. ¿Qué proyectos tienes a corto plazo? ¿Y a largo plazo? ¿Hasta dónde te gustaría llegar? ¿Cuál es tu sueño por alcanzar?

Aunque a veces se demoren, los proyectos finalmente salen y de alguna manera encuentran su camino hasta las manos que los necesitan.

En imprenta, ya a punto de salir, tenemos un trabajo 100% local, el cuento infantil Cochinilla y Caracol de Pilar Sánchez Miranda ilustrado por Virginia Caro, creado en Manzanares. La de Pilar es una de las voces más emotivas y profundas que he escuchado últimamente y de Virginia ya conocemos su enorme talento artístico.

En la misma colección, una colección pensada para los más peques, para nuestras Criaturitas, María Márquez, vecina de Bolaños de Calatrava, autora de El Chubasquero de Aurora y Poecuentos está preparando junto a Cristina Pozo un cuento muy especial y a la vez educativo sobre ese elemento tan curioso que es el tiempo:  Pídele tiempo a la luna.

También para los peques, apostamos fuerte por escuchar sus propias voces y por eso hemos creado la I Convocatoria de cuentos Peque Artistas, que estará abierta hasta el 3 de octubre. La propuesta es crear una antología de cuentos escritos e ilustrados por niños y niñas (entre 6 y 12 años) de todo el territorio español. Además, se trata de un proyecto solidario que donará los derechos de autor a la Fundación Aladina. En fin, hay muchas cositas: el debut de una voz adolescente con Cómo sobrevivimos a una pandemia mundial; Delirios de un sátiro enajenado de Beni Domínguez; un trabajo sobre pliegos de cordel de Pipo Contreras; y para novela tenemos, como te decía, propuestas internacionales que llegan desde mi tierra natal y propuestas locales. Por un lado, Capiangos. Rasgaduras en el espacio tiempo, de Ricardo San Esteban y el Libro negro de Gregorio Echerverría, una obra de realismo mágico (uno de los géneros más amados por los lectores) y, la otra, muy surrealista. Por otro lado, África Crespo tiene una sorpresa para sus lectores y se atreve con un género de novela muy diferente a El silencio no me deja dormir.

Para el futuro espero que Fagus Editorial pueda ser un referente de literatura disruptiva, donde el lector sepa que va a encontrar voces que no suenan en otros espacios, libros hechos con mimo, con personalidad, en definitiva, obras de arte totales.